Sacerdotes celebran la Misa disfrazados de animales y payasos en una diócesis de Argentina

sacerdotes payasos Argentina
|
Como se suele decir en la jerga policial, la colaboración ciudadana suele ser muy importante a la hora de denunciar algunos hechos. Dentro de la Iglesia, también ocurre algo parecido.

A la redacción de Infovaticana, ha llegado un correo de un lector de Argentina para denunciar los abusos litúrgicos por parte de algún sacerdote de la diócesis de Río Cuarto, provincia de Córdoba en Argentina, que celebran la Santa Misa como si fuera un «show» en donde se visten de payasos o se disfrazan de animales con el objetivo de hacer de la celebración algo «apto» para los niños, según cuentan los propios sacerdotes implicados.

Este lector, asegura que «en expresiones de algunos de ellos hay que «aggiornar» la celebración. A mi modo de ver se pierde la sacralidad». Además añade que «en reiteradas oportunidades le he comentado esta situación de algunas parroquias al señor Obispo Adolfo Uriona y que debería llamar la atención porque no se estarían respetando las normas litúrgicas de la Iglesia».

Ante esa denuncia al propio obispo de la diócesis, asegura que «ni me escuchó ni tampoco se manifestó jamás al respecto. Por el contrario, reacciona de mala manera». Este feligrés de la diócesis de Río Cuarto, añade que «estos abusos litúrgicos se los mencioné también al señor vicario general, el sacerdote Juan Carlos Giordano, te miran y no atinan a nada».

Sobre la diócesis de Río Cuarto, afirma que «se presenta como una de las más «fraternas» de Argentina, pero los curas delante de los fieles se critican unos a unos de manera espantosa. Toda una puesta en escena. Muchas parroquias dejan que desear no solo en el modo de celebrar los sacramentos sino también en el manejo de los vasos sagrados. Mugrientos, rotos y sin cuidado», lamenta el denunciante.

Además, señala como hechos concretos los siguientes abusos: «me consta que el párroco de Canals, Carlos Ricci, no usa el ambón de mármol ni el altar, pone un atril y una mesa cualquiera delante del altar para oficiar. Desconoce que ese altar de mármol de carrara fue consagrado. Otro sacerdote usa pelucas de diversos colores durante la santa Misa, el padre Carlos Costale. El sacerdote Jorge Reinaudo, párroco de Buchardo, vive en las redes sociales, Facebook, tik tok, Instagram. No habla de Dios. No usa para catequizar. Muestra su cuerpo y sus bailes. Este sacerdote le escribió al Papa Francisco y parece que recibió el plácet para esas tonterías o al menos eso interpretó él. Le escribió al Papa cuando recibió miles de críticas y comentarios negativos a su exposición en los medios, ya que la mayoría coincidía que no aportaba nada nuevo ni bueno.

 Otro hecho que pone de relieve es «un invento que le llaman «monasterio» Virgen del signo dirigido por Gerardo Rivetti, un cura que se hartó de ser párroco y de renegar con la pastoral y se puso un «monasterio» con intenciones de dedicarse a la vida de oración, silencio etc, pero ahora vive en las redes sociales y resulta que bautiza, oficia bodas y entierros. Uno se pregunta, ¿no es que no quería hacer la pastoral de los párrocos? El obispo sabe de esto y no dice nada».

 «El canonista de la diócesis, el sacerdote Mauro Schwerdt se disfraza de algún animal de Disney los domingos. Descuidan muchísimo la liturgia y todo lo referente al culto. Al Papa Francisco, su amigo y mano derecha el arzobispo de la Plata, Víctor Fernández ,le ha hecho creer que es una diócesis maravillosa, fraterna y solidaria. Es una diócesis rica con mucho campo y el obispado jamás rinde cuentas ni siquiera a sus sacerdotes, pero te extorsionan con los impuestos y colectas imperadas», cuenta este laico a Infovaticana. Por último, a todo esto se añade también la actitud de Ángel Ciappino, sacerdote en La Carlota que celebra la Misa disfrazado de payaso con una peluca.

 Seguramente, la intencionalidad de estas acciones no sea la de buscar un mal sino intentar hacer «la misa más amena para los niños». Es probable, que la carencia de formación doctrinal de estos presbíteros no les haga entender que el fin, no justifica los medios.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
51 comentarios en “Sacerdotes celebran la Misa disfrazados de animales y payasos en una diócesis de Argentina
    1. NO creí que se llegara a esto.
      Es grave.
      Pero que Bergoglio se ande con mucho cuidado, porque yendo por ese camino, no llegará al cielo, ya que si bien él no es culpable directo en este caso, sabiéndolo, no toma medidas.
      Además de escarnecer a la Iglesia, nos escarnece a nosotros, diciendo: «Recen por mí».
      Es raro que no haya algún soylegionario, ACS, Algia y tantos defensores del Bergoglio, que dén su opinión en esta noticia.

      1. Hola Claudio!!! Disculpa mi tardanza, lo que pasa que además de leer este portal de noticias tengo otras cosas que atender en mi vida diaria. Y yendo a lo que trata este artículo, coincido con usted considerando más que grave estos hechos, esta desacralización de la liturgia, además lo considero como una falta de respeto tanto a la sacralidad de la liturgia y también una falta de respeto a la dignidad de los fieles, que no pueden ser rebajados a meros espectadores de espectaculos, sino que deberían de recibir de manos de sus pastores el alimento y el contacto con Dios que la Iglesia custodia en un marco especifico con sus normas y tradiciones.
        Pero me parece también un salto argumentativo muy exagerado echarle la culpa directamente al papa por estas cosas, que así como nosotros no sabíamos hasta leer esta noticia dudo realmente que él esté informado de estos hechos.

          1. Justamente porque no lo conozco personalmente y no estoy al tanto de lo que sabe o no, no tengo los elementos necesarios para juzgar su postura ante este hecho en particular.

        1. Sí, claro: de estas ‘cositas’ y otras similares (o peores) que ocurren en montones de sitios, pues no es algo aislado, no se entera ni está informado. Pero de unos inexistentes ‘abusos litúrgicos’ en la Misa tradicional (como afirma sin que se le mueva un pelo en la infumable «Traditiones custodes»), de éso sí se entera y le declara la guerra abierta al Rito Romano de origen apostólico, calumniando, de paso, a sus fieles en bloque. ¿Y quién se lo va a creer? Pero no sorprende, pues las imágenes suyas perpetrando «misa pobre» (o montonera, o como se la quiera llamar) cuando era joven, son públicas y podemos ver lo que le importaban los abusos litúrgicos, comentiéndolos él mismo cuando era un mero cura.

        2. A lo mejor el Papa directamente no. Pero el obispo seguro que si lo sabe. Y si no actúa es cómplice directo. Terrible realidad, pero es la pura verdad

          1. Exactemente es lo que pienso yo. Pero es normal en este portal aplicar criterios diversamente según sea de conveniencia, a muestra un ejemplo que no tiene nada que ver con el tema: cuando en algunos artículos se ha tratado el tema de los abusos han puesto el grito en el cielo afirmando que las culpas son personales, que la iglesia no debería de asumir como propios los pecados de algunos miembros, pero en este caso pretenden que la Iglesia, el Papa, se haga cargo de errores y aberraciones litúrgicas que no ha cometido él personalmente.

          2. ¿Y dónde radica la incompatibilidad de asumir las responsabilidades personales en el caso de Francisco? El Papa es (debería serlo) el principal garante de la fe y la pureza litúrgica. ¿Cumple con su cometido? No. Pues la culpa es suya por permitirlo y no atajarlo, sin que los curas de a pie que cometen abusos litúrgicos sean responsables a directos (cada uno tiene su propia culpa personal, no colectiva ni «de la Iglesia»). En el caso de los abusos sexuales, en cambio, el Papa no es el responsable de lo que los curas hagan fuera de sus funciones (además de que no publican lo que hacen, sino que lo ocultan), porque, ni aunque fuera policía, podría estar detrás de cada cura viendo lo que hace en secreto. La liturgia, por el contrario, es un acto público que se realiza a la vista de todos, por lo que no puede alegarse que fuera imposible saberlo por hacerse en secreto, y, por tanto, desconocimiento.

          3. Donde dice: «sin que los curas de a pie que cometen abusos litúrgicos sean responsables a directos»,

            Debe decir: «sin quitar que los curas de a pie que cometen abusos litúrgicos sean responsables directos»

            (Vamos, que la responsabilidad del uno no resta un ápice la de los otros, cada uno a su nivel).

            Y eso de que él no ha cometido abusos litúrgicos… El último, en el Gesù de Roma durante la misa en el aniversario de San Ignacio de Loyola. Y si busca imágenes de cuando era un simple cura joven también puede ver más abusos litúrgicos cometidos por él directamente. Llueve sobre mojado.

        3. Él tira la piedra y esconde la mano.
          ¿Cómo que no sabe?
          ¿También me dirás que no sabe lo de la Conferencia Episcopal Alemana?
          No sé si sabías que a él no le agradan las excomuniones.

  1. Como siguen fidelísimamente «Traditiones custodes», est´an es plena coumunión con la Iglesia y no les pasará nada.
    No pequemos de «rigidez»; esos comportamientos son expresión de la «ica variedad litúrgica» que nos ha traido la (in-)disciplina conciliar y de la «adaptación» a la indiosincrasia de los pueblos.

    1. En honor a la verdad, la Traditionis también alerta contra los abusos del misal de Pablo VI. Pero no hay duda de que estos no se persiguen con el ahínco que se persigue la Santa Misa tradicional.

      1. En honor a la verdad, la Traditionis cita de pasada unos abusos del misal de Pablo VI (como si fuera algo aislado), sin estipular medida alguna para atajarlos (ni con ahínco, ni sin ahínco), al tiempo que se inventa unos abusos del misal de San Pío V que no existen (léalo usted mismo en ese libelo calumnioso).

        1. Ya me lo leí. Y reitero lo dicho. Habla de los abusos y no creo que lo haga de pasada; aunque, en efecto, no estipula ninguna medida, así que realmente no ayuda a atajarlos.

          Yo simplemente matizaba el comentario de Telémaco. Por más que repruebe la TC, no es cierto que estos payasos disfrazados de presbíteros estén en comunión con ella. Con la literalidad del Motu, desde luego, no lo están.

          1. Lo dicho sobre «Traditiones custodes» no se encuentra en el motu propio en sí, que se centra exclusivamente en restringir la Liturgia tradicional, sino en la carta que lo acompaña dirigida a los obispos. En ella, como le he dicho, tiene el cuajo de afirmar:

            «Me duelen por igual los abusos de una parte y de otra en la celebración de la liturgia»

            ¿Perdón? ¿Qué abusos hay en la Liturgia tradicional? Ninguno. Es falso. Y, de hecho, no cita ni uno solo, porque no existen. Ya se cuidan muy mucho los sacerdotes que lo celebran de hacerlo, no bien, sino de forma exquisita y cumpliendo con las rúbricas. Pese a ello, sólo se restringe la Liturgia tradicional (añadiendo, además, otra excusa falsa, calumniosa e incomprobable, para mayor escarnio).

            En cambio, del novus ordo sólo dice:

            «Al igual que Benedicto XVI, yo también deploro que en muchos lugares no se celebraba de una manera fiel a las prescripciones del nuevo Misal».

          2. Y punto. ¿En algunos lugares? ¿Hay algún lugar donde no? ¿Medidas tomadas? Ninguna. ¿Merece un motu proprio específico para restringirlo? ¡No, por Dios!, aunque en este caso sí sea verdad lo que achaca, falsamente, a la Liturgia tradicional: ni se celebra bien, abundando los abusos litúrgicos, ni montones de sus fieles y clero que celebra sólo de esta dorma aceptan el Concilio Vaticano II, ni todos los concilios anteriores. Pero como ésta es la única liturgia que él ha celebrado, aplica la ley del embudo y la arbitrariedad.

      2. En honor a la verdad usted no tiene ni idea. Esto es satanismo en estado puro, y se soluciona con una buena somanta de palos. Aunque también la culpa la tiene los feligreses, por llamarlos de alguna manera, ya que la respuesta es largarse de ahí. Y va llegando la hora como sigamos así de qué va a haber que tomar medidas muy severas. Ahora que de Dios no se burla nadie de ninguna manera. Que yo soy rígido? Pues sí gracias a Dios

  2. Totalmente de acuerdo. Ha dado usted en el clavo. No se persiguen los abusos contra el Novus Ordo y resta credibilidad al emplear una doble vara de medir.

  3. Francisco no practicará un «comisariamiento» sobre esos obispos y sacerdotes, pero si alguien defiende la misa tradicional, entonces es defenestrado de la Iglesia de la misericordia.

  4. Me parece estar viendo la Misa de la parroquia de mi barrio, auténtico circo desprovisto de cualquier reverencia ante Dios, todo profano y social, sin apenas lugar para Cristo.

    1. De esas parroquias, pseudo-sacerdotes y pseudo-eucaristias hay que huir como de la peste, aislarlos de la manera más contumaz. Si habla usted de barrio es que vivirá en una ciudad, esa es la ventaja de las ciudades que hay otros sitios para elegir y trasladarse aunque suponga un esfuerzo pero habrá merecido la pena con tal de participar en una Eucaristia como Dios manda y tratar de aislar a esos «showmans» esquizofrénicos y mezquinos.

      1. Robustiano, pues tiene usted razón, aunque tenga que andar diez minutos más, me merece la pena, con tal de asistir a una Misa en donde reconozca la presencia de Cristo y la conmemoración de su sacrificio en la Cruz, en vez de a un recreo infantil o a una fiesta vecinal.

        Le agradezco su interpelación, por haberme llevado a adoptar una determinación.

    1. Ahí le ha dado, Tomás. Los que se tragan esas ceremonias es porque carecen de cualquier tipo de formción, ya sea religiosa o intelectual, y no tienen criterio propio para distinguir lo bueno de lo malo. Y como abunda esta gente.

  5. Cristo dijo de Judas: Más le valdría no haber nacido. La condena de bergoglio y todos estos cardenales, obispos, sacerdotes y laicos que siguen sentados y no cogen un latigo y no les expulsan del templo como hizo Nuestro Señor Jesucritos, será terrible. Los sufrimientos en la eternidad de todos estos, será infinitamente superior. Es muy posible que se estén ganando la condenación eterna. Son palabras del Señor Jesus, Redentor del mundo. Pobre Jesus, cómo se ríen de El.

  6. Incluso los protestantes evangelistas echarían a patadas a estos payasos de sus templos.
    Ya no son ni cristianos, son totalmente paganos, que hacen burla del cristianismo.

  7. Aquí falla la jerarquía, una vez más. El pasotismo se ha instalado en ella como en su mejor casa.
    No hay respeto por Dios y las cosas de Dios cuando no hay Fe auténtica.
    Conviértelos Señor, para que puedan arrepentirse de tomar Tu santo Nombre en vano y no santificar las fiestas, los domingos, según nos enseña la tradición bimilenaria de la Iglesia católica, y puedas así perdonarlos.

  8. En el Novus Ordo, el abuso es la norma. Todos los curas, obispos y cardenales empezaron a hacer abusos desde el principio. No hay ninguna misa en la que no haya algún abuso.

    1. También en el Vetus Ordo se daben abusos, basta leer los libros de espiritualidad y nos damos cuenta, por ejemplo, que un abuso muy común era el automatismo, el cura celebraba velozmente, la gente estaba muy fervorosamente haciendo otras oraciones y devociones que no eran propiamente las de la misa, de esto quizo escapar la reforma litúrgica buscando una participación más activa «active pertecipatio», pero se ha caído en el otro extremo. Creo que muchos juzgan simpemente movidos por apegos a formalismos sin analizar todos los aspectos de lo que se vivía en otros tiempos.

      1. A otro perro con ese hueso: desde que S. S. Benedicto XVI publicara «Summorum Pontificum», la Santa Misa y las celebraciones litúrgicas tradiconales se celebran de forma exquisita, sin un solo abuso litúrgico (como afirma falsamente «Traditiones custodes»). Y lo de la «participación más activa» no se lo cree nadie tampoco: las cuatro viejas que quedan en misa repiten como papagayos todas las partes de los fieles, da igual que lo hagan en lengua vernácula. Antes, algunos rezaban el rosario. En cambio, ahora, directamente se duermen (literalmente) o se ponen a pensar en sus cosas y en cuándo terminará el cura de soltar sus rollos político-sociales (que en eso se ha convertido la misa, salvo la consagración, que se hace velozmente para que comulguen todos (sin confesarse previamente, claro) y se vayan cuanto antes, que ya les ha dado el discurso previamente y no hay necesidad de alargar más la cosa.

  9. Mientras mi esposo oye noticias de la guerra, veo de nuevo esta imagen, y caigo en cuenta que los pecados de ésos sacerdotes que están burlándose del Santo Sacrificio de la Misa, donde se recuerda la cruel muerte de Cristo y junto sus pecados con los míos, más la enorme cantidad que hay, es increíble que no estémos peor.

  10. Pero digamos la verdad.
    El misal de Pablo VI ya es un abuso litúrgico según el Concilio de Trento y todo el magisterio posterior hasta Pío XII. En Auctorem Fidei se condena el pre Novus Ordo del sínodo de Pistoya por hacer los mismos cambios. ¿Qué más dará que se siga renovando y actualizando el abuso con nuevas formas inéditas?. Lo importante es que a intención cambiada, invalidada la misa.

  11. ¿Y definir la misa como lo que no es, diciendo cosas que la doctrina nunca ha dicho, cómo lo llamamos?¿Pre abuso?
    ¿Cómo pueden decir algunos papas postcociliares en sus famosos libros que el sacrificio de la misa es sólamente un sacrificio de amor mientras se niega explícitamente que sea un sacrificio propiciatorio y satisfactorio para resarcir una deuda con Dios diciendo que tal cosa es un invento medieval porque Dios no quiere un sacrificio humano?
    Nadie lo quiere ver. Pues nada, que es Francisco que ordenó payasos bien viejos el otro día por la tarde.

    1. Uno,, lo que tu pides solo Dios lo tendrá que resolver, ya que la cizaña ha crecido tanto, seña inequívoca de que pronto ordenará el Patrón a sus ángeles cortarla.
      A ver cómo nos va, si es que seguimos aquí.

  12. ¿Y qué hacen los fieles de esa parroquia que no corren a gorrazos a esos curas? Apuesto a que ni siquiera les han cerrado el grifo del dinero y encima, asisten a sus actos sacrílegos y blasfemos. Pues no lo entiendo.

  13. ¿Estos rompen la unidad de la iglesia? ¿Son una expresión distinta de la lex credendi? ¿Habrá motu propio para restringir estas prácticas litúrgicas? ¿Se les apartará de toda dependencia parroquial y se les someterá a la autorización de su obispo? ¿Se prohibirá en los seminarios enseñar estas prácticas litúrgicas?

  14. Payasos y payasadas están a la orden del día y los bailes profanos en las iglesias, como en la Catedral Primada de Toledo. La judeomasonería se adueñó de una parte de la Iglesia. Sólo Dios podrá parar a los satánicos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles