Cierran un convento en Italia por rechazar la vacuna

monjas coronavirus
|

El Monasterio de Santa Catalina, en Perugia, benedictino, había ‘superado’ una visitación, salvo por un detalle: las monjas no estaban vacunadas. Eso ha llevado a su cierre.

«El enviado del Vaticano encontró todo en orden, excepto que no estamos vacunadas», declaró la madre Catalina, la abadesa, al portal italiano La Nuova Bussola Quotidiana. En el decreto se cita como razón del cierre la “conducta inapropiada” de la abadesa, que se defiende: “¿Tendría que haber obligado a mis hermanas a hacer algo que no querían hacer, arriesgándome a una denuncia?”.

El cierre de conventos y monasterios por todo Occidente es una triste realidad de larga data, consecuencia, sobre todo, de la rápida secularización de la sociedad y acelerada por una cadena de ‘comisariamientos’ vaticanos que han afectado a las comunidades considerados indeseablemente ‘rígidas’ en rito o doctrina. Lo que no se había visto hasta ahora era cerrar un convento por la libre decisión de sus miembros de no someterse a una terapia experimental.

En estas páginas hemos expresado en varias ocasiones nuestra perplejidad ante la rígida (esta sí) actitud de Roma ante las vacunas contra el covid. El Santo Padre llamó a la vacunación personal “un acto de amor”, y desde entonces se ha pronunciado con vehemencia en más de una ocasión sobre el deber moral de vacunarse.

El principio es sencillo de entender, y entra por completo en las atribuciones de un pastor: vacunarse, en general, impide el contagio y es, por tanto, un modo de evitarle un mal al prójimo. Pero no hablamos de un principio; no hablamos de “la vacunación” como concepto, sino de productos concretos para una enfermedad concreta. Y siendo estos experimentales, lanzados al mercado en dos meses cuando el plazo normal está entre cinco y diez años, no parece en absoluto disparatado que alguien pueda tener un reparo a la hora de administrárselo o incluso aconsejarlo a los demás, sobre todo cuando el beneficio que lo convertiría en ‘acto de amor’ -la inmunidad frente al contagio- no se da en absoluto, como reconocen los propios fabricantes.

Por otra parte, desde el lanzamiento del producto hasta hoy ha pasado tiempo suficiente para obtener una perspectiva más ajustada. Tenemos los datos del VAERS sobre efectos secundarios graves, como tenemos las siete páginas en las que la propia farmacéutica Pfizer reconoce los posibles efectos secundarios que podrían causar sus vacunas. Y tenemos las informaciones, no por anecdóticas y fragmentarias menos alarmantes, que aparecen en los medios con cuentagotas.

Todo lo cual, en fin, hace razonable que el fiel deba sopesar los beneficios y riesgos del procedimiento y decidir en conciencia la conveniencia de la inoculación.

La Bussola confirma que la única explicación dada a la madre abadesa del monasterio es precisamente esto: el convento está en orden espiritual, económica y litúrgicamente. El único defecto sería la obstinada voluntad de las monjas de no vacunarse y de la abadesa de no obligarlas a hacerlo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
34 comentarios en “Cierran un convento en Italia por rechazar la vacuna
    1. Está claro que en El Vaticano es la masonería quien manda. Alguien debería llamar la atención al Papa; lo que está sucediendo es inaudito. a no ser que Francisco esté conchabado con esta secta. No le encuentro otra explicación.

  1. ¿Y qué tal la guerra?
    ¿Rezaremos contra ése ‘sacrilegio’
    que es INVADIR una nación?
    ¿Y el INVADIR la intimidad y la soberanía de un cuerpo humano no es hacer la guerra contra él?
    Se habla contra el aborto , y las mismas inyecciónes traen parte de ése negocio del aborto.
    O sea, que va crímen, sobre crímen, y los «desplazados » los que quieren huir del pinchazo de la aguja. » A atacarlos» » no dejen ni uno vivo»
    Se le tiene temor a que se expanda el conflicto y se transforme en guerra, que sería terrible,, pero ya muchos cuerpos han sido «tocados» con una pequeña y no dolorosa arma, que los está matando o lisiando.
    Es igual de terrible.
    Es un alejamiento de Dios que traemos todo el mundo.
    Que Dios y la Santísima Virgen María socorran a ésas monjas perseguidas.

    1. 😦, dice lisionando, es culpa en realidad, del mugroso teléfono,, pone lo que le da su gana, no es que no acepte que me equivoqué ., Lesionando,

  2. Ésta es la misericordia de la Iglesia de Francisco. En la Iglesia caben todos (abortistas, lgtberos, divorciados vueltos a casar, fornicadores, h e r e j e s, etc), pero los que no caben son los no vacunados y los mal llamados «rígidos.»

  3. La vacuna es el nuevo becerro del oro del Vaticano. Es el nuevo dios al que se adora por que no te tiene fe en el mas allá trascendente. Lo único que vale es lo terrenal y la ciencia como nueva religión. Apegados al mundo siguiendo el siniestro camino del Concilio y cada vez mas alejado de Cristo.

  4. Obligar a vacunarse es ilegal, va en contra de las legislación médica, constituciones de los paises y códigos internacionales. Tambien, en la nota de la Santa Sede de 21de diciembre de 2020, referente a las campañas de vacunación, en su apartado 5 se dice que es voluntaria.

  5. Más allá de lo central del artículo, que a uno lo deja perplejo, dice el autor de la nota:» …Tenemos los datos del VAERS sobre efectos secundarios graves…». Vaers no sirve para hacer ese tipo de afirmaciones en artículosperiodísticos por lo que Vaers mismo explica en su propia página:»…los informes del VAERS no pueden utilizarse para determinar si una vacuna causó una reacción adversa o una enfermedad o contribuyó a que esto ocurra. Algunos informes pueden contener información incompleta, imprecisa, coincidente o no verificable. A menudo los informes del VAERS carecen de información contextual, como el total de vacunas administradas o la información sobre grupos no vacunados, para su comparación. La mayoría de los informes enviados al VAERS son voluntarios, lo que significa que están sujetos a parcialidades. Los datos de los informes del VAERS siempre deben interpretarse teniendo en cuenta estas limitaciones….».

    1. Y es el propio Vaers el que explica para que son sus informes: «.. (Vaers)Es uno de varios sistemas que usan los CDC y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. para asegurarse de que las vacunas que se utilizan en los Estados Unidos, incluidas las vacunas contra el COVID-19, sean monitoreadas de cerca por seguridad. El VAERS brinda información valiosa a los expertos en seguridad de las vacunas para que puedan evaluar posibles problemas de seguridad relacionados con las vacunas, incluidas las nuevas vacunas contra el COVID-19. Es especialmente útil para detectar patrones inusuales o inesperados de problemas de salud (también llamados «reacciones adversas») que podrían indicar un posible problema de seguridad con una vacuna». No quiero con esto empezar una discusión, sino solo advertir que desde los informes de Vaers no se deben sacar cocnclusiones generales, son aportes para ayudar a los expertos en seguridad de las vacunas, como ellos mismos afirman.

      1. Las limitaciones del VAERS se aplican a las 95 vacunas, más o menos, que se dan actualmente en EE.UU. Y en ese contexto, las «vacunas» del Covid siempre ganan por lejos (por muy lejos) a todas las otras juntas, en materia de eventos adversos posteriores. Para darse cuenta de lo que eso significa no hace falta ser un experto.

      2. Pues lea usted el resto de informes, que los hay a puñados. Eudravigilance, por ejemplo, o los datos de Reino Unido, totalmente fiables. Quien quiera saber los efectos secundarios de esta terapia génica experimental ( no vacunas, no confunda), no tiene más que buscarlo en internet; hay muchos sitios de fiar que lo dicen. Pero la gente tiene miedo y prefiere no saberlo.

        1. Eudravigilance tiene las mismas limitaciones que VAERS, sus infomes son para que los usen quienes investigan los efectos secundarios de las vacunas, no se pueden sacar de ellos conclusiones generales.

  6. Lo que no dice D. Carlos Esteban es que TODAS las «vacunas» anti-covid comercializadas hasta hoy en Europa han empleado, en alguna de las fases de su desarrollo, líneas celulares procedentes de ABORTOS PROVOCADOS (HEK293 y PER.C6). Por lo cual, no se trata sólo de una cuestión de eficacia (además de que ya está comprobado que estas mal llamadas vacunas ni protegen del contagio, ni evitan contagiar), ni de miedo a los efectos secundarios, sino sobretodo DE CONCIENCIA.

    ¿Qué ha sido del principio que reza… “DE INTERNIS NEQUE ECCLESIA” (Del interior del hombre -de su conciencia e intenciones- ni la Iglesia puede juzgar)?

    O sea, que lo de «¿Quién soy yo para juzgar?» sólo se aplica a los homosexuales para que sigan fornicando sin reconvenirles? ¿La conciencia de las monjas sí la puede juzgar la Iglesia, y en especial Francisco y sus terminales «dicasteriales»?

    Señoría, no hay más preguntas.

  7. ¿Las benedictinas no son de clausura? Si lo son, quién se puede perjudicar si no se vakunan todas, no van a tener contacto con nadie de fuera.

    Otra cosa sería que hubiera unas que sí y otras que no.

    Pero de todas formas está la libertad del paciente de aceptar o no un tratamiento o medicamento.

  8. Genias estas monjitas¡¡¡¡cuidan el cuerpo que Dios les dió¡¡¡¡¡¡Estaría buenísimo hacer un análisis de sangre, midiendo el DÍMERO_D, en ellas y en otras de otro convento EXPERIMENTEADO, y verían las diferencias. Los que promueven estos experimentos, sin haberse INFORMADO, son como mínimo, unos IGNORANTES, está en juego la salud de las personas, (de muchos jóvenes y niños¡¡¡¡¡¡),, quedan muyyyyy chamuscados, en muchos casos. Ictus, miocarditis, coágulos en diversas partes del cuerpo, especialmente en ojos, mil etcéteras.

  9. «…se cita como razón del cierre la “conducta inapropiada” de la abadesa…»
    Si no fuera por lo claro de la noticia, con esa expresión vaticana tan de moda para camuflar comportamientos clericales asquerosos, se podría llegar a pensar que la Abadesa se estaba «trajinando» al capellán.

    🤣🤣🤣🤣

    1. Telémaco,,, tú chiste está de muy mal gusto. Y no causa más risa que las que tu mismo te pones.
      Yo lo que observo, es que ese grupo de personas «buenistas»
      que todo lo ven de color de rosa y van por la vida recogiendo florecillas al pasar, no asoman ni las narices por las noticias donde tienen que reconocer, que NO todo es rosa en la nueva iglesia.
      Son medio ladinas.

      1. Lo que he pretendido señalar es lo amplio e injustamente ambiguo del contenido que puede caber en la expresión «conducta inapropiada».
        No voy a ponerle ejemplos de conductas inapropiadas porque no quiero caer en la vulgaridad.

        En cuanto a la segunda parte de su comentario he de decirle que no he entendido absolutamente nada. No veo relación con el contenido del artículo. Tal vez sea por la hora tan tardía que ya es. En fin; me iré a dormir y tal vez mañana, más descansado, acierte a entender esa parte de su comentario.

        1. Telémaco,, ¿ eres mujer?
          Bueno, te creía hombre.
          Entonces te va peor Telémaco, porque las mujeres nos tenemos que proteger. 🙂,,y si creyéndote hombre se me hizo feo ésa insinuación,
          ¡ Con mayor razón siendo mujer!
          La Señora tiene la dignidad de ser esposa de Cristo y no ha dado pie a la mofa.

        1. Telémaco,, si fue ironía está mal empleada. Perdón pues.
          Además, ahora yo me disculpo.
          De pura flojera de no abrir otro comentario, se me hizo fácil seguir en tu mismo nombre. ¡ Qué tonta soy¡
          Discúlpame.
          Además me muerdo la lengua por habladora. Digo con mucha insistencia que siempre se ponga el nombre de la persona a que se refiere, y yo hago lo mismo.
          No lo pongo y creo confusión.
          🤦🏻‍♀️.
          Me refería a las personas buenistas, que rezan hasta por el «pobre satanas» me guardaré el nombre.
          No se me haga caso, sólo en lo de las disculpas si. Bueno.

  10. Esteban, ya casi no necesitamos recurrir al VAERS, cualquiera que tenga un círculo grande de conocidos, recopila datos sufuicientes , sobre los efectos de las terapias génicas. Un poco de observación, otro poco de sentido común y listo.

  11. cerrado el convento todas las monjas van a otros conventos de Benedictinas. Ese cuento de que es solo por la no vacunación es cuento.

  12. Con esos bueyes con cuernos infernales se quiere consagrar Rusia y el mundo.
    No tenia suficiente el mundo con lo que había ya¿?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles