Francisco: «La rigidez es una perversión»

Papa Francisco rigidez El Papa Francisco en la misa del domingo de la Palabra de Dios de 2022 (Vatican Media)
|

En el domingo dedicado a la Palabra de Dios, instituido por Francisco hace tres años, el Papa celebró una misa en la Basílica de San Pedro, donde otorgó por primera vez el ministerio de catequista a algunos laicos.

Durante su homilía, el Santo Padre cargó de nuevo -es un tema recurrente en su pontificado- contra la rigidez, que es «una perversión» e invitó a ser ministros de «liberación».

Francisco afirmó que Dios no es «un tirano que se encierra en el cielo, esa es una fea imagen de Dios, sino un Padre que sigue nuestros pasos». «No es un frío observador indiferente e imperturbable, un Dios “matemático”. Es el Dios con nosotros, que se apasiona con nuestra vida y se identifica hasta llorar nuestras mismas lágrimas. No es un dios neutral e indiferente, sino el Espíritu amante del hombre, que nos defiende, nos aconseja, toma partido a nuestro favor, se involucra y se compromete con nuestro dolor», señaló.

«Dios es cercano y quiere cuidar de mí, de ti, de todos. Y este es el modo de tratar de Dios: la cercanía», aseguró Su Santidad.  «Él es un Dios cercano, compasivo y tierno, quiere aliviarte de las cargas que te aplastan, quiere caldear el frío de tus inviernos, quiere iluminar tus días oscuros, quiere sostener tus pasos inciertos. Y lo hace con su Palabra, con la que te habla para volver a encender la esperanza en medio de las cenizas de tus miedos, para hacer que vuelvas a encontrar la alegría en los laberintos de tus tristezas, para llenar de esperanza la amargura de tus soledades», continuó.

«¿Llevamos en el corazón esta imagen liberadora de Dios, del Dios cercano, compasivo y tierno o pensamos que sea un juez riguroso, un rígido aduanero de nuestra vida? ¿Nuestra fe genera esperanza y alegría o me pregunto si entre nosotros está todavía determinada por el miedo? ¿Qué rostro de Dios anunciamos en la Iglesia, el Salvador que libera y cura o el Dios Temible que aplasta bajo los sentimientos de culpa?», preguntó el Pontífice.

«Para convertirnos al Dios verdadero, Jesús nos indica de dónde debemos partir: de la Palabra. Ella, contándonos la historia del amor que Dios tiene por nosotros, nos libera de los miedos y de los conceptos erróneos sobre Él, que apagan la alegría de la fe. La Palabra derriba los falsos ídolos, desenmascara nuestras proyecciones, destruye las representaciones demasiado humanas de Dios y nos muestra su rostro verdadero, su misericordia. La Palabra de Dios nutre y renueva la fe, ¡volvamos a ponerla en el centro de la oración y de la vida espiritual! Al centro la Palabra que nos revela como es Dios y nos hace cercanos a Él», explicó Francisco.

El Papa indicó que cuando descubrimos que Dios es amor compasivo, «vencemos la tentación de encerrarnos en una religiosidad sacra, que se reduce a un culto exterior, que no toca ni transforma la vida». «Esta es idolatría, escondida y refinada, pero idolatría al fin», añadió.

Jesús no vino «a entregar una serie de normas o a oficiar alguna ceremonia religiosa, sino que descendió a las calles del mundo para encontrarse con la humanidad herida, para acariciar los rostros marcados por el sufrimiento, para sanar los corazones quebrantados, para liberarnos de las cadenas que nos aprisionan el alma», afirmó.

«De este modo nos revela cuál es el culto que más agrada a Dios: hacernos cargo del prójimo. Volvamos sobre esto. En el momento en el que en la Iglesia están las tentaciones de la rigidez, que es una perversión, y se cree que encontrar a Dios es hacerse más rígido, con más normas, las cosas justas, las cosas claras… no es así. Cuando nosotros veremos propuestas rígidas, inmediatamente pensemos: esto es un ídolo, no es Dios, nuestro Dios no es así», dijo. «Hermanas y hermanos, la rigidez no nos cambia solo nos esconde, la Palabra de Dios nos cambia», aseguró.

«Hablé de rigidez, de ese pelagianismo moderno, que es una de las tentaciones de la Iglesia. Y buscar una espiritualidad angélica, es la otra tentación de hoy: los movimientos espirituales gnósticos, el gnosticismo, que te ofrece una Palabra de Dios que te pone “en órbita” y no te deja tocar la realidad», prosiguió Francisco.

«¿Queremos imitar a Jesús, ser ministros de liberación y de consolación para los demás poniendo en práctica la Palabra? ¿Somos una Iglesia dócil a la Palabra; una Iglesia con capacidad de escuchar a los demás, que se compromete a tender la mano para aliviar a los hermanos y las hermanas de aquello que los oprime, para desatar los nudos de los temores, liberar a los más frágiles de las prisiones de la pobreza, del cansancio interior y de la tristeza que apaga la vida? ¿Queremos esto?», se preguntó el Santo Padre.

«En esta celebración, algunos de nuestros hermanos y hermanas son instituidos lectores y catequistas. Están llamados a la tarea importante de servir el Evangelio de Jesús, de anunciarlo para que su consuelo, su alegría y su liberación lleguen a todos. Esta es también la misión de cada uno de nosotros: ser anunciadores creíbles, ser profetas de la Palabra en el mundo. Por eso, apasionémonos por la Sagrada Escritura. Dejémonos escrutar interiormente por la Palabra de Dios, que revela la novedad de Dios y nos lleva a amar a los demás sin cansarse. ¡Volvamos a poner la Palabra de Dios en el centro de la pastoral y de la vida de la Iglesia! Así nos libraremos de todo pelagianismo rígido, de toda rigidez, y nos libraremos también de la ilusión de una espiritualidad que nos pone «en órbita» sin cuidar de nuestros hermanos y hermanas. Volvamos a poner la Palabra de Dios en el centro de la pastoral y de la vida de la Iglesia. Escuchémosla, recemos con ella, pongámosla en práctica», terminó el Papa.

Les ofrecemos la homilía del Papa, publicada en español por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

En la primera Lectura y en el Evangelio encontramos dos gestos paralelos: el sacerdote Esdras tomó el libro de la ley de Dios, lo abrió y lo proclamó delante de todo el pueblo; Jesús, en la sinagoga de Nazaret, abrió el volumen de la Sagrada Escritura y leyó un pasaje del profeta Isaías delante de todos. Son dos escenas que nos comunican una realidad fundamental: en el centro de la vida del pueblo santo de Dios y del camino de la fe no estamos nosotros, con nuestras palabras; en el centro está Dios con su Palabra.

Todo comenzó con la Palabra que Dios nos dirigió. En Cristo, su Palabra eterna, el Padre «nos eligió antes de la creación del mundo» (Ef 1,4). Con su Palabra creó el universo: «Él lo dijo y así sucedió» (Sal 33,9). Desde la antigüedad nos habló por medio de los profetas (cf. Hb 1,1); por último, en la plenitud del tiempo, nos envió su misma Palabra, el Hijo unigénito (cf. Ga 4,4). Por esto, al finalizar la lectura de Isaías, Jesús en el Evangelio anuncia algo inaudito: «Esta lectura se ha cumplido hoy» (Lc 4,21). Se ha cumplido; la Palabra de Dios ya no es una promesa, sino que se ha realizado. En Jesús se hizo carne. Por obra del Espíritu Santo habitó entre nosotros y quiere hacernos su morada, para colmar nuestras expectativas y sanar nuestras heridas.

Hermanas y hermanos, tengamos la mirada fija en Jesús, como la gente en la sinagoga de Nazaret (cf. v. 20), —lo miraban, era uno de ellos: ¿qué novedad? ¿qué hará éste, del que tanto se habla?— y acojamos su Palabra. Meditemos hoy dos aspectos de ella que están unidos entre sí: la Palabra revela a Dios y la Palabra nos lleva al hombre. Ella esta al centro, revela a Dios y nos lleva al hombre.

En primer lugar, la Palabra revela a Dios. Jesús, al comienzo de su misión, comentando ese pasaje específico del profeta Isaías, anuncia una opción concreta: ha venido para liberar a los pobres y oprimidos (cf. v. 18). De este modo, precisamente por medio de las Escrituras, nos revela el rostro de Dios como el de Aquel que se hace cargo de nuestra pobreza y le preocupa nuestro destino. No es un tirano que se encierra en el cielo, esa es una fea imagen de Dios, sino un Padre que sigue nuestros pasos. No es un frío observador indiferente e imperturbable, un Dios “matemático”. Es el Dios con nosotros, que se apasiona con nuestra vida y se identifica hasta llorar nuestras mismas lágrimas. No es un dios neutral e indiferente, sino el Espíritu amante del hombre, que nos defiende, nos aconseja, toma partido a nuestro favor, se involucra y se compromete con nuestro dolor. Siempre está presente allí. Esta es «la buena noticia» (v. 18) que Jesús proclama ante la mirada sorprendida de todos: Dios es cercano y quiere cuidar de mí, de ti, de todos. Y este es el modo de tratar de Dios: la cercanía. Él se define a sí mismo de esta manera; dice al pueblo, en Deuteronomio: «¿Cuál es la gran nación que tenga dioses tan cercanos como el Señor, nuestro Dios, cuando lo invocamos?» (cf. Dt 4,7). Él es un Dios cercano, compasivo y tierno, quiere aliviarte de las cargas que te aplastan, quiere caldear el frío de tus inviernos, quiere iluminar tus días oscuros, quiere sostener tus pasos inciertos. Y lo hace con su Palabra, con la que te habla para volver a encender la esperanza en medio de las cenizas de tus miedos, para hacer que vuelvas a encontrar la alegría en los laberintos de tus tristezas, para llenar de esperanza la amargura de tus soledades. Él te hace caminar, no dentro de un laberinto, más bien por el camino, para encontrarlo cada día.

Hermanos, hermanas, preguntémonos: ¿llevamos en el corazón esta imagen liberadora de Dios, del Dios cercano, compasivo y tierno o pensamos que sea un juez riguroso, un rígido aduanero de nuestra vida? ¿Nuestra fe genera esperanza y alegría o me pregunto si entre nosotros está todavía determinada por el miedo? ¿Qué rostro de Dios anunciamos en la Iglesia, el Salvador que libera y cura o el Dios Temible que aplasta bajo los sentimientos de culpa? Para convertirnos al Dios verdadero, Jesús nos indica de dónde debemos partir: de la Palabra. Ella, contándonos la historia del amor que Dios tiene por nosotros, nos libera de los miedos y de los conceptos erróneos sobre Él, que apagan la alegría de la fe. La Palabra derriba los falsos ídolos, desenmascara nuestras proyecciones, destruye las representaciones demasiado humanas de Dios y nos muestra su rostro verdadero, su misericordia. La Palabra de Dios nutre y renueva la fe, ¡volvamos a ponerla en el centro de la oración y de la vida espiritual! Al centro la Palabra que nos revela como es Dios y nos hace cercanos a Él.

Y ahora, el segundo aspecto: la Palabra nos lleva al hombre. Justamente cuando descubrimos que Dios es amor compasivo, vencemos la tentación de encerrarnos en una religiosidad sacra, que se reduce a un culto exterior, que no toca ni transforma la vida. Esta es idolatría, escondida y refinada, pero idolatría al fin. La Palabra nos impulsa a salir fuera de nosotros mismos para ponernos en camino al encuentro de los hermanos con la única fuerza humilde del amor liberador de Dios. En la sinagoga de Nazaret Jesús nos revela precisamente esto: Él es enviado para ir al encuentro de los pobres ¾que somos todos nosotros¾ y liberarlos. No vino a entregar una serie de normas o a oficiar alguna ceremonia religiosa, sino que descendió a las calles del mundo para encontrarse con la humanidad herida, para acariciar los rostros marcados por el sufrimiento, para sanar los corazones quebrantados, para liberarnos de las cadenas que nos aprisionan el alma. De este modo nos revela cuál es el culto que más agrada a Dios: hacernos cargo del prójimo. Volvamos sobre esto. En el momento en el que en la Iglesia están las tentaciones de la rigidez, que es una perversión, y se cree que encontrar a Dios es hacerse más rígido, con más normas, las cosas justas, las cosas claras… no es así. Cuando nosotros veremos propuestas rígidas, inmediatamente pensemos: esto es un ídolo, no es Dios, nuestro Dios no es así.

Hermanas y hermanos, la rigidez no nos cambia solo nos esconde, la Palabra de Dios nos cambia. Y lo hace penetrando en el alma como una espada (cf. Hb 4,12). Porque, si por una parte consuela, revelándonos el rostro de Dios, por otra parte provoca y sacude, mostrándonos nuestras contradicciones y poniéndonos en crisis. No nos deja tranquilos, si quien paga el precio de esta tranquilidad es un mundo desgarrado por la injusticia y el hambre, y quienes sufren las consecuencias son siempre los más débiles. Siempre pagan los más débiles. La Palabra pone en crisis esas justificaciones nuestras que siempre hacen depender aquello que no funciona del otro o de los otros. Cuánto dolor sentimos al ver morir en el mar a nuestros hermanos y hermanas porque no los dejan desembarcar. Y esto lo hacen algunos en nombre de Dios. La Palabra de Dios nos invita a salir al descubierto, a no escondernos detrás de la complejidad de los problemas, detrás del “no hay nada que hacer” o del “¿qué puedo hacer yo?” o del “es un problema de ellos o de él”. Nos exhorta a actuar, a unir el culto a Dios y el cuidado del hombre. Porque la Sagrada Escritura no nos ha sido dada para entretenernos, para mimarnos en una espiritualidad angélica, sino para salir al encuentro de los demás y acercarnos a sus heridas. Hablé de rigidez, de ese pelagianismo moderno, que es una de las tentaciones de la Iglesia. Y buscar una espiritualidad angélica, es la otra tentación de hoy: los movimientos espirituales gnósticos, el gnosticismo, que te ofrece una Palabra de Dios que te pone “en órbita” y no te deja tocar la realidad. La Palabra que se ha hecho carne (cf. Jn 1,14) quiere encarnarse en nosotros. No nos aleja de la vida, sino que nos introduce en la vida, en las situaciones de todos los días, en la escucha de los sufrimientos de los hermanos, del grito de los pobres, de la violencia y las injusticias que hieren la sociedad y el planeta, para no ser cristianos indiferentes sino laboriosos, cristianos creativos, cristianos proféticos.

«Esta lectura que acaban de oír ¾dice Jesús¾ se ha cumplido hoy» (Lc 4,21). La Palabra quiere encarnarse hoy, en el tiempo que vivimos, no en un futuro ideal. Una mística francesa del siglo pasado, que eligió vivir el Evangelio en las periferias, escribió que la Palabra del Señor no es «“letra muerta”, sino espíritu y vida. […] Las condiciones de la escucha que reclama de nosotros la Palabra del Señor son las de nuestro “hoy”: las circunstancias de nuestra vida cotidiana y las necesidades de nuestro prójimo» (M. Delbrêl, La alegría de creer, Sal Terrae, Santander 1997, 242-243). Entonces, preguntémonos: ¿queremos imitar a Jesús, ser ministros de liberación y de consolación para los demás poniendo en práctica la Palabra? ¿Somos una Iglesia dócil a la Palabra; una Iglesia con capacidad de escuchar a los demás, que se compromete a tender la mano para aliviar a los hermanos y las hermanas de aquello que los oprime, para desatar los nudos de los temores, liberar a los más frágiles de las prisiones de la pobreza, del cansancio interior y de la tristeza que apaga la vida? ¿Queremos esto?

En esta celebración, algunos de nuestros hermanos y hermanas son instituidos lectores y catequistas. Están llamados a la tarea importante de servir el Evangelio de Jesús, de anunciarlo para que su consuelo, su alegría y su liberación lleguen a todos. Esta es también la misión de cada uno de nosotros: ser anunciadores creíbles, ser profetas de la Palabra en el mundo. Por eso, apasionémonos por la Sagrada Escritura. Dejémonos escrutar interiormente por la Palabra de Dios, que revela la novedad de Dios y nos lleva a amar a los demás sin cansarse. ¡Volvamos a poner la Palabra de Dios en el centro de la pastoral y de la vida de la Iglesia! Así nos libraremos de todo pelagianismo rígido, de toda rigidez, y nos libraremos también de la ilusión de una espiritualidad que nos pone «en órbita» sin cuidar de nuestros hermanos y hermanas. Volvamos a poner la Palabra de Dios en el centro de la pastoral y de la vida de la Iglesia. Escuchémosla, recemos con ella, pongámosla en práctica.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
186 comentarios en “Francisco: «La rigidez es una perversión»
  1. Efectivamente, es una PERVERSIÓN LA RIGIDEZ del pensamiento único anti católico, que propugnas descaradamente, con sus dogmas esclavizantes homosexualistas, globalistas, ambientalistas, migracionistas, abortistas, eutanásicos, ecumenistas y legeteberos. Esta rigidez lleva al infierno.

    Por el contrario, la rigidez católica, con sus dogmas liberadores, fundados en la Sagrada Escritura, en la Palabra de Dios, lleva al Cielo.

    Rigidez por rigidez, me decanto por la católica, que tanto odias porque lleva al Cielo, mientras que tú, con la otra rigidez, carente de base, incluso científica, acabarás en el infierno. Aún estás a tiempo de rectificar, pero hazlo ya. Te queda poquísimo para presentarte ante el Padre.

    1. MALTA, SACERDOTE «HOMÓFOBO» ACUSADO POR EL ESTADO Y LA IGLESIA BERGO LIANTE POR NO SOMETERSE A LA RIGIDEZ DEL PENSAMIENTO ÚNICO

      Tratando un crimen atroz, el padre Davide Muscat comenta que, desde el punto de vista de la doctrina, la práctica homosexual es peor que la posesión. Esta consideración podría costarle 1 año de prisión y 23 mil euros de multa, además de la suspensión que le podría imponer Mons. Scicluna, el favorito de Bergoglio para Doctrina de la Fe e ir socavando la Fe Católica, que odia.

      Lo cuenta Gianfranco Amato en La Nuova Bussola

    2. El superfantástico Papa elástico haría bien en recordar que Jesús le dijo a Pedro “sobre esta roca edificaré mi Iglesia”. Y precisamente, lo dijo porque no nada más rígido que una roca. Una roca rígida y sólida para sustentar a la Iglesia sin ceder ni deformarse ante las presiones y fuerzas del mundo. Y es que la elasticidad nos lleva al relativismo moral del que tanto nos advirtió Benedicto XVI como uno de los mayores males de nuestro tiempo.

        1. De nada.

          La rigidez no es buena. A mí me repugna y aleja de una persona la rigidez…cuanto más en el terreno de la moral.

          Cuando me acerco a un sacerdote busco a un sacerdote católico ortodoxo, pero que sepa comprender, sanar, curar, que anime a amar la norma pero que me haga ver que no es la norma por la norma, sino que la norma, como dice cosas buenas para el alma, por eso es norma.
          Para la aplicación pura de la norma con ir al código de derecho canónico y al catecismo es suficiente. No. Yo pido un trato humano, comprensivo con el pecado y cercanía. Que aconseje, que proponga y que no imponga. Que sea simpático y amable…leñes! Que haga la fe atractiva y que atraiga con su actitud.

      1. Además de tener un serio y evidente problema mental, y de ser un zafio y un grosero, hay que estar muy aburrido para decidarse todo el día a escribir sus estupideces en una página web católica, sin serlo usted, donde hasta el más tonto le da sopas con ondas, por lo que sólo puede permitirse escribir sus exabruptos ante su manifiesta incapacidad para juntar dos frases con sentido o replicar cualquier argumento, por carecer usted de ninguno. Debe de temer hacer el ridículo, pero si cree que así lo evita, siento desilusionarle. Siga con sus ocurrencias infantiles cambiando los nicks de los demás comentaristas y recogiéndose la baba cuando se ría usted solo, que es al único que le parece gracioso. Hay que ser muy lerdo para hacer lo mismo con diferentes nicks, en lo que ya se ha convertido en su firma, y pretender que nadie se dé cuenta. ¿Cree que a alguien más es tan infantil como usted? Y ahora, va por ahí y lo casca, «ingenioso».

        1. ¿ Como llevas la prohibición de tu misa de culo, Carcohlicvs ?
          Ya no podrás levantarle las faldas al cura en la iglesia, eso que tanto te gusta.

          1. ¿Y usted cómo lleva que se rían de lo inculto que es, que ni es capaz de trollear como Dios manda? ¿Dónde se ha visto un troll del que la gente se ría? En vez de resultar ingenioso, da vergüenza ajena, porque ni siquiera sabe leer. ¿Y sus estúpidos juegos de palabras con los nicks? ¿Cree que a alguien que no esté en Primaria le parecería gracioso u ocurrente decir «Carcohlicus»? Sólo le falta sacar la lengua y poner los cuernos con los dedos. Y todo para ocultar ¿qué? ¿Que no sabe debatir, que no tiene argumentos, que apenas sabe escribir y que a duras penas entiende lo que lee? Pues eso no se le va a curar insultando, y, como ya le dije, no deja mal al que insulta: queda usted como un penco.

    3. ¡Pero qué sarta de disparates dice este falso papa!
      Una de las cosas que más me molestó, fue cuando comparó a Dios con un «rígido aduanero». Chabacano, vulgar, ordinario, grosero…
      Si se llegara a escribir una enciclopedia de todo lo que dice, creo que es difícil saber de cuántos tomos constaría.
      ¡Dios mío, líbranos de este personaje diabólico!

  2. Como diría el emérito:
    “¿ Por qué no te callas ?”
    Tanta verborrea para decir siempre las mismas memeces…
    Memeces que no son inocentes, pues lo que transmiten es un odio tremendo a la Tradición de la Iglesia, y por ende, a la Iglesia misma.

  3. Necesitaría saber a qué llama rigidez el papa para poder entenderlo. Por sus palabras, ahora y aún más en otras ocasiones, más bien me parece que tira hacia el relativismo, tan denostado por los papas anteriores, en especial por Benedicto XVI. Prefiero segur las enseñanzas de dichos papas, que no me producen confusión alguna.

    1. Blanca, en Amoris Laetitia indica lo que él entiende por rigidez, en el 308 dice «Comprendo a quienes prefieren una pastoral más rígida que no dé lugar a confusión alguna. Pero creo sinceramente que Jesucristo quiere una Iglesia atenta al bien…» Es decir, para Francisco rigidez es claridad, normas claras, sin ambigüedad, llamar al pan, pan; y al vino, vino. En ese sentido los mandamientos, para él, son rígidos y por eso insiste en que Jesús no nos dio unas normas. Lo contrario a la rigidez es una laxitud donde todo se vale, donde todo se permite.

      1. Para Bergoglio, rigidez es interpretar los Mandamientos de la Ley de Dios al pie de la letra. Eso sí lo ha dicho alguna vez, aunque con su forma retorcida habitual. Y los Mandamientos están expresados de una manera tan concisa y certera, que solo se malinterpretarán si se tiene la mala intención de hacerlo. Ahí no hay rigidez que valga: solo la Verdad. Bergoglio está llamando rigidez a la Verdad.

  4. Francisco más bien podría decir que el aborto y la ideología de género son una perversión, pero en cambio sobre esto calla, mientras está obsesionado con insultar a los católicos fieles llamándonos rígidos.

    1. Es ridículo que el Papa diga: «Dios no es un tirano que se encierra en el cielo, esa es una fea imagen de Dios». Es absurdo decir eso, porque practicamente nadie ha asociado nunca semejante idea al Señor.

      1. Creo que Francisco está reflejando aquello de «excusation non petitia acusatio manifesta», me pregunto ¿no será esa la imagen que él tiene del Dios revelado? Y tal vez por eso trata de presentar a un dios que todo lo permite y que no condena ningún pecado. Es decir, la Imagen que la Iglesia siempre ha mantenido de Dios, tal vez a Bergoglio le parece así.

    2. Francisco no se ajusta a la realidad, cuando establece como alternativa al Dios compasivo, la imagen de un «Dios temible que aplasta bajo los sentimientos de culpa». Ahí no está el problema de la Iglesia de hoy, pues entre los católicos, difícilmente hallaríamos a alguien que asuma semejante idea de Dios.
      Y mientras el Papa establece estas caricaturas, implícitamente va inoculando un concepto relativista de Dios, en el que la exigencia moral se diluye, y el atributo de la justicia divina desaparece.

    3. Toda esa homilía está plagada de errores que podría seguir enumerando, pero no tengo tiempo de continuar, porque me reclaman otras obligaciones pastorales.
      Sólo diré para acabar, que la debacle de este pontificado, requiere urgentemente que los fieles resistamos frente a tanta confusión doctrinal.

          1. Blanca, compréndalo: es que le censuran en todas las demás webs por su boca de cloaca (ya lo dijo Cristo: «de la abundancia del corazón habla la boca», Lc 6,45), y sólo puede insultar y decir zafiedades aquí porque (hasta ahora) se lo permiten. El pobre, además de poco instruido, no es muy inteligente y como es incapaz de argumentar, se va a lo fácil, que es el insulto, que lejos de rebajar a quien pretende ofender, le retrata a él mismo. Qué vida tan patética y aburrida debe de tener. ¡Pobre troll!

  5. El Papa Francisco se expresa en un espacio de ambigüedad dentro del cual va dando zancadillas. Rodea a la «rigidez» de tanto amor, pasión y bellas palabras que termina por esconder que Jesús lee un párrafo de Isaías, de ¿400? años antes de Cristo y anuncia Jesús su cumplimiento. Guarda Santo Padre, que su pastoral no sea una práctica removida de la Palabra y ésta, despojada de su esencia expresada en los términos de la época. Que el matrimonio sigue siendo de por vida por más rodeos semánticos impresos a Amoris Laetitia, por ejemplo. Que el Purgatorio y la condenación existen aún cuando le venga quedar bien con un niño frente al público.

  6. El tiempo que vivimos en la iglesia, el pontificado de Papa Francisco, existe por la renuncia de Benedicto XVI. Estamos muy seguros de que él nunca pensó vivir el escenario que nos rodea, el hombre propone y Dios dispone. Son tiempos en los que todos los fantasmas de los ya lejanos años conciliares se vuelven a hacer presentes. Son momias con apariencia de vida que se nos pretenden vender como el no va más de la modernidad. Pretenden prolongar en el tiempo algo que ya está muerto. Nos tenemos que resignar a que morirán matando, no tienen otra salida. La presencia entre nosotros de Benedicto XVI y de su impresionante magisterio los saca de quicio, saben que sigue gozando de una autoridad que otros no tendrán nunca y piensan que el único camino que les queda es destruirlo como sea. Las armas las carga el diablo y no siempre los disparos obtienen sus objetivos. Specola.

    1. Tosatti nos recuerda la tendencia en los últimos tiempos de confundir la prudencia con la cobardía. Estamos muy seguros de que es la típica maniobra contra Ratzinger. Son tantas en su pontificado y vienen desde dentro de la iglesia. Al preguntar quién está detrás, lo primero que vemos es que la auto exculpación del Papa Francisco y su entorno delatan que algo hay. Francesco manifiesta una ‘profunda estima y afecto por su antecesor’. A estas alturas del pontificado sabemos muy bien dónde están los afectos de cada uno y en este caso están con Marx, que ha pagado y seleccionado a los autores del polémico informe.

    2. Son muchos los refranes que nos ayudan en estos momentos y que no conviene olvidar porque encierran la sabiduría secular: Qui ventum seminabunt et turbinam metent. No escupas ‘al cielo’ porque cuando la saliva vuelve a bajar es fácil que te caiga encima. Quienes siembran la semilla del odio y la violencia se verán arrastrados por la espiral que han desencadenado. El que esparce lodo que tenga cuidado donde pone los pies. Quien fábrica venenos debe tener cuidado de qué vaso bebe. Quién abre la alcantarilla tenga cuidado de no tropezar y caer en ella. Omnes qui acceperint gladium, gladium peribunt.

        1. Sólo los trolls estúpidos que, en su estulticia, creen que nadie les responde porque son muy ocurrentes, escupen hacia el cielo; y por más que se muevan siempre acaba cayéndoles encima.

  7. Con esta ordenación de ministerios de catequista a incluso mujeres nos demuestra el gran atraso que padece la Iglesia pues esta ordenación debería existir ya desde el principio apostólico. Ciertamente que se ha querido marcar tajantemente el terreno para que nadie se pasara de raya a querer ordenar mujeres sacerdotes, e incluso los ministerios de lector y acólito siempre reservados a varones para impedir iniciativas de vocaciones sacerdotales a las féminas. Muy de acuerdo en que las RIGIDECES cuando son excesivas no dan buenos resultados y ya lo vemos con la falta de vocaciones en la Europa ilustrada. En los paises pobres abundan más las vocaciones, pero yo me pregunto si tal vez es para llegar a un buen empleo o entrar a estudiar una carrera gratis, que mucho de esto sucedía en la España de la post guerra. En el Primer Mundo Ilustrado lleno de gente inteligente conviene un sistema de sacerdocio también inteligente e ilustrado con celibato opcional, y idem, idem.

    1. «…esta ordenación debería existir ya desde el principio apostólico»

      Porque usted lo diga, claro.

      «…las RIGIDECES cuando son excesivas no dan buenos resultados y ya lo vemos con la falta de vocaciones en la Europa ilustrada. »

      Usted vive en un mundo paralelo, totalmente alejado de la realidad: es justamente la laxitud la que ha provocado la falta de vocaciones. En las órdenes e institutos religiosos que ahora se consideran «rígidos» no faltan las vocaciones. Su receta, además de falsa, ha probado su ineficacia. Así que, insistir en aplicar una receta que ha demostrado probadamente que no funciona, lejos de solucionar el problema, lo agrava.

      1. «En el Primer Mundo Ilustrado lleno de gente inteligente…»

        Me temo que sobreestima la inteligencia de la gente del primer mundo.

        «…conviene un sistema de sacerdocio también inteligente e ilustrado con celibato opcional»

        El celibato ya es opcional: nadie obliga a ser sacerdote. Quien accede al sacerdocio ya opta por el celibato. Además, nuevamente su receta tampoco funciona, como demuestra la deriva de los protestantes, donde no existe celibato sacerdotal y cuya caída de vocaciones.no para.

      2. No. Porque lo dice él no. Porque es lo justo y lo lógico.
        Tú puedes irte a disfrutar de esas celebraciones supersticiosas y prohibidas que tanto te gustan. No cambiarás nada de lo que está por venir, Carcohlicvs.

        1. ¿A quién he leído yo antes la estupidez de «Carcohlicvs»? Ah, sí: a Sacapuntas, a Pedo An-troll-io, a Juan Nadie… Quédese mejor con el último nick, que le hace mñas justicia: NADIE. Ya le ignora todo el mundo, por más idioteces que diga. Y así va a seguir, por pedazo de TROLL.

          1. ¿Sólo sabe decir caca-pedo-culo-pis? ¿Se siente realizado por ello? Pues ya va siendo hora de que avance un poquito en el idioma, hombre, que es fase la supera todo el mundo después de cumplir 4 años y usted va un poco «retrasado».

  8. Si las catequesis papales son así, se entiende que quiera controlar lo enseñado por los catequistas con la invención de un «ministerio», pues se da de tortas con lo que siempre ha enseñado la Iglesia.

    «Francisco: ‘La rigidez es una perversión'»

    ¡Pues anda que la laxitud! Y más, concebida de esa manera tan rígida.

    «la Palabra revela a Dios y la Palabra nos lleva al hombre»

    La Palabra revela a Dios y nos lleva a Dios, no al hombre.

    «Qué rostro de Dios anunciamos en la Iglesia, el Salvador que libera y cura o el Dios Temible que aplasta bajo los sentimientos de culpa?»

    Emplea la falacia del falso dilema: no hay que elegir si Dios es justo o misericordioso, porque es ambas cosas. La misericordia de Dios no eclipsa su justicia ni la hace desaparecer.

    1. «No vino a entregar una serie de normas o a oficiar alguna ceremonia religiosa»

      Cristo mismo le contradice:

      «No penséis que he venido a abrogar la Ley y los Profetas; no he venido a abrogarla, sino a consumarla. Porque en verdad os digo que antes pasarán el cielo y la tierra que falte una yota o una tilde de la Ley hasta que todo se cumpla. Si, pues, alguno descuidase uno de esos preceptos menores y enseñare así a los hombres, será el menor en el reino de los cielos; pero el que practicare y enseñare, éste será grande en el reino de los cielos. Porque os digo que, si vuestra justicia no supera a la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos».

      En cuanto a la ceremonia religiosa, ¿lo hay mayor que la institución de la Eucaristía efectuada en el Cenáculo y que anticipó el Sacrificio del Calvario que se renueva incruentamente sobre cada altar hasta que Él vuelva?

      1. Nuevamente recurre a la falacia de falso dilema enfrentando el culto externo debido a Dios con hacernos cargo del prójimo, como si fueran excluyentes y no complementarios, como siempre ha enseñado la Iglesia.

        Muy significativa también la cita que emplea de Madeleine Delbrêl, quien creía que «el comunismo es el producto de un cristianismo traicionado por nosotros» y que «cuando los comunistas alzaron la voz, los pobres creyeron que era la Buena Nueva», propia de Una visión completamente materialista del cristianismo y la misión de la Iglesia, como ONG de atención material a los pobres.

    2. “ Emplea la falacia del falso dilema: no hay que elegir si Dios es justo o misericordioso, porque es ambas cosas. La misericordia de Dios no eclipsa su justicia ni la hace desaparecer.”
      TOTALMENTE DE ACUERDO

      1. La profesión de fe se reza, troll inculto. A ver si va a clase de alfabetización para adultos y le culturizan un poco para que no haga el ridículo. Y encima va de sabihondo. Ya lo dice el dicho: qué atrevida es la ignorancia; o éste otro: «dime de qué presumes…». Como para permitirse usted corregir a otros, qué cómico. No sé si los demás también se equivocan, pero usted sólo hace éso. Y no sea envidioso: si usted es feo como un pecado, ¿quién tiene la culpa?

          1. Naturalmente. No como usted, que es incapaz de leer, no ya en latín, sino siquiera en español, las instrucciones de los rollos de papel higiénico, de lo corto que es. Y si se las leen, tampoco lo entiende si no se lo dibujan.

  9. La rigidez para el Papa es simplemente intolerancia al pecado. Quien no condena el pecado no tiene piedad del pecador. Es simplemente un moralista egocéntrico.

    1. A Bergoglio lo han puesto ahí sus socios globalistas para que diseñe una religión que valga para todo el mundo, sincretista y muy relativa en todos sus «dogmas». Que para él no son tales, claro. Es lo que pretenden los psicópatas del NOM. y el papa, por lo visto, también es de la pandilla.

          1. Gracias, Catholicvs. Creo que lo mejor será que no demos cancha a este sujeto. Perderemos tiempo y categoría.

  10. Se nota descaradamente como es el típico psicoanalista de medio pelo argentino, léase el Tucho o el trucho como se llame, que es el que le escribe estas pseudo homilías con que nos tortura día sí y día también. Que arte en usar la semántica con ejemplos grandilocuentes, con expresión aparentemente magnánima, para no decir absolutamente NADA o mejor dicho, para tratar de llevar el agua a su molino. La verdad es que es un personaje esperpéntico, tanto como su corte de aduladores y palmeros

      1. La pregunta es siempre la misma, no hace falta que me respondas: tú eres tonto porque eres comunista o eres comunista por ser tonto??? Ya que la estulticia de los izquierdistas es sólo comparable a su absoluta perfidia

        1. Es que Ramonet, digo… Sacapuntas, digo… Pedo An-troll-io, digo… Sota de Bastos, es «asín». Hoy está ‘sembrao’: le han debido cortar Netflix por no pagar y se aburre (como no tiene amigos), así que se ha puesto a soltar sus chorradas y ocurrencias con el móvil, y para que no haya dudas, va cambiando de nick pero llamando a todos los comentaristas con esos estúpidos motes que sólo a una mente infantil y trastornada como la suya se le ocurren.

          1. No confundas, Carcohlicvs. Sota es mucho más lista que yo.
            Y más conservadora, aunque mucho menos que un carcólatra como tú.

  11. Su Santidad debería de ver su propia rigidez en cuanto su postura intransigente respecto a la Tradición de la Iglesia, la Misa Tridentina, los grupos católicos tradicionales… Por no hablar de sus continuos insultos a todos los citados anteriormente. En fin, «consejos vendo que para mí no tengo». Lo mejor que podemos hacer los católicos es no prestar atención a las ocurrencias nacidas en este Pontificado.

      1. Pero si usted apenas sabe leer: no se tire el pisto haciendo creer a nadie que sabe el significado de la palabra «superstición». ¿Cuánto le pagan por soltar idioteces aquí? Bueno, no importa: en cualquier caso es mucho, por poco que le paguen (no deberían pagarle nada, pues no se gana el sueldo de troll, haciendo el ridículo como lo hace). Y si nadie le paga nada y lo hace «motu proprio», es que es más bobo de lo que parece (que ya es decir).

          1. ¿Por qué no le dice a un vecino (o amigo de celda, que por su léxico tabernario es bastante probable que sea un recluso) que le dé unas mínimas lecciones de puntuación al escribir en español? Entre los disparates que dice, y que no sabe escribir, no hay quien le entienda (aunque tampoco hay mucho que entender, porque es usted bastante… dejémoslo en «simple»).

  12. Yo dejé de leer a Francisco a las pocas semanas de ser elegido papa, no colaba.
    Leer a Francisco contamina X hace mal al espíritu. Entiendo q infovatocana le da tanta cancha para criticar sus errores, que es bueno.
    Pero en general lo más sano para el espíritu es no leerle, y para la salud.
    Salvo las cosas importantes, para combatirlo, y sus actos

  13. Ciertamente la rigidez es no excomulgar a los politicos abortistas y eutanásicos de EEUU, y cuando se toman medidas draconianas contra la Misa y los fieles de siempre esa sí es verdadera rigidez . No predicar abiertamente contra los pecados graves que están asolando el mundo ,y alabar un Disney Pachamamic Park de Ecumenismos y sinodales varias.

    1. Las palabras de Francisco me recuerdan a los Comunistas cuando tachan de ultras y anti democráticos a los demás.
      Tienen gran paralelismo.

        1. El pobre TROLL no sabe leer (no da más de sí, el pobre): que le recuerda a los comunistas. QUE-SE-LO-RECUERDA. ¿Le hago un mapa o se lo deletreo? Es usted el troll más penoso y ridículo que se ha visto en mucho tiempo. ¡Qué lerdo!

  14. Este es el Cristo que yo conozco.

    Antes pensaba que con «rigidez» se refería a «fidelidad a Dios en el cumplimiento» pero ahora creo que no se refiere a «cumplir» sino a «cumplir como lo hacían los maestros de la ley mosaica, sin llegar a la plenitud del amor que Cristo le dió». Así que ya no me siento aludida.

    Qu´é alegría que recomiende poner la Palabra en el centro de la pastoral en lugar de Pagola y nuevas teologías que niegan sutilmente la divinidad de Jesús.

    Es preciosa esta homilía. Yo también entiendo la fe así. La ley se cumple por amor y con la Gracia. Dios ,por el Esp.Santo la va escribiendo en nuestro corazón hasta hacerla nuestra. Y nos transforma.

    1. Si quisiera decir eso que tu piensas, no hubiera necesitado un lenguaje tan retorcido. Este hombre habla así para que cada uno lo interprete como quiera… Cada vez se le ve más el plumero; de católico no tiene nada.

      1. Dios te bendiga.

        Jesús no fue blando ni condescendiente con los mercaderes del Templo, ni los escribas y fariseos : » raza de víboras » les llamó. El Dios caramelizado y edulcorado por las extravagancias Pachamámicas y Sinodalidades diversas de este Pontificado no existe.

          1. Pues, a pesar de ello, Cristo mandó que se hiciera lo que dichos «rígidos» decían (Mt 23,3), y aseguró que si nuestra justicia no supera a la de los ‘rigidísimos’ escribas y fariseos, no entraremos en el reino de los cielos (Mt 5,20). ¡Hay que ver lo rígido que era Cristo!

          2. Me temo, que por todas las acciones de la jerarquia de la Iglesia, no ya palabras que se pueden interpretar de diferentes maneras, para este Papa ser rigido, es condenar el pecado, no al pecador.
            El pecado es el mayor obstáculo entre Dios y el hombre, es el decir a Dios hago mi voluntad, no la tuya.
            Por el pecado, Cristo pasó una horrible pasión.
            Dejar al pecador con el pecado, es dejarle con la lepra.
            No se trata de Normas rígidas, queremos hacer lo que Dios nos manda, porque asi nos convertimos en sus amigos, se trata de amar a Dios y al prójimo.
            Si la Iglesia consiente con los pecadores dentro de la Iglesia, por ej en Alemania, con las relaciones homosexuales, con los adulteros, etc. no está ´haciendo la misión Jesucristo.
            «Habrá más alegria en el cielo por un pecador que se convierte, que por 99 justos que no necesitan convertirse».
            «Anda vete y no peque más»

      2. Blanca:

        RIGIDEZ CON UNO MISMO: cumplir la ley con el sólo esfuerzo personal. De ahí su alusión al pelagianismo.
        GRACIA: ser dócil al Esp.Santo para que sea Él quien escriba la ley en nuestro corazón y la haga nuestra para que así la cumplamos sin esfuerzo, pq ya forme parte de nosotros.

        ———

        EJEMPLO DE RIGIDEZ HACIA LOS DEMÁS: los escribas y fariseos que apedreaban a la mujer sorprendida en adulterio.
        AMOR: yo tampoco te condeno.Ve y no peques más.

        ———

        1. «GRACIA: ser dócil al Esp.Santo para que sea Él quien escriba la ley en nuestro corazón…»

          Hace exactamente una semana que le corregí este mismo error, que usted vuelve a repetir de forma contumaz, tratando de difundirlo: todo el mundo tiene la Ley grabada por Dios en el corazón, como explica el catecismo (nº 1957): «La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira».

          ‘La ley natural […] está INSCRITA Y GRABADA EN EL CORAZÓN DE TODOS Y CADA UNO DE LOS HOMBRES porque es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar. Pero esta prescripción de la razón humana no podría tener fuerza de ley si no fuese la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y nuestra libertad deben estar sometidos’ (León XIII, Carta enc. Libertas praestantissimum)».

        2. EJEMPLO DE RIGIDEZ HACIA LOS DEMÁS: defender d forma rígida y contumaz errores que ya le han corregido y tratar de difundirlos para llevar a los demás a engaño.
          AMOR: corregir al que yerra (y por su parte dejarse corregir), para que salve su alma y además no pierda a otros difundiendo errores.

        3. La pregunta es siempre la misma, no hace falta que me respondas: tú eres tonto porque eres comunista o eres comunista por ser tonto??? Ya que la estulticia de los izquierdistas es sólo comparable a su absoluta perfidia

        4. Los escribas y fariseos que querian apedrear a la mujer, no es que fueran rígidos, eran hipócritas, por eso Jesus les dice: el que esté sin pecado, que tire la primera piedra, eso quiere decir que estaban cargados de pecados, y no debian de ser pecadillos precisamente, porque se marcharon rapidamente.

  15. La pregunta del millón es: ¿cuáles son los antónimos de rigidez? Para ir sabiendo de que hablamos: blandura, condescendencia, ductilidad, elasticidad, flexibilidad, maleabilidad y tolerancia. Aplicados cualquiera de ellos a los Mandamientos de la ley de Dios supone no tomárselos en serio o lo que es lo mismo: Matar es pecado ¿y si no?: el adulterio es pecado ¿y si no?; el robo es pecado ¿y si no?; Mentir es pecado ¿y si no?, etc…si quitamos el ¿y si no? caemos en la rigidez.

  16. La verdadera LIBERACIÓN de la que nos habla Jesús es la que nos libra del «pecado», y no, la que nos permite embrutecernos aún más, con el corazón y la mente cada vez más RÍGIDOS y CIEGOS a la LUZ de Dios…

    1. Así es . Bienaventurada porque estas cosas no las revela carne y sangre sino el Padre que está en los cielos.

      Lo demás es edulcorante y saborizante que suena bien a ojos del mundo pero no a ojos de Dios.

  17. Además de otros errores de esta homilía, que ya han quedado muy bien expuestos, Francisco se equivoca también al rechazar el temor de Dios (que es don de Espíritu Santo), al decir que Cristo no vino a traer normas o a oficiar alguna ceremonia religiosa, al rechazar tener las cosas claras…

    1. Es que afirmar que Nuestro Señor no ofició ceremonias religiosas es negar COMPLETA la carta a los Hebreos, donde Cristo Nuestro Señor es Sumo Sacerdote, Eterno, a la manera de Melquisedec. La inopia intelectual del sujeto es insultante.

  18. …Francisco se equivoca al contraponer la compasión de Dios con su justicia. Precisamente Dios nos libera enseñándonos a vencer el pecado. Aminorar el sentido de la culpa nos perjudica.
    Y además resulta irónico que Francisco hable de «falsos ídolos», cuando él participó de un acto idolátrico con la pachamama.

  19. Estamos de acuerdo.
    La rigidez de imponer por la fuerza a la Iglesia una misa elaborada por seis apos ta tas protestantes que no tienen ninguna intención católica es una perversión.
    Y cambiar el ofertorio católico en donde se ofrece el sacrificio del Hijo al Padre por el ofrecimiento que hizo Caín en el Génesis, es además un insulto.
    Que no nos vendan tampoco el cuento de que el que promovió tales cosas desde la sede de Pedro además es Santo.

  20. Espero que contra el pecado de rígido no se proponga la virtud de chuchurrío. En el catecismo quedaría así:
    «Contra rígido, chuchurrío».

    1. Desmontaron su odiada Iglesia porque era rígida para montar ellos una nueva iglesia chuchurría.
      (Pues la verdad es que sí. Para qué nos vamos a engañar)

  21. los rígidos mas peligros son los que dicen que todo lo que un papa dice lo dice el espíritu santo ya hasta en la rigidez lo hacen la 4ta persona y no es ya la trinidad.
    la rigidices de la papolatria no tiene limites cuando se canta una ideología.
    son rígidos en su farsa en su mentira los rígidos modernos tiene nuevos sacramentos, nuevo evangelio, nuevo magisterio, son pura rigidez al que no acepta un buen concejo, están cerradooooosssss
    jajajajajaja

  22. La rigidez a la que se refiere el Papa no es sinónimo de «fidelidad a Dios» . No sé porqué se ponen tan a la defensiva. Es bien cristiano lo que dice en esta homilía. La han leído entera o sólo el comentario del autor??????

    RIGIDEZ CON UNO MISMO: cumplir la ley con el sólo esfuerzo personal. De ahí su alusión al pelagianismo.
    GRACIA: ser dócil al Esp.Santo para que sea Él quien escriba la ley en nuestro corazón y la haga nuestra para que así la cumplamos sin esfuerzo, pq ya forme parte de nosotros.

    ———

    EJEMPLO DE RIGIDEZ HACIA LOS DEMÁS: los escribas y fariseos que apedreaban a la mujer sorprendida en adulterio.
    AMOR: yo tampoco te condeno. Ve y no peques más.

    Que hay de malo en esto???? no lo entiendo…da la sensación que albergan odio en su interior hacia el papa…

    1. «La han leído entera o sólo el comentario del autor?»

      Enterita. De ahí las correcciones. Y como veo que su contumacia (de usted) sigue y por eso repite los mismos errores donde cree que se ven mejor, también le respondo aquí:

      «GRACIA: ser dócil al Esp.Santo para que sea Él quien escriba la ley en nuestro corazón…»

      Hace exactamente una semana que le corregí este mismo error, que usted vuelve a repetir de forma contumaz, tratando de difundirlo: todo el mundo tiene la Ley grabada por Dios en el corazón, como explica el catecismo (nº 1957): «La ley natural expresa el sentido moral original que permite al hombre discernir mediante la razón lo que son el bien y el mal, la verdad y la mentira».

      1. ‘La ley natural […] está INSCRITA Y GRABADA EN EL CORAZÓN DE TODOS Y CADA UNO DE LOS HOMBRES porque es la razón humana que ordena hacer el bien y prohíbe pecar. Pero esta prescripción de la razón humana no podría tener fuerza de ley si no fuese la voz y el intérprete de una razón más alta a la que nuestro espíritu y nuestra libertad deben estar sometidos’ (León XIII, Carta enc. Libertas praestantissimum)».

        «no lo entiendo…da la sensación que albergan odio en su interior hacia el papa…»

        Odio el suyo, que le parece bien que confunda a otros y, por si no fueran suficiente sus errores, usted los hace suyos y pone también de su propia cosecha. Qué falta de caridad.

        1. EJEMPLO DE RIGIDEZ HACIA LOS DEMÁS: defender de forma rígida y contumaz errores que ya le han corregido y tratar de difundirlos para llevar a los demás a engaño.
          AMOR: corregir al que yerra (y por su parte dejarse corregir), para que salve su alma y además no pierda a otros difundiendo errores.

          1. Gracias Catholucvs,por su instrucción y denuncia del error.
            Como bien dice la Palabra de Dios:
            » Procama la Palabra,insiste a tiempo y a destiempo,reprende,amenaza,exhorta con toda paciencia y doctrina»( 2 Timoteo 4,2)
            Usted como es deber de un católico coherente,proclama la Verdad.

          2. Aunque a ustedes dos les parezca q no he aprendido nada de sus intervenciones se equivocan.Sí lo he hecho.He aprendido y mucho.

            1- sobre todo a posicionarme en la Iglesia.
            2- que no llegamos a nadie si no transsmitimos a Cristo
            3- que sin el encuentro y relación con Cristo actuamos como los discípulos de Juan Bautista.
            4- que si evangelizamos pero no tenemos el amor de 1cor13 y los frutos del Esp. Santo de gal 5, en lugar de acercar alejamos.
            5- que si evangelizamos pero no apoyamos nuestra evangelización con nuestro testimonio de vida no sirve de nada.
            6- a entender al papa en muchos aspectos.
            7- que estaré con la Iglesia hasta el final.
            8- que criticar es falta de humildad y que hacerlo sistemáticamente denota albergar algún sentimiento negativo, si no ira.
            9- q para crecer en humildad y santidad debemos
            mirar nuestra viga.
            10- que la confianza en Dios y en su providencia es un don.

          3. Pues si eso es todo lo que ha aprendido, muy mal. Es usted resistente a la corrección y contumaz en el error:

            1- Muchas de las cosas que dice la posicionan fuera de la Iglesia.
            2- Pero al Cristo real, no a uno edulcorado o inventado.
            3- De nuevo, con el Cristo real, no con uno que no existe.
            4- Como más se aleja es no evangelizando o predicando otro evangelio.
            5- Eso es falso: el valor del Evangelio no depende de la santidad del misionero, aunque sea preferible que sea santo.
            6- Debe de ser la única o de las pocas, porque si antes no se le entendía, cada vez se le entiende menos.
            7- Eso no depende sólo de usted, sino de Dios.
            8- Eso es falso: corregir al que yerra es una obra de misericordia.
            9- Sí, y no dejársela sacar por quien tiene 2 vigas en vez de una.
            10- Pero también existe la esperanza vana, que es pecado.

          4. Catholicvs,

            analizar las razones por las cuales usted intenta transmitir una cosa y transmite otra no me corresponde a mí. Eso es cosa suya y no me voy a entrometer.

            Yo me limito a exponer y agradecer lo que he aprendido de ustedes.

            Bendiciones

          5. Yo no transmito una cosa pretendiendo transmitir otra: yo le expongo la verdad. Cómo la acoja usted, o si la acepta o no, es cosa suya.

            «Yo me limito a exponer y agradecer lo que he aprendido de ustedes»

            Lo que usted dice haber aprendido no se corresponde en absoluto con lo que le hemos transmitido. Los problemas de comprensión, en este caso, están en el receptor y no en el emisor. Relea las respuestas.

          6. Naturalmente: si lo he escrito yo, no voy a sacar las suyas, que además no se ajustan a la realidad.

          7. Gracias Catholicvs,sus respuestas como siempre magistrales y cargadas de toda paciencia y sana doctrina( 2Timoteo 4,2)
            Con lo que usted ha dicho,yo no tengo más que decir.
            Ya se sabe que por desgracia ACS,no va a entenderlo hasta que se convierta.
            Ella vive inmersa en su religión inventada y se mantiene inamovible en el error.

    2. Déjate de tomarnos el pelo.
      Se te corrige y corrige sin insultarte, pero persistes en el error.
      Y tergiversas las Sagradas Escrituras diciendo:

      «AMOR: yo tampoco te condeno. Ve y no peques más.
      Que hay de malo en esto???? no lo entiendo…da la sensación que albergan odio en su interior hacia el papa…»

      ¡Dios mío, dame paciencia!
      Entiéndelo de una buena vez: Bergoglio no cree en Dios; en la transubstanciación; en el pecado; en el castigo eterno…
      Pero sí cree: en las vacunas; en el ecologismo; en el medio ambiente; en la paz mundial; en la Pachamama; en el relativismo; en la validez de todas las religiones; en la tierra…

  23. ACS: Suponer que el Espíritu Santo va a poner una ley en nuestro corazón distinta a la de la Revelación es pecado contra el Espíritu Santo. El Espíritu Santo no da leyes particulares, reparte sus Siete Dones para iluminarnos. No se puede acusar de pelagianismo a nadie por aceptar la Ley de Dios, a no ser que esa persona afirme que lo va a hacer por sí mismo y sin ayuda de la Gracia. Y nadie dice eso. Normalmente los más apegados a la Tradición, la Doctrina y el Dogma son los que se confiesan pecadores y los que más necesidad tienen del Sacramento de la Confesión, pero también los más dispuestos a salir de esa situación. Cuando relativizas los Mandamientos es cuando no pecas.

    1. Maria Jesús,

      Yo sólo he querido expresar lo q el Papa ha dicho pq lo he entendido perfectamente y me ha parecido q aquí se le estaba malinterpretando. Pero a mí también me malinterpretan y no entiendo nada. Debo expresarme mal.

      El Esp. Santo no pone en nuestro corazón otra ley ,claro q no! ,pone la misma pero en la plenitud del amor. Por q no es lo mismo saber intelectualmente q saber con el corazón.No es lo mismo leer la Biblia q vivirla. No sé explicarlo.Lo siento…

      No les he acusado de pelagianismo, les he explicado pq el papa hace esta acusación a los rígidos.

      Yo no relativizo los mandamientos, soy católica. La diferencia está en la pastoral. En la forma de transmitir la fe.

      1. La gracia santificante la recibimos en el bautismo pero nos va purificando durante nuestra vida.
        Aquello escrito en nuestro corazón por el Esp.Santo queda velado por la maleza del pecado o, simplemente, por nuestra imperfección Los ríos de agua viva van limpiando esa maleza para q la ley viva en nosotros de forma nítida y es como si volviera a escribirla pq se nos revela como algo nuevo.Por eso digo q escribe en nuestro corazón pero es q hay cosas q considero q se sobrentienden pero aquí veo q se lee muy literalmente y no nos entendemos.

        Gracias María Jesús por su comentario y disculpe q no sepa explicarme mejor.

        1. «No les he acusado de pelagianismo, les he explicado pq el papa hace esta acusación a los rígidos»

          Su explicación, como la del Papa, no se ajusta a la realidad.

          «La gracia santificante la recibimos en el bautismo pero nos va purificando durante nuestra vida»

          La gracia santificante recibida en el bautismo se pierde en el momento que se comente un solo pecado mortal; de ahí la necesidad de la Confesión sacramental, para recuperarla.

          «hay cosas q considero q se sobrentienden»

          Se sobreentiende que un católico cree determinadas cosas… hasta que hace una afirmación que invalida dicho sobreentendimiento. De ahí las correcciones.

          1. El suyo en cambio no empieza: ya es evidente, don nadie. Y con ésto, se acabó la diversión por hoy: que le den pomada, troll inculto.

            ¡Qué razón tenía Mark Twain cuando dijo aquéllo de «nunca discutas con un idiota, te hará descender a su nivel y ahí te vencerá por experiencia»…!

  24. Si la he entendido bien, nada de nuevo tiene eso y, aún en el supuesto de que la rigidez – que fue el caso de muchos en una Iglesia pujante- afecte a algunos, ser rígido hoy en día es algo tan raro que casi podríamos decir que tiene mérito. En una sociedad y una iglesia que están moviendo hasta los cimientos los rígidos al menos son una roca. En cambio otras opciones modernas van con el latido del mundo y montados en la ola. En realidad Pelagio, que no era rígido, les va mejor a ellos porque el voluntarismo era su lema y el voluntarismo es también el lema del mundo actual. Un modelo de rígido en el mundo del S. II fue Tertuliano, pero Tertuliano en el mundo actual no tiene seguidor alguno. Si la Iglesia de aquel momento le apartó por rígido ¡qué sería ahora!.

  25. Es como si en un juncal continuamente abatido por el viento que inclina a los juncos en todas direcciones creciera un roble, que no se inclina, y todos los palos le fueran a él. Hay que combatir las malas inclinaciones del momento, no las inexistentes, y la rigidez no es problema de los tiempos presentes.

    1. María Jesús,

      Es q yo creo q confundimos rigidez con firmeza. No ser rígido significa, en mi opinión, vivir y transmitir nuestra fe con los dones del eEsp.santo y el amor cristiano:
      «Gal 5,22.En cambio el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, 23.mansedumbre, dominio de sí; contra tales cosas no hay ley.»

      «1 cor 13,4-8 La caridad es paciente, es servicial; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; 5.es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; 6.no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. 7.Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta. 8.La caridad no acaba nunca.»
      Hay un chiste horroroso de humor negro q creo refleja muy bien la rigidez:

      1. Pido perdón por este chiste q es inhumano.
        Mamá, mamá, quiero galletas
        – cógelas tú mismo, estan en el armario de arriba
        – pero mamá…no tengo brazos
        – aaahhhhh, no tienes brazos, no hay galletas.

        Eso es rigidez. La minusvalía del niño la tenemos todos en nuestras heridas internas por eso los dones de Esp.santo com la paciencia etc y el amor deben acompañar la evangelización. A veces la persona no puede dejar su pecado así como así, no tiene brazos. Necesita su tiempo y nuestra paciencia y comprensión.

        Entender eso no significa negar la doctrina. No significa estar de acuerdo con la tendencias alemanas, no significa negar el pecado ni ser hereje. Significa llevar la ley a la plenitud del amor.

        Uno puede saber la biblia de memoria,el catecismo,la historia de la Iglesia y no haber llegado a la plenitud de la ley en el amor. Eso es ser rígido.

        Yo lo entiendo asi Maria Jesús.No sé..

        1. «Mamá, mamá, quiero galletas […] Eso es rigidez»

          Eso no es rigidez. La verdadera rigidez se mostraría cambiando ese chiste malo de esta otra forma:

          – Mamá, mamá, quiero veneno.
          – Cógelo tú mismo, está en el armario de arriba.
          – Pero mamá… no tengo brazos.
          – Aaahhhhh, no te preocupes, que ya te alcanzo yo el veneno para que te lo tomes.

          Además de rigidez, hay falta de caridad, no sólo por no disuadir al hijo de que el veneno es malo, sino por ayudarle a tomárselo. Y si alguien le dice que eso no es ser una buena madre, insiste en la misma práctica y la defiende contumazmente, es un clarísimo ejemplo de ‘rigidez’.

          1. Catolicvs,

            y esa versión del chiste es de lo que me acusa a mí, claro!!! como si yo ayudara a la gente a ir al infierno.

            En fin…

          2. El chiste corregido no era una acusación a usted de nada (esta noticia no trata sobre usted), sino una aclaración de lo que realmente es rigidez, que es justo lo opuesto de lo que usted dice. En cuanto a lo del infierno, cabe decir que la gente no va al infierno hasta que no muere y sólo si lo hace en pecado y sin arrepentimiento. En cualquier caso, usted cree, objetivamente, cosas erróneas y persiste en sus errores aun cuando le corrigen, no limitándose únicamente a creerlos, sino que los difunde, bien para que alguien le confirme en dichos errores, o bien para que otros los asuman. Y éso, a lo que tampoco ayuda, es a ir al cielo.

      2. «No ser rígido significa, en mi opinión…»

        Según lo que usted entiende que es no ser «rígido», de acuerdo con la descripción que hace a continuación, entonces debe de considerar a este Papa «súper tígido».

          1. Catholicvs,

            si un médico le recomienda a un paciente que no fume le está recomendando algo bueno aunque el médico sea fumador también.

            El paciente es libre de enfadarse con el médico porque le recomienda algo que él no hace pero no es la actitud más razonable.

            Yo no me paro a considerar lo que hace el médico. Dejo de fumar y listos.

          2. Vaya forma tiene usted de contradecirse: va poniendo comentarios y comentarios dicentdo que no sirve de nada predicar si no se da ejemplo. ¿En este caso ya no sirve su premisa? Porque, o para todos, o para nadie. Dicho lo cual, cuando menos es hipócrita acusar a otros de lo que uno mismo adolece (llamar rígidos a los demás cuando quien lo dice es más rígido que nadie). Además, él ya ha explicado muchas veces lo que él entiende por ‘rígido’, y no es lo que le achaca usted. Para que luego diga que ahora le entiende muy bien, cuando da a entender justo lo contrario de lo que él dice de forma cristalina (porque cuando quiere que le entiendan algo se da a entender, aunque lo que diga no se ajuste a la realidad).

          3. Sí se contradice, porque si se pasa la vida defendiendo la falsa concepción papal de lo que es la «rigidez» y su condena del «proselitismo» (que no es otra cosa que evangelizar), justificando y haciendo suya su «teoría» de que hay que predicar con el ejemplo y no con la palabra, y sólo a quien lo pida, como dijo usted hace poco en uno de sus comentarios contra el mandato de Cristo de predicar a toda criatura, ahora no puede hacerse la despistada y decir que yo no soy médico: para decirle que fumar es malo no hace falta ser médico, ni hace falta no ser fumador. Se lo puede decir cualquiera porque objetivamente es malo, con independencia de si quien se lo dice hace caso de esa verdad objetiva o no. La verdad es la verdad, la diga Agamenón o su porquero. Y con la predicación, igual: el Evangelio no es malo porque quien lo predique lo sea. No es que sea bueno condenar la rigidez aunque el Papa sea rígido: es que su concepto de rigidez es erróneo.

  26. Un modelo de prudencia parece que fue San Cipriano de Cartago, Obispo, que no sé si era sinodal o no, pero que tenía la capacidad de mantener a su iglesia unida, razón por la cual el Obispo de Roma, léase Papa, le consultó varias veces con gran cabreo de la Curia Romana: «¿Para que consultas al Africano (era de origen bereber) estando nosotros aquí, que somos letrados romanos?» Me pregunto si en la actualidad no habrá también algún obispo africano al que consultar dejando a los teutones de lado. Hay que leer a los Padres de la Iglesia.

  27. ACS: No, eso significa que todos vamos a incumplir la ley y el que la cumpla es rígido, lo que indica que es mejor incumplir la ley que cumplirla para evitar la rigidez. Si la rigidez es el mayor de los pecados es que es la soberbia y, por tanto, aquellos que mejor cumplan la Ley de Dios serán más soberbios y los que menos la cumplan más humildes. De donde se deduce que las leyes están pintadas en la pared, pero lo mejor es no hacer mucho caso de ellas para evitar el pecado de soberbia y que es imposible cumplir la Ley y ser humilde. Usted se mete en un dilema que la Iglesia nunca ha contemplado: Cumplir la Ley y ser soberbio o incumplirla y ser humilde. Es decir va de Pelagio y su voluntarismo a Lutero y su «da igual lo que hagas».

    1. María Jesús,

      Es bien facil lo que he explicado: cumplir la ley y transmitirla «pero» con los dones del Esp.Santo (gal 5) y con el amor de (1cor 13).

      Ustedes cumplan la ley y evangelicen a su gusto. Yo cumplo la ley y evangelizo según los textos que he mencionado ( en la medida de mi miseria y de mi docilidad al Esp.Santo).

      Y todos felices, que para algo el cuerpo tiene muchos miembros distintos.

      1. «Yo cumplo la ley y evangelizo según…»

        La cumple cuando la cumple (en esta misma web hay pruebas escritas de cuando no la cumple; pero usted no es la protagonista, por lo que no merece la pena explayarse de nuevo al respecto). Y eso de que evangeliza… usted difunde errores doctrinales y tergiversa el Evangelio, dando interpretaciones a la manera protestante de aspectos que la Iglesia ha enseñado siempre de forma totalmente diferente a lo sostenido por usted. Queda patente, como ya le he dicho, que usted no se limita a creer cosas erróneas y no dejar que nadie le corrija, sino que es su intención difundirlas, aun cuando le han corregido. Contumacia en estado puro.

          1. Si le importase, no escribiría las cosas que escribe, que no son la «versión» de Nuestro Señor Jesucristo, precisamente. Aunque no sorprende, «pues vendrá un tiempo en que no sufrirán la sana doctrina, antes, deseosos de novedades, se rodearán de maestros conforme a sus pasiones, y apartarán los oídos de la verdad para volverlos a las fábulas» (II Tim 4,3).

          2. Catholicvs,

            Pero si este texto es aplicable a mí o no, lo sabe Dios. Usted no me conoce de nada. A eso me refiero.

            Dios le bendiga y le guarde 🙏🙏🙏

          3. Catholicvs,ya lo he dicho en varias ocasiones pero me repito,lo de la señora ACS sólo se soluciona con ayuno y oración,algunas especies de demonios sólo se pueden ahuyentar así.
            Lo de esta mujer es verdaderamente satánico,porque la falsa doctrina que ella dispersa es la doctrina putrefacta que invade como la carcoma la Iglesia de Cristo.
            Y es mentira que ama a Jesucristo,porque Cristo es la Verdad y ella vive en la mentira, a pesar de que Dios,como la ama,intenta sacarla del error,por activa y pasiva,pero ella rechaza la corrección,pecado de soberbia,el mismo que condenó a satanás.
            Si fuera limpia y sincera de corazón estaría dispuesta a conocer la Verdad y hacerla suya.

          4. ACS: dice «Usted no me conoce de nada». Y es verdad. Sólo conozco lo que usted escribe. Y hablo sobre lo que escribe (que se supone que es lo que piensa y cree, salvo que no sea verdad y quiera engañar con lo que escribe).

  28. Por otra parte, la Virtud de la Fortaleza exige un punto de rigidez o, de lo contrario no sería fortaleza. Los mártires son rígidos, si no lo fueran apostatarían. No tiene más que ver a los mártires coptos con las cabezas debajo del alfanje y ya me dirá si está viendo flexibles juncos o plantados robles. ¿les va a exigir, además, que comprendan a los que apostatan y los pongan a su mismo nivel? Pueden comprenderlos, pero les dirán que hacen mal no que da igual cualquier postura porque si diera igual no serían mártires sino tontos. Si haces el cálculo previo de que Dios te va a perdonar hagas lo que hagas Dios lo sabrá, ese cálculo es malicioso y juega con la Misericordia Divina. Muy peligroso.

  29. El cuerpo tiene muchos miembros todos regidos por el cerebro y con distintas funciones, pero si las piernas están bien conectadas por el sistema nervioso funcionarán bien y si las manos están mal conectadas funcionarán mal. De ahí que haya gentes sin problemas y gentes con problemas de manos, pies, ojos u oídos. Es decir hay quién tiene problemas con el dinero, otros con el sexo y otros con la mentira compulsiva.

  30. Por otro lado la comprensión y el acompañamiento solo funcionan algunas veces. Observe:
    Adulterio
    -Rodolfo ha dejado a su mujer para irse con otra.
    -No sabemos todo, mejor no juzgar.

    Falso testimonio
    -Rodolfo ha dicho que tu ritmo de vida es mayor que tus ingresos y que hay algo oscuro en tus finanzas.
    -No sabemos por qué lo ha dicho, mejor no juzgar.

    El primer diálogo es corriente, el segundo imposible. Al mentiroso compulsivo, aunque no lo pueda evitar, no le acompaña nadie.

  31. Si en cada persona a la que nos dirigimos supiéramos ver una herida en el cuerpo de Cristo querríamos curarle esa herida a nuestro Señor( como ,de hecho,todos queremos) pero lo haríamos con tanta delicadeza y suavidad…con tanto cariño… como si estuviéramos curando algo tan fragil q se nos puede romper en cualquier momento.¿ lo hacemos así con nuestro prójimo? Lo hacemos como si estuviéramos curando una llaga del cuerpo de nuestro Jesús crucificado?

    Rigidez es mirar esa herida y gritarle: o te curas o serás estirpada del cuerpo y arrojada al fuego eterno! Como si no necesitara nuestro cuidado,como si pudiera curarse sola,como apedrear a la mujer adúltera. Como si no fuera el amor lo que cura…
    ¿haríamos eso con una herida del cuerpo de Cristo?

    Pues tal como curaríamos las heridas de Jesús así tenemos q evangelizar al prójimo.

    Oh Jesús, concédenos el don de saber curarte en nuestro prójimo 🙏🙏🙏

    1. «…lo haríamos con tanta delicadeza y suavidad…con tanto cariño…»

      …como Nuestro Señor utilizando el látigo con quienes profanaban el Templo. Yo no sé de dónde se habrá sacado esa versión edulcorada y falsa de Nuestro Señor (bueno, desgraciadamente sí lo sé: esa imagen deformada es la que se ha venido predicando desde hace casi seis décadas, con funestas consecuencias y la pérdida de muchas almas).

      «Rigidez es mirar esa herida y gritarle: o te curas o serás estirpada del cuerpo y arrojada al fuego eterno!»

      No: rigidez es escarvar en la herida haciéndola mayor y pretender herir a otros para no sentirse sola en el sufrimiento auto infligido. Y si tratan de curarle la herida para que no coja gangrena y muera, no dejarse curar y encima quejarse de que le recuerden esa posibilidad, de la que sólo esa persona es responsable (no el que se lo recuerda). Nuevamente, qué falta de caridad hacia quien sólo quiere su bien; qué contumacia; qué rigidez.

        1. Jesus es Amor, y quiere que todos se salven.
          Sin embargo a los escribas y fariseos les trató fatal; hipócritas, sepulcro blanqueados etc. Denunció lo que hacian, y por las palabras que utilizó lo hizo enfadado.
          Seguramente que aquellas palabras tan fuertes, fueron para hacerles recapacitar, y seguramente que gracias a esas diatribas alguno se convirtió.
          No todos somos iguales, ni estamos sumergidos de igual manera en el pecado. El santo cura de Ars, gran confesor, a alguno ya le dijo que estaba condenado para que reaccionara, mientras que a otros pecadores les animo de una manera totalmente distinta para que dejarán el pecado.
          No podemos curar la heridas igual a un pecador que a Jesus, lo que le cura a Jesus sus heridas es nuestra conversión, nuestra lucha contra el pecado, nuestro agradecimiento por su dolorosa pasión para salvarnos, por todas las gracias que nos da, sin las cuales no podriamos hacer nada. etc.

          1. María,
            A mí me parece q la carne herida del cuerpo de Cristo somos nosotros.

            Suelen parecerme sus comentarios muy razonables, instructivos y enriquecedores. Siempre respetuosos, se lo agradezco.

            Mis respetos y bendiciones

        2. No me gustaría tener gangrena y caer en un hospital donde el médico que me atendiera fuera ACS,puesto que para salvarme la vida requeriría que me amputaron los miembros gangrenados.
          El médico ACS,con su amor y compasión a los miembros gangrenados dejaría morir el resto de mi cuerpo sano.Sabiendo que la única cura posible es la amputación.
          Eso a pesar de que el mismo Cristo dijo,si tu mano te hace pecar,CÓRTALA.
          Si tu ojo te hace pecar,ARRÁNCATELO.
          Tal vez nunca haya leído eso en el Evangelio…????
          Puede uno creer ser más » bueno» que el mismo Jesucristo?????.

          1. Maria,

            Y usted, tal vez nunca haya leído esto en el evangelio?

            Mt 13,26

            «26.Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. 27.Los siervos del amo se acercaron a decirle: «Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?» 28.El les contestó: «Algún enemigo ha hecho esto.» Dícenle los siervos: «¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?» 29.Díceles: «No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. 30.Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero.»»»

            María,
            usted puede creerse segadora pero sólo es cereal.

            No es usted nadie para amputar a nadie.Eso es SECTARIO. Ampútese su ojo, sus manos,su lengua …pero amputar al prójimo no le toca.

          2. María no dice que haya que arrancarla a usted de ningún sitio por ser cizaña, que todo el mundo sabe que sólo le corresponde a Dios echarla al fuego. Simplemente ha puesto un ejemplo para indicar que si uno tiene gangrena (pecados o creencias erróneas), la forma de curarle no es cuidar la gangrena por ser parte del cuerpo (no lo es, realmente), sino extirpar ese mal para que viva el resto del cuerpo. La falsa caridad que justifica el pecado y confirma al pecador en él, o a quienes creen cosas falsas (no digamos si encima las difunden), no es caridad en absoluto y resulta en la perdición de esa persona. Hay que amar al pecador, no su pecado, y reconvenirle para que lo abandone y se salve.

          3. Por cierto, en el mismo capítulo del Santo Evangelio según S. Mateo que cita, un poco antes, el mismo Cristo explica la parábola del sembrador, aclarando que:

            «A quien oye la palabra del reino y no la entiende, viene el Maligno y le arrebata lo que se había sembrado en su corazón; esto es lo sembrado junto al camino» (Mt 13,19).

          4. Está claro que ACS entiende todo al revés.
            Efectivamente, yo no quiero amputarla a ella de ningún sitio.
            No es mi labor juzgar,yo no soy juez,el Juez es Dios.
            Por supuesto trigo y cizaña crecemos juntos,y mi labor tampoco es segar,eso sólo le corresponde a Dios.
            Como bien aclaró Catholicvs,hago alusión a extirpar el pecado,pero yo tampoco puedo extirparle el pecado a nadie,simplemente anunciamos la Verdad,y queda claro que a muchos escuece y no les gusta.Les molesta,los retuerce…
            Yo claro que he tenido que «amputarme» cosas para agradar a Dios y hacer su Voluntad,y amputaciones sin anestesia,porque así me lo ha requerido el Señor en su momento,se lo puedo asegurar y me amputaría todos los miembros del cuerpo antes que ofender a Dios.

  32. ACS: Perdona que lo ponga en duda, pero yo no creo que tú seas compasivo con el mentiroso compulsivo que levante un falso testimonio, tu acompañamiento, como se entiende en la actualidad, es solo para los pecadores de tipo sexual: adúlteros, homosexuales activos, etc…para los otros ni agua. Pero, como decía mi padre, «el mundo está lleno de eternas pasiones» y las pasiones son múltiples e incluyen al que miente y al iracundo, al que maneja el poder incontrolado y al que ama al dinero. Nadie está pensando en hacerle ningún acompañamiento ni a Soros ni a Putin, aunque esté en su naturaleza ser como son.

  33. ¿Quién es compasivo con el iracundo que ya nació así? ¿quién lo es con el mentiroso que ya no distingue la verdad de la mentira? ¿quién con el que ama al dinero por encima de cualquier cosa porque le obsesiona? No seamos hipócritas. Se trata de un grupo restringido de personas todas ellas relacionadas con pecados sexuales los que necesitan nuestra comprensión, a los demás que les zurzan.

    1. Maria Jesús,

      No sé de donde saca q yo sea más compasiva con unos q con otros si no me conoce de nada…

      Pero en fin…hacer juicios gratuitos sobre los demás sin conocerles es bastante habitual aqui…

      1. ACS,ya es casualidad que a usted TODO EL MUNDO la JUZGUE.
        No se da cuenta,mujer,que está fuera de lugar y rechina todo lo que dice,puede ser que uno le » tuviera manía» pero cuando tantos comentaristas le reprochan sus errores ….,sea humilde y examínese.Sabe por que Jesús no le contestó a Pilato cuando le preguntó: qué es la Verdad??Tenga cuidado,no le vaya a pasar lo mismo,está jugando con fuego.
        No hace falta conocerla personalmente para dictaminar que lo que escribe esta fuera de lugar y no es católico.
        No se victimice como los lgtb o las feministas rancias,no se la juzga a usted como persona,se denuncian los errores que dispersa

        1. María, cielo, también Jesús estaba fuera de lugar entre los maestros de la ley.

          No he visto en el mundo ateo tanto rechazo al amor y a la misericordia como he visto en algunos de ustedes.

          También Jesús estaba fuera de lugar entre los maestros de la ley, sí! Y con la ley en la mano le crucificaron por blasfemo.No entendieron el amor.

          Quien entiende el amor? Aquel q ha sido sanado por él. M.Magdalena, Zaqueo, los ciegos, los leprosos…etc. millones de personas en el mundo de hoy q siguen siendo sanadas por Jesús. Y otros, q sin haberlo encontrado lo creen.Pero no los maestros de la ley.

          He querido transmitirles ese amor. He querido venir donde lo he visto ausente. Pq ese amor quiere darse desde mí.

          He fracasado si! También Jesús fracasó con los maestros de la ley.

          Victimizarme??? No mujer, constatar una realidad.

          Que Dios les bendiga y les guarde

          1. ACS
            Antes se ha confundido y me ha llamado Maria.
            No estoy de acuerdo conque ud. sea contradecida en todo, para mi tiene una visión del amor que quiere dar positiva y eso bueno.
            El problema es que vivimos en tiempos confusos, el evangelio en estos tiempos hay que cogerlo completo, porque si a los sucesos actuales les aplicas solo parte del evangelio, la verdad no será ya completa, y en algunos casos es manipulada.
            Jesus es un maestro de la ley de Dios, vino a redimirnos y a enseñarnos el camino al cielo. Fué misericordioso con el pecador, pero no con el pecado. Como cuando le curó al paralitico de la piscina, «mas tarde le encontro Jesus en el templo y le dijo: Mira, que has recobrado la salud. No peques ya más, no sea caso que te suceda algo peor» Jn 5, 14.
            Jesus dice muchas veces que no es facil seguirle: esforzaos por entrar por la puerta estrecha…el que quiera guardar su vida, la perdera..etc.

          2. Argia,

            sí disculpe, ahora he visto que le he llamado María por error.

            Estoy de acuerdo con todo lo que dice. Yo también condeno el pecado. Creo en el pecado, en el infierno, en el purgatorio, en la divinidad de Cristo, en la virginidad de la Virgen, en los sacramentos, en la Iglesia, en la doctrina …soy catolica.

            Pero Argia, ¿ puedo yo ser menos misericordiosa de lo que Jesús fue conmigo? no me sale del alma.

            No he negado el pecado, hablo de pastoral. De transmitir nuestra fe con dulzura, con delicadeza, con cariño y paciencia, con tacto también, procurando que nuestras palabras no generen rechazo pq a veces las heridas del prójimo son profundas y las llagas estan en carne viva y no sabemos si nuestras palabras van a abrir más esas heridas y alejar en lugar de acercar.

          3. Argia,

            A veces el silencio dice más q nuestras palabras y hay q esperar un momento mejor. A veces es mejor esperar a q pregunten, que lo hacen eh…lo hacen. Vivo en un entorno ateo, y hostil a la Iglesia, no quieren escuchar pq interpretan que queremos comerles el coco. Pero cuando preguntan entonces es el momento.

            Jesús conocía las heridas de aquellos a quienes se dirigía ,nosotros no. Yo no. Temo alejar más que acercar por eso prefiero acercarme con suavidad.

            Bendiciones

          4. «María, cielo, también Jesús estaba fuera de lugar entre los maestros de la ley»

            ACS, no se pase usted comparándose con Nuesro Señor, porque no lo es. Lo que María le dice sobre que usted está fuera de lugar es en relación a los demás comentaristas, porque usted siempre lleva la contraria a la opinión mayoritaria y lo que escribe suele recibir correcciones de personas diferentes. Uno se puede equivocar, pero que sea siempre usted y los demás quienes le corrijan, es para reflexionar por su parte, en lugar de persar que usted lleva razón siempre y todos los demás se equivocan.

            Es un juicio temerario por su parte acusar en bloque a quienes le corrigen de «rechazo al amor y a la misericordia». ¿Le parece poco amor y misericordia que perdamos el tiempo haciéndole ver sus errores? Usted entiende mal lo que es amor y misericordia, por lo que se deduce de sus afirmaciones. (SIGUE)

          5. Lo mismo que se equivoca al plantear la falacia de falso dilema que supone contraponer «amor» a «justicia», que son inseparables. Pero de eso nadie tiene la culpa. Uno no ama más al hereje por no corregir sus herejías; al contrario: demostraría una enorme falta de amor. Fíjese en estos pasajes bíblicos:

            «Si yo digo al impío: “¡Vas a morir!” si tú no hablas al impío para apercibirle de su mal camino, el impío morirá por su culpa, pero de su sangre te pediré yo cuenta a ti. Pero, si tú apercibiste al impío de su camino para que se apartase de él, y él no se apartó, él morirá por su culpa, pero tú habrás salvado tu alma» (Ez 33,8-9). (SIGUE)

          6. Que se complementa con este otro:

            «Y dijo a sus discípulos: Es inevitable que haya escándalos; sin embargo, ¡ay de aquel por quien vengan!» Mejor le fuera que le atasen al cuello una rueda de molino y le arrojasen al mar antes que escandalizar a uno de estos pequeños. Mirad por vosotros. Si peca tu hermano contra ti corrígele, y si se arrepiente, perdónale» (Lc 17,1-3)

            Es una obligación moral derivada de la caridad, además de una obra de misericordia, corregir al que yerra, y Dios nos impele a hacerlo, no a mirar hacia otro lado y permitir que se pierda (y que pierda a otros, si además escandaliza o difunde errores), por un «amor» y una «caridad» mal entendidas.

  34. ACS: Le aplico lo que se llama «patrón colectivo», es decir lo que hace todo el mundo. La persona que siente compasión por el mentiroso, el avaro o el iracundo es rarísima y me está pidiendo que haga con usted una excepción. Ese tipo de excepciones hay que demostrarlas si no se dan por no existentes. Y, además, está claro como el agua que ni siquiera el Papa en la «Amoris Laetitia», ni en ninguna otra parte, se refiere a ellos. El famoso «acompañamiento» excluye a estas personas.

    1. María Jesús,

      yo no soy santa y caigo continuamente, como todos, me confieso e intento mejorar. Como todos. Lo que me hace compasiva es la compasión que Dios tuvo conmigo y que no puedo olvidar pq ya se encarga el Esp.Santo de recordármelo. Y, cuando no lo soy, tengo que pedir perdón por ser menos compasiva de lo que fue conmigo. Me avergüenzo y le pido que me ayude.

      Y si Dios no me hubiera infundido compasión le aseguro que no hubiera estado escribiendo aquí tanto tiempo. Piénselo…

      Ahora me dicen que no es mi lugar, lo cual ya hace tiempo que sé. Hay que haber recibido esa misericordia de Dios en nosotros para entenderlo. Hay que haber tenido un encuentro y haber sido sanado por Él. Sólo quería transmitirlo, devolver a Dios un poquito de lo que hizo por mí, hablando de su amor. Sólo eso. Siento haberlo hecho tan mal.

      Bendiciones

      1. Pues no parece que sienta haber hecho nada mal, porque lejos de corregirse persiste en sus errores. Mención aparte merece la forma en que se expresa, como si ya fuera usted salva. Usted, como todos los que vivimos, no tenemos asegurada la salvación, por lo que es necesario perseverar. Pero en la verdad, no en el error. Y en cuanto a su alusión a que el Espíritu Santo le recuerde algo, cabe decir que no es el Espíritu Santo el que le confirma en sus errores, de eso puede estar segura, por lo que yo que usted me plantearía de quién proviene su edulcorado y parcial concepto del «amor» y su estado de rebeldía permanente contra la verdad (no hay nada que refleje menos «amor» que el rechazo de la verdad).

  35. ACS: No lo ha hecho mal, lo que pasa es que hay que reflexionar sobre lo que el pecado implica, todos le debemos a Dios desde la existencia a cualquier cosa buena que hayamos podido hacer y nos conduele haber pecado y lo que queremos es que los demás hagan los mismo: agradecer y arrepentirse, pero no lo harán si nos manifestamos comprensivos con esos pecados como si no fueran ofensas a Dios. La rigidez solo es mala cuando habla de condenación eterna, cosa que no es de nuestra incumbencia porque es de Dios el Juicio (con mayúscula), la advertencia de que ese no es el camino no es rigidez y si nos sentamos a escuchar la historia y asentir con la cabeza puede ser complicidad. El que la situación de alguien te dé pena no implica refrendarla. Imagínese un padre que mata al violador de su hija, ¿no encontrará en nuestros corazones comprensión? Pues, aún así hay que decirle que eso es pecado. Duro sí, rígido sí, pero inevitable. Es una conducta que Jesucristo no aprobaría.

  36. Como cada uno tiene que hacer apostolado, por supuesto que tiene que ser inspiración del Espiritu Santo.
    Y es verdad también que a veces se hace apostolado solo con el ej. de vida, como la historia de esa santa, que su marido se iba todas las noches de juerga, y ella lo llevaba bién y lo ofrecia por su conversión. Se murio la mujer, fué entonces cuando el marido se dió cuenta de todo, se arrepintió de sus pecados y se hizo sacerdote.
    Pero el tema este de la rigidez de que habla el Papa, y según los acontecimientos que estan pasando dentro de la Iglesia, pues choca porque está pasando todo lo contrario, tenemos una Iglesia totalmente desmadrada, donde obispos proclaman que estan a favor del aborto, las relaciones homosexuales, el adulterio etc. en una palabra se consienten todos los pecados actuales, porque hay que ser misericordioso. Y esto no es el evangelio de Cristo.

    1. Argia,

      claro que no! eso no es misericordia!!!! eso es que la cizaña está ya muy crecida y cuando el trigo y esta son pequeños se confunden pero cuando crecen y maduran se distinguen bien.

      Por eso ahora se está viendo quien es quien en la Iglesia. Todo va madurando…

      Pero siempre me dan tranquilidad las palabras de Jesús : «Padre ,no se ha perdido ni uno de los que me has dado.»

      Bendiciones

  37. Aquí queda manifiestamente claro,cómo Dios quiere que todos se salven y lleguen al conocimiento de la Verdad y cómo nos ama,y tiene paciencia sin límite.
    Vemos como ama a ACS,y como por activa y por pasiva intenta sacarla del error,y cómo para ello dota de suma paciencia, caridad y sana doctrina a muchos comentaristas que haciendo uso de sus conocimientos y tiempo lo invierten en enseñar a otros la Verdad para que se salven y para darle gloria Dios.
    Esa es la verdadera Iglesia.

    1. María,

      por un momento he estado tentada de pedirle a Dios que se lo pague con la misma caridad y paciencia que han tenido conmigo. Pero no! no lo haré. No caeré en esa tentación.

      Dios la bendiga y proteja por siempre y la abrace con su misericordia infinita y le permita ver la luz de su mirada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles