Omella: «En el Vaticano hay una actitud de escucha y de servicio, no de adoctrinamiento y corrección»

Omella Vaticano Vatican News
|

Los obispos españoles se encuentran realizando la visita ad limina a la Santa Sede. En esta ocasión, el episcopado español se ha dividido en cuatro grupos para visitar escalonadamente el Vaticano y, la semana pasada, fue el turno de los prelados de las provincias eclesiásticas de Barcelona, Tarragona y Valencia. Por este motivo, Rocío Lancho García entrevisto al presidente de los obispos españoles, Juan José Omella, para L’Osservatore Romano, en una entrevista de la que se ha hecho eco Vatican News.

Una visita ad limina marcada por la pandemia, en todos los sentidos, ya que los obispos han tenido que dividirse en grupos. ¿Cómo se han preparado para esta visita? ¿Cómo están viviendo esta particularidad?

Tenemos la suerte de que, al tener regularmente la Asamblea Plenaria, ya nos conocemos entre nosotros. En esos momentos surgen espontáneamente las preocupaciones y nos ayudamos en la reflexión. Ahora esto lo estamos haciendo con una persona más que es el Papa, en ese clima que él transmite de ser uno más dentro del grupo. Por eso nos ha parecido que era como esas reuniones que hacemos regularmente. No vienes a rendir cuentas a un tribunal que es un señor que te va a examinar a ver si puedes pasar el doctorado o no, sino que es una reflexión entre hermanos como hacemos en la Conferencia Episcopal o la provincia eclesiástica.

¿Cuáles son los temas que más preocupan ahora a la Conferencia Episcopal Española y han querido abordar de forma especial durante esta visita?

De alguna manera las grandes preocupaciones son las que hemos plasmado en las orientaciones pastorales para los próximos años. Nos preocupa muchísimo el tema de la evangelización, de Europa y de España, siendo un continente donde la secularización se nota un poco más. Esto va muy unido también al tema de la familia, y este tema ha salido también en los encuentros con los dicasterios: familias desestructuras, nuevos modelos de familias. Argumento también relacionado con la baja natalidad que afecta a la transmisión de la fe y al servicio a las comunidades. Esta sería una gran preocupación.

Luego están también las cosas más concretas, como por ejemplo, el acompañamiento a los religiosos que ya son mayores.

Lo más global es el tema pastoral y cómo insertarnos en la evangelización en esta sociedad y en la pandemia.

¿Qué destacaría del encuentro con el Santo Padre?

Lo que más impresiona de trato con el Papa es que se sitúa de hermano a hermano: cada uno podía hablar cuando quisiera. Un diálogo de familia, el padre con los hermanos, los hijos. Él no habla desde una posición de autoridad, imponiendo criterio, teología, homilías… Hablamos, preguntamos en un diálogo de fraternidad, un hermano entre hermanos.

Yo en el Papa percibo dos cosas: una visión muy profunda, de fe, que me anima mucho, siempre hay esperanza. Hay árboles secos que caen, pero también brotes verdes que salen. El Papa, con sus gestos, sabe transmitir esa esperanza. En segundo lugar, el buen humor: aunque haya dificultades él no lo pierde. Eso a mí me invita a seguir su ejemplo y ser persona de esperanza y transmitirla.

¿Y respecto a las visitas a los dicasterios?

Lo importante es que podemos dialogar y decir lo que llevamos dentro. Lo que más me impresiona es la actitud que tienen desde los dicasterios de escucha y de servicio, no de adoctrinamiento y corrección. Y desde la escucha van iluminando porque tienen una visión más global de la Iglesia en el mundo. Es una ayuda desde ese observatorio que es el Vaticano, que conoce todos los lugares del mundo y te va iluminando. Nosotros, por nuestra parte, vamos compartiendo y viendo si nos puede servir esa “medicina” o solución. Eso es lo bonito, tu corazón trasciende ese elemento más pequeño que es tu ámbito, y a veces te hace sufrir porque tienes una visión más reducida. Como los padres, que cuando su hijo pequeño le dice que tiene miedo a la oscuridad, ellos dicen “no te preocupes, encendemos la luz para que veas que no hay nada”. El padre que ilumina porque tiene más experiencia.

¿Qué propósitos se marca la CEE después de la visita ad limina?

Esto después lo veremos entre todos: qué es nos ha marcado, qué tenemos que corregir… Pero debo decir, desde lo que he visto en mi grupo, yo no he percibido una advertencia sobre la que tenemos que cambiar. El tema que quizá podía preocupar más es el de los abusos a menores, y en esto nos han dicho que sigamos por ese camino. En España, en cada diócesis está por un lado la parte de los tribunales y por otra el servicio para la atención a las víctimas, son dos entes independientes. Nosotros hemos presentado nuestro camino y nuestros protocolos y les han parecido bien. Hemos encontrado más “iluminación” que “corrección”.

Estamos inmersos en el camino sinodal que inició en octubre, ¿qué valoración hace de los trabajos realizados en las diócesis en España?

Yo voy percibiendo, desde mi observatorio de presidente de la Conferencia Episcopal, que todas las diócesis lo han cogido con mucho entusiasmo y con mucha creatividad realizando los materiales.

También hay resistencias, algunos que se lamentan de tener “más trabajo”, pero entra dentro de lo normal.

Lo importante es que hemos entrado en una autopista que es la comunión y el diálogo entre todos, y se busca la escucha, escucharnos unos a otros. Una escucha que sea a nivel local, a nivel nacional y a nivel internacional porque somos Iglesia católica. Las preocupaciones y proyectos que uno tiene en su pequeño ámbito, a lo mejor no coinciden con los del otro extremo del mundo, pero igualmente hay que escuchar. Y en la escucha del otro importa mucho qué quiere Dios de mí y de nosotros como Iglesia. Esta escucha hay que hacerla en clima de oración, y me impresiona que eso está muy marcado desde las líneas de trabajo del Sínodo: que toda escucha y propuesta se haga desde el clima de oración, escucha respetuosa y discernimiento. Escucha de la Palabra en la oración para poder caminar juntos donde nos quiere llevar el Señor.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
31 comentarios en “Omella: «En el Vaticano hay una actitud de escucha y de servicio, no de adoctrinamiento y corrección»
  1. MENOS OSOMELLAS, CON DISCURSOS, ES UN DECIR, INSUSTANCIALES Y MÁS VIGANÓ, MUCHO MÁS, QUE ES DE LOS POCOS QUE CONFIRMAN EN LA FE Y, POR ENDE, ES PERSEGUIDO POR LOS ESBIRROS BERGOLIANTES Y LAS ÉLITES GLOBALISTAS ANTI CATÓLICAS.

    1. La monja estigmatizada , María Kaleta, ha fallecido a la edad de 92 años en Albania. Sor María había comenzado su noviciado en 1944 a la edad de 14 años, pero no pudo pronunciar sus votos perpetuos hasta 1991, después de la caída del régimen, porque los comunistas habían cerrado el convento en 1951. Volvió a vivir con sus padres, atendió a un tío sacerdote que había estado encarcelado: “Ella fue a los sacerdotes en secreto, tomó la Eucaristía y la llevó a los enfermos, a los sacerdotes en prisión». «Yo bautizaba no sólo a los niños de los pueblos, sino también a todos los que se presentaban a mi puerta». “También tuve la suerte de tener el Santísimo Sacramento en una mesita de noche en casa, que solía llevar a los enfermos y moribundos».

    2. El gobierno comunista declaró a Albania el primer estado completamente ateo en el mundo, se cerraron 2169 instituciones religiosas, 740 mezquitas, 608 iglesias ortodoxas, 157 iglesias católicas, 530 mausoleos otomanos y santuarios sufíes. La catedral católica de Shkodra se transformo en un polideportivo. Entre las personas bautizadas por sor María durante los años del régimen estaba Simon Kulli, quien en 2017 se convirtió en obispo de la diócesis de Sapë. Un caso entre muchos, del que nos debemos sentir orgullosos y es estímulo para los que opinan que no se puede hacer nada. Specola.

      1. Al cardenal Zen no lo recibió a pesar de que recorrió medio mundo para hablar con él de un tema de vital importancia como es la situación de la Iglesia en China… y a los cuatro cardenales que le solicitaron una aclaración a temas de Amoris Laetitia, ni siquiera les respondió acusando recibo de la carta…

    3. Volved a Dios! Dejad que reine en vuestros corazones, manteniéndolos en su gracia por medio de la oración y los sacramentos. Dejad que reine en vuestra familia, donde la fidelidad de los esposos, la educación de los hijos y el cuidado de los ancianos y los débiles constituye una defensa formidable ante quienes se proponen destruir el tejido de la sociedad. Dejad que reine en la sociedad civil, ajustando las leyes del Estado a la Ley de Dios, empezando por respetar la sacralidad de la vida y del bien común. Dejad que reine en los tribunales de justicia, los colegios, las universidades, los puestos de trabajo y los hospitales.

      Si pensáis que podréis zafaros de las cadenas de esta tiranía por vuestras propias fuerzas, os equivocáis; porque precisamente si dejáis de lado al Señor todas vuestras acciones estarán abocadas al fracaso, por muy loables que sean.

    4. Tened, por el contrario, la valentía para reivindicar con denuedo vuestra identidad, dar testimonio de vuestra Fe y hacer valer vuestros derechos como cristianos. Y sobre todo, queridos hermanos, tened el valor para colocaros bajo la protección de Jesucristo, que dijo: «Yo he vencido al mundo» (Jn.16,33). Si libráis esta batalla espiritual bajo la bandera de Cristo Rey, la victoria está asegurada, y se retirarán los sicarios de esta dictadura infernal, porque Satanás no puede vencer a Aquel que con su Sacrificio anuló el poder del Diablo, ni a Aquella que por decreto divino le aplastará la cabeza.

      Os ruego, os lo imploro: cerrad filas bajo la Cruz de Cristo, y colacaos bajo el manto de la Virgen Santísima. CM Viganó.

  2. A su eminencia el cardenal Omella.
    Sr. Cardenal
    Usted trama y en su trama ha enredado al Papa, llevado al caos a la CEE y a los obispos, ha promocionado a obispos poco preparados y con profundas carencias mentales y afectivas, ha reducido al silencio a quien no piensa como usted… pf por el bien de su alma, conviértase. Es usted repugnante a los ojos del mundo y a los ojos De Dios. Dios le perdone.
    Todos los días rezo por usted no lo dude.

    1. No, a los ojos del mundo no es repugnante, porque el mundo ama lo que es de él. Y como no se puefe servir a dos señores, quien está con el mundo no está con Dios.

      1. Y te diré Francisco que tú eres demasiado generoso con este personaje; yo más que desear que Dios lo perdone deseo que haga justicia por las almas que se perdieron por su tibieza. En lo demás, de acuerdo con tu comentario.

  3. Omella miente como un bellaco.

    Los que conocemos a berg o sabemos que

    No escucha
    No admite ser contradecido.
    Pone cara de c.. cuando se lo contradice, su rostro se desencaja.
    Nunca contesta al que le contradice.

    Lo borra de su agenda y lo ignora a perpetuidad.

    Solo un lameculos puede decir lo que dice Omella

  4. Oir a estos purpurados es como oir a un funcionario o un subdirector de una empresa peloteando al Jefe. Entra por un oído y sale por otro. Y lo poco que dicen con sus insinuaciones y su lenguaje retorcido. es insultante.

  5. Y aparte de la mentira… es que no sé ¿qué edad hay que tener para que ese ideal de tu superior como un colega más te suene a nuevo? Yo desde el colegio, todos los profesores decía que eran uno más; en la Universidad lo mismo… ¿no estamos ya más bien de vuelta de eso?

  6. La misión que Cristo encargó a San Pedro y a sus sucesores, no consiste en escuchar sino en predicar, y también en servir confirmando en la fe y doctrina, y al mismo tiempo corrigiendo al errado.
    Luego lo que proclama Omella como actitud del Vaticano, no es lo que mandó el Señor.

  7. 😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴😴

  8. Lo dice por los 60 años que llevan adoctrinando en el modernismo y escuchando la Sagrada Tradición que condena todo lo que hacen con la doctrina y el culto.

    1. Menos escuchar y más leerse los anatemas de excomunión de los concilios dogmáticos, todos ellos vigentes.
      ¿Y para qué se van a molestar en adoctrinar si todos se salvan con su buena voluntad en la religión que a cada uno le viene en gana?.
      Pues me voy a poner la marca de Shiva en la frente a ver qué pasa y con ella voy a entrar en la sinagoga a rezarle al dios común mirando a un buda orientado a La Meca. ¿Qué pasa? es lo que me dice la conciencia y algún que otro Papa seguro q lo habrá hecho

  9. La Iglesia es Madre y Maestra. Corrige como una madre a sus hijos y enseña (¡adoctrina!) como una maestra a sus alumnos.

    Pero dicen que el Vaticano ni corrige ni adoctrina. Falso, no corrige ni enseña como la Iglesia. Pero maltrata y descarría como una mala madre y una mala maestra: opresión de la misa tradicional, enseñanzas here
    tizantes etcétera.

  10. Adoctrinamiento y corrección: a quien lo pida.

    A quien no lo pida: escucha y servicio pero también » invitación» .

    Invitación: hablarles del Señor e invitarles a conocerle para q puedan amarle y seguirle.

    1. ¡Cómo no iba a usted a llevar la contraria al mismo Cristo! La doctrina, que es con lo que se «adoctrina», según el Diccionario de la Real Academia Española es la «Enseñanza que se da para instrucción de alguien» y la «Plática dirigida al pueblo, explicándole la doctrina cristiana». Dicha doctrina hay que predicarla de forma obligatoria, no optativa ni a quien la pida, como usted dice: «Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el Evangelio A TODA CRIATURA. El que creyere y fuere bautizado, se salvará; mas el que no creyere, se condenará» (Mc 16, 15-16). ¿Qué no ha entendido de «a toda criatura»? Toda significa toda, no «a quien la pida». Y la corrección, lo mismo, que es una obra de misericordia. ¿O hay que dejar en el error a quien no pida ser corregido? Menuda caridad la suya. Vamos, que pretender que alguien que se equivoca vaya a pedir que le corrijan no se le ocurre ni al que asó la manteca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles