Las claves de Jacques Philippe para no perder la paz interior

Jacques Philippe
|

Jacques Philippe es miembro de la Comunidad de las Béatitudes. En su seno ha asumido importantes responsabilidades (consejo general, responsable de los sacerdotes y los seminaristas, responsable de la formación de los pastores). Ordenado sacerdote en 1985, predica retiros en Francia y en el extranjero. Es autor de numerosos libros de espiritualidad y cuyos libros se han traducido a más de 18 idiomas.

Uno de sus libros más famosos es «La Paz Interior«, escrito en 2004. A pesar de que esta obra tiene ya unos cuantos años, conviene rescatar sus enseñanzas en estos tiempos en los que los libros de autoayuda, psicología, equilibrio emocional y similares están más de moda que nunca.

La reseña del libro reza así: «La experiencia os demostrará que la paz, que infundirá en vosotros la caridad, el amor a Dios y al prójimo, es el camino recto hacia la vida eterna.»
Vivimos una época de confusión e inquietud. Esta tendencia se manifiesta incluso en nuestra vida espiritual: nuestra búsqueda de Dios, de la santidad y del servicio al prójimo es agitada y convulsa, en lugar de ser confiada y pacífica. Pero ¿qué hacer para supe-rar los momentos de angustia y de temor, conservando la confianza y el abandono? Es lo que nos enseña este breve tratado sobre la paz interior. A través de situaciones concretas de la vida cotidiana, el autor nos invita a reaccionar según el Evangelio. Si la paz interior es un exclusivo don de Dios, es preciso buscarla y perseguirla sin cesar. Este libro nos ayudará en esa tarea.

Estas son las claves extraídas del libro del autor francés:

1) Preocupaciones de la vida y el temor a fallar:
-El medio más seguro de perder la paz es tratar de asegurar la propia vida con la única ayuda de los medios humanos.
-Confianza en Dios.

2) Nuestra dificultad para creer en la providencia:
-Dar opción a Dios para que pueda manifestar su Providencia.

3) Temor al sufrimiento.

4) Para crecer en la confianza, una oración de hijo:
-Oración contemplativa, dulce descanso en Dios.

5) O nos abandonamos completamente o no nos abandonamos en absoluto:
-Poner todo en manos de Dios: material, afectivo y espiritual
-la medida de nuestra paz interior será la del abandono, es decir, la de nuestro desprendimiento

6) Dios lo pide todo, pero no lo toma todo obligatoriamente:
-El desprendimiento si es doloroso en el momento, irá acompañado de una profunda paz.

7) ¿Qué hacer cuando no conseguimos abandonarnos?
-El abandono no es natural, es una gracia que hay que pedir a Dios.

8) El Señor es mi pastor, nada me falta.
-No son las circunstancias exteriores las que han de cambiar. En primer lugar, ha de cambiar nuestro corazón, purificándose de su encierro, de su tristeza y de su falta de esperanza.

9) Actitud que debemos adoptar ante el sufrimiento de los que nos rodean:
-Nuestros amigos que sufren necesitan a su alrededor personas tranquilas, confiadas y alegres.

10) Los defectos y deficiencias de los demás:
-Suele suceder que perdamos la paz a causa del comportamiento que nos aflige y nos preocupa de una persona. La respuesta: abandono y confianza.
-Pecamos cuando deseamos una cosa buena, pero de un modo que es malo. Cuando nos irritamos, nos enfadamos y perdemos la paz ante las imperfecciones, el Espíritu Santo no nos está inspirando.
-Nuestro querer debe ser sereno, pacífico, paciente, desprendido y abandonado en Dios.
-Nada retrasa tanto el progreso en una virtud como el desear adquirirla con demasiado apresuramiento.

11) Jesús está en todo el que sufre:
-Nos examinarán en el amor, en especial en el amor a nuestros hermanos necesitados.

12) Paciencia con el prójimo:
-Reprender y corregir siempre desde el cariño y paz.
-Soportar con paciencia los defectos del prójimo.

13) Paciencia con nuestras propias faltas e imperfecciones:
-La tristeza, inquietud y desánimo que sentimos en el alma después de una falta NO son buenos.
-No se trata de hacer esfuerzos sobrehumanos para eliminar totalmente nuestros defectos sino recuperar cuanto antes la paz, evitando la tristeza y el desaliento.

14) Dios puede sacar el bien incluso de nuestras faltas:
-Una de las armas del demonio es hacernos perder la paz ante nuestras caídas.
-El que cae y se levanta inmediatamente gana en humildad y experimenta la misericordia divina.

15) ¿Qué hacer cuando hemos pecado?

-Si caemos en una falta que nos produce angustia o desánimo, lo primero que debemos hacer es recobrar la paz en el alma y la confianza en Dios.

16)La inquietud que nos invade cuando hemos de tomar decisiones:
-Evitar la precipitación y el apresuramiento.
-En determinados momentos no podremos encontrar solos esa valiosa paz interior. Necesitaremos la ayuda de alguien a quien abrir el alma.
-Si el Señor nos deja en medio de la incertidumbre, debemos aceptarlo tranquilamente, más que querer forzar las cosas.

17) El camino real del amor:
-Alcanzaremos la santidad el día en que nuestras impotencias y nuestra nada no sean motivos de tristeza y de inquietud para nosotros, sino un motivo de paz y alegría.

18) Algunos consejos a modo de conclusión:
-Principio fundamental: ¡No desanimarse nunca!
-Consecuencia: Si no soy capaz de conservar la paz en situaciones difíciles, pues empezar por conservarla en situaciones más sencillas de todos los días. Llevar a cabo las tareas cotidianas sin nervios y con serenidad, empeñando en hacer bien cada cosa en el momento presente.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
27 comentarios en “Las claves de Jacques Philippe para no perder la paz interior
  1. Jacques Philippe nació el 12 de marzo de 1947 en Lorena, Francia. Después de estudiar matemáticas en la universidad, pasó varios años enseñando y haciendo investigación científica. En 1976, conoció a la entonces Comunidad de las Bienaventuranzas recién fundada y, respondiendo al llamado del Señor, se convirtió en hermano de la comunidad.

    Luego pasó varios años en Jerusalén y Nazaret sumergiéndose en el estudio del hebreo y las raíces judías del cristianismo. Después de que la comunidad le pidiera ser sacerdote en 1981, viajó a Roma para estudiar teología y derecho canónico y también comenzó su trabajo como director espiritual, trabajando en la formación de sacerdotes y seminaristas de la Comunidad.

    En 1994, regresó a Francia, donde asumió diversas responsabilidades, incluida la dirección espiritual, la formación de nuevos miembros en la Comunidad y la participación en su Consejo General.

    1. Comenzó a predicar retiros regularmente en Francia y en el extranjero y ha consolidado sus principales temas de retiro en doce libros sobre espiritualidad.

      Estos libros han vendido más de un millón de copias en 24 idiomas. Los escritos de Jacques Philippe sobre temas como la oración, la libertad interior y la paz de corazón se han convertido en clásicos de la espiritualidad católica moderna. En inglés, todos son publicados por Sceptre.

      En los últimos años, se ha dedicado principalmente a predicar retiros, dar misiones y charlas, y trabajar para el desarrollo de la Comunidad.

      1. A éste, que parece muy cerca del la meditación New Age (en definitiva la religión sincrética y pachamámica, patrocinada por la masonica ONU), todos los masones le hacéis aquí un lavado de cara, o blanqueamiento, empezando por la redacción y siguiendo por el Nuevo Belzunegui (falta el Monaguillo Masónico, que vendrá detrás, lamiendo como le corresponde)

    2. Todo lo que he leído de Jacques Philippe, y ha sido bastante, no ha habido nada que no me pareciera enteramente católico. Si estoy equivocado ya se me mostrará en qué pasajes no lo es. Muchas gracias. Rectificaré gustosamente, si fuera el caso. No acostumbro idolatrar a ningún humano, ni siquiera a CM VIganó.

      1. Que yo sepa, la CDF no ha opuesto ningún reparo a ninguna de sus obras, aunque ciertamente tampoco eso es que quiera decir mucho en los tiempos que corren.

          1. Ahora al troll le ha dado una nueva neura: todo el mundo es masón… menos él, claro (el es troll a tiempo completo, por lo que no le da la vida para ser masón). En fin.

          1. Una idiotez detrás de otra. Luego, con llamar masón los demás o hacer sus infantiles juegos de palabras con los nicks de los comentaristas, ya lo tiene todo arreglado. Qué poco necesitan algunos para sentirse realizados.

  2. Muy sabios consejos, pero sin un método para desarrollar esas capacidades, todo se queda en teoría…… De todas formas voy a ver si consigo ese libro.

  3. EL CARDENAL DE GUADALAJARA REVOCA LA SUPRESIÓN DEL RITO ROMANO

    El cardenal de Guadalajara, Francisco Robles Ortega, ha anulado el decreto por el que suprimía la parroquia local de rito romano San Pedro en Cadenas de la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro (Wdtprs.com, 6 de diciembre).

    Robles Ortega reaccionó a las peticiones de los fieles e incluso visitó la parroquia que atiende a más de 150 familias.

    Durante la visita, Robles Ortega utilizó el rito romano para bendecir un nuevo Vía Crucis y una imagen del Sagrado Corazón. También aceptó celebrar una misa romana pontifical, aunque no se especificó la fecha.

  4. Si todas las vacunas fueran iguales,, toda la gente tendría los mismos síntomas.
    Salió una enfermera de Eslovenia, con 40 años de servicio,,dicen,, causando un revuelo, porque dice que ponen 3 tipos de inyección.
    La uno,que es sólo placebo
    La dos que es ARN , y la
    Tres, que es ARN manipulado para provocarte enfermedades y cáncer acelerado.
    Yo que sé.
    Pero me pregunto: Podría la fragilidad del papa impedir una violáción a sus derechos.
    ¿Puede frenar la maldad de algunos que se acercan a él ?
    Y luego, ¿ porqué creer lo que dicen otros?
    Que no sintió reparo moral.
    ¿Cómo pueden saber si el corazón del papa le ofrecía a Dios ése sacrificio?
    Nadie sabe

  5. Este hombre habla como un católico, de New Age, nada. Todo lo que dice está ya en la Oración del Abandono de D. Dolindo Ruotolo. No he leído en ninguna parte del Evangelio que para seguir a Jesús tengas que estar comido por los nervios y enfadado continuamente. Puedes estar triste si la situación te afecta ¡quién no! pero la serenidad es católica.

  6. ¿No podemos descansar los católicos en los brazos de Dios y de su Madre Santísima? ¿Acaso hay que estar siempre en perpetua agitación demoníaca-bergoliante-haganlío?

  7. No sé qué hay de anticatólico, New Age, masónico en la obra de Jacques Philippe ni en la reseña que nos ofrece la Redacción de Infovaticana. Ruego, por favor, que quién sepa me lo explique.

    Alguien que sepa, no que se dedique a verter bilis porque lo que muchas veces hace perder la paz ​interior es leer los comentarios de esta página. No la página, sino los comentarios.

    Ya hay muchas cosas alarmantes en el mundo e igualmente alarmantes en la Iglesia. No sé si la solución que podemos aportar es ir excomulgando a todo el mundo . Al final va a resultar que el Resto Santo de Sión somos nosotros solos.

    Y si ya incluso acusamos al Sr. Belzunegui de ser un infiltrado esoterista grado 33 ¡Apaga y vámonos!

      1. O sea, que según su heterodoxa exégesis los Papas anteriores eran unos hipócritas y unos desobedientes por rezar públicamente, ¿no? Los tiene usted cuadrados.

      2. Es normal que un hereje como usted contradiga la doctrina y la praxis de la Iglesia argumentando como lo hacen los Testigos de Jehová, no como enseña la Iglesia católica, que es la depositaria de la Revelación y única intérprete autorizada de las Sagradas Escrituras. Que usted diga que la Iglesia se ha equivocado dos mil años tiene valor cero. Lo que un día tiene que explicarnos es por qué usted se autodenomina «católico» sin profesar la fe católica, a la que odia y combate (es como la cuadratura del círculo).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles