Un ‘contrainforme’ reduce espectacularmente el número de víctimas de abusos en Francia

víctimas abusos Francia contrainforme
|

Ocho miembros de la prestigiosa Academia Católica Francesa, incluido su presidente, Hugues Portelli, desmontan el informe sobre la pedofilia en el la Iglesia de Francia de la Comisión Independiente sobre los Abusos en la Iglesia (CIASE), que elevaba las víctimas al inverosímil número de 330.000, informa La Nuova Bussola Quotidiana.

El escandaloso informe de la CIASE, que tantos golpes de pecho ha provocado y tanta alegría en los enemigos de la Iglesia en Francia y en el mundo, suscitó desde el primer momento la suspicacia de los observadores mejor informados. Y ahora un equipo liderado por Hugues Portelli, presidente de la Academia Católica de Francia, lo ha demolido meticulosamente con un contrainforme.

¿330.000 víctimas? Para los autores del nuevo informe, el número real estaría muy lejos de esa cifra, entre los 4.832 y los 27.808. El texto de quince páginas ha sido enviado al presidente del episcopado francés, al nuncio en Francia y a Roma, y en él se realiza una impecable labor de demolición de la tramposa metodología de la CIASE.

Los autores se basan en los datos obtenidos por los investigadores de la Ecole Pratique des Hautes Etudes, que, basándose en el examen de los archivos, llega a las cifras antes mencionadas, muy lejos de la fantasía numérica de la CIASE, como subrayan los autores del contrainforme. “Hay un abismo entre el número de testimonios recibidos por la CIASE (2.738) y el número de víctimas registrado por el estudio de la École Pratique des Hautes Études encargado por la propia CIASE (4.832), la extrapolación de este mismo equipo de investigadores, que ha llegado a una cifra máxima de 27.808 casos evaluados a partir de los datos recopilados por estos estudios y las estimaciones realizadas a partir de un sondeo realizado por el Instituto Francés de Opinión Pública, que ha permitido a este instituto extrapolar a nivel de la población francesa adulta para llegar a varios centenares de millares de víctimas, con una cifra de 216.000, que sube hasta 330.000 si se incluyen las víctimas de laicos”, se lee en el contrainforme.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
26 comentarios en “Un ‘contrainforme’ reduce espectacularmente el número de víctimas de abusos en Francia
  1. Yo nunca concedí crédito a ese informe. Me parece que lo más verosímil es que ronde sobre la franja baja, es decir, en torno a los 4832.

    1. A ver si ahora restituyen a la portavoz de la conferencia episcopal, que fue injustamente destituida por no creer en el primer informe.

    2. “Y no olvidemos que no hay más pederastia en el clero que en otras profesiones.” ¿No te das cuenta de la gansada que estás diciendo? 1. Es el típico “tú más” 2. Es como decir: no hay solo ladrones entre la policía. Pero es que la policía está precisamente para protegernos de los ladrones. 3. Pues bien que lapidáis a los que caen en otros pecados cuando no son de vuestra cuerda.

    3. «quitar importancia al crimen por que son pocos criminales.»

      Es justo al revés: le damos mucha importancia. Y a que siendo pocos casos los difamadores de la Iglesia silencien la mayoría de los casos de pederastia (que se producen en otros ámbitos) e inflen las cifras, no porque les importen las víctimas, sino porque lo que les importa es atacar a la Iglesia, también se la damos. Además, hay algo evidente: un cura homosexual (la mayoría de los abusadores, sobre el 80-85%, lo son), no abusa de adolescentes y jóvenes adultos por ser cura, sino por ser homosexual. Lo dice la propia palabra: homoSEXUAL. En los abusos sexuales es el sexo lo que está implicado, no la condición de cura (la Iglesia no manda a los curas ni tener sexo, ni mucho menos tenerlo con personas de su mismo sexo). Por lo cual, no abusan por ser curas, sino a pesar de serlo y contraviniendo lo que manda la Iglesia, dando rienda suelta a sus impulsos homosexuales.

    4. Entonces, ¿los abusos fuera del ámbito eclesial le parecen a usted menos graves? Los demás comentaristas no hacemos distinción entre la profesión del abusador porque en todos los casos son igualmente graves. Y en la mayoría de los casos, y no es casualidad, los abusadores son homosexuales. Usted, al achacar los abusos sexuales a la profesión y no al sexo de los abusadores está defendiendo a los pederastas homosexuales, como si sólo fueran graves los abusos heterosexuales (que encima son los menos).

    5. No, no, para nada: su solución es restar gravedad a algo que la reviste no sólo cualitativamente (toda pederastia es mala), sino cuantitativamente (usted niega que a mayor número de casos, mayor gravedad), pretendiendo que es igual de grave un 15% de abusos heterosexuales frente a un 85% de abusos homosexuales. Y, de nuevo, resta importancia al hecho de que es más grave la inmensa mayoría de los casos, que se producen fuera del mundo eclesial, con la excusa de que hay casos entre curas, cuando es obvio que algo malo es peor cuanto mayormente se dé, además de obviar el hecho de que la Iglesia no manda la pederastia, por lo que los curas que la cometen lo hacen contraviniendo lo que la Iglesia manda, pero siguiendo sus instintos sexuales (homosexuales, mayormente), exactamente igual que en todas las demás profesiones, pero en mucho menor número. Su argumento es el que es poco creíble (nada creíble, de hecho).

      1. Pero eso de llamarme homosexual por el hecho de que algunas de mis opiniones no coincidan con las suyas revela una mente estrecha que no sabe defender sus opiniones más que atacando ad hominem al otro. Es de puta pena, y perdón por la palabra. Pero es que, además, si yo tuviese la desgracia de ser homosexual (porque más que otra cosa, me parece una desgracia), mis opiniones valdrían exactamente igual. Como dice el refrán, las verdades son verdades, lo diga Agamenón o su porquero.

      2. No tendría que haber dicho que se lo ha enseñado a su mujer, sino a sus mujeres (a todo su harén). Así quedaría mucho más «machote», aunque su reiterada defensa de la homosexualidad activa no varíe lo más mínimo y sea indefendible para un católico. A nadie le interesa con quién se acuesta usted, por lo que su último comentario no va evitar que se le refute cada invectiva que haga contra la fe o la moral católica.

  2. Sólo los que no quieren a la Iglesia se creen cuanta cosa le inventan,, hasta si hay 20 mil habitantes en una población, y acusan a sus tres sacerdotes de haber abus4do de 50 mil niños en ella, se la creen.
    Y todo de pretexto para poder quitar el Santo Sacramento de la confesión. Ellos, los muy desgraciados saben el bien que hace.

  3. Los obispos franceses, tan mediatizados, tan cobardes, encargaron el informe a un anti católico para que saliera lo que salió, más porquería sobre toda la Iglesia sin más matices. Hay que abordar la cuestión de la homosexualidad, con la que están vinculados el 80% de los abusos. Pero no se quiere, para no contristar a un pensamiento único cuya tiranía se ha impuesto hasta en la Iglesia, tan sumisa.

  4. ¿Existe la pederastia? Existe. ¿Hay algún cura pederasta, aunque sólo sea uno? Lo hay. ¿Ha cometido sus abusos porque usted lo ha consentido? Naturalmente que sí. Eso es lo que usted está diciendo. Acusa a otros de defender la pederastia y no hacer nada contra ella, que es exactamente lo mismo que hace usted. Mientras exista un solo caso de pederastia usted es culpable por consentirlo y defenderlo. No lo digo yo: lo dice usted mismo. La diferencia con otros es que los demás no aprovechan cualquier noticia para atacar a la Iglesia.

    1. Hidaspes le hablaba de su actitud en general, no sólo en este tema. Pero como se sale por la tangente, la respuesta a su pregunta la tiene en el catecismo: para los pederastas, además de evitar el escándalo (ser causa de pecado para otros), cumplir el 6º y 9º mandamientos, que obliga a todos, con independencia de la profesión y de sus gustos sexuales (los homosexuales no tienen bula). Y para usted, el 8º mandamiento (que prohibe mentir, calumniar, difamar, emitir juicios temerarios…).

  5. La idea de hacer un informe, y por unos tipos que tienen lazos con masones ya era demencial, pero tampoco tiene sentido hacer un informe en el que queda culpable toda la Iglesia catolica francesa, y de rebote la universal, cuando no es la Iglesia sino unos señores que pertenecen a la Iglesia.
    Al reducir con el contrainforme el número de abusos tan drasticamente, tambien se reduce el número de abusadores y eso exonera a la Iglesia, y señala más claramente a un indeseable pequeño número de abusadores en proporción.
    Pero lo correcto, seria unos justos juicios, y unas auténticas víctimas.

  6. Yo no creo ni el informe ni el contrainforme, pero el informe estaba tan abultado, tan sobrepasado y tan excesivo que se autodestruía solo, así que el contrainforme ni siquiera es necesario para alguien que sepa sumar dos y dos.

  7. “ ¿los abusos fuera del ámbito eclesial le parecen a usted menos graves?” ¿Qué sea la policía, que está ahí para protegernos de los ladrones, la que robe, le parece a Vd. más grave? Pues sí, muchísimo más grave. Lo que me parecería surrealista es que la policía se defendiese del hecho de que policías robasen, diciendo: también hay ladrones en otras partes. Entonces, ¿para qué diablos están ustedes?

    1. ¿Qué sea la policía, que está ahí para protegernos de los ladrones, la que robe, le parece a Vd. más grave?

      En absoluto: lo que me parece más grave es que una banda de ladrones o mafiosos decida opositar a la policía para cometer delitos camuflados con el uniforme y asi tener coartada y que calumniadores como usted arremetan contra la Policía y no contra los ladrones o mafiosos. La mayor parte de los policías no cometen delitos, y los pocos que lo hacen no es por ser policías, sino a pesar de serlo o usándolo como coartada. Esto es lo que se asemeja a la realidad de la que hablamos: pederastas vestidos de cura que no cometen abusos por ser curas ni por la ropa clerical, ni porque lo mande la Iglesia, sino que la utilizan como coartada o disfraz para dar rienda suelta a sus impulsos (mayoritariamente homosexuales). Por eso la Iglesia publicó una directiva para evitar que los homosexuales accedan a los seminarios.

  8. Y permitame felicitarle, una vez más, por refutar que no hay que reubicar a los pederastas en sitios donde puedan reincidir o constituyan un peligro para ellos o para otros; o lo que es lo mismo: refutar lo que nadie ha sostenido ni defendido, salvo en su propia imaginación, que la tiene muy calenturienta (se está usted convirtiendo en un especialista en la falacia del hombre de paja).

  9. Eso que describe es exactamente lo que hace usted, no lo que hacen los demás comentaristas. Sus comentarios (todos ellos), no son por ese motivo, y usted lo sabe perfectamente, como lo sabe cualquiera que le lea, porque lo disimula más bien poquito. Debería hacer examen de conciencia, en lugar de meterse en las conciencias ajenas, sobre las que ni tiene autoridad alguna, ni las conoce.

  10. Lo peor de esto no es que se aceptase una cifra tan alta, sino que se aceptase una estimación tan chapucera, cuando cualquiera con una median formación puede percibir que semejante estimación no se tiene en pie. Cuando se trata de la izquierda cualquier fantasía es aceptada, para así poder afirmar que todos somos iguales, cuando no es cierto; no somos iguales de ninguna forma. Nunca las v´íctimas son iguales a los asesinos.

  11. Lo del harén no lo decía porque fuera verdad (a usted eso se la trae al pairo), sino para que su réplica fuera aún más creíble (si cabe).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles