PUBLICIDAD

La Archidiócesis de Viena prohíbe a los no vacunados el acceso a actos litúrgicos distintos de la Misa

Tschugguel Viena coronavirus IglesiaCatedral de Viena
|

La Archidiócesis de Viena se ha sumado al esfuerzo del gobierno austriaco por marginar a los no vacunados prohibiéndoles la asistencia a cualquier acto litúrgico salvo la Santa Misa, denuncia Alexander Tschugguel, el católico austriaco que arrojó las Pachamamas al Tíber.

Los ‘descartados’ de los que tanto habla el Santo Padre, insistiendo ardientemente, a tiempo y a destiempo, que no los excluyamos, no siempre son fáciles de definir. A veces es cuestión de grados, de circunstancias, de matices. Pero en nuestros días han surgido unos descartados oficiales, un grupo de ciudadanos a los que se descarta y discrimina abiertamente, y con el aplauso de muchísimos ‘buenos’ y, lo más desconcertante, con el silencio absoluto de la jerarquía católica, empezando por la propia Curia Romana: los “no vacunados”.

En Italia, el país de cuya capital es un barrio la Santa Sede, un no vacunado tiene vetado ganarse el pan, literalmente, por ley. En Austria se les quiere obligar por medios similares a que se sometan a la vacunación, y en docenas de países se ejerce contra ellos un ‘apartheid’ mayor o menor. Pero, curiosamente, los pastores no tienen nada que decir sobre esto.

Ahora, se puede alegar que quienes se niegan a inocularse con estos productos experimentales que no impiden la transmisión de la enfermedad son estúpidos, terraplanistas, conspiracionistas. Quizá lo sean, naturalmente. Posiblemente sean víctimas de ridículas teorías conspiracionistas que se niegan absurdamente a confiar en las multinacionales farmacéuticas. Pero si están totalmente equivocados, eso no les hace menos, sino más dignos de misericordia.

Con dos mil años a sus espaldas, la Iglesia ha vivido muchísimas pandemias, y su actitud ha sido en todas ellas diametralmente opuesta a la que observan ahora tantos pastores, incluso en pestes verdaderamente terribles, con muertes súbitas por las calles, algo que no puede decirse ni de lejos de esta pandemia.

Que los pastores no alcen su voz contra esta violación de la libertad más íntima y esta consagración de ciudadanos de primera y de segunda se nos antoja bastante triste. Que se sume a ella en sus propios templos es un verdadero escándalo.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

19 comentarios en “La Archidiócesis de Viena prohíbe a los no vacunados el acceso a actos litúrgicos distintos de la Misa
  1. La Jerarquía está tan desnortada que, en vez de defender la libertad de los ciudadanos ante imposiciones abusivas de la autoridad civil, se suman al carro, y se convierten en abanderados de tales abusos.

  2. Pues habrá que rebelarse contra estos déspotas que, ni entran en el Reino de los cielos, ni dejan entrar, como los escribas y fariseos hipócritas. Se han hecho con la llave. Habrá que arrebatársela.

  3. Jesús dijo que a quien escandalice, más le valdría acabar con piedra de molino en el agua. Y esto es de aplicación a muchos obispos (lo digo en sentido figurado), que, como las pachamamas fueron arrojadas al Tíber, también ellos deberían ser separados de sus cátedras episcopales.

  4. Querían un Nuevo Orden Mundial y ya casi casi lo tienen.
    😁,,, la sorpresa que se llevarán,,,
    Ése Órden lo pondrá Dios Nuestro Señor, no ellos.

    ¿Que no dejan entrar sin veneno a misa.? ¡ PUES QUE NO DEJEN¡
    Y si continúan con sus abusos,
    (que lo van a hacer) que se den cuenta que sólo aceleran la venida de Cristo.
    Hasta agradecidos tendremos que estar con estos corruptos.

  5. Se les olvidó mencionar que quien manda en Viena es el cardenal Christoph Schönborn, el interprete ad-hoc de la controvertida nota de pie de página de Amoris Laetitia que garantiza acceso a la sagrada Comunión a las personas que viven en concubinato sin intención ni propósito de salir de él. Una vez más: Por sus obras los conoceremos.

  6. La Santa Sede publicó en diciembre de 2020 un documento en el que el apartado 5 dice que la vacunación debe ser voluntaria. Entonces, que está ocurriendo para que la mano de la secta pestilente no tenga ningún obstáculo y se pase todo tratado internacional y leyes por el forro?

  7. Magistral, como siempre Carlos Esteban (sin idolatrar a este autor, pues lo que dice es de puro sentido común que lo puede ver cualquiera. Esto para mi gusto hasta lo realza: no pretende lucirse dialécticamenre, sino decir la pura verdad evidente que nadie dice).
    Un solo matiz: que no vemos, como en las grandes verdaderas pestes de la Historia, que la gente hasta se moría por las calles. Bueno, ya estamos empezando a verlo (muertes súbitas post vacuna en todas partes, despachos, estadios, playas..). Pero en fin, esto es desviarse…

  8. Son muy listos. En el fondo lo que quieren decir es «excepto para la colecta de la misa». Pues precisamente en los billetitos y las moneditas es donde más gérmenes hay, y no veo que inventen una nueva variante al respecto. ¿Es que alguien desinfecta el dinero?. Bueno, no demos ideas.

    1. Schönborn asiste encantado a conciertos de Conchito Wurst en la catedral de San Esteban, permite endemoniados conciertos de rock en la misma y ¿va a impedir entrar a rezar el Rosario a los fieles porque no se han pinchado eso que en España recomiendan los Vil-Gates, belene$estébane$, jiménezlo$$anto$ y doctorescarballo$$?

  9. Deberían preguntarse estos apóstatas si Jesús dscriminaba a los apestados de la época,es decir,los leprosos.
    Pediría el pasaporte «lepro-Covid» a la gente que se aglomeraba para escucharlo…???

  10. Qué horror! Seguirán los consejos de Gates, y de Biden, el amigo de Beroglio. Es sabido, pero no para las personas que solo siguen los medios masivos. No tienen pálida idea para hacer relaciones. Están totalmente marginadas de la información para ser manipuladas.

  11. Iglesia modernista austriaca, que abandonaste a Cristo, a la Virgen, a los Santos, a tus mártires también,….. y te amancebaste a todo tren con el mundo y sus pompas: anduviste mal, andas peor, y acabarás fatal, porque Cristo NO te reconoce, y tu mal supera el cielo.

    Volverá el pequeño resto fiel, tras esta persecución, a reconstruir lo que dejasteis en ruinas, y a volver a consagrar lo que profanásteis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles