El Papa invita a rezar en noviembre por las personas con depresión

Papa Francisco depresión
|

Hoy se ha dado a conocer el vídeo del Papa para este mes de noviembre. La intención de oración por la que anima a rezar el Pontífice en el penúltimo mes del año son las personas que sufren depresión.

“La sobrecarga de trabajo, el estrés laboral, hacen que muchas personas experimenten un agotamiento extremo, un agotamiento mental, emocional, afectivo y físico”, señala el Santo Padre al inicio de su alocución.

“La tristeza, la apatía, el cansancio espiritual terminan por dominar la vida de las personas que se ven desbordadas por el ritmo de la vida actual”, explica Su Santidad.

Francisco invita a estar cerca de los que “están agotados”, “desesperados”, “muchas veces escuchando simplemente en silencio porque no podemos ir a decirle a una persona: ‘No, la vida no es así. Escúchame, yo te doy la receta’. No hay receta”, asegura el Santo Padre.

El Sucesor de Pedro dice que no hay que olvidar que, “junto al imprescindible acompañamiento psicológico, útil y eficaz, las palabras de Jesús también les ayudan. Me viene a la mente y al corazón: ‘Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso’”.

Finalmente, el Papa llama a rezar “para que las personas, que sufren de depresión o agotamiento extremo, reciban apoyo de todos y reciban una luz que les abra a la vida”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
16 comentarios en “El Papa invita a rezar en noviembre por las personas con depresión
  1. «Yo soy la luz del mundo el que me sigue no camina en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida» (Jn 8).

    3.- “junto al imprescindible acompañamiento psicológico, útil y eficaz, las palabras de Jesús también les ayudan. Me viene a la mente y al corazón: ‘Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso”.

    ¿Cómo que «junto…»? ¿Cómo que las palabras de Jesús también ayudan?
    Pero, este hombre ¿ha perdio la cabeza, la fe o las dos cosas simultánemante? Considerar las palabras de Jesús como un coadyuvante que refuerza un tratamiento psicológico, renunciar a la transformación de las palabras de Cristo, del propio Dios y restringirlas a una mera cita de un libro de autoayuda, es sobrepasar todo lo sobrepasable.

    Eso sí, todo envuelto en un papel de celofán sensiblero y melodramático.

    Ciego guiando a ciegos.
    Perdido guiando a perdidos.
    Necio guiando a necios…

    1. La primera parte de mi comentario está como Walt Disney: Hibernada en espera de que el moderador modere lo inmoderable.
      En fin.
      Paso de repetir lo dicho.

      Feliz día.

  2. Sería preciso que el papa pidiera también a sus amigos globalistas que dejaran libertad a los psiquiatras para poder tratar a quien ellos crean que deben hacerlo. Ya ven que intentar ayudar a un homosexual que les pide ayuda puede llevarlos a la cárcel. Y eso es más grave que la depresión, que normalmente se cura sin problema en los casos usuales.

    1. Otra nueva invectiva contra los pro-vida? ¿Está acusando a quienes condenan el aborto y la eutanasia de provocar suicidios? Usted no tiene vergüenza.

    2. Blanca, te iba a soltar varias barbaridades, pero no lo voy a hacer. Por favor, indaga un poco y no mezcles temas. Y reza `por lo que te de la gana.

      1. Pues si no lo va a hacer, ¿para qué amaga? Dígale qué ha provocado su ira (luego contenida). Si no, podría haberse ahorrado el comentario, porque para no decir nada…

    1. Está muy bien rezar por las ánimas benditas, pero mejor haría rezando por su propia conversión y que profesara la fe católica, para así poder ir al Purgatorio.

        1. Eso porque lo dice usted, que lo ha visto en su bola de cristal. Yo no he leído en ningún comentario aquí que alguien se crea santo o salvo. Esa es una de sus invenciones. En cambio, afirmar que alguien que públicamente sostiene creencias contrarias a la fe católica no es católico, es algo objetivo, no una suposición. Nadie obliga a otro a sostener herejias públicamente. Así que, fingir escándalo porque alguien le llame hereje, más que fariseísmo es infantilismo. Además, se insta a tales personas a volver a la Iglesia precisamente para que se salven. Corregir al que yerra es una obra de misericordia. En cambio, usted sólo se limita a soltar soflamas con intención de ofender, lo cual no ayuda a nadie, ni a usted mismo (ni parece que tenga intención).

        2. Eso porque lo dice usted, que lo ha visto en su bola de cristal. Yo no he leído en ningún comentario aquí que alguien se crea santo o salvo. Esa es una de sus invenciones. En cambio, afirmar que alguien que públicamente sostiene creencias contrarias a la fe católica no es católico, es algo objetivo, no una suposición. Nadie obliga a otro a sostener herejias públicamente. Así que, fingir escándalo porque alguien le llame hereje, más que fariseísmo es infantilismo. Además, se insta a tales personas a volver a la Iglesia precisamente para que se salven. Corregir al que yerra es una obra de misericordia. En cambio, usted sólo se limita a soltar soflamas con intención de ofender, lo cual no ayuda a nadie, ni a usted mismo (ni parece que tenga intención).

        3. Eso porque lo dice usted, que lo ha visto en su bola de cristal. Yo no he leído en ningún comentario aquí que alguien se crea santo o salvo. Esa es una de sus invenciones. En cambio, afirmar que alguien que públicamente sostiene creencias contrarias a la fe católica no es católico, es algo objetivo, no una suposición. Nadie obliga a otro a sostener herejias públicamente. Así que, fingir escándalo porque alguien le llame hereje, más que fariseísmo es infantilismo. Además, se insta a tales personas a volver a la Iglesia precisamente para que se salven. Corregir al que yerra es una obra de misericordia. En cambio, usted sólo se limita a soltar soflamas con intención de ofender, lo cual no ayuda a nadie, ni a usted mismo (ni parece que tenga intención).

        4. Eso porque lo dice usted, que lo ha visto en su bola de cristal. Yo no he leído en ningún comentario aquí que alguien se crea santo o salvo. Esa es una de sus invenciones. En cambio, afirmar que alguien que públicamente sostiene creencias contrarias a la fe católica no es católico, es algo objetivo, no una suposición. Nadie obliga a otro a sostener herejias públicamente. Así que, fingir escándalo porque alguien le llame hereje, más que fariseísmo es infantilismo. Además, se insta a tales personas a volver a la Iglesia precisamente para que se salven. Corregir al que yerra es una obra de misericordia. En cambio, usted sólo se limita a soltar soflamas con intención de ofender, lo cual no ayuda a nadie, ni a usted mismo (ni parece que tenga intención).

  3. Buena intención. Estamos muchos como en casa del jabonero, que el que no se cae resbala.
    Las benditas ánimas del purgatorio siempre hay que tenerlas en cuenta: ellas y nuestros custodios son un buen aliado para todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles