PUBLICIDAD

Nuestro escepticismo ante la ‘Iglesia sinodal’

Iglesia sinodal escepticismo
|

Donde está Pedro, allí está la Iglesia. No hay vuelta de hoja en esto, lo que convierte al ‘sínodo de sínodos’, a nuestro entender, en un costoso e inútil ejercicio de relaciones públicas con un resultado prefijado.

Si, al final, el Papa dice A en materias de su competencia y ministerio y el resto de la jerarquía dice B, es A. Y en lo que respecta al pontífice reinante, tenemos ya una experiencia suficientemente larga para inferir que del sínodo saldrá exactamente lo que Francisco quiera que salga, así que toda la parafernalia sinodal, de la que no puede decirse de buena fe que esté galvanizando a los fieles católicos del mundo, se nos antoja un espectáculo de luz y sonido, un modo de vestir las reformas en las que Francisco está empeñado como el resultado de un clamor de las bases.

Porque, ese diálogo y esa escucha atenta a la que nos empuja el Santo Padre de continuo no parece haber cambiado un ápice al propio Papa en sus proyectos y visiones. Tanto así que se diría que debemos dialogar con los que tienen la visión idéntica a Su Santidad, y escuchar atentamente a quien ya sabemos lo que nos va a decir.

Los dos primeros sínodos sobre la familia dejaron meridianamente claro el esquema; cómo se planteaba un tema para aprobar algo distinto, y cómo nada valía hasta que saliera lo que estaba previsto de antemano.

De modo similar, el surrealista sínodo universal sobre la Amazonia -¿qué sentido puede tener un sínodo universal para tratar los problemas de una región apenas poblada?- produjo un documento final del que -afortunadamente- Su Santidad ignoró todas las propuestas revolucionarias de peso en su motu proprio postsinodal, Querida Amazonia.

Mientras sus inmediatos predecesores nombraban obispos y cardenales con cierto criterio de compensación, digamos, ‘ideológico’, Francisco parece haber hecho de la lealtad personal y sin tacha a su proyecto personal el único criterio de elección, movido por esa obsesión de hacer irreversibles sus reformas de las que a menudo hemos escrito.

Incluso la reacción de los obispos a la llamada sinodal está siendo una combinación de educada indiferencia y un seguidismo tan milimetrado hasta en las coletillas que parece hacer aún más inútil el propio sínodo. ¿Con quién dialogar, si todos van a decir lo mismo, si todos van a insistir en la Iglesia en salida, en la inclusión de los descartados, en la conversión ecológica y el cuidado de la Casa Común y todo lo que llevamos escuchando casi en exclusiva desde hace ya algunos años. Porque los obispos, sí, son sucesores de los Apóstoles, pero no son elegidos directamente por el Espíritu Santo, sino que su promoción o cese depende de la voluntad de un hombre, y un hombre de voluntad especialmente fuerte.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

19 comentarios en “Nuestro escepticismo ante la ‘Iglesia sinodal’
  1. Siiii de un hombre «de voluntad especialmente fuerte»… Y atávicamente obsesionada con el modernismo masónico. Qué largo se me hace este pontificado y cuanto mal está causando!!!

  2. Mejor no se puede decir……ya solo falta el comentario del Probe Migue o de algún otro Troll para ratificar lo que el Sr. Esteban tan bien ha explicado

  3. Carlos Estaban, por favor usted que tiene llegada a estos ámbitos, quizá lo escuchen, por favor pregunte:
    1- ¿el sínodo se convoca por lo bien, o por lo mal que va la Iglesia aplicando el ‘espíritu’ del Concilio?

    2- ¿en la escucha que promete, hay opción de escuchar volver a las antiguas prácticas de piedad cristiana, o todo debe salir nuevo -un iglesia diferente-?
    
3- ¿estos sueños que ‘sueñan los cristianos en la oración’, tienen asidero en la realidad de la Tradición, o es algo nuevo que nadie conoce aún, es decir una nueva revelación del Espíritu Santo?
    
4- ¿la iglesia sinodal que prometen y se avecina luego de 2023, abandonará la jerarquía para dar paso a los consejos sinodales, o conservará los puestos de jerarquía, para poder aplicar la sinodalidad?

    1. El sínodo, como dice el artículo, es el ropaje que dará autoridad a las reformas que ya tiene decididas el Sumo Pontífice… Se dirá que «las conclusiones de las Conferencias Episcopales de todo el mundo ‘reclaman a voces’ los cambios»…

  4. Perdóneme la fraterna corrección: «Ubi episcopus, ibi Ecclesia» es una cita de Ignacio de Antioquía, en un tiempo en el que el concepto de Ecclesia Universalis no estaba tan claro como ahora nos quieren hacer creer. Se refiere a la necesaria comunión eclesial de todos los fieles orientados y dirigidos por el obispo particular, que se expresa en una de las cartas del mártir camino del martirio en Roma. Si ya empezamos retorciendo el argumentario con el titular, quiere decir que no merece la pena leer el texto.

  5. Esta historia, importa poco a nadie. Sin embargo, tiene pinta de folletín político del que saldrán cosas pésimas y peligrosas que intentarán llevar a la práctica para azuzar potencia al caos existente y endosar nuevas dosis de relativismos.

  6. Pero si yo ni sé que quiere decir si no da li dad,, ¿ Cómo iba a soñar con éso?
    He de ser muy dura de cabeza pero nada más no entiendo.

  7. somos catolicos y cristianismos pero no comulgamos con ruedas de molino. Este señor se cree el Mesias pero nuestro Señor ya nos advirtió guardaos de los falsos profetas

  8. Don Carlos ha dado en el clavo al definir el propósito del sínodo de la sinodalidad: «Un modo de vestir las reformas en las que Francisco está empeñado.»

  9. Este Tio es un inutil, mal, incapaz de hacer nada bueno.

    Hace pavadas para dar la impresion de que hace algo, Sinodo tras Sinodo.

    Solo sigue «mareando la perdiz» mientras continua haciendo todo lo posible para desmoralizar a los catolicos.

    Solo que da esperar su fin.

  10. Este no es un Papa , sino u despota diabolico y los obispos meros payasos, bufones, cipayos.
    Nada concierne al Catolicismo.
    No hablemos de los supuestos curas, peor en Argentina. Lame botas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles