PUBLICIDAD

Polémica por una ‘pietà’ con dos hombres desnudos en una iglesia romana

Piedad hombres Santa María in Montesanto
|

Las redes la han apodado ‘la pietà de la pederastia’, y siguiendo el modelo mil veces repetido de La Piedad (María sosteniendo a Cristo muerto) tiene como peculiaridad que se trata de dos hombres, ambos desnudos. Se exhibe en la llamada ‘iglesia de los artistas’ de Roma, la basílica de Santa María in Montesanto.

Es ‘arte’, ya saben, y los profanos no podemos opinar, tampoco los católicos, por mucho que la estatua esté en una iglesia, la romana Santa María in Montesanto. Se trata de parte de un proyecto llamado “Una puerta al infinito”, del artista autodidacta Jago (Jacopo Cardillo), y se puede contemplar en la Capilla del Crucifijo. Un hombre desnudo, mayor, con el rostro retorcido por dolor, sosteniendo en brazos el cadáver de otro hombre desnudo, más joven.

Tenemos que creer, por fe, que representa una “reelaboración de un momento de recogimiento y dolor, en el que la humanidad se ha identificado durante siglos”, del mismo modo que tenemos que entender la escandalosa profanación de la catedral primada de España como una “historia de una conversión mediante el amor humano” y un intento de evangelizar a los jóvenes alejados.

Ya cansa, e inquieta, todo esto, este perpetuo jugar a la ambigüedad y la provocación con la aquiescencia refleja de unos pastores acomplejados, desesperados por parecer modernos o directamente dinamiteros de la fe.

La estatua puede ser admirable y perfectamente inocente, aunque lleva a recelar tanto ‘arte’ tocando las mismas teclas, pero, en cualquier caso, no creemos que una iglesia abierta al culto sea el lugar más indicado para exponerla.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

31 comentarios en “Polémica por una ‘pietà’ con dos hombres desnudos en una iglesia romana
  1. Por desnudos apolineos de Jesucristo y de mujeres semidesnudas en el Renacimiento llegó la Reforma, tanto ambigüedad en el arte era ya algo escandaloso. Por eso los protestantes condenan enérgicamente las representaciones de la Divinidad porque el límite se sobrepasa en aras de la genialidad de un artista rompedor. Cuidado donde vamos

    1. Esto también huele a mafia lavanda. Recordemos el fresco de Paglia que ahí sigue. Y todavía hay gente que dice que la corrupción todavía no se parece a la del Renacimiento. Me atrevo a decir que es peor incluso. En el renacimiento los prelados eran señores temporales que pasaban de cuidar la sana doctrina. Ahora, no es que pasen, que también, es que un grupo no poco numeroso la denigra semana si y semana también con el de blanco a la cabeza. Hay que decirlo ya

      1. O para que se vea que es sin mala intención, alguien puede tropezar por accidente sin querer y estropear la obra. Una cadena fortuita de casualidades que no se podían prever. Estas cosas pasan.

      2. Muy buena valoración por su parte, D. Carlos, aunque lo de «inocente» dejémoslo… La sensación que tenemos los católicos es de indignación, impotencia y fastidio… SIIII, realmente parece que estamos ante clero cobarde, ACOMPLEJADO Y CON ANSIAS VANISIMAS DE RENOVAR LA IGLESIA tanto en sus dogmas como en los valores ÉTICOS Y ESTÉTICOS (buena analogía con ese gol que han colaooo en Catedral Primada Toledo). Esta intención de «renovación», modernización y «adaptación» al mundo parece más bien RELAJACIÓN DE COSTUMBRES. Al pan, pan y al vino, vino
        Me pregunto si en Mezquita colocarían esa «gloria», alegoría de un misterio de sus dogmas o creencias? No, pues eso

  2. En la vida se podría considerar este bodrio como arte por muy bien que este cincelado. Primero porque es una burda copia de algo que ya este hecho, la Pietad de Miguel Angel. Segundo porque el arte tiene que demostrar belleza y que eleve el espíritu. Para que haya belleza tiene que haber un orden y un propósito. La homosexualidad no deja de ser un desorden de la naturaleza humana. El propósito de esta obra no es otro que el de provocar, y más si se expone en un templo católico. Y esto eleva el espíritu lo mismo que si fuera una piara de cerdos revolcándose en el fango.

    1. Aunque no faltara una legión de supuestos expertos y entendidos en arte que saldrán a decir que es una genialidad. Pero eso no mas que una estafa intelectual.

    2. MANUEL, ha explicado muy bien lo que es el arte:BELLEZA Y ENALTECIMIENTO DEL ESPÍRITU… Así es. Llegó KANT y zas! Rompió los esquemas, como buen protestante.

  3. ¿Qué pasó? Todavía no termina un escándalo, y ya tienen otra obra de hartar. De que les dió por el harte, ¡ agárrense ¡
    El Belén del caos empezó , pero el más horrible fue el de unos cerdos que colgaron en una iglesia alemana ( por supuesto)
    El demonio tiene muchos hartistas bajo sus alas de murciélago,,, ya saldrán más.

  4. ¿Y no hay un periodista que puede investigar de donde consiguieron el dinero para financiar este proyecto? ¿Quiénes son los patrocinadores? ¿Cuáles otras obras de arte gay han financiado? ¿Son vinculados a otros artefactos de la cultura material gay?

  5. Porque además ¿qué tiene de religioso o de cristiano ese aborto? Porque cuanto más lo relacionen con la verdadera «Pietá», peor y más blasfemo.

  6. Hay provocaciones tan evidentes (si no son «performances» publicitarias) que yo creo que sería mejor no entrar al trapo, aunque nos podemos ver obligados si son en un lugar sacralizado. Pero «no hay mayor desprecio que no hacer aprecio»

    1. Muy buena valoración por su parte, D. Carlos, aunque lo de «inocente» dejémoslo… La sensación que tenemos los católicos es de indignación, impotencia y fastidio… SIIII, realmente parece que estamos ante clero cobarde, ACOMPLEJADO Y CON ANSIAS VANISIMAS DE RENOVAR LA IGLESIA tanto en sus dogmas como en los valores ÉTICOS Y ESTÉTICOS (buena analogía con ese gol que han colaooo en Catedral Primada Toledo). Esta intención de «renovación», modernización y «adaptación» al mundo parece más bien RELAJACIÓN DE COSTUMBRES. Al pan, pan y al vino, vino
      Me pregunto si en Mezquita colocarían esa «gloria», alegoría de un misterio de sus dogmas o creencias? No, pues eso

  7. Muy buena valoración por su parte, D. Carlos, aunque lo de «inocente» dejémoslo… La sensación que tenemos los católicos es de indignación, impotencia y fastidio… SIIII, realmente parece que estamos ante clero cobarde, ACOMPLEJADO Y CON ANSIAS VANISIMAS DE RENOVAR LA IGLESIA tanto en sus dogmas como en los valores ÉTICOS Y ESTÉTICOS (buena analogía con ese gol que han colaooo en Catedral Primada Toledo). Esta intención de «renovación», modernización y «adaptación» al mundo parece más bien RELAJACIÓN DE COSTUMBRES. Al pan, pan y al vino, vino
    Me pregunto si en Mezquita colocarían esa «gloria», alegoría de un misterio de sus dogmas o creencias? No, pues eso

  8. MANUEL, ha explicado muy bien lo que es el arte:BELLEZA Y ENALTECIMIENTO DEL ESPÍRITU… Así es. Llegó KANT y zas! Rompió los esquemas, como buen protestante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles