PUBLICIDAD

La última ocurrencia alemana: un montón de tierra como altar

Altar tierra Iglesia alemana
|

Los fieles de la frecuentada parroquia de la Natividad de María en Aschaffenburg han podido ‘disfrutar’ de la última ocurrencia de su párroco, en línea con las preocupaciones pachamámicas: un montón de tierra a modo de altar.

Es la Mesa del Altar de la Tierra, una idea de su párroco modernista, idea genial del párroco, padre Markus Krauth. La ‘cosa’ consiste en un montón de tierra en mitad de la nave. Los feligreses, luego, iban quitando tierra con cubos (verdes, por supuesto), hasta que aparecía en medio del montículo una ‘mesa’. Rodeada de tierra, por supuesto.

De Krauth no dirá nuestro arzobispo Osoro que no esté abierto a las novedades. De hecho, en el año del Señor de 2021 es más seguro para avanzar en la carrera eclesial una ocurrencia de este tipo, con sus connotaciones de preocupación medioambiental ligeramente paganizante que la celebración de una Misa con la debida reverencia, no digamos con una Misa Tridentina.

En la inauguración de semejante patochada, el párroco dedicó su homilía a hablar de “la des-clericalización del Pueblo de Dios”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

49 comentarios en “La última ocurrencia alemana: un montón de tierra como altar
  1. Pues no me parece mala propuesta la de «desclericalizar» el pueblo de Dios. Al fin y al cabo, si sumamos homosexuales, marxistas, herejes y paniaguados ¿qué porcentaje del clero representan? ¿El 99,9%? Hoy el clero sólo sirve para poner en peligro nuestra fe.

  2. Podría haber sido un montón de estiércol, ya puestos, que además es orgánico y biodegradable. Además, iría a juego con buena parte de lo que se cuece en Alemania últimamente.

  3. Los beatos llenarán otra vez Internet con su «Oración, oración» (ellos que nunca dejan de teclear para ponerse de una vez a rezar). Pero el Señor no oró, sino que los sacó del Templo a latigazos. Como el último cristiano austriaco, el que arrojó los ídolos al Tíber después de encomendarse al verdadero Dios. Los beatos son la plataforma desde la que el estamento eclesiástico perpetra sus continuas profanaciones y sus satánicas prevaricaciones.

    1. Lector, si pudiéramos apuntarnos voluntarios a pegar tiros, ahora mismo yo iría. Lo único que tenemos es nada y menos que la ORACIÓN, a Dios todopoderoso, y hacer lo que sea posible sobre la marcha. Y sobre todo tener presente y colaborar cómo se pueda en el mandato que nos hizo el papá León XIII: «retirar a los masones su máscara para que se les conozca tal y cual son»

    2. La Virgen está diciendo en todas sus Apariciones : oración, oración y oración. Para librarnos de la que se nos viene encima. El Padre Pío está considerado el santo más grande de los últimos tiempos y estaba continuamente rezando.

  4. Cuanto i m b é c i l hay en el clero, Dios mío!!!

    La solución la tienen los fieles, si no están tan i m b e c i l i z a d o s como sus «pastores»: no acudir a esos a k e l a r r e s

  5. Me da tanta risa, que no me creo la noticia. Ese párroco es un pequeño demonio que ya ni sabe como hacer el mal a su parroquia. Si por lo menos a cavado él la tierra y la ha transportado a los pies de su Iglesia, algo de penitencia ha hecho. Si la llevaron los catequistas, son tontos del habla.

  6. 1. Supongo que con permiso del Obispo.
    2. Recordemos Ezequiel 33. Quien es culpable es el Obispo no el párroco, el cual le debe obediencia.
    3. Recemos por la conversión de la Diócesis.

  7. Aunque deseo la conversión de estos individuos, si no se produce, valdría más que hubiera un cisma y se fueran, y así la Iglesia saldría gananando ya que se evitaría que sigan generando confusión entre los católicos.

  8. Aunque no venga a cuento en este artículo, he leído un artículo que me ha sorprendido en prevencia.net : el Papa dió positivo al COVID a su vuelta de Eslovaquia. Si esto es cierto, como parece, debería decirlo. O al menos no inducir a la gente a vacunarse.

  9. Es la tradición viva, que dijo Juan Pablo II de Asís, o la hermenéutica de la reforma en la continuidad, que dijo Benedicto XVI. Primero se suprimieron u ocultaron los altares de siglos, y se sustituyeron por mesas cara al pueblo. Después se animaron a sustituir las mesas por cubos de hormigón o piedra, o por las tamaño gigante que les gustan a los kikos. Y ahora por montones de tierra. Un poco más de tradición viva o de hermenéutica de la reforma en la continuidad, y tendremos altares líquidos o gaseosos.

  10. Que abuso! A mi me dan ganas de llorar no de reírme porque nuestro Señor al momento de la consagración estaría en medio de tanta inmundicia. Debemos reparar este daño. Ya basta!

    1. Lena,,, disculpa.
      Es un misterio para mi si en una misa que parece pachamisa es válida la consagración.
      Sé que un sacerdote por pecador que sea, sus palabras transforman la materia. Pero un pecador sacerdote, a fin de cuentas, Dios le da la potestad.
      Pero supongo que habrá algunos que nunca existió ordenación,,,, como en la actualidad, que hasta mujeres estaban como hombres.
      Es el caos que produce el demonio. Que nuestra Santa Iglesia, sirva para deprimir, para burla y escándalo de la gente,, perdón si molesté por burlarme,,, me resultó increíblemente ridículo.

  11. La religión es una fantasía , pero podría ser al menos una digna fantasía, y no esta fantochada dónde un Cristo de yeso y de papel da para todo.

  12. Una oportunidad perdida para plantar unos estupendos repollos… Sería más práctico que lo que vi yo el domingo en mi parroquia: De lado a lado del altar unos enormes ramos de globos de colores.

  13. No hay palabras que puedan explicar lo que está ocurriendo en la Iglesia. ¿Hasta cuando van a seguir progresando exponencialmente las fuerzas del mal?

  14. Si el clero se ha empeñado en poner en ridículo nuestra fe, Iglesia y Tradición, lo están logrando con un esmero digno del mayor elogio! Nuestros pastores, -empezando por Francisco, el más encumbrado, y salvando a los pocos dignos de ser llamados así- son hoy la triste imagen de la decadencia…los cristianos ortodoxos, con sus cultos bien cuidados, nos deben mirar con espanto…no creo que antes se haya visto tal proliferación de espectáculos profanos…nuestra barca va a la deriva, pero sabemos que será Dios quien oportunamente, pondrá el límite a todas estas desviaciones!

  15. Este tipo de estu pideces eclesiásticas se hicieron desde el principio de la refundación ilegal de la Iglesia, a lo mejor esto del montón de tierra no, pero otras cosas sí. Y ninguna autoridad máxima de la iglesia se pronunció, sino que se dedicó a perseguir a los que celebraban el rito correcto. Yo le hubiese estropeado el circo a ese señor. Y nadie haría nada al principio pensando que es el mismo show.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles