PUBLICIDAD

Obispo del Opus Dei: “No tengo nada contra el hecho de que una mujer se case con otra»

|

El suizo Joseph Maria Bonnemain, recientemente nombrado obispo suizo de Coira y miembro del Opus Dei, ha entrado en el debate que se vive en su país en torno a la aprobación del ‘matrimonio’ homosexual pronunciándose a favor, siempre que se ‘rebautice’ al matrimonio real para “diferenciarlos”.

A principios de mes, el padre Jesusmary, de Benin, miembro del Opus Dei, fue suspendido como sacerdote en marzo de este año después de que el pasado noviembre criticara el apoyo del papa Francisco a las uniones civiles de parejas homosexuales y le pidiera que corrigiera su postura o dimitiera. No se le permite celebrar misas públicas, ni predicar, ni confesar, y también se le dijo que abandonara la residencia del Opus Dei.

En cambio, el obispo suizo Joseph Maria Bonnemain, sostiene la postura contraria, más acorde con lo defendido por Su Santidad en el ya célebre docudrama Francesco de Evgeny Afineevsky y, naturalmente, el Opus Dei no tiene nada que oponer.

En Suiza se debate el ‘matrimonio para todos’, y el obispo ha intervenido en él repetidas veces, en la dirección contraria a la que había sido hasta ahora la línea de la Iglesia. Bonnemain no tiene el menor problema en que las parejas homosexuales sean reconocidas con todos los derechos del matrimonio, salvo el nombre. En ningún momento de sus numerosas intervenciones ha recordado la naturaleza intrínsecamente pecaminosa de los actos homosexuales.

Bonnemain, nombrado obispo contra el parecer de las autoridades eclesiásticas locales, es la prueba viviente del punto flaco -uno de ellos- de la ‘sinodalidad’ que va a centrar el próximo sínodo y que tan cara es al corazón del Papa: no tiene mucho sentido dar libertad de participación a los prelados cuando estos han sido elegidos para que te den la razón, o se alinean automáticamente con la cambiante línea oficial para seguir escalando en el escalafón.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

52 comentarios en “Obispo del Opus Dei: “No tengo nada contra el hecho de que una mujer se case con otra»
  1. O sea que este «obispo» no tiene nada en contra de personas de condenen eternamente. Como dijera el Señor: «De que le vale al hombre ganar el mundo y perder su alma». Desde ya que esta persona ha dejado de ser católica y dejado de ser sacerdote de Cristo para convertirse en sacerdote del maligno. Otro que fue arrastrado por la cola del dragón. Pobre de él en el día de su juicio particular.

      1. Lector, el OPUS DEI es pap´ólatra desde su nacimiento, empezando por su fundador. Siempre lo han sido y todo por conseguir casa en Roma, esa fue la obsesión de su fundador poner una pica en la ciudad eterna y bien cerquita del Papa, con Juan Pablo II les fue estupendamente, pero como se apoyan en en lo humano pues lo humano traiciona. Maldito el hombre que se apoya en otro hombre en lugar de en Dios. Jeremías 17, 5-10

    1. Este obispo no cree que haya almas que salvar ni pecados carnales. Debió renunciar a confeccionar su escudo episcopal porque su lema debe ser: ¡Comamos, bebamos y forniquemos que mañana moriremos! ¡Viva la misericordia…! ¡Abajo…el infierno!

    2. Los sacerdotes que dicen y hacen estas cosas son lo que dijo Cristo:
      «GUÍAS CIEGOS.»
      Y ojo….porque también dijo:
      «NO ENTRAN AL REINO DE LOS CIELOS.»
      Y:
      «TAMPOCO DEJAN ENTRAR A LOS QUE LOS SIGUEN.»
      Tremendas palabras DE QUIEN HA DE JUZGARLOS.
      Pobres desdichados van irremediablemente camino de la eterna condenación.
      Oremos por la conversión de éstas pobres gentes,como pidió la Virgen María en diversas apariciones.

    1. Iría a una Misa celebrada por el P. Jesusmary, injustamente suspendido.
      No iría, en cambio, si está el mentado ‘obispo’ que apoya lo denigrado por la Sagrada Escritura.

    2. Así es.
      Renunció a confeccionar su escudo episcopal y dio una entrevista en un gimnasio para demostrar músculo físico ante el más que escaso músculo intelectual, moral y teológico

  2. El Opus Dei ya ha caído en la línea errática de Francisco. Suspenden a los que le corrigen, y mantienen a los que le secundan. La mayoría de miembros de la Obra simpatizan con la línea del Papa argentino. Permítaseme acabar con una oración al amado fundador:
    ¡San Josemaría, ruega por el Opus Dei, para que vuelva a ser predicador y defensor de la verdad!

    1. No es que haya caído ahora en esa línea. El Opus Dei nació con el fanatismo vaticanista . Siempre estará al lado del Papa sea quien sea. Es su esencia.

      1. Esto no es exacto.
        San Josemaría fue crítico con Pío XII, bastante crítico con Juan XXIII y muy crítico con Pablo VI. Otra cosa es que de puertas afuera guardara las formas y cuando se manifestaba públicamente proclamara siempre su lealtad y su cariño al papa reinante en cada momento.

          1. Campanada de verdad, con badajo como Dios manda, la de la histórica declaración del 21 de noviembre de 1974. Retumbó en toda la Iglesia y le costó a su autor (el arzobispo Marcel Lefebvre) las injustas sanciones de 1975. En cambio las tres campanadas sin badajo, para consumo interno, se leían reservadamente, y a veces se comentaban, por los directores en retiros y convivencias a los miembros del Opus (nunca a los no miembros), que no estaban autorizados a conservarlas en su poder. Ni mucho menos se editaron jamás para difusión pública, ni en tiempos de su autor ni de ninguno de sus sucesores. Y cuando ya en este siglo XXI se han filtrado gracias a internet, el Opus ha hecho todo lo posible para sepultarlas.

          2. Tomado de la campanada ¡con badajo! del 21 de noviembre de 1974: «Nos adherimos de todo corazón, con toda nuestra alma, a la Roma católica guardiana de la fe católica y de las tradiciones necesarias al mantenimiento de esa fe, a la Roma eterna, maestra de sabiduría y de verdad. Por el contrario, nos negamos y nos hemos negado siempre a seguir la Roma de tendencia neomodernista y neoprotestante que se manifestó claramente en el Concilio Vaticano II y después del Concilio en todas las reformas que de éste salieron.»

          3. Urbel: sí se han publicado «Las tres campanadas». Y el Opus mandó su batería de abogados contra el autor y hubo juicio. Se obligó a retirar el libro del mercado. Y, aunque por internet pueden conseguirse, no es fácil: también amenazan a las webs que las alojan con medidas legales, por lo que los portales donde se alojan obligan a retirarlas a quienes hayan osado publicarlas.

          4. Donde digo «autor» me refiero al autor del libro en el que se publicaron, no al fundador del Opus Dei, que es su autor realmente.

        1. JUANJO dice: «San Josemaría fue crítico con Pío XII, bastante crítico con Juan XXIII y muy crítico con Pablo VI. Otra cosa es que de puertas afuera guardara las formas y cuando se manifestaba públicamente proclamara siempre su lealtad y su cariño al papa reinante en cada momento» GASTON: Deduzco que Vd perteneció al equipo de colaboradores del Fundador porque si no ya me dirá Vd cómo sabía lo que se decía de puertas adentro. Y por lo demás le diré que es la primera noticia que tengo de todas esas críticas salvo que algunas veces dijo que el mal «estaba muy dentro y muy arriba» Creo que Vd exagera.

          1. Lleva usted razón, Catholicus, quise decir que jamás se han editado por el Opus para difusión pública. En efecto llegaron a publicarse en un libro del exnumerario Enrique de Diego pero, como usted bien dice, llevaron el libro a los tribunales y consiguieron que se retirara del mercado. Pero ese oscurantismo no es nuevo, sino que se remonta como he explicado a los tiempos del fundador ya que, insisto, desde su origen hacia 1973-75 esas célebres tres campanadas ¡sin badajo! se mantuvieron siempre reservadas.

          2. Así es, Urbel. Habría sido un terremoto que el propio fundador lo hubiera hecho público. Pero eso era realmente lo que pensaba. Y, para quien no quiera verlo, una prueba de ello es que él mismo pidió (y consiguió) un indulto para oficiar la Santa Misa con el misal de San Pío V, como siempre había hecho desde el día de su ordenación y seguiría haciendo hasta el día de su muerte. Pese a que no pudo evitar que se impusiera el nuevo misal, estaba convencido de que éste «volvería» y recomendó a sus «hijos» no guardarlos. La posterior deriva del Opus Dei -acelerada últimamente- es otro cantar.

  3. «…que se ‘rebautice’ al matrimonio real para “diferenciarlos”.

    ¿Por qué no dejar el nombre de matrimonio para el de siempre, y rebautizar los otros tipos de uniones? Ni siquiera en esto tiene este obispo dos dedos de frente.

    Dios nos libre de esta plaga episcopal. Y de quienes preparan y hacen semejantes nombramientos.

  4. Eleganti debería ser el obispo titular en Chur, y no este bicho esbirro de Berg. A este esbirro le correría a gorrazos y a mamporrazos Josemaria Escrivá de Balaguer.

  5. Tanto entrenar en el gimnasio y la sangre no le llega al cerebro. Lo sé, es un ataque a la persona pero estoy harto de estas acometidas heréticas avivadas desde Roma mientras esta Gran Ramera ataca a los fieles por ser fieles a la Liturgia Eterna.

  6. IN DUBIIS, LIBERTAS
    No se deben tomar palabras fuera de contexto ni hacer comentarios insidiosos sobre ellas.
    1. Los creyentes y cuantos creen que el matrimonio de mujer y var´ón es una institución de derecho natural no estamos de acuerdo con que se confunda con el contrato de convivencia homosexual, como se viene haciendo en cada vez más países.
    2. Sin embargo, podemos estar de acuerdo, por ejemplo, en que la pareja que ha estado cuidando a la otra persona tenga derecho a heredarla.
    3. Lo que sin duda expresa Mons. Joseph M. Bonnemain es que se debería distinguir netamente las denominaciones para no inducir a confusión. Es lo que dice el papa, la canciller Merkel o yo mismo.

    1. «podemos estar de acuerdo, por ejemplo, en que la pareja que ha estado cuidando a la otra persona tenga derecho a heredarla.»

      ¿En serio? ¿Por qué motivo? ¿Por haber mantenido (supuestamente, ya que nadie comprueba si es cierto) relaciones sexuales? ¿Ocurre igual con dos hermanas que conviven, por ejemplo? ¿Se le descuentan los impuestos, gastos y facturas al quedar sólo una? ¿Se le da pensión a la superviviente por haberla cuidado? Ah, no, claro: no mantenían -presuntamente- relaciones sexuales, que es lo que da «derecho» a la paguita. ¿Sabe qué? No, no podemos estar de acuerdo.

  7. Entonces, éste señor es de la misma nacionalidad del Sacerdote Eleganti,,,bueno,,son los contrastes y la lucha entre el bien y el mal que obviamente se está viviendo.
    Que no tiene objeción, Ésa será su respuesta cuando le digan:
    ¡IRAS AL FUEGO ETERNO¡
    -No tengo objeción- y va directo a echarse de clavado. POR TIBIO.
    (Claro,,éso sí no se enmienda) 😁

  8. Que digan lo que quieran los obispos y religiosos vestidos de pastores, pero lo importante es lo que dice la Palabra de Dios:

    Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio contrario al que os hemos anunciado, sea anatema Gal 1,8

  9. “la naturaleza intrínsecamente pecaminosa de los actos homosexuales.” Aquí hay que decir, como en filosofía escolástica, “distingo”. Lo único que es intrínsecamente pecaminoso es no amar a Dios y hacer daño o dejar de hacer bien al prójimo, por lo que ningún acto puede ser en sí mismo “intrínsecamente pecaminoso”. El problema de la homosexualidad es que se deja de hacer bien al prójimo al no casarse como Dios manda y que se hace uno daño a sí mismo, porque el mismo sexo no te puede dar lo que te daría el sexo opuesto. No hay terceros mandamientos.

    1. «ningún acto puede ser en sí mismo “intrínsecamente pecaminoso'».

      Jajajaja. Ya está el troll con su sermón. En una página católica sus chorradas no le interesan a nadie. ¿No se da cuenta de lo cómico que resulta? Haga sudokus, hombre.

  10. No tiene nada en contra? Que es Jesús para el? Que son sus enseñanzas? Al final el Opus se queda con el mundo. Ese mundo que odia a los justos y que odió un día al Maestro, hasta el punto de crucificaron. De Jesús, que nos enseñó con su Vida, Pasion y Muerte, lo contrario de esa componenda horrorosa con el pecado. Entre el mundo y Jesús, el obispo del OD se queda con el mundo. Vergonzoso.

  11. El artículo es muy confuso. Por una parte, monseñor Bonnemain no acepta el término «matrimonio» para las uniones sodomitas. Eso es fundamental, porque si se acepta el término «matrimonio homosexual» ya se le considera un tipo de matrimonio y, por tanto, una opción tan válida como cualquier otra. Hasta ahí, me parece bien. Otra cosa es que diga que esté bien ese tipo de uniones. Desde el punto de vista moral y religioso, la sodomía va en contra de la religión, pero perdone mi improbable lector que no me escandalice de que un obispo, por muy conservador que sea el Opus Dei, no condene la sodomía. No dijo su santidad ¿Quién soy yo para juzgar?. Esta persona es uno de tantos descarriados pastores que intentan conducirnos por sus senderos alejados de Dios. Al menos, los pastores tradicionalistas tienen las cosas de la fe claras y la sotana oscura, mientras que la mayoría del clero conciliar no tiene ni una cosa ni la otra.

  12. El problema es que no es un matrimonio. Ese obispo debería de volver al seminario y estudiar la teología del Sacramento del Matrimonio y el matrimonio natural. Sus dichos son de vergüenza ajena.

  13. Lo invariable del Opus Dei no es su acción cultural relativamente tradicional, ni su conservadurismo moral y litúrgico, siempre declinantes y cada vez más mitigados, ni las tres campanadas sin badajo de los últimos años del fundador, ni el juanpablismo de sus sucesores. Lo invariable del Opus Dei es el oportunismo constante, la adaptación permanente para intentar mantenerse al sol que más calienta.

    1. Tiene Vd toda la razón, URBEL, y por eso funcionaron mejor mientras a su derecha tuvieron un sector importante del clero español que se llamaba Hermandad Sacerdotal. Y lo de derecha e izquierda lo uso con todas los matices que hacen al caso. Pero, para concluir, el problema del Opus Dei, y por lo que está en caida libre, sobrevino cuando por razones biológicas fue desapareciendo aquella venerable Hermandad Sacerdotal y los del Opus vieron con horror que a su derecha no había nada, que se habían convertido en la extrema derecha y como son a la Iglesia lo que es el PP a España se apoderó de ellos el complejo y comenzaron a multiplicar los gestos y actitudes que les han llevado a asistir al Haloween, a tener un juez Oyero (o Ayero, no estoy seguro), al obispo culturista, etc…Los demás a aprender que no somos mejores y si nos descuidamos caeremos en lo mismo.

    2. Y añado algo que olvidé en el comentario anterior y es que hay que distinguir entre los dirigentes del OD a los que son aplicables las consideraciones que hacemos aquí y la gente de a pie muchos de los cuales son buenísimos.

  14. ¿No tiene el Opus Dei manera de deshecerse de personajes de esta calaña? ¿no puede aclarar púbicamente que afirmaciones como las de este obispo son ajenas a la doctrina católica y al carisma del Opus Dei?
    Una actuacion así, por la claridad, sería muy buena para los católicos y para el mundo en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles