PUBLICIDAD

El seminario de Barcelona impone la vacunación obligatoria a los seminaristas

Seminario Barcelona
|

El malestar entre algunos seminaristas viene provocado, al parecer, por el anuncio por parte del seminario de hacer obligatoria la vacunación. Este comunicado interno ha llegado una vez ya iniciado el curso, por lo que algunos de los seminaristas contrarios a la vacunación, han visto cómo les ha estallado el problema en el mismo seminario.

El seminario, dirigido desde el pasado mes de julio por Mn. Salvador Bacardit Fígols, ha tomado cartas en el asunto y ha decidido expulsar a uno de los seminaristas que se negaba a vacunarse. Este caso podría no ser el único ya que a causa de esta medida, la obligatoriedad de vacunarse para estar en el seminario, ha provocado que otro joven no entrase al seminario y otro más que se lo esté pensando. Ahora, con estas nuevas directrices marcadas por el seminario de Barcelona, algunos han optado por hacerse revisiones médicas, mientras que otro grupo intentará retrasar todo lo que sea posible el tener que vacunarse.

Esta noticia sale a la luz, precisamente después de que el Vaticano anunciase que impondría el pasaporte covid para entrar a la ciudad del Vaticano y tras el anuncio del Papa Francisco de que tomaría cartas en el asunto contra aquellos cardenales del colegio cardenalicio que “son negacionistas”. En España, todavía no existe ninguna ley que exija la vacunación obligatoria para la realización de ningún trabajo ni cualquier otra actividad, por lo que podría tratarse de una medida discriminatoria por parte del seminario de la capital catalana.

Esta medida, supone un obstáculo más para la llegada de nuevas vocaciones sacerdotales al, ya mermado, seminario de Barcelona. Actualmente, en el Seminario Conciliar de Barcelona se forman los seminaristas de la misma archidiócesis de Barcelona y los seminaristas de la diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

Desde Infovaticana hemos tratado de ponernos en contacto con los responsables del seminario de Barcelona para conocer su versión de los hechos, pero hasta ahora han optado por guardar silencio.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

32 comentarios en “El seminario de Barcelona impone la vacunación obligatoria a los seminaristas
    1. Me ha leído el pensamiento. Como hay tantas vocaciones… (sobre todo en Barcelona). Medida pésima (salvo que se quiera vaciar el seminario): hasta en el Vaticano han exonerado a los fieles de estar vacunados para asistir a misa o a las charlas de los miércoles (para que no sea muy obvio y elocuente el vacío de la plaza de San Pedro).

    2. La vacunación obligatoria es ilícita jurídicamente, hay derecho humano a no vacunarse, porque existen medios alternativos de la mascarilla, la distancia y la limpieza. Además, va contra los derechos humanos del paciente, pues tienen derecho a la información sanitaria y al consentimiento porque la vacunación es un acto médico, a negarse por precaución ante los efectos yatrogénicos o secundarios que pueden llevar a la incapacitación vitalicia y al fallecimiento, porque no hay indemnización económica en este último caso, porque pueden alegar objeción de conciencia, reconocida en el art. 30.2 de la Constitución, debido a la presencia de líneas embrionales procedentes de abortos humanos, porque hay medidas alternativas. Lo mejor es que se asesoren jurídicamente, y si les obligan, que se nieguen, y si hay represalias o acoso, al ser éste ilegal, que lo denuncien. Están abiertos los canales del Arzobispado, Colegio de Médicos, Generalidad, policía, fiscal, jueces.

      1. La denuncia ya es ahora un derecho humano fundamental, y se puede realizar sin temor a acoso y represalia, según la Directiva (UE) 2019/1937 del Parlamento Europeo, pudiéndose hacer denuncias ante organismos y asociaciones de defensa del ciudadano y consumidores y del paciente, como ACODAP y otras muchas que hay en la red…

  1. A ver ahora lo que hacen en los seminarios de las diócesis más cercanas. Si son mínimamente espabilados no exigirán semejante medida y así repescarán alguna vocación.
    No suelto aquí los improperios que me han venido a la cabeza contra el que ha tomado esta medida porque entonces me echan de aquí para siempre.
    Si a algún seminarista, por vacunarse le pasase algo, la familia tendría que llevar a los tribunales al Rector y al Arzobispo y que respondieran penalmente.

  2. ¡Dios mío! Es que ni iba a comentar nada porque me faltan palabras pero, ¿nos vamos a callar…?
    Qué horror. Esto es más señal de Apocalipsis que ninguna otra cosa…

  3. El problema viene de lejos: curas y obispos se les sube el poder a la cabeza y actúan como dictadores, mientras piden a los demás que sean caritativos.
    La vergüenza e ignominia alcanza grados espectaculares. Hace poco que me comentaban que un obispo iba diciendo «el derecho canónigo soy yo», lo que muestra el grado de caradura y dictatorial alcanzado.

  4. El Seminario de Barcelona es de los peores de España, y con esto se supera. Lo mejor es que las nuevas vocaciones no acudan a ese seminario de iniquidad.

  5. No existe respeto a la persona. Segun los datos oficiales de la U.E., EEUU, Reino unido van mas de 40.000 muertos por las «vacuna». Esta cifra es mentira por la simple razón de tratarse de datos oficiales de las agencias de control de medicamentos de tales paises, la realidad no la podemos conocer pero es inmensamente mayor porque esta gente son mentirosos. Los afectados, podemos mirar y ver a nuestro alrededor. Si algun médico especialista (aunque se trate de un premio Novel) informa del peligro de esta cosa, que ni las mismas empresas productoras llaman vacunas porque no lo son, es linchado públicamente, y a su puesto de trabajo le quedan semanas. Pero mira por donde han encontrado nada menos que en la Iglesia su cobertura ética. Esto de Barcelona y Milan va directamente a liquidar la fe de la tierra. Recemos mucho por los pobres seminaristas.

    1. 1. Los vacunados se suponen que no corren riesgo no? Que el riesgo es para el no vacunado.
      2. No termino de entender la obligatoriedad de una vacuna experimental en población de no riesgo (inmunidad natural) y sin objeción de conciencia para los creyentes por el origen humano de la vacuna.
      3. Objeción de conciencia: un niño es arrancado del útero de su madre, y luego inmediatamente diseccionado, si es posible vivo con el corazón latiendo para que la muestra sea fresca. Luego se lleva un pedazo del órgano del niño a un laboratorio, se sumerge en una enzima para descomponer el tejido en células individuales y cuando una línea celular ‘inmortal’ se reproduce continuamente, se ha obtenido después de muchos abortos, está patentado y las células se multiplican
      industrialmente en tanques convirtiéndose en fábricas virales.

      1. Conociendo las intenciones de los que han montado este tinglado, claro que se entiende que quieran envenenar a cuantos más mejor. Y para ellos es una provocación y un gran problema que estén muriendo vacunados y los no vacunados estén sanos. Por eso no pueden tolerar que haya alguien sin vacunar, les ponen en evidencia.

    2. Antonio L.: Tu comentario es realmente acertado.
      Vivimos en una época bestial en cuanto a tergiversación y a hacer pasar a la Mentira por la Verdad. Las constituciones de nuestros países no son un mecanismo para defendernos del Estado sino para idolatrarlo; para darles más poder al Estado; para potenciarlo bestialmente. Y lo peor es que instituciones como las iglesias cristianas que en su esencia y moral tienen el deber de mantener proféticamente a raya al dios Estado, se pliegan una vez más de forma cobarde, como ya han dado muestras muchas veces en dos mil años de historia, a ese dios y a su estatolatría antinatural («por el mar corren las liebres y por el monte las sardinas»), intentando hacernos comulgar a todos con las mentirosas ruedas de ese terrorífico molino.

  6. Duele ver cómo la cúpula de la iglesia, lejos de resistir la agenda del N.O.M. se han convertido en su punta de lanza.

    Nuestra cúpula, ya es más pro-vacunas que cualquier otra institución española.

    Ganas de vomitar…

    1. Salvatore: Tienes razón. Lamentablemente cuando éramos niños nos enseñaban en el catolicismo entre otras muchas cosas que «el cuerpo humano es templo del Espíritu Santo»; y ahora resulta que el Papa, los obispos, los presbíteros, los diáconos y los catequistas han cambiado tan sabía enseñanza por la de que «el cuerpo humano es el templo que hay que dejar lo invadan, violen y ocupen las Farmacéuticas».

  7. Tiempo al tiempo para que se comience a exigir en el resto de seminarios y congregaciones religiosas.

    Si las vocaciones son pocas por desgracia. Con esto las terminan de matar.

  8. Si al final el que no haya sido aceptado por esta mafia modernista putrefacta va a tener suerte con su vida. Huele a cosas raras tipo capilla Paulina.
    Por cierto, según Malachi Martín era Pablo VI.

  9. Recuerdo el primer domingo, (del estado de excepción ) después de misa, éramos dos, el Sr Cura, en la conversación se echaba para atrás, hay me di cuenta, que muchos no creen, a la hora de la verdad. ( no hay mal, que por bien no venga )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles