PUBLICIDAD

¿Quién informa al Papa sobre la crisis sanitaria?

Papa Francisco vacunas
|

Su Santidad hizo referencia a asuntos candentes de actualidad durante su rueda de prensa en vuelo, de vuelta de su reciente viaje apostólico. Entre ellos, habló de las vacunas, y lo hizo con un discurso objetivamente desconcertante.

Que el Santo Padre defienda decididamente la vacunación contra el covid, aunque no sea exactamente asunto de su competencia, no tiene nada de raro; no hace sino sumarse a la totalidad de los líderes mundiales en este asunto. Lo raro, lo sorprendente, es que sus palabras delatan una información bastante defectuosa, por decirlo suave, de cuál es ahora mismo el debate en torno al desarrollo de la pandemia y la acción de las vacunas en el mercado. Habrá que pensar que quienes le rodean no le mantienen debidamente informado, porque la alternativa resultaría muy poco caritativa.

Empieza diciendo: “Es un poco extraño, porque la humanidad tiene una historia de amistad con las vacunas. De niños para el sarampión, para otras, para la poliomielitis. Todos los niños nos hemos vacunado y ninguno decía ‘mu’”. Ayudemos a despejar la ‘extrañeza’ del Santo Padre.

En este caso parte de una falacia muy extendida por los medios, un caso de libro del ‘hombre de paja’, a saber: que la renuencia a administrarse estas terapias experimentales (que los fabricantes no llaman ‘vacunas’ en sus solicitudes de aprobación) se debe mayoritariamente a una desconfianza hacia la vacunación en general. Todos conocemos la etiqueta demonizadora de ‘antivacunas’ alegremente arrojada contra quienes dudan sobre la eficacia de estos productos.

Solo que no es cierto. Mayoritariamente, este grupo no solo no tiene nada que objetar a la vacunación en general, sino que suele estar vacunado y vacuna a sus hijos con las convencionales del calendario de vacunación. Es decir, sus objeciones van contra estos productos concretos, no contra la categoría terapéutica.

El mismo ejemplo que pone el Papa delata el núcleo del debate, del que pasa de largo sin mencionarlo siquiera. Las vacunas de la polio o el sarampión llevan muchas décadas con nosotros, conocemos sobradamente tanto su eficacia como sus efectos secundarios a largo plazo y, fundamental, en países como España son voluntarias. Y todo el mundo (anécdotas aparte) se las pone, sin problemas. Por eso nadie decía ‘mu’, y el que ahora no nos dejen decir ‘mu’ es el eje del problema.

A continuación, el mensaje se vuelve bastante raro: “Quizás esto ha venido por la virulencia, la incertidumbre, no sólo de la pandemia, sino también por la diversidad de vacunas y también por la fama de algunas vacunas, ‘que son otra cosa’, ‘un poco de agua destilada’. Esto generó miedo en la gente”.

Llevo siguiendo muy de cerca el asunto desde el principio, he leído miles de comentarios, objeciones, explicaciones, anécdotas, desde disparatadas conspiranoias a sesudos estudios de profesionales de primera: nunca, jamás, he encontrado un ‘negacionista’ (funesto término, que empleo para que se me entienda) que explique su renuencia porque crea que la vacuna es “agua destilada”, tampoco por la variedad de las vacunas. No digo que no exista, de todo hay en la viña del Señor; pero, desde luego, no es predominante en absoluto.

La idea general que transmiten las palabras incluso por su forma es que solo se opone a las vacunas un grupo ignorante, supersticioso y embrutecido que desconfía de la ciencia. Como, no sé, el inventor de la propia técnica de inoculación del ARN mensajero, el doctor Robert Malone. O el descubridor del VIH y Premio Nobel, Luc Montagnier. O el doctor Michael Yeadon, exvicepresidente de Pfizer, o… La lista, créanme, es interminable. Todos ellos puede estar absolutamente equivocados, naturalmente. Pero no son cuatro payasos indocumentados, y el problema es que ni siquiera se les deja debatir pública y abiertamente.

Después, otros que dicen que es un peligro porque con la vacuna entra el virus dentro. Muchas discusiones que han creado esta división. También en el colegio cardenalicio hay algunos negacionistas y uno de ellos, pobre, estuvo ingresado con el virus. Ironías de la vida”. Corramos un túpido velo sobre esta pulla indisimulada contra el cardenal Burke, será lo mejor.

Y termina: “Yo no sé explicarlo bien, algunos lo explican por la diversidad de donde provienen las vacunas que no han sido suficientemente experimentadas, y tienen miedo. Se debe aclarar y hablar con serenidad de esto. En el Vaticano estamos todos vacunados, excepto un pequeño grupo que se está estudiando cómo ayudarles”.

Veamos. Las supuestas vacunas, nos informan ya oficialmente, no evitan que la persona inoculada contagie o se contagie. Ni siquiera evita que enferme. Supuestamente hace más leves los síntomas, pero los números no justifican muchas alegrías, y el hecho de que países con un arrollador éxito de vacunación, como Israel, haya visto dispararse las vacunaciones debería, como mínimo, iniciar un debate abierto, ese “aclarar y hablar con serenidad de esto” del Papa.

En cuanto al modo de “ayudar” a ese pequeño grupo en el Vaticano, aconsejamos el remedio universal en el que siempre insiste el Santo Padre: diálogo y más diálogo. Y, sobre todo, escucha atenta.

El Papa Francisco vuelve a salir en defensa de las vacunas contra el covid

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

50 comentarios en “¿Quién informa al Papa sobre la crisis sanitaria?
  1. Francisco eleva sus opiniones subjetivas (y por cierto equivocadas) a rango de doctrina, y eso no puede hacerlo y no tiene valor alguno. Su postura sobre las vacunas no debe ser escuchada por los católicos, que debemos resistir al totalitarismo de este Papa y de sus amigos políticos que persiguen a los que no queremos vacunarnos.

    1. ‘Sacerdote Mariano’ eleva sus opiniones subjetivas (y por cierto equivocadas) a rango de doctrina, y eso no puede hacerlo y no tiene valor alguno. Su postura sobre las vacunas no debe ser escuchada por los católicos, que debemos resistir al totalitarismo de este comentarista que dice ser sacerdote y de sus amigos que persiguen a los que quieren vacunarse.

      1. Los católicos, como el resto de las personas, debemos escuchar a quien sabe, y el papa, de este tema no sabe. Como de otros muchos. Zapatero, a tus zapatos.

          1. Supuesto Miguel: Por mi parte, sí sé de lo que hablo, porque cuando escribo comentarios me ciño a la doctrina católica, no como Francisco, que se mete a opinar de temas a partir de ideologías y no de la doctrina a la que contradice muchas veces.

          2. Bastante sabes tú lo que sabe Sacerdote Mariano. Aunque, por lo que dice, parece estar bien informado. Deja ya de llevar la contraria por sistema, eres muy cansino. Y totalmente previsible, antes de que hables sabemos lo que vas a decir.

      2. Avilés: Servidor, a diferencia de Francisco, no elevo opiniones a rango de doctrina, no ejerzo el totalitarismo, y no persigo a los que quieren vacunarse.
        Y por cierto, digo ser sacerdote porque lo soy, pero precisamente porque en la Iglesia de Francisco se nos persigue a los que no compartimos las opiniones subjetivas del Papa, no puedo identificarme públicamente para demostrarlo.

        1. Los católicos, como el resto de las personas, debemos escuchar a quien sabe, y un sacerdote, de este tema no sabe. Como de otros muchos. Zapatero, a tus zapatos.

          Mercedes dixit

          1. Qué manera de contradecirse: para ‘defender’ al Papa, acaba sugiriendo que ningún católico le haga ni caso porque de este tema, «como de otros muchos» (sic), no sabe, recomendando al pontífice que se aplique lo de » Zapatero, a tus zapatos». Con ‘defensores’ o amigos como usted, ¿quién necesita enemigos?

          2. Avilés, un sacerdote pues saber muchas cosas aparte de las de su «profesión». Hay sacerdotes cultisimos. Se nota que no les trata mucho.

      3. Avilés, los únicos perseguidos en este plan sabe bien usted quienes son. Y es un asunto demasiado desagradable , encima de perder empleos, ver amenazados a nuestros hijos para que se vacunen, ver cerrado cada día más el cerco y siendo señalados ya como apestados y culpables los que no nos queremos vacunar, solo nos hacía falta los comentarios aqui de las malas personas como usted.

  2. Este proyecto, englobado dentro de las «Agenda 2030-2050» no es sino un envenenamiento masivo de la población.
    Están inoculando óxido de grafeno, Francisco, Jorge, Berg, o quién quiera que seas.

    Aunque la gran mayoría haga como los tres monos sabios.
    Y no los de las Ventas precisamente.

    1. También se puede decir que los antivacunacion le hacen el juego a los que quieran eliminar a los más débiles dejando la población indefensa ante el virus.

      1. ¿Cual virus y cual vacuna?.
        Cíñete a la ciencia. Primero aislado y purificado, y una vez eso, atenuado para poder fabricar una vacuna. Mientras no haya nada de eso qué película me estás contando, miguelin.

          1. Miguel. o eres uno de ellos, como bien dice Tom, o no te enteras de nada. Por enésima vez te lo cuento: Están diciendo muchísimos médicos y científicos que las vacunas agravan las enfermedades o patologías que sufra el vacunado previamente. Puedes imaginar lo bien que les sentarán las «vacunas» a la gente débil, como tú dices.
            Y, por enésima vez: EUDRA ViGILANCE. Pero no lo busques en Google, que te mandan a un sitio engañoso. Vete a trikooba.com. Hoy viene el último informes sobre el número de fallecidos y hospitalizados en la UE debido a las vacunas. Una por una. Aunque ahí solo están los fallecidos en hospitales; los que han muerto en sus casas o en residencias, no están. Te lo adelanto: 25000 muertos y dos millones y medio de enfermos, la mitad graves.

      2. Es tan retorcido que no te lo crees ni tu. Indefenso estás, pero de los golfos que han creado el bicharraco de la gripe esa. Prefiero palmar ahora, porque si todo lo de la vacuna es cierto, y es la pera limonera y es amor, y todos se salvan y ya no muere nadie nunca jamás cuando todos estemos inmunizados…si no haces caer el peso de la justicia sobre los responsables, éstos seguirán actuando impunemente contra la población. Lo dice Sánchez, lo dice Obama, lo dice la oms, lo dice Bill Gates y lo dice el coletas, lo dice podemos, lo dice el PP, que te pongas la vacuna… lo dice hasta Francisco papa. Pero ya sabes, cómo decía McLuhan: el medio es el mensaje y el masaje. Espero estar equivocado. De verdad con el 80 % de la población vacunada, espero de verdad estar equivocado y morir, porque si no, si no estoy equivocado, la vivienda va a estar muy bien de precio en poco tiempo.

  3. Señor Esteban, en muchos casos estas «vacunas» sí son agua destilada. Ya es del dominio público que han inyectado mucho placebo entre ellas, lo que indica claramente que no es una vacuna. sino un experimento. Los laboratorioa farmacéuticos no lo han negado nunca que lo son, en el prospecto de Pfizer se puede leer que es un experimento. Curiosamente los únicos que leemos y nos informamos de esto somos los denostados negacionistas…

  4. Podían elegir papas algo más listos también, ¿no? No digo que tengan que ser santos, pero al menos espabilados, que son sumos pontífices, caray…

  5. Que gran responsabilidad la del Papa en ésto¡¡¡Por lo pronto,debería leer el diario argentino La Prensa,diario muy prestigioso en nuestro país,que en su sección ciencia y salud,tiene excelentes artículos.Ley´endolo,necesariamente,el discurso oficial,pasa a ser digno de desconfianza.En él,escriben el ex director de Pfizer y el creador de la vacuna de arn mensajero,entre otros prestigiosísimos epidemiólogos,virólogos y médicos.Es fácil saber que lo que dicen es verdad,ya que si uno tiene dos dedos de frente y la observación despierta,lo corrobora.Está mal comportarse como cobayos,pero está peor,inducir a hijos(EMBERAZADAS INCLUSIVE ) y niños,a que participen en este macabro plan.Invito a que bajen el nivel de ansiedad,utilicen la inteligencia y entiendan que hay cura para el covid,cura en casa ,atención temprana.Obviamente,la gente actúa por amor a los suyos,pero,por Dios¡¡¡¡usen sus cabezas.Mañana es tarde.

  6. Creo que el PAPA FRANCISCO y la mayoria de las personas no están debidamente informdos, sobre ESTA VACUNA que, según DIGNOS CIENTÍFICOS, no es VACUNA, sino un tratamiento genético.
    Bueno, decir la VERDAD es una OBLIGACIÓN MORAL de los informados, al mismo tiempo que se convierte en un problema del conciencia, dado el material que está hecha…Y OBLIGADOS ESTÁN SIENDO los NO VACUNADOS, con todas las restricciones IMPOSTAS. Los demás s´lo deben hacer una elección de conciencia, sin imposición alguma; sólo a Dios serán responsables de su COMODIDAD y de su EGOISMO, porque: «EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS».–Jésus nos dice–

  7. «¿De qué sirve ganarse la vida en el mundo si pierdes el alma?» Bergoglio, como siempre, está más preocupado por el mundo que por salvar almas. Muchas vidas vacunadas se perdieron o se infectaron y sobrevivieron, pero las almas, por falta de asistencia espiritual, murieron para siempre. Pero a B no le importa, su rigidez mundialista-ecológica-comuno-modernista es notoria.
    Las personas con inclinaciones dictatoriales nazis (redundancia, ¿no?) Tienden a vigilar maliciosamente a los demás. Si Dios nos dio libre albedrío para hacer el bien, ¿quiénes son los Bergoglio para quitarnos este libre albedrío? ¿Quién dijo que las vacunas para COVID son una ventaja? ni la ciencia se cruza y por eso quiere imponerse. La deplorable humanidad irracional, anti-diálogo, cobarde y desleal.

  8. Las palabras de Francisco (es que ya da vergüenza decir «el Papa») burlándose de Burke en público son ya el colmo – de la falta de caridad, de provocar la división interna (y por motivos NO religiosos) de la falta hasta de diplomacia (echar piedras al tejado de todos los católicos, señalando, desde su sillón de Papa, las disputas internas ante los medios laicistas públicos)… bueno. No tiene nombre. Odia a la Iglesia de Cristo.
    Gracias, Carlos Esteban, por su palabra certera y mesurada (aunque nuestros comentarios, empezando por el mío, no lo sean, pues una se descompone..)

      1. Ahí se ve el odio viseral que magnitud tiene, ver un cardenal enfermo y hacerle burla e ironía….esto está a otro nivel.
        Pero la dubía, la tiene abierta y se que algún día el mundo sabrá todo…debemos someternos al gobierno de un Papá que no es Católico así de simple, eso sí..sin asentimiento en todo lo que hable contrario a la fe de siempre.

  9. Qué pasa, que no se puede decir aquí que a cualquier cosa la llaman kobil y que la far m afia pa tro ci na y pro mo ciona? Es que es verdad, lo seguiré diciendo.

  10. El cardenal Burke simplemente ha tenido influenza de toda la vida. Ningún test detecta un virus no aislado ni purificado a no ser que sea mágico.
    Cuando ciertas cosas se vetan, empiezan las sospechas conspirativas que confirman lo que se dice.

  11. D. Carlos Esteban, creo que hay una errata en el texto:

    «…el hecho de que países con un arrollador éxito de vacunación, como Israel, haya visto dispararse las VACUNACIONES debería, como mínimo, iniciar un debate abierto…»

    ¿No debería decir «dispararse los CONTAGIOS»?

  12. ¿Y cuando se supone que hemos de empezar a morirnos los vacunados según esos super-científicos a los que tienen reprimidos y no les dejan hablar?….Es para irme preparando porque hace 3 meses que me pusieron 2 dosis de PFizer, aunque estoy como una campana….

  13. Entiendo lo que dice, Esteban. El tema es que Bergoglio no dice eso porque sepa, sino porque es lo que le conviene decir. Con el tiempo y reuniendo mucha información uno se da cuenta de que ese Vaticano es un contubernio que avergonzaría a los Borgia. Allí no creen en nada Salvo en pasarla lo mejor posible y su moral es la de que no sé sepa. Lamentablemente la gente si les cree. El sacerdote Mariano sabe muy bien de que hablo.

  14. Convendria dejar un poco el delirio. Las farmacéuticas son un negocio y las vacunas son experimentales, pero que nos vamos a morir por millones es un delirio. Despertad. No le conviene a nadie eso, el sistema caería y nadie sobreviviría.

    1. En cuanto a Bergoglio y los suyos, es una cohorte de ya sabemos que, en ejercicio, donde el que no es, es apartado y la lleva muy mal. Esto se reproduce en las diversas iglesias locales. Lamento decirlo, pero la verdad es la verdad. No se hagan ilusiones con esto, un Jesus real los habría borrado de la tierra en total justicia, porque son peores de lo que ustedes en su buena fe se creen. Sostienen una mitología que les conviene y estiman que no hay dioses o al menos si los hay, no se enteran de nada.

    2. La población mundial está en unos 7.800 millones y la quieren dejar en 500 millones.
      Pandemias, aborto, autanasia, relaciones sexuales estériles, etc, etc, etc, ……

      1. Eso han repetido en numerosas ocasiones los miembros de la sociedad esta de psicópatas millonarios. Se ve que 500 millones de habitantes es la cifra ideal para ellos. Afortunadamente no lo van a conseguir; se han creído dioses esta manada de majaretas.

    3. Yo tampoco creo que empecemos a morirnos por millones. Sería demasiado descarado… El personal, aunque ha demostrado tener muy pocas luces, iría a por ellos. Aunque tienen buenos búnkers donde esconderse.

  15. «el hecho de que países con un arrollador éxito de vacunación, como Israel, haya visto dispararse las vacunaciones debería, como mínimo, iniciar un debate abierto,…»
    Creo que quería decir: «el hecho de que países con un arrollador éxito de vacunación, como Israel, haya visto dispararse LOS CONTAGIOS, debería, como mínimo, iniciar un debate abierto,…»
    En Israel no tengo claro la vacuna utilizada, creo que AstraZeneca y se han guardado de Pfizer, salvo una posible tercera dosis para ancianos.
    Y creo que los judíos ortodoxos en general no se han vacunado. No por ello parece que hayan muerto más ni enfermado más gravemente. Conclusión: la morbilidad del virus remitió sola justo antes de la vacunación. Las farmacéuticas lo sabían y apresuraron la fabricación para atribuirse el «éxito»

  16. Como ya he comentado en otra noticia, quizás la pulla no iba dirigida al cardenal Burke, sino al cardenal Jorge Urosa, Arzobispo Emérito de Caracas, que estaba ingresado tras contraer la enfermedad y que finalmente ha fallecido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles