PUBLICIDAD

El ‘católico devoto’ Joe Biden: La vida humana no comienza con la concepción

Biden vida humana concepción
|

El presidente Joe Biden ha iniciado una furiosa ofensiva contra la ley aprobada en Texas que virtualmente prohíbe el aborto provocado, delatando sus verdaderas creencias, totalmente incompatibles con la fe que dice profesor.

Durante décadas, los políticos presuntamente católicos partidarios del aborto se han agarrado como a un clavo ardiendo a la falacia de que eran “personalmente contrarios” a la eliminación de personas en el seno materno, pero que no iban a “imponer su moral personal” a la sociedad.

Esta trampa semántica también ha servido para buena parte del episcopado para tener un agarradero que les permita seguir permitiendo la comunión sacrílega a los políticos que les favorecen.

No tiene ningún sentido, naturalmente: todos los gobernantes imponen una visión moral, eso es exactamente gobernar. Creer ‘personalmente’ que el feto es vida humana significa creer que eliminarlo es un homicidio. Nadie hoy diría que es “personalmente partidario” de la abolición de la esclavitud, pero que no la va a imponer a la sociedad.

Pero el propio Biden ha usado durante toda su carrera este comodín. Lo usó en el debate entre candidatos a la vicepresidencia del 2012, cuando dijo: “La vida empieza en la concepción, ese es el juicio de la Iglesia, y yo lo acepto en mi vida personal. Pero me niego a imponérselo a cristianos y musulmanes y judíos igualmente devotos y me niego a imponérselo a otros”. Con palabras casi idénticas ha repetido el mismo mensaje a lo largo de su carrera política, como si abtenerse de matar al niño en el vientre de su madre fuera una curiosa peculiaridad católica, como abstenerse de carne los viernes de Cuaresma.

Afortunadamente, y con ocasión de la ley texana, ya ha acabado con la farsa, declarando: “Respeto a quienes creen que la vida empieza en el momento de la concepción. No estoy de acuerdo, pero lo respeto”. Con esto declara abiertamente que lleva mintiendo durante toda su larguísima vida política, además de confesar que no comulga con esa Iglesia de la que se dice tan “devoto”.

Obviando la clarísima insensatez de decir que el embrión no es “vida” -algo que debería hacer que cualquier biólogo se echara las manos a la cabeza- o que no es “humana” (¿de qué especie es, entonces?), su declaración abierta y clara provocará, estamos seguros, una respuesta igualmente abierta y clara del episcopado norteamericano y, muy especialmente, de su obispo, Wilton Gregory, arzobispo de Nueva York.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

11 comentarios en “El ‘católico devoto’ Joe Biden: La vida humana no comienza con la concepción
  1. Entonces que explique en qué momento.
    Que yo sepa, todos los árboles y flores comienzan con una semilla.
    Pero no crece sola, ocupa de tierra,, igual el semen, ocupa el óvulo para que comience la vida humana. Tal vez él ocupa de cuerda,,y tendrán que aceitarlo de vez en cuando porque se da unas buenas oxidadas,,

  2. Con tal de aferrarse al prejuicio ideológico y para contentar al lobby industrial que financió su campaña electoral, niega la evidencia científica absoluta.

  3. Yo creo que Biden pertenece a una nueva especie,la especie abortera,porque si él en algún momento de su existencia no fué ser humano entonces sería extraterrestre,así se explica que haya gente que defienda el asesinato de inocentes, xq pertenecen a una nueva especie.,la especie abortera extraterrestre.
    Los demás somos seres humanos,de la especie humana. Y POR EL BAUTISMO,TAMBIÉN HIJOS DE DIOS.

  4. Y éste majadero qué sabe de Biología, Genética y cualquier otra disciplina sobre esta cuestión?

    Desde luego, es un criminal y de católico no tiene nada, pero si de canalla.

  5. El «católico» Biden quizás podría «iluminarnos» sobre el siguiente pasaje evangélico y, de paso, sobre lo que decimos en el Avemaría, en el que se basa: La visitación de Isabel (Lc 1,39-45):

    39 En aquellos días se puso María en camino y con presteza se fué a la montaña, a una ciudad de Judá 40 y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. 41 Y así que oyó Isabel el saludo de María saltó el niño en su seno, e Isabel se llenó del Espíritu Santo, y clamó con fuerte voz: ¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! 43 ¿De dónde a mí, que la madre de mi Señor venga a mí? 44 Porque apenas sonó la voz de tu salutación en mis oídos ha saltado de gozo el niño en mi seno. 45 Dichosa tú que has creído, porque se cumplirá lo que se te ha dicho de parte del Señor.

    La Anunciación y la visita de la Santísima Virgen a su prima Isabel no parecen afectar a Biden. Total, como en aquellos tiempos no había grabadoras…

    1. ¡Iba a escribir exactamente el mismo pasaje, pero te adelantaste!

      Algunos podrán decir: «pero Isabel estaba de seis meses»; en ese caso se puede afirmar que también Santa Isabel —llena del Espíritu— reconoció a Quien estaba en María como Su Señor. Y la Virgen había recibido la visitación el día anterior; la Virgen estaba e n c i n t a de un día y ya desde entonces Cristo era Señor. Y como Cristo no solo fue ciento por ciento Dios sino también ciento por ciento hombre, se puede afirmar que se es hombre desde el mismo instante de la c o n c e p c i ó n.

      1. Lo que está haciendo Biden no le saldrá gratis. Va a sufrir eternamente el dolor acumulado que padecieron todos los bebes a b o r t a d o s por culpa de su accionar. Y aunque el día de mañana se arrepienta y así pueda salvar su alma, tendrá que pasar varios siglos de P u r g a t o r i o para pagar su deuda temporal, acrecentada por el e s c á n d a l o de decir que es católico y llevar a e n g a ñ o a las personas.

      2. 100% de acuerdo y muy bien explicado: la Santísima Virgen María ya estaba encinta cuando su prima le dirigió esas palabras, siendo la primera en enterarse después de la propia Virgen, a quien se lo acababa de anunciar el ángel.

        Que un científico no pueda argumentar esto contra el aborto, pase (tiene argumentos científicos también); pero que un «católico» dude de que el ser humano lo es desde el momento mismo de la concepción, y no sólo que dude, sino que difunda lo contrario, no tiene ningún pase.

        No entiendo cómo puede haber un solo obispo o sacerdote que se atreva a darle la Comunión, que le debe ser negada por ser un pecador público reiterativo y pertinaz, sin ningún propósito de la enmienda, que causa escándalo.

  6. No soy biólogo pero por lo que he leido al respecto la vida humana empezaría desde el momento que, habiéndose efectuado la unión de espermatozoide y óvulo, sólo se requieren en adelante 3 cosas: nutrición, oxígeno y tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles