PUBLICIDAD

Superiores tradicionalistas reiteran su fidelidad al Papa y confiesan sentirse «desterrados»

Superiores tradicionalistas comunicado
|

Los Institutos tradicionalistas de las comunidades ‘Ecclesia Dei’ han publicado hoy un comunicado con motivo de la aprobación del Papa, el pasado 16 de julio, del motu proprio Taditionis Custodes, que abrogaba aquel que liberalizó la liturgia tradicional, Summorum Pontificum, de Benedicto XVI.

Estas organizaciones quieren ante todo «reiterar su amor a la Iglesia y su fidelidad al Santo Padre». «Este amor filial está teñido hoy de gran sufrimiento. Nos sentimos sospechosos, marginados, desterrados. Sin embargo, no se reconocen en la descripción que Su Santidad hace de los grupos tradicionalistas en la carta de presentación de Traditionis Custodes.

«No nos vemos a nosotros mismos como la «verdadera Iglesia» de ninguna manera», afirman en el escrito. «Al contrario, vemos en la Iglesia Católica a nuestra Madre en quien encontramos la salvación y la fe. Estamos lealmente sujetos a la jurisdicción del Sumo Pontífice y de los obispos diocesanos, como lo demuestran las buenas relaciones en las diócesis» y el resultado de las visitas canónicas o apostólicas de los últimos años.

«Reafirmamos nuestra adhesión al magisterio (incluido el del Vaticano II y lo que sigue) según la doctrina católica del asentimiento que le corresponde», se lee en el comunicado.

¿Se ha cometido algún error?, se preguntan los responsables de los institutos tradicionalistas, «estamos dispuestos, como todo cristiano, a pedir perdón si algún exceso de lenguaje o desconfianza hacia la autoridad ha podido infiltrarse en uno u otro de nuestros miembros», escriben.

Les ofrecemos el comunicado completo de las comunidades ‘Ecclesia Dei’:

«La misericordia de Dios sobre toda carne» (Si 18,13)

Los Institutos signatarios quieren ante todo reiterar su amor a la Iglesia y su fidelidad al Santo Padre. Este amor filial está teñido hoy de gran sufrimiento. Nos sentimos sospechosos, marginados, desterrados. Sin embargo, no nos reconocemos en la descripción que da la Carta de Presentación del motu proprio Traditionis custodes del 16 de julio de 2021.

“Si decimos que no tenemos pecado…” (I Jn 1, 8)

No nos vemos a nosotros mismos como la «verdadera Iglesia» de ninguna manera. Al contrario, vemos en la Iglesia Católica a nuestra Madre en quien encontramos la salvación y la fe. Estamos lealmente sujetos a la jurisdicción del Sumo Pontífice y de los obispos diocesanos, como lo demuestran las buenas relaciones en las diócesis (y las funciones de Consejero Presbiteral, Archivero, Canciller u Oficial encomendado a nuestros miembros) y el resultado de las visitas canónicas o apostólicas de los últimos años. Reafirmamos nuestra adhesión al magisterio (incluido el del Vaticano II y lo que sigue) según la doctrina católica del asentimiento que le corresponde (cf. en particular Lumen gentium, n ° 25, y Catecismo de la Iglesia Católica,

¿Se ha cometido algún error? Estamos dispuestos, como todo cristiano, a pedir perdón si algún exceso de lenguaje o desconfianza hacia la autoridad ha podido infiltrarse en uno u otro de nuestros miembros. Estamos listos para convertirnos si el espíritu de partido o el orgullo ha contaminado nuestros corazones.

«Cumple tus votos al Altísimo» (Sal 49:14)

Rogamos que se abra un diálogo humano, personal, lleno de confianza, lejos de las ideologías o de la frialdad de los decretos administrativos. Nos gustaría poder encontrarnos con una persona que sea para nosotros el rostro de la Maternidad de la Iglesia. Nos gustaría poder contarle sobre el sufrimiento, las tragedias, la tristeza de tantos fieles laicos en todo el mundo, pero también de sacerdotes, religiosos y religiosas que dieron su vida por la palabra de los Papas Juan Pablo II y Benedicto. XVI.

Se les prometió que «se tomarían todas las medidas para garantizar la identidad de sus Institutos en la plena comunión de la Iglesia Católica [1]». Los primeros Institutos acogieron con gratitud el reconocimiento canónico ofrecido por la Santa Sede en pleno apego a las pedagogías tradicionales de la fe, particularmente en el campo litúrgico (sobre la base del Memorando de Entendimiento del 5 de mayo de 1988 entre el Cardenal Ratzinger y el Arzobispo Lefebvre). Este compromiso solemne fue expresado en el Motu Proprio Ecclesia Dei del 2 de julio de 1988; luego de manera diversificada para cada Instituto, en sus decretos de erección y en sus constituciones aprobadas definitivamente. Los religiosos, religiosas y sacerdotes que participan en nuestros Institutos han hecho votos o se han comprometido de acuerdo con esta especificación.

Así, confiando en la palabra del Sumo Pontífice, entregaron su vida a Cristo para servir a la Iglesia. Estos sacerdotes, religiosos y religiosas, servían a la Iglesia con dedicación y abnegación. ¿Podemos hoy privarlos de aquello con lo que están comprometidos? ¿Podemos privarlos de lo que la Iglesia les había prometido por boca de los Papas?

«¡Ser paciente conmigo! «(Mt 18:29)

El Papa Francisco «invita a los pastores a escuchar con cariño y serenidad, con el sincero deseo de entrar en el corazón del drama de las personas y comprender su punto de vista, ayudarles a vivir mejor y reconocer su lugar en el mundo. Iglesia» (Amoris Laetitia, n ° 312). Estamos ansiosos por confiar las tragedias que vivimos al corazón de un padre. Necesitamos escucha y benevolencia y no condena sin diálogo previo.

El juicio severo crea un sentimiento de injusticia y produce resentimiento. La paciencia ablanda los corazones. Nosotros necesitamos tiempo.

Hoy oímos hablar de visitas disciplinarias apostólicas a nuestros Institutos. Solicitamos encuentros fraternos donde podamos explicar quiénes somos y las razones de nuestro apego a determinadas formas litúrgicas. Por encima de todo, queremos un diálogo verdaderamente humano y misericordioso: “¡Ten paciencia conmigo! »

«Circumdata varietate» (Sal 44:10)

El 13 de agosto, el Santo Padre afirmó que, en materia litúrgica, «la unidad no es uniformidad, sino la armonía polifacética creada por el Espíritu Santo [2]». Estamos ansiosos por hacer nuestra modesta contribución a esta unidad armoniosa y diversa, conscientes de que, como enseña Sacrosanctum Concilium, “la liturgia es la cumbre hacia la que tiende la acción de la Iglesia y al mismo tiempo la fuente de donde todo fluye. virtud ”(SC, n ° 10).

Con confianza, nos dirigimos en primer lugar a los obispos de Francia para que se abra un diálogo real y se nombre un mediador que sea para nosotros el rostro humano de este diálogo. “Debemos evitar juicios que no tengan en cuenta la complejidad de las distintas situaciones… Se trata de integrar a todos, debemos ayudar a cada uno a encontrar su propia manera de ser parte de la comunidad eclesial, para que sienta el objeto de una misericordia inmerecida, incondicional y gratuita” (Amoris Laetitia, n ° 296-297).

Hecho en Courtalain (Francia), el 31 de agosto de 2021.

 

Padre Andrzej Komorowski, Superior General de la Fraternidad Sacerdotale Saint-Pierre

Monseñor Gilles Wach, Prior General del Instituto de Cristo Rey Soberano Sacerdote

Padre Luis Gabriel Barrero Zabaleta, Superior General del Instituto del Buen Pastor

Louis-Marie de Blignières, Superior general de la Fraternidad Saint-Vincent-Ferrier

Padre Gerald Goesche, Prévot General del Institut Saint-Philippe-Néri

Antonius Maria Mamsery, Superior General de los Misioneros de la Santa Cruz

Dom Louis-Marie de Geyer d’Orth, abad de la abadía de Sainte-Madeleine du Barroux

Emmanuel-Marie Le Fébure du Bus, abad de los canónigos de Lagrasse

Dom Marc Guillot, abad de la abadía de Sainte-Marie de la Garde

Madre Placide Devillers, abadesa de la Abadía de Nuestra Señora de la Anunciación en Barroux

Madre Faustine Bouchard, priora de las Canoempresas de Azille

Madre Madeleine-Marie, Superiora de las Adoratrices del Real Corazón de Jesús Sumo Sacerdote

—–

[1] Nota informativa de 16 de junio de 1988, en Documentation Catholique, n ° 1966, p. 739.

[2] Videomensaje del Santo Padre Francisco a los participantes en el congreso virtual continental de la vida religiosa, convocado por la CLAR, 13-15 de agosto de 2021.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

57 comentarios en “Superiores tradicionalistas reiteran su fidelidad al Papa y confiesan sentirse «desterrados»
      1. Conforme al 100%

        De hecho la fidelidad a la Iglesia y al Papado pasa necesariamente (y ya es claramente visible) por resistir al Papa actual. Y al CVII. Esto lo lleva haciendo la FSSPX 50 años.

        Las comunidades Ecclesia Dei han pagado el precio de no criticar al CVII, raíz de los males actuales, para que la jerarquía los deje existir…dentro de un ghetto, que se abrió parcialmente gracias a la Summorum Pontificum. Se les deja vivir no tanto por amor a la Tradición sino por poder espetar a la FSSPX que «Roma acepta la Tradición» y dividir así a los tradicionales.

        Pero ahora eso se ha acabado y el ghetto lo han cerrado y no se puede volver a él oficialmente. Alternativas: 1- Claridad y persecución, o 2- Ambigüedades de doctrina y sumisión en la cuerda floja.

        Cristo no admite medias tintas.

        1. Miles de padres del CVII no se han podido equivocar y es magisterio ineludible. Papa Ratzinger personifica la buena práctica del Concilio. Otra cosa es que la Iglesia dejó crecer la cizaña hasta un punto imposible, pero ya llegará el tiempo de la siega, es más, ya está aquí.

  1. Fieles a un tipo que ha presidido solemnes ritos idolátricos en el «Sancta Sanctorum» de la Cristiandad, y que milita todos los días en la vanguardia de los enemigos jurados de Jesús. Vaya «tradicionales», a otro perro con ese hueso.

  2. Dos observaciones. Parece que van a apretar más las tuercas, porque el lunes 30 de agosto Francisco se reunió con la plana mayor de la congregación del Culto Divino, no creo que haya sido simplemente para tomar café y socializar. Justo después que esta carta fue redactada, y no había manera de saberlo, publicaron en COPE la entrevista con Francisco y una de las preguntas era sobre Traditionis Custodes, lo cual dio la oportunidad para que Francisco abundara sobre su pensamiento respecto de la liturgia vetus ordo. La cosa es peor de lo que parece.

  3. ¡Pobrecitos! Que listos los de la SSSPX, que ya no están excomulgados, pero pueden vivir sin miedo al papa. En cambio, los de Ecclesia Dei han sido estafados. Y ahora la llevan clara, por mucho que se rebajen citando Amoris Laetitia. Parafraseando a Churchill, tendrán indignidad y guerra.
    Lo mejor, la vocación laical.

    1. La excomunión era/nula de pleno derecho desde el minuto cero.

      En cambio, la estafa ha sido real y la han sufrido todos los días, por vivir en medias tintas.

      Ya no es tiempo de contemporizar (nunca lo fue). Es tiempo de alinearse y guerrear. O con Cristo, la Virgen y la Tradición, o con el CVII, el covid y Panchito terminator.

      1. El problema es que todos estos religiosos están reprogramados para contemporizar, mantener la fiesta en paz y obedecer ciegamente. Y eso es su perdición.

        En fin. Oración y penitencia, y lo mismo se desprograman…..antes de las calendas graecas…… y se deciden por la Verdad sin tapujos.

  4. San Atanasio también se vió inmerso en una Iglesia controlada por herejes, padeció persecución por ello, pero al final, la fe verdadera resultó vencedora.

  5. Dice en la entrevista: «Parece que se ha puesto de moda entre sacerdotes jóvenes, que no saben latín, no saben lo que dicen…”.

    Ahí está la madre del cordero. En que a los jóvenes les gusta mientras el Novus Ordo está decrépito. Y no hay quien me quite que el Novus Ordo refleja una teología diferente. Y si esto es estar contra del CVII yo soy el Dalai Lama. Que me enseñen el documento del Vaticano II que dice que la misa tiene que ser como se celebra ahora

    1. Y más: que te enseñen cuál fue el documento por el cual se incluyeron nuevos misterios al rosario, o el que enseñe que la comunión es obligada en la mano… muchas cosas tienen por qué responder estos pastores ya caducos

  6. Señores estos que se han posicionado fuera de la Tradición De la Iglesia Católica sean quienes sean y ocupen la jerarquía que ocupen no tienen nada que hacer.Que lo sepan que no tienen nada que hacer.La Iglesia verdades,l de sus hijos que son quienes confiesaan sus pecados conforme a la Tradición De la Iglesia son la única y verdadera Iglesia u Dios nuestro Señor su único pastor.

  7. Inciden e insisten en su abominable mensaje.En un mensaje que niega l omnipotencia de l Gracia De Dios.Y los católicos auténticos genuinos insisten en decirles que se entreguen a su Gracia y así se olviden del mundo porque solo así se sale del mundo.

  8. Traditores Custodes tiene como objetivo cargarse la Tradición liturgica, solo los papalotras niegan la evidencia y justifican los injustificable.
    De todas formas, tal como dice la bula de S. Pio V, todo cura tiene el derecho de decir la Misa Tradicional y el catecismo asegura que todo cura tiene el derecho de decir Misa por cualquier Rito aprobado por la Iglesia.
    Así que, ni caso a Traditores Custodes.

  9. Francisco deja claro lo que piensa al respecto en la última entrevista:

    «la inquietud que más aparecía era que una cosa hecha para ayudar pastoralmente a quienes han vivido una experiencia anterior, se fuera transformando en ideología. O sea, una cosa pastoral a ideología. Entonces había que reaccionar con normas claras».

    La cosa pastoral que se ha transformado en ideología, hasta el punto de afectar gravemente a lo doctrinal, es el Concilio Vaticano II. Eso es lo que provoca que gente joven, no poseída por el llamado espíritu del concilio, busque refugio en la liturgia tradicional ante tanto desmadre; y eso es lo que no pueden soportar los que permiten, cuando no promueven, ese desmadre doctrinal, litúrgico y disciplinario, que no cesa de causar escándalos.

  10. El otro día alguien comentaba que tendrían que hacerse el harakiri frente al Shogún, y creo que esta declaración es una petición de antemano para no llegar a ello porque ciertamente sí lo harían por fidelidad.
    El siguiente paso, y lo va a dar SSF1, es que en honor a esta carta, se hagan el harakiri y demuestren precisamente esa fidelidad descrita.
    Pues veremos en qué queda el drama porque santos siempre hubo y saltan cuando menos se espera. Dios no abandona a sus fieles, pero el déspota siempre celebra cuando se sale con la suya.

  11. Roma no paga traidores…..cúantos de estos institutos deben sus inicios a Mons Lefebvre…y cuantos de sus miembros comparten su pensamiento respecto de la Misa Moderna y del Concilio aunque tengan que mentir para mantener los papeles de la «plena comunion»… mira que mencionar Amoris Laetitia…tendran la deshonra y la guerra…

  12. Leí muy rápido,pero entiendo que hay mucho de que alegrarse¡¡¡ es importante entender,que esto sólo es una restricción,no una prohibición,con lo cual,visto y considerando,que actuamos como una sola Iglesia de Cristo,aceptamos todos los dogmas,incluído el cvii,íntegramente,es de esperar,que esta restricción ,no dure mucho.Estas comunidades,si actúan con humildad,tienen un caudal de dones increíble para aportar a la Iglesia y a su vez,tienen para nutrirse,de los dones de todos los bautizados de buena voluntad.qué alegría,si entendí bien¡¡¡¡¡¡

  13. La verdad es no me gusta nada el manifiesto. Van de víctimas y es lo ideal para que los aplasten. Me recuerda al obispo Livieres: Bienvenido el enviado papal aclamando al Cardenal interventor y ya sabemos como acabó el obispo, el Seminario y la diócesis. Ojalá que me equivoque y ellos tengan un plan interno de fuerza para hacer frente al modernismo del Vaticano.

    1. El manifiesto no es acertado. Francisco los aplastará sin compasión, hablando de misericordia. Es malo y mentiroso.

      Tiene gracia como a Francisco se le ha escapado en la entrevista el verdadero motivo de su actuación: La misa en latín estaba bien para cuatro abueletes nostálgicos, a los que les quedan tres telediarios. Pero que empiecen a ir los jóvenes les parece intolerable.

  14. En este tema el Papa tiene razón. Sobre la misa tridentina en latín se está construyen una corriente, el tradicionalismo. Hay muchas quejas hipócritas que no reconocen esto.
    Yo no conozco el tema fondo, no lo he vivido de cerca porque no estoy en ningún movimiento y la misa conciliar me parece bien, pero me doy cuenta a que extremos se ha llegado, en gran parte por los comentarios de algunos.
    Además hay muchos comentarios sorprendentes por la falta de claridad y también de aceptación de la autoridad del Papa, con la excusa de que no es lo bastante bueno.
    Tiene muchos defectos, como ser muy locuaz y no poner cuidado en lo que dice, que aunque no se dé cuenta escora hacia la política, que habla mucho de temas temporales, etc., pero eso no lo convierte en el anticristo.

      1. No es que sea locuaz. Es que el 19 de abril de 2017 cuestionó la historicidad de la resurrección de Cristo. Es que en 2019 cometió pecado público de idolatría hacia la Pachamama. Es que en 2020 nos privó a los laicos del acceso a los sacramentos. Y es que en 2021 no puede tolerar el tradicionalismo, el mismo que le hizo la señal de la santa cruz en la frente a Nicolás Maduro, alias el Ejecutor.

  15. Queridos y amados sacerdotes, soldados de muchas batallas, aguanten, su fidelidad tendrá recompensa, ahora está el demonio regodeandose, confundiendo y zarandéandolos,muchos rezamos por los sacerdotes, por todos, por los que son y están.
    Que Dios Nuestro Señor ya tenga a bien venir.

  16. Un comunicado muy ñoño y servil. Entiendo que quieren ser prudentes y conseguir por las buenas el que se mantenga el statu quo. Pero tienen el derecho de su parte y centenares de miles de fieles detrás (entrre los que me incluyo por acudir al rito antiguo). Podían sacar un poco más de garra.

  17. Solo con ver como se visten estos superiores, muestran mas su catolicidad que los curas con playeras y sandalias, que mas parecen que van para la playa que a dar misa.

    Lo bueno y que siga Francisco sorprendiendose y eso no lo podra parar, es que cada vez mas laicos y mas jovenes buscan la recta doctrina, se animas a conocer a los grupos tradicionales, porque lo que buscan es escuchar de Cristo y no de bonachones intensiones para las periferias, el humanismo, la misericordites, etc. y no decir de los que predican politica ecolomarxista.

  18. Me parece recordar que una de las razones que el Papa dió para restringir la misa tridentina fué que los tradicionalistas afirmaban que esa era la verdadera misa y la verdadera Iglesia. También que negaban el CVII. l

    Pues no sé…pero a juzgar por los comentarios…

    1. Completamente de acuerdo.
      Gracias a este portal, a los escritos de Carlos Esteban y a tantos comentarios «tradis» sabemos que el Papa Francisco no se equivocaba en su análisis y que «Traditionis Custodes» tiene razón.

        1. Vamos, que no tenéis ni idea de quiénes somos los que asistimos a la Santa Misa Tradicional. Os recuerdo que el juicio temerario es pecado, por si lo queréis tener en cuenta en vuestra siguiente confesión (si es que hacéis algo tan tridentino como confesaros).

    2. ACS:

      Ahí lo tienes el prejuicio. A juzgar por los comentarios de un blog. Un juicio un poco temerario no crees? Yo soy católico devoto del rito tradicional (no me gusta llamarme tradi porque ante todo soy de Cristo) y jamás me puedes decir que he dicho algo inapropiado ni contra el concilio ni contra el Papa

      1. Aj,

        No hay prejuicio pero sí sorpresa.He dicho:

        Pues no sé…( no afirmo ni niego, sólo muestro sorpresa,)
        …a juzgar por los comentarios…( no juzgo puesto q he dicho » no sé…» y » a jusgar…»Es una expresión q entiendo como: » si tuviera q juzgar por los comentarios…»

        Pero no me expreso muy bien en español.Suelo escribir siempre en otro idioma y tal vez no interpreto bien la expresión.

        De todos modos creo q usted más arriba ha dado a entender q la misa tridentina es la buena en detrimento de la conciliar…me parece recordar pq me ha sorprendido en usted, la verdad, ya q en otra entrada me dijo q no creían eso.

        Tal vez recuerde mal…o tal vez haya leído mal su comentario anterior.

        Disculpe si es así.

  19. Esto es cinismo puro. Los modernistas son los que menos aceptan el CVII, de hecho muchos de ellos ni aceptan la fe de la Iglesia, tal como demuestran muchos obispos alemanes y muchos curas que conozco, que ya no creen en varios dogmas.

    1. Exacto. Además de que no saben si los que asisten a la Misa Tridentina aceptan o no el CVII (nadie les ha preguntado y no hay manera humana de saberlo), si hubiera que suspender una misa por tal motivo, habría que suspender la misa de Pablo VI, pues hay más gente que asiste -y sacerdotes que la ofician- que no aceptan el Concilio Vaticano II, y no digamos el resto de los concilios y la doctrina de la Iglesia (por pura estadística: son más). El argumento es lamentable (y falso).

  20. Claro que el papa tiene razón. Los tradicionalistas, en efecto, rechazan el CVII y todo lo que ha traído. En eso consiste ser tradicionalista.
    Y lo rechazan, porque están convencidos de que, quienes no conocen a Cristo, carecen de la salvación que nos procura tratarle y amarle. Y porque creen que, si hemos de amar al prójimo con algo más que palabras, no podemos sino intentar atraerlo hacia Cristo, por su bien y su felicidad, que en esto consiste la salvación.
    Esto y no otra cosa significa el dogma sobre la necesidad de la Iglesia -o sea, de los sacramentos- para la salvación.
    En cambio, los tradicionalistas creen -y parece evidente- que el CVII abrió la puerta a la posibilidad de «salus extra Ecclesiam», lo cual les parece un disparate, porque consideran que la perdición consiste en no conocer y amar a Cristo. El que no lo ame, vive en el infierno, aunque lo ignore, y en él morirá. No hay salvación posible para quien no conoce y ama a Cristo.

  21. Los tradicionalistas saben que, si bien es cierto que las palabras del CVII pueden interpretarse en continuidad con la tradición, también es obvio que no se han interpretado en continuidad con la tradición después del CVII.
    La libertad religiosa, en coherencia con el principio de salvación fuera de la Iglesia, tal y como se ha entendido tras el CVII, se considera por la propia Iglesia como derecho humano a profesar cualquier creencia religiosa. Y por eso la Iglesia ahora trata a las demás religiones en pie de igualdad -ecumenismo-. Porque cree que, en el fondo, cualquiera puede salvarse con independencia de si ama o no a Cristo.
    Y esto, para los tradicionalistas, no es que sea una herejía, es que es un acto de desamor al prójimo de tal envergadura, que sólo pueden atribuirlo a la peor malignidad de Satanás.

  22. Porque ha sido la excusa para el abandono del apostolado; para la mayor desatención hacia las almas que se pueda imaginar, dado que se ha privado a millones de la posibilidad de conocer y amar a Cristo, o sea, de tener una vida de gracia, esto es, de la salvación.

  23. Volver al tiempo anterior al CVII no es sólo una cuestión de forma de las casullas, o de la posición de los dedos al alzar. Es una cuestión de vuelta a la lucha ascética, a la oración, a la mortificación y al apostolado.
    Si a la Iglesia le interesa más que no se ahoguen los africanos en el Mediterráneo, que dar a conocer a Cristo a las almas, la Iglesia no es que vaya a morir, es que debe ser destruida.

  24. Lo que yo veo en la cita que hacen del amoris laeticia es que le echan en cara a Francisco, que para los que viven en pecado pide acogida, diálogo, apertura, misericordia, acompañamiento, discernimiento; y para los musulmanes y protestantes lo mismo: Pero luego al interno de la Iglesia, este señor aplica lo contrario a lo que predica, es decir, dice una cosa y hace lo contrario; eso se me parece tanto a u grupo que Nuestro Señor cuestionaba mucho precisamente por eso, al punto de decir que hagamos lo que dicen pero no imitemos su conducta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles