PUBLICIDAD

El ex cardenal Theodore McCarrick es acusado de agresión sexual a un menor

Theodore McCarrick agresión sexual
|

(Catholic World Report/Infovaticana)- El ex cardenal Theodore McCarrick ha sido acusado este miércoles de haber presuntamente agredido a un chico de 16 años durante la celebración de una boda en el Wellesley College de Massachusetts en 1974, según el Boston Globe, y tendrá que sentarse en el banquillo. Los cargos convierten a McCarrick, antiguo arzobispo de Washington, en el sacerdote católico de mayor rango en Estados Unidos que se enfrenta a cargos penales por abusos sexuales.

Associated Press informó este jueves que, según los documentos presentados en el Tribunal de Distrito de Dedham el miércoles y obtenidos por el Boston Globe, McCarrick ha sido acusado de tres cargos de asalto sexual y agresión a una persona mayor de 14 años. La denuncia penal presentada el 28 de julio incluye descripciones gráficas de supuestos actos sexuales.

En los documentos judiciales, el hombre que alega haber sido abusado afirma que McCarrick, que era amigo de la familia, comenzó a abusar de él cuando era un niño, informó AP.  La agencia también indica que el informe acusa a McCarrick de llevar al chico a una habitación y toquetearlo para luego decirle que rezase una penitencia de Avemarías y Padres Nuestros para obtener el perdón de Dios por sus pecados.

McCarrick fue ordenado sacerdote en 1958 y se convirtió en obispo auxiliar de la archidiócesis de Nueva York en 1997. En 1981 se convirtió en obispo de Metuchen (Nueva Jersey), luego en arzobispo de Newark en 1986 y, en 2001, en arzobispo de Washington, DC, donde se retiró en 2006.

Fue creado cardenal en 2001, pero renunció al Colegio cardenalicio después de que saliera a la luz en junio de 2018 que había sido acusado de forma creíble de agredir sexualmente a un menor. Las acusaciones de abusos sexuales en serie a menores, seminaristas y sacerdotes no tardaron en llegar, y McCarrick fue reducido al estado laical en febrero de 2019.

Según Jeffrey Anderson, un destacado abogado de víctimas de abusos sexuales, McCarrick residía en la rectoría de la catedral de San Patricio en Nueva York en el momento de los abusos, en 1974.

Como informó anteriormente CNA, en 1971 McCarrick se convirtió en secretario del cardenal neoyorquino Terence Cooke y vivió en la rectoría anexa a la catedral de San Patricio. Durante esa época se codeó con muchas familias católicas de la zona. Llamaba a los hijos adolescentes de esas familias «sobrinas» y «sobrinos», al tiempo que aceptaba el apodo de «tío Ted», y viajaba regularmente acompañado de adolescentes, incluso en viajes nocturnos. Durante muchos años McCarrick fue una de las figuras de referencia de la Iglesia en Estados Unidos y un poderoso aliado de los sectores eclesiásticos más progresistas.

«El historial del ex cardenal Theodore McCarrick de numerosos delitos sexuales ha sido ignorado por los más altos cargoss católicos durante décadas», dijo Anderson el jueves. «Durante demasiado tiempo las instituciones católicas han permanecido pasivas mientras hacían compromisos y promesas sin actuar: McCarrick debería estar entre rejas por sus crímenes».

La desgracia pública de McCarrick en 2018 y su destitución del estado clerical un año después conmocionó a los católicos en Estados Unidos y en todo el mundo, y desencadenó una crisis internacional de credibilidad para la jerarquía de la Iglesia, lo que llevó al Papa Francisco a convocar una reunión sin precedentes de los obispos del mundo en 2019 para abordar cuestiones de abuso sexual y responsabilidad en la Iglesia.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

12 comentarios en “El ex cardenal Theodore McCarrick es acusado de agresión sexual a un menor
  1. Francisco puso en manos de este monstruo (cuando hasta el Tato sabía perfectamente quién era) la negociación con China. Y se lo llevó de mano derecha a Cuba, a adorar al carcamal Fidel Castro.

    1. «Es difícil de entender que el Papa –después de publicitar su política de ‘tolerancia cero’– haya mantenido en su cargo a una persona con estos antecedentes y le haya permitido tanto protagonismo en un tema de esta trascendencia».

      (ElDiario.es, 21 de agosto de 2017, sobre la negociación Santa Sede-China. ¡El periódico de Jesús Bastante!)

      1. Lector: lo cierto y verdadero es que hoy ha sido paseada una vez más la Iglesia en las televisiones del mundo como un ente de porquería sexual. Y tú deberías hablar de otra manera porque ni una palabra quedará sin justicia. Que sabes o quien te crees que eres para llamar monstruo a este sacerdote?

        1. Vamos a ver, Mccarrick ha sido un diablo vestido de sotana. Ha abusado de menores, de monaguillos, de seminaristas. Son cientos los testimonios de gente abusada por el. Además, le rodean asuntos turbios en materia de dinero y, como no, doctrinalmente mintió y desobedeció a Roma varias veces. Creo una red homosexual de las más grandes del mundo para abusar de menores y todo aprovechandose de su posición como cardenal. Además fue clave en el acuerdo entre China y el Vaticano. Un angelito no es. Espero que purgue sus pecados en lo que queda de vida y se pueda salvar. Nunca es demasiado tarde para arrepentirse de corazón a pesar de todo el daño que ha hecho

          1. Es hasta divertido –si no fuera macabro– que sus antiguos fámulos han desmontado ahora y borrado todo rastro del sello de McCarrick de la serie histórica de escudos arzobispales que luce en la que fue catedral.

  2. No me gustan estas historias de hace veinte, treinta, cuarenta o cincuenta años. Dan enorme inseguridad desdd todos los puntos de vista (inseguridad jurídica, credibilidad, indefensión, etc ). Deberían prescribir estos delitos como otros, si bien contando el tiempo de prescripción desde que la víctima alcance la mayoría de edad

  3. Vale que no nos gusten, a mí tampoco. Pero las acusaciones de Mccarrick son muy creíbles y tampoco de hace tanto tiempo. Lo que pasa es que el formaba parte de la mafia lavanda que gobierna la Iglesia actualmente. Nada más que veamos que muchos ascendieron gracias a él (casualmente todos pro LGTB) y nadie sabía nada. Eso por no hablar de la elección de Wuerl o la del actual obispo de Washington muy cercano a Mccarrick. Casualidad? O quisieron taparlo todo otra vez?

    1. McCarrick fue el gran valedor y propagandista de la candidatura papal de Francisco, llegando a tales extremos de cabildeo que conculcaron las normas de derecho canónico que dotan de garantías al cónclave.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles