PUBLICIDAD

Los obispos españoles que merecen la pena

Por Diego LanzasObispos España
|

La comunidad de Lanzeros, en el día de nuestro santo Patrono Santiago el Mayor, Apóstol tronante, se ha reunido en asamblea para acordar quiénes son, en España, los obispos que, fieles a su ministerio, cumplen su función de alentar con su palabra y con el ejemplo de su vida a los fieles, según el mandato de ejercer el munus docendi, el ministerio de la Palabra y la enseñanza del magisterio, custodio de la Tradición.

Ofrecemos a nuestros lectores la lista de los diez obispos españoles en los que se puede confiar por su claridad de juicio moral y por sus constantes actuaciones en favor del Pueblo de Dios a ellos encomendado.

Aclaramos que esta lista es una propuesta para el debate de los miembros de esta comunidad de Lanzeros de España.

1.- Monseñor Juan Antonio Reig Pla. Obispo de la diócesis de Alcalá de Henares, una voz libre y con prestigio dentro de una Archidiócesis de Madrid secuestrada.  Don Juan Antonio, que ha sufrido en su largo ministerio episcopal las insidias de los que escalan para conseguir poder e influencia en la Iglesia, está dando un ejemplo de claridad de juicio y de solidez en sus intervenciones, de rigor a la hora de gobernar la diócesis, de apoyo a los sacerdotes y de propuesta espiritual. Su dedicación a la pastoral de la familia y de la vida le ha hecho ser objeto de no pocos desprecios.

2.- Monseñor José Ignacio Munilla, obispo de la diócesis de San Sebastián. Incansable reformador de una diócesis infectada por el nacionalismo eclesial más estéril, el obispo de San Sebastián es un predicador incasable de la Palabra de Dios por los modernos medios de comunicación. Su presencia en Radio María le ha hecho merecedor de la atención de no pocos fieles de toda España. Su lenguaje directo, cercano y fresco, siempre fiel a la Iglesia, le convierten en un valor seguro, objeto de múltiples y reiteradas campañas contra su persona.

3.- Monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo y uno de los más brillantes obispos españoles, cuyas intervenciones siempre se caracterizan por la originalidad estilística. Custodio del Santuario de Covadonga, ha convertido su archidiócesis en un ejemplo de buen hacer. No hay tema de la actualidad que no afronte con acierto en el fondo y en la forma.

4.- Demetrio Fernández González, obispo de Córdoba (España). Con menos repercusión mediática que los anteriores obispos, don Demetrio ha sabido llevar las riendas de la Iglesia de Córdoba y defender los derechos de la Iglesia, y de su catedral, frente a los ataques de los gobiernos de izquierdas.  Son famosas en toda Andalucía sus homilías en la Catedral así como su fortaleza a la hora de defender la libertad de la Iglesia.

5.- Luis Javier Argüello García, obispo Secretario General de la Conferencia Episcopal, que se ha convertido en la voz que clama en el desierto. Su pertenencia a la izquierda política, antes de hacerse sacerdote, le ha habilitado como el interlocutor público ideal para poner en su sitio a la ingeniería del gobierno socialcomunista. Hombre culto, inteligente, sabe salir a los medios de comunicación y decir lo que se debe decir, con claridad y eficacia.

6.- Juan Antonio Martínez Camino, SJ., obispo auxiliar de Madrid y exsecretario General de la Conferencia Episcopal Española. Pese al ostracismo que padece en la Iglesia, es una de las mentes más brillantes de nuestro episcopado, a quien mantienen en una incomprensible tierra de nadie. Dedicado a los mártires, sus intervenciones más destacadas suelen pasar inadvertidas.

7.- Adolfo González Montes, obispo de Almería. Los recientes acontecimientos en la diócesis de Almería le han hecho la víctima de las maquinaciones de los grupos de poder e influencia en la Iglesia. Si antes se caracterizaba por sus escritos de una sana y fiel teología, ahora se defiende con una implacable dialéctica a lo que supone ya una de las grandes injusticias que se están cometiendo en la Iglesia.

8.- Mario Iceta, arzobispo de Burgos. Una de las figuras emergentes del episcopado español. A sus 56 años, Iceta ya tiene una larga carrera eclesiástica; 12 años al frente de la diócesis de Bilbao y, desde el año pasado, arzobispo. De una doctrina ortodoxa, Iceta cuenta con un carácter conciliador y equilibrado que, si lo sumamos a los 20 años o más que le quedan en activo, hacen de sea uno de los prelados con más proyección de España.

9.- José Mazuelos Pérez, Obispo de Canarias. Llega aquí con la oposición de algunos miembros de esta comunidad que consideran irrelevantes su méritos.  Quizá porque no se encuentre otro obispo que sea capaz de ocupar este puesto, hay quienes le consideran merecedor de este honor por su defensa de la vida. Su destierro dorado en Canarias ha apoyado su inclusión sin mucha alegría.

10.- José Ángel Saiz Meneses, arzobispo de Sevilla desde hace pocos meses, es de las gratas sorpresas que nos ha dado el nuevo nuncio. Venido de Cataluña, aunque nacido en Cuenca, Saiz Meneses fue el primer obispo de la diócesis de Tarrasa, creada por Juan Pablo II en 2004. El paso por el seminario de Toledo ha dejado huella en este prelado de 64 años que, dirigiendo una de las archidiócesis más importantes del país, está llamado a ser una de las figuras de la Iglesia en España.

Por Diego Lanzas

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

32 comentarios en “Los obispos españoles que merecen la pena
  1. Pues, la verdad, agradezco esta lista de santos obispos. Rezaremos por ellos especialmente, ya que son diana de las furias e intrigas de los inclusivos y dialogantes miembros del nuevo Orden mundial, insertados artificialmente en la única Iglesia de Jesucristo.

  2. Agradezco calurosamente la elaboración de esta lista, y aún más: animo a sus autores a que realizen la de los cardenales con vistas a un futuro cónclave (iba a decir próximo conclave, pero no quiero ser cruel con Francisco el Devastador). Así, los presentes tendrían en la mano sus nombres y también la de los deleznables, pudiendo manifestarse con sencillos y espontáneos grito del tipo «ese no», «ese no» si sale uno de estos últimos. Empezar un pontificado con la plaza de San Pedro a grito pelado chillando en tu contra, desmoraliza al más progresista de los purpurados.

  3. Esa lista es demasiado optimista. El obispo Sanz Montes ha prohibido la misa tradicional a los peregrinos de la Asociación Nuestra Señora de la Cristiandad…

    1. …En resumen, considero que podríamos borrar muchos nombres de esa lista, y al mismo tiempo falta algún buen obispo como monseñor Cañizares.

      1. … que ha suspendido la misa tradicional en Valencia hasta que decida qué hacer con ella de forma permanente. Si es que no se salva casi ninguno.

      2. Coincido con Vd. en la mayoría de los nombres que ha señalado, Sacerdote mariano.

        No obstante, hoy día en realidad no supera el listón ninguno. En particular, pues alguno aprueba, se hace ‘alguna declaración’ sin más consecuencias que un revuelo. En comandita ninguno, y como muestra da pena ver la de botones que hay ya: todos de perfil respecto al Valle de los Caídos, como siempre. Todos, todos, silbando a la Luna respecto a la Tradición. Todos lamiendo los pies a Berg. Ninguno, en ningún tema, desmarcándose de la presunta «unidad» que pretenden en la CEE y en la que siempre pierden los intereses verdaderos de Cristo y de las almas.

        Rezamos por ellos, para que se conviertan y pastoréen a la grey. Pero ni están ni se les espera.

  4. GATO CON BOTAS poco después de la elección de Bergoglio lei que un grupo de católicos USA, que además eran ricos, había decidido encargar a sus expensas a un especialista recoger todos los datos biográficos de todos los cardenales integrantes del próximo cónclave para evitar otro patinazo como el que venía de suceder. La verdad es que después no he sabido más de ellos. Si alguno tiene información al respecto sería de agradecer.

  5. «9.- José Mazuelos Pérez,… hay quienes le consideran merecedor de este honor por su defensa de la vida.»
    Me parece más que suficiente, ojala todos se destacaran aunque fuera sólo en esto, y no hablo de «la pandemia», claro

  6. Salvo Reig y Martínez Camino, decir que merecen la pena es exagerar. Casi todos son de la clase «monseñor Pachampla». Argüello, de otra peor. Y voy a ser generoso admitiendo que no hay en la lista ningún «monseñor Grindr». Como dice Prada, «grimilla episcopal».

  7. Poca memoria tenemos. Por lo que respecta a Martínez Camino: 1º, fue el promotor de la ley que proponía la masona Ana Pastor (ministra entonces de sanidad) que permitía la experimentación con embriones humanos congelados sobrantes de la fecundación in vitro; 2º, con cobardía e ira arremetió recientemente contra J. Paredes cuando este criticó el silencio de los obispos en la exhumación de Franco. Dijo Martínez Camino que la Iglesia española «no se mete en política». Sobrecogedor.

  8. Y claro siempre señalando y creando división.
    Seguro que en otro medio podrían hacer una lista donde los malos son los que vosotros salvais.
    Que ni todos son tan buenos ni los otros tan malos.

    1. A ver, Miguel. El episcopado da vergüenza sin más. Les ha delatado el cerrar los sacramentos en los momentos más duros de la pandemia. Pero llevan siendo así años, poniendo una vela a Dios y otra al Diablo. Y tibios hasta almorzar y después todo el día. No hace falta hacer muchas listas, la verdad

  9. No tiene mucho sentido hacer estas listas. Si fuera cierto los estáis señalando, y si no fuera del todo cierto estáis encumbrado exageradamente lo que quizás no es para tanto. Hay muchos buenos Obispos en España de los que no se sabe casi nada precisamente por eso, porque están dedicados a lo que tienen que estar dedicados sin hacer ruido. Por otra parte Obispos santos hay poquísimos (quitando los primeros siglos del cristianismo casi siempre ha sido así: Obispos santos, pocos). Creo que es un error esperar demasiado de los Obispos. Y por último: mi experiencia me ha enseñado que normalmente casi todos los Obispos tienen sus diócesis con bastantes problemas: poquísima cercanía con los sacerdotes, organización pastoral a base de tapar agujeros, permisión de más o menos abusos litúrgicos, catequéticos, doctrinales… Incluso los considerados buenos. Nuestra esperanza solo en Dios. ¡Ay de los que ponen su felicidad según el Obispo que vayan a tener!

  10. Reig Pla, en la lista de grandes hipócritas, estaría mejor. No estaría mal hacer una lista con todos los homosexuales que ha tenido de vicarios y delegados personales.

  11. Me parece que publicar aquí esta lista de buenos obispos es una majadería. Cuando Vidal publique la lista de los malos pondrá usted el grito en el cielo. Por favor, no desprestigie a la Iglesia con sus publicaciones cizañeras.

    1. Cada uno elige a los suyos, pero meter entre esos diez a Argüello, es un desposte terrible obin gran desconocimiento, o que se le echa una mano. No señor. Ni monseñor Camino y todos los demás. Por encima de todos, sobresale monseñor Reig Plan, obispo Complutense de Alcalá de Henares. Ha sufrido el silencio de una Conferencia más política que evangélica. Cada oveja con su pareja. Paz y Bien

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles