PUBLICIDAD

Francisco insiste en que el milagro de los panes y los peces fue ‘compartir’, no multiplicar

Papa Francisco milagro pecesÁngelus del 25 de julio de 2021 (Vatican Media)
|

No es la primera ni la segunda vez que Su Santidad hace esta curiosa exégesis del milagro de la multiplicación de los panes y de los peces, desconocida en la Iglesia hasta el postconcilio.

“Es curioso que en los relatos sobre la multiplicación de los panes en los Evangelios el verbo ‘multiplicar’, dijo el Santo Padre en su alocución durante el Ángelus, glosando el Evangelio. “El verdadero milagro no es la multiplicación que produce vanidad y poder, sino el compartir, que aumenta el amor”.

Si bien no es la primera vez que adelante el Santo Padre esta idea, en esta ocasión parece negar directamente que se diera un milagro en el sentido ‘técnico’ del término, es decir, una superación de las leyes de la materia, e incluso insinúa que tal milagro, de haberse producido, hubiera producido “vanidad y poder”. ¿En quién? ¿En el Hijo del Hombre, que resucitaba muertos, sanaba a ciegos y tullidos y expulsaba demonios?

Que no se utilice explícitamente el verbo ‘multiplicar’ no significa nada, porque el relato mismo lo hace obvio y, por tanto, innecesario: el relato habla de una multitud de unos cinco mil, y aunque el número de panes y de peces varía según los relatos (pero no es imposible que sucediera más de una vez), el número es simplemente demasiado pequeño para alimentar a todos y que sobren doce cestas, por muy fraternalmente que se repartan las escasas viandas. Después de todo, la palabra ‘conversión’ tampoco aparece en el relato de las Bodas de Caná, ni la palabra ‘Trinidad’ en todo el Evangelio.

Esta explicación no es original en Francisco. De hecho, es una ‘explicación’ que se ha hecho recurrente desde hace décadas en las homilías modernas, pero que desafía la lectura normal del texto, cuya redacción en todos los casos subraya el hecho prodigioso.

La sensación que deja esta explicación y otras semejantes es la de una tendencia a rechazar el carácter sobrenatural de nuestra fe, una forma fatal de adaptación al Mundo. Es una labor ímproba, porque los Evangelios están llenos de milagros y hechos prodigiosos, inexplicables desde un punto de vista humano, precisamente porque Cristo es el autor de la Creación y está por encima de sus leyes. Cristo puede multiplicar los panes y los peces lo mismo que la palabra creadora de Dios multiplicó las espigas en los campos y los peces en el mar. Es, en fin, un testimonio de que es Dios.

Les ofrecemos las palabras del Papa durante el Ángelus, publicadas en español por la Oficina de Prensa de la Santa Sede:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

El Evangelio de la Liturgia de este domingo narra el célebre episodio de la multiplicación de los panes y los peces, con los que Jesús sacia el hambre de cerca de cinco mil personas que se habían congregado para escucharlo (cf. Jn 6,1-15). Es interesante ver cómo ocurre este prodigio: Jesús no crea los panes y los peces de la nada, no, sino que obra a partir de lo que le traen los discípulos. Dice uno de ellos: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es esto para tantos?» (v. 9). Es poco, no es nada, pero le basta a Jesús.

Tratemos ahora de ponernos en el lugar de ese muchacho. Los discípulos le piden que comparta todo lo que tiene para comer. Parece una propuesta sin sentido, es más, injusta. ¿Por qué privar a una persona, sobre todo a un muchacho, de lo que ha traído de casa y tiene derecho a quedárselo para sí? ¿Por qué quitarle a uno lo que en cualquier caso no es suficiente para saciar a todos? Humanamente es ilógico. Pero no para Dios. De hecho, gracias a ese pequeño don gratuito y, por tanto, heroico, Jesús puede saciar a todos. Es una gran lección para nosotros. Nos dice que el Señor puede hacer mucho con lo poco que ponemos a su disposición. Sería bueno preguntarnos todos los días: “¿Qué le llevo hoy a Jesús?”. Él puede hacer mucho con una oración nuestra, con un gesto nuestro de caridad hacia los demás, incluso con nuestra miseria entregada a su misericordia. Nuestras pequeñeces a Jesús, y Él hace milagros. A Dios le encanta actuar así: hace grandes cosas a partir de las pequeñas, de las gratuitas.

Todos los grandes protagonistas de la Biblia, desde Abrahán hasta María y el muchacho de hoy, muestran esta lógica de la pequeñez y del don. La lógica del don es muy diferente de la nuestra. Nosotros tratamos de acumular y aumentar lo que tenemos; Jesús, en cambio, pide dar, disminuir. Nos encanta añadir, nos gustan las adiciones; a Jesús le gustan las sustracciones, quitar algo para dárselo a los demás. Queremos multiplicar para nosotros; Jesús aprecia cuando dividimos con los demás, cuando compartimos. Es curioso que en los relatos de la multiplicación de los panes presentes en los Evangelios no aparezca nunca el verbo “multiplicar”. Es más, los verbos utilizados son de signo opuesto: “partir”, “dar”, “distribuir” (cf. v. 11; Mt 14,19; Mc 6,41; Lc 9,16). Pero no se usa el verbo “multiplicar”. El verdadero milagro, dice Jesús, no es la multiplicación que produce orgullo y poder, sino la división, el compartir, que aumenta el amor y permite que Dios haga prodigios. Probemos a compartir más, probemos a seguir este camino que nos enseña Jesús.

Tampoco hoy la multiplicación de los bienes resuelve los problemas sin una justa distribución. Me viene a la mente la tragedia del hambre, que afecta especialmente a los niños. Se ha calculado —oficialmente— que alrededor de siete mil niños menores de cinco años mueren a diario en el mundo por motivos de desnutrición, porque carecen de lo necesario para vivir. Ante escándalos como estos, Jesús nos dirige también a nosotros una invitación, una invitación similar a la que probablemente recibió el muchacho del Evangelio, que no tiene nombre y en el que todos podemos vernos: “Ánimo, da lo poco que tienes, tus talentos y tus bienes, ponlos a disposición de Jesús y de los hermanos. No temas, nada se perderá, porque, si compartes, Dios multiplica. Echa fuera la falsa modestia de sentirte inadecuado, ten confianza. Cree en el amor, cree en el poder del servicio, cree en el poder de la gratuidad”.

Que la Virgen María, que dijo “sí” a la inaudita propuesta de Dios, nos ayude a abrir nuestros corazones a las invitaciones de Dios y a las necesidades de los demás.

Después del Ángelus

Queridos hermanos y hermanas:

Acabamos de celebrar la Liturgia con motivo de la Primera Jornada Mundial de los Abuelos y de los Mayores. ¡Un aplauso a todos los abuelos, a todos! Abuelos y nietos, jóvenes y viejos juntos han manifestado uno de los rostros bellos de la Iglesia y han mostrado la alianza entre generaciones. Invito a celebrar esta Jornada en todas las comunidades y a visitar a los abuelos y a los ancianos, a los que están más solos, para entregarles mi mensaje, inspirado en la promesa de Jesús: “Yo estoy contigo todos los días”. Le pido al Señor que esta fiesta nos ayude a los más entrados en años a responder a su llamamiento en esta etapa de la vida, y muestre a la sociedad el valor de la presencia de los abuelos y los ancianos, especialmente en esta cultura del descarte. Los abuelos necesitan a los jóvenes y los jóvenes necesitan a los abuelos: ¡tienen que hablar, tienen que encontrarse! Los abuelos tienen la savia de la historia que sube y da fuerza al árbol que crece. Me viene a la mente —creo que ya lo he citado— ese pasaje de un poeta: “lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”. Sin diálogo entre jóvenes y abuelos, la historia no sigue, la vida no sigue: hay que retomar esto, es un desafío para nuestra cultura. Los abuelos tienen derecho a soñar mirando miran a los jóvenes, y los jóvenes tienen derecho al coraje de la profecía tomando la savia de sus abuelos. Por favor, haced esto: encontrar abuelos y jóvenes y hablar, dialogar. Y hará felices a todos.

En los últimos días, lluvias torrenciales han azotado la ciudad de Zhengzhou y la provincia de Henan, en China, provocando devastadoras inundaciones. Rezo por las víctimas y sus familias, y expreso mi cercanía y solidaridad a todos los que sufren esta calamidad.

El pasado viernes se inauguraron en Tokio los 32 Juegos Olímpicos. Que en esta época de pandemia, los Juegos sean un signo de esperanza, un signo de hermandad universal conforme a un sano agonismo. ¡Dios bendiga a los organizadores, a los atletas y a todos los que colaboran en esta gran fiesta del deporte!

Os saludo cordialmente a todos vosotros, romanos y peregrinos. En particular, saludo al grupo de abuelos de Rovigo —¡gracias por venir!—; a los jóvenes de Albinea que recorrieron la Vía Francígena desde Emilia a Roma; y a los participantes en el “Rally di Roma Capitale”. Saludo también a la comunidad del Cenáculo. Os deseo a todos un feliz domingo. Por favor, no os olvidéis de rezar por mí. ¡Buen almuerzo y hasta pronto! ¡Felicitaciones por la aprobación definitiva, muchachos de la Inmaculada!

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

130 comentarios en “Francisco insiste en que el milagro de los panes y los peces fue ‘compartir’, no multiplicar
  1. O sea, que iba diciendo «¿Quiere pan o pescado?» Y casi todos decían «No gracias».
    Como en la posguerra, que había hambre (por el bloqueo) y las normas de educación dictaban que había que rechazar la comida ofrecida, por ejemplo en la merienda de una visita, sacaban dos rosquillas y al final sobraba

    1. Francisco es sólo la guinda del pastel. Desde hace veinte años todos los veranos, cuando sale este evangelio en misa, una legión de curas se esfuerzan en quitar la fe a fieles locales y veraneantes tratando de convencerles de que no fue un milagro y que ellos saben más.

      1. Es en todo el mundo.

        A los feligreses, hay que convencerlos de que Jesús no era Dios y que los verdaderos autores de tal prodigio de alimentar a la multitud «fue la gente» porque «compartieron».

        Que no hubo tal milagro.

        Me da asco tanta mentira y falsedad absurda, que no resiste análisis y aún así osan proclamarlo desde el púlpito.

    2. Cada pap4 ha puesto su granito de arena en algo. Ejemplo:
      «Pablo enseña -repitámoslo otra vez- no la resurrección de los cuerpos, sino de las personas, y esto no en el retorno de los «cuerpos de carne», o sea de las estructuras biológicas, lo que él explícitamente señala como imposible» (Introducción al cristianismo, cardenal Ratzinger)

      1. Y JPII aportó que «descendió a los infiernos» significa que lo enterraron.
        Si la gente se piensa que Francisco es el único que dice cosas que no son, está muy equivocado.

        1. JPII. Audiencia general.
          Miércoles 11 de enero de 1989. «descendió a los infiernos». (de Vatican. va):
          «Como se ve en los textos mencionados, el artículo del Símbolo de los Apóstoles “descendió a los infiernos” tiene su fundamento en las afirmaciones del Nuevo Testamento sobre el descenso de Cristo, tras la muerte en la cruz, al “país de la muerte”, al “lugar de los muertos”, que en el lenguaje del Antiguo Testamento se llamaba “abismo”. Si en la Carta a los Efesios se dice “en las regiones inferiores de la tierra”, es porque la tierra acoge el cuerpo humano después de la muerte, y así acogió también el cuerpo de Cristo que expiró en el Gólgota, como lo describen los Evangelistas. Cristo pasó a través de una auténtica experiencia de muerte, incluido el momento final que generalmente forma parte de su economía global: fue puesto en el sepulcro… «

          1. Uno: Cristo descendió a los infiernos o lugares inferiores. ¿El cuerpo de Cristo no murió? Siendo el alma inmortal, si el cuerpo de Cristo no murió, ¿por qué se dice que resucitó? Siendo Cristo Dios y siendo omnipresente, ¿si Cristo descendió a los infiernos, no podía estar en el Cielo a la vez? ¿No explicaría esto la promesa al ladrón de que “hoy estarás conmigo en el Paraíso”? Si metáfora es expresar un concepto usando una semejanza con otra realidad descriptiva, ¿Al citar Juan Pablo 2° a Pedro, que dice que Cristo fue a predicar a los espíritus encarcelados, metáfora no puede referirse al poder de Cristo para redimir a los espíritus de quienes murieron antes que Él, como aclara en la siguiente frase?

        2. «… Es la confirmación de que su muerte fue real, y no sólo aparente. Su alma, separada del cuerpo, fue glorificada en Dios, pero el cuerpo yacía en el sepulcro en estado de cadáver…»

          1. (lo que aquí jpii está diciendo es que, como descender a los infiernos significa simplemente que el cuerpo es enterrado, el alma, en vez de bajar al seno de Abraham a predicar el evangelio, subió al cielo a ser glorificada sin el cuerpo porque eso que dice San Pablo del limbo es una metáfora según dice a continuación en su audiencia)

        3. «… Durante los tres días (no completos) transcurridos entre el momento en que “expiró” y la resurrección, Jesús experimentó el “estado de muerte”, es decir, la separación de alma y cuerpo, en el estado y condición de todos los hombres. Este es el primer significado de las palabras “descendió a los infiernos”…»

          1. «… El Apóstol sin embargo añade: “En el espíritu (Cristo) fue también a predicar a los espíritus encarcelados” (1 P 3, 19). Esto parece ser una representación metafórica de la extensión también a los que murieron antes que El, del poder de Cristo crucificado.
            Aún en su oscuridad, el texto petrino confirma los demás textos en cuanto a la concepción del “descenso a los infiernos” como cumplimiento, hasta la plenitud, del mensaje evangélico de la salvación…

          2. Hay un evangelio apócrifo que trata de explicar todo lo que hizo Jesús en su «descenso a los infiernos», como curiosidad

          3. Nos quejamos de Francisco, pero acabo de demostrar q jpii enseñó que el dogma de que Cristo descendió a los infiernos es una metáfora de san Pablo para significar simplemente que Cristo fue puesto en el sepulcro y como todos se salvan, los q murieron antes de Cristo, también todos se salvan pq están en el suelo. Lo siento, pero esta no es la doctrina. La biblia no tiene textos oscuros como dice jpii, sino que es él el q escribe textos oscuros q no contienen la doctrina.

          4. Por lo tanto, jpii niega una parte del credo pq dice que es una metáfora. Esto sí que es grave y no lo que dice Francisco de la multiplicacion de los panes. La multiplicación de los panes no está en el credo y lo otro sí. Y para bxvi la resurrección es otra cosa y no lo que dice la doctrina q es. Dice q es una luz. ¿Y estos son los pap4s ortodoxos?

          5. Ningún santo de la iglesia católica ha dicho jamás q los q murieron antes de Cristo se salvan por el echo de estar Cristo enterrado en el suelo con ellos. Su alma no subió al cielo mientras estuvo muerto como dice jpii, su alma descendió a los infiernos. ¿Y donde estaban las almas de esos muertos anteriores a Cristo, también en la gloria del cielo? Eso es lo q dice, morirse es ir al cielo.

          6. Los Evangelios no había de tres días completos sino que «al tercer día resucitó» que es muy distinto.

          7. El «bajar a los infiernos», no significa que Jesús bajara a los propios infiernos, porque allí no se le había perdido nada. Concretamente bajo al antiguo reino del «Seño de Abrahán», a sacar de allí a los justo amigos del Señor, pero que no podían entrar en el reino de Dios, mientras no entrara el Señor, como primicia de la muerte».

      2. Es que San Pablo no había leído al jesuíta español recientemente fallecido, Manuel Carreira; filósofo, teólogo y astrofísico, catedrático de esta materia en una universidad de EEUU. También formó parte del Consejo de Dirección del Observatorio Astrofísico de El Vaticano. Él le hubiera explicado bien como puede ser eso.
        De lo mejor que hemos tenido en este país y nadie le conocía… En YouTube están varias de sus entrevistas. Incluso tiene uno dedicado al cambio climático, que lo debería escuchar Bergoglio.

      3. Creo en la resurrección de la carne y en la vida eterna.

        Esta verdad afirma la plenitud de inmortalidad a la que está destinado el hombre; constituye por tanto un recuerdo de la dignidad de la persona, especialmente de su cuerpo.

        Creo en la resurrección de la carne y en la vida eterna. El cuerpo resucitado será real y material; pero no terreno, ni mortal.

        Al final del Símbolo de los Apóstoles la Iglesia proclama: «Creo en la resurrección de la carne y en la vida eterna». En esta fórmula se contiene en forma breve los elementos fundamentales de la esperanza escatológica de la Iglesia.

      4. 1. La resurrección de la carne

        En muchas ocasiones la Iglesia ha proclamado su fe en la resurrección de todos los muertos al final de los tiempos. Se trata de algún modo de la “extensión” de la Resurrección de Jesucristo, «el primogénito entre muchos hermanos» (Rm 8,29) a todos los hombres, vivos y muertos, justos y pecadores, que tendrá lugar cuando Él venga al final de los tiempos. Con la muerte el alma se separa del cuerpo; con la resurrección, cuerpo y alma se unen de nuevo entre sí, para siempre (cfr. Catecismo, 997).

      5. El dogma de la resurrección de los muertos, al mismo tiempo que habla de la plenitud de inmortalidad a la que está destinado el hombre, es un vivo recuerdo de su dignidad, especialmente en su vertiente corporal. Habla de la bondad del mundo, del cuerpo, del valor de la historia vivida día a día, de la vocación eterna de la materia. Por ello, contra los gnósticos del II siglo, se ha hablado de la resurrección de la carne , es decir de la vida del hombre en su aspecto más material, temporal, mudable y aparentemente caduco.

        Santo Tomás de Aquino considera que la doctrina sobre la resurrección es natural respecto a la causa final (porque el alma está hecha para estar unida al cuerpo, y viceversa), pero es sobrenatural respecto a la causa eficiente (que es Dios) [1].

      6. Uno: Lázaro llevaba 4 días muerto. Al morir empieza la pérdida de estructura celular. ¿Fue resucitado con sus mismas células o diferentes? ¿Cuándo resucitemos, después de años de estar muertos, será con las mismas células o con nuevas? ¿Por qué el Letrán dice que resucitaremos con nuestro cuerpo (Dz 429)? ¿Y si ya está carcomido por las bacterias y hongos “carroñeros” ocremado? ¿Por qué San Pablo dice que tendremos un cuerpo espiritual, y que carne y hueso no pueden entrar en el reino de Dios? (1 Cor 15,44-50) ¿Por qué la teología dice que nuestro cuerpo no son unos elementos siempre idénticos sino la configuración biológica adaptada a nuestra alma? ¿Y que ahora nuestro cuerpo condiciona al alma, y después de la resurrección será al contrario? ¿Nuestro cuerpo, sin los límites de la Física, ¿no podrá tener aspecto a discreción? ¿No explicaría eso por qué ni la Magdalena ni los discípulos reconocieron a Jesús? ¿Ratzinger se equivocó?

        1. No hay que confundir la resurrección de Lázaro con la de Cristo. Lázaro resucita pero vuelve a morir. Cristo resucita pero ya no muere más

      7. Es muy importante ser precisos. No niega el milagro, pone la condición para que se dé.
        No existe ningún milagro del evangelio que no lleve algo ofrecido previo( el acto de fe)
        El primero que inaugura esto es el agua en canà.
        Jesús se sirve de lo poco que ofrecemos, compartimos, de lo pequeño para hacer el milagro. Eso es lo que dice el Papa.
        Las interpretaciones de otra cosa son malintencionadas y además erróneas

      8. El jesuíta (de los de antes) padre Carreira, doctor en Filosofía, Teología y Astrofisica, explica que la resurrección del cuerpo es perfectamente posible. En YouTube lo tienen. Pueden leer también, por si no se fían, su magnífico currículum en internet.

  2. Se reparte si se tiene, y en caso de no tener hay que producir. En tal caso o Nuestro Señor acompañado de sus apóstoles llevaba consigo panes y peces para esa multitud, o ante su vista se pusieron a cocer panes y pescar peces en el lago más próximo.
    Está claro que no es lógico que se diesen tales posibilidades. Ante ello o es un relato no creíble o, a todas luces, si hubo un milagro.
    Y lo de la vanidad y el poder, resulta realmente extravagante. Por supuesto, hubo milagro y, por supuesto, fue un acto de amor y caridad de Jesús hacia la muchedumbre. Y, por supuesto, es un ejemplo a seguir para todos.
    Pero este Papa o no sabe explicarse bien, o tiene extrañas ocurrencias

    1. Lo que no tiene es fe.

      Él, que no estuvo presente en el hecho, sabe que no fue milagro, mejor que los que estuvieron. ¡Y uno de los evangelios cuenta que hubo dos distintos milagros del mismo tipo! Pero nada: él dale que te pego con sus insolencias. Habrá tenido una revelación particular. ¡Manda huevos!

    2. El milagro de los panes y los peces, no solo se dio sino que se repitió.
      Además estuvo a punto de producir importantes efectos políticos, y marca la culminación de la popularidad de Jesús en su vida pública (con la excepción milagrosa de su entrada en Jerusalén para la pascua). Jesús, dándose cuenta, envío a los apóstoles de vuelta, en barca, a Galilea, y el paso una noche de oración. Después les alcanzó mientras navegaban por el lago.
      También se juntaron otros que rodearon el lago, y a estos les dijo que le buscaban porque les había dado de comer hasta saciarse (o sea, para proclamarle mesías), y empezó. hablarles de «comer su cuerpo», con lo cual «perdió muchos discípulos»

  3. Resulta cada vez mas cansino y aburrido escucharle o leer sus invenciones. ¿Hasta cuándo habremos de soportarle?
    Este hombre, desde el primer momento hasta el dia de hoy se ha empeñado en demostrar al mundo que no tiene la fe catolica. Y lo hace una y otra vez. Con una sola intervencion como esta, en otros tiempos hubiera bastado para ser depuesto. Hoy se transige con todo. Y tiene el descaro de castigar a quien contradiga sus preferencias.
    Yo me pregunto: ¿para que están los obispos? ¿Para decir amen a todo lo que salga de su boca? Grave problema el de la papolatria. Jamás se vio semejante despotismo en la cabeza de la Iglesia. Ya está bien de destrucción de nuestra Fe.

    1. Totalmente de acuerdo que es preciosa la reflexion.
      Pero claro, hay ciertas gentes con la mente deformada que tratan de ver todo lo que dice el Papa en clave negativa. Ya puede decir el Papa lo que diga, que se busca retorcer al maximo el texto para hacer caer de que no, de que «tiene demonio dentro», como los fariseos que ante la evidencia del milagro dicen que Satanas obra a traves de el.
      No hace falta tener muchas luces para entender que más milagro es hacer que se quiera ‘compartir’, pues esto significa cambiar las ‘voluntades’, que en simplemente ‘multiplicar’ los panes pues esto significa cambiar solo el mundo ‘fisico’ donde no hay libertad.
      Seguimos mareando la perdiz…

      1. Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dijo:

        – Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿qué es esto para tanta gente?

        -Traédmelos acá y que se siente todo el mundo.

        Se acomodaron en grupos. Jesús tomo los panes y los peces, miró al cielo; los bendijo, y los partió.

        Luego mandó a sus discípulos que los distribuyeran entre la multitud. Los cinco mil hombres que había, sin contar mujeres y niños, se saciaron de pan y pescado. Aún se recogieron doce canastos de los pedazos que sobraron.

        (Juan 6, 1-15; Marcos 6, 30-46)

        Y hasta aquí los hechos. Con cinco panes y dos peces no se da de comer a 5.000 que sobren, además 12 canastos, lo mires por donde lo mires, Francisco.

        1. Y ni de lejos se me ocurre pensar que Jesús lo hace por compartir, ya que los panes y los peces no son suyos, sino de otro, sino haciendo ver que Él es el alimento, o el que alimenta.

          1. Bla, bla, bla, ya me dijo un amigo ateo argentino, cuando salió elegido Bergoglio, que no tenia fé, que lo que le gustaba era el chau-chau.

        2. gato embotado: Un muchacho tenía cinco panes de cebada y dos peces, es decir tenía algo, quizás lo importante no es el milagro en sí sino que le quitaran al muchacho lo que era suyo. Siempre hay otra forma de verlo.

      2. Quien parece tener la «mente deformada» es él, y ya desde mucho antes de ser Papa. Basta con preguntar a los argentinos sobre qué cosas hacia, decía y que «amistades peligrosas» frecuentaba.

        Lo precioso es la Santa Tradicion, es decir, lo que nos dice DIOS a través de los Evangelios, no las peculiares ocurrencias de un señor que hoy está y mañana habrá pasado.

        Lo malo es la papolatria tan extendida, olvidando que ésta es LA IGLESIA DE CRISTO, no la del Papa del momento. Y afirmar esto no es «rigidez», la rigidez es el empeño futil en sostener lo que no es.

      3. Recuerdo a un sacerdote que siempre decía esto mismo…Es habitual entre gente de Iglesia de izquierdas hacer este tipo de interpretación…y negar los milagros del Señor es herético

        1. No es de sacerdotes de izquierdas. Es de sacerdotes que no creen en el milagro. Si el milagro fue realmente que compartieron un picnic, ¿dónde está el milagro?. Y es que esta lectura siempre me pareció piedra de contradicción para mucha gente. Gente, que, además de negar el milagro de los panes y los peces, suele negar la presencia real. No es casualidad

      4. Muchos protestantes van solo al sentido literal del texto, no les gusta el alegorico o el moral.
        Pero los textos del evangelio desde antes de San Agustin, desde siempre, se interpretan en muchos niveles y el nivel que usa el Papa es completamente válido y muy sugerente, independientemente de que es evidente que hubo un milagro tambien fisico.
        Hay mucho fariseo suelto que le importa un pito a quién Jesus curó, solo le importa pillar a Jesus en alguna palabra, y esto es lo que parece que se busca en este articulo… Ya puestos a ver todo lo que dice el Papa en clave negativa vamos haciendo meritos para cometer los pecados contra el Espiritu Santo, de los que no se perdonarán ni en esta ni en la siguiente vida

      5. El Señor no cambió voluntades, y por eso se marcho cuando los comieron intentan convertirlo en un líder político. Pero aquí hay uno que si quiere cambiar voluntades para ajustarlas a la suya propia. Es eso?
        Dios no es un narcisista que goza manipulando para cambiar voluntades. Me pregunto quien lo será?

        1. La voluntad está relacionada con la libertad, y Dios respeta al maximo nuestra libertad.
          Pero Dios es capaz de cambiar voluntades respetando nuestra libertad, y ese milagro es mayor que el de amainar una tormenta o multiplicar panes. Por eso por ejemplo les decía a los pastorcillos de Fatima que rezasen por los pecadores, pues esa oracion era capaz de cambiar las voluntades pecadoras respetando la libertad. Y esto lo puede hacer Dios de formas que El sabe, como mostrando las consecuencias que tendrían sus acciones, o de otro modo.
          Y en cualquier caso mi comentario de arriba va en la direccion de los que quieren criticar al Papa sí o sí, diga lo que diga, lo cual no solo está mal, sino muy mal. Y no es honesto seguirles el juego

      6. Para empezar, que lo llamen su santidad, o el santo padre ya es blasfemia, pues el credo bien dice: porque SOLO UNO ES SANTO, SOLO EL SEÑOR JESUCRISTO. El papa es un siervo y las siglas S. S. significa ser siervo de siervos, eso implica humildad y tener a Cristo como centro y como fe de su pontificado. Es papa porque el Señor de quien calumnia, le dió el legado de Pedro…..pero tiene tanto que aprender este siervo Francisco, que primero tiene que reconocer que el Señor es Dios, tiene todo el poder para hacer y deshacer, que es todo amor y caridad y que murió hasta el extremo por salvarnos a cada ser humano, incluido a Francisco. Le falta una fe absoluta, para humillarse y ensalzar a Cristo en El MILAGRO DE LOS PANES Y LOS PECES, SÍMBOLO DE LA EUCARITÍA DE EL MISMO, AL SER PAN DE VIDA.

    2. La reflexión puede ser preciosa, pero es que el evangelio no dice eso. Dice que solo tenían unos pocos panes y peces para repartir (o para compartir) y que, sin embargo, comieron 5000 personas y sobraron muchos cestos. El papa tergiversa el sentido claro del evangelio para adaptarlo a sus esquemas mentales o sus tontunas.

      1. Pues quejate a San Agustin o a San Ambrosio, a Santo Tomas de Aquino, a Origenes, etc, etc por sus interpretaciones de la Escritura, pues es costumbre en la Iglesia catolica ir no solo por el sentido literal del texto, sino tambien por el alegorico y el moral

      2. Vamos, acaso para Jesús era difícil obrar milagros? Pues ese episodio fué uno de tantos. Que algunas personas lo quieran minimizar, allá ellos. Sencillamente, la materia, es creada por Dios y la somete a su poder, la transforma y nos la entrega a nosotros. He ahí el poder creador de Dios.

        1. El problema no es que no haya habido un milagro fisico, que lo hubo. Cuando alguien como el Papa dice que el verdadero milagro estuvo en lo de compartir, no quiere decir que no existió el milagro fisico (lo llames multiplicacion o crecimiento sustancial o lo que sea), sino que mas grnnde es el otro, pues cambiar voluntades es cambiar el mundo espiritual, hacer que las voluntades quieran compartir, lo que es mas dificil que cambiar el mundo fisico.
          Pero claro aquí se trata de interpretar siempre lo más negativamente posible al Papa, no decir nada positivo, para que la gente vaya teniendo un caldo mental tal, que ya no vea mas que al diablo en cualquier cosa que haga el Papa.
          El Papa ha dicho y hecho mil cosas dignas de elogio, ha hecho que los musulmanes de Irak no persigan mas a los cristianos gracias a la declaracion del gran Iman (no merecerían al menos un articulo?), le está dando caña a los obispos alemanes en sus recientes catequesis diarias, etc.

          1. Tu comentario no va a lo que digo de que no se dan noticias positivas del Papa. Nada mas que se habla de las negativas y se repiten mil veces la mismas.
            Y lo que tu ves negativo respectro a China, yo no lo veo tanto. Con tu solucion tendríamos miles de martires chinos mas. Lo importante es criticar, y criticar, haga lo que haga el Papa. Soltar palabras ‘vanas’ de las que habla Jesus en el Evangelio, poco pensadas, mucho apasionamiento y poca prudencia

    3. A mí me parece que retuerce mucho el tema. Jesús quería dar comida a esa gente porque, por seguirle a Él, estaba hambrienta. Nada más.

      1. Pues te quedas corta, porque Jesus con este milagro estaba entrenando a los discipulos para que entendiesen la Eucaristia. Justo despues de este milagro viene el discurso eucaristico. La Eucaristia es compartir el cuerpo de Cristo y por eso ser hermanos entre sí y de Cristo

        1. ¿Entrenando acerca de la Eucaristía?

          Sin duda.

          «Recoged los pedazos que sobran, para que no se pierda nada».

          El Señor advierte claramente «que no se pierda nada».

          Cuando las partículas caen al suelo, y son pisoteadas…
          Cuando se da la Comunión sin respeto ni cuidado…
          En estos casos lo desobedecemos y algo se pierde.

    4. Es mejor compartir que acumular. Sin duda. Es ésta una máxima cristiana sobre la que Jesús insistió muchas veces. Pero, por qué habría de ser ésto, al cabo, lo que habría de mostrar esta página evangélica? ¿Acaso Jesús, autor de la vida, no podría mostrar que Él, conmovido por la necesidad de los hombres («.. no tienen de comer») tiene el poder (y, sobre todo, la misericordia) para darnos el alimento que precisamos? Este milagro se ha visto tradicionalmente como una señal del poder y de la MISERICORDIA DE JESUS, no como muestra de virtudes sobrevenidas a los hombres. Es Jesús, con su bondad, su mísericordia
      e, indirectamente, su poder, el ACTOR y el sujeto de este pasaje del Evangelio. Y así lo interpretaron con toda evidencia sus beneficiarios cuando pretendieron proclamarlo rey porque les había dado de comer

  4. Que vergüenza, bochorno, lipori.
    ¡Dios bendito ! Líbranos de este castrero y malvado, antes que fallezcamos de tristeza.
    Envíanos Señor gracia de conversión a el y a todos antes del principio del fin o, al menos, antes del final del fin. Por el Santo Nombre de tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo te lo pedimos . Amen.

  5. Hasta en un medio que no se ocupa de cuestiones eclesiales y aún menos de fe, Libertad Digital, hablan de esto y titulan: «El Papa corrige a Cristo…»

    Un día sí, al siguiente más, y al otro, y al que viene más aún. No deja nada sin criticar o cuestionar, pero lo malo es criticar o cuestionar lo que él critica y cuestiona. Así, hasta cuándo?

  6. El Papa Francisco vuelve a incurrir en un grave error teológico. No se puede negar el milagro de la multiplicación. Los apóstoles, los padres de la Iglesia, los pontífices, el pueblo fiel, siempre han creído que fue una multiplicación milagrosa.

    1. Además, lo importante del hecho no fue compartir sino multiplicar. Que a partir de cinco panes y dos peces comieran miles de personas (sólo de hombres eran unos 5000), demuestra que lo importante fue el milagro de la multiplicación, y no la voluntad de compartir cosas.

      1. Exacto. Conseguir que la gente comparta su comida, lo hace un líder humano. Pero crear nueva materia, solo lo hace Dios.
        Los que ven en Jesús solo un profeta o un líder, no aceptan los milagros.

        1. Por esa misma razón, a continuación el evangelio cuenta que la gente al siguiente día lo fue a buscar, y él los regaña con aquellas palabras “ustedes me buscan porque les di de comer…”, al final del regaño todos se marchan y quedan solo los discípulos

      2. Es que la voluntad de compartir cosas no es un milagro. Y aquí se trata de negar los milagros. Veremos a qué milagro le toca después. El mismo Jesús habla de «milagros» en El Evangelio. No son una entelequia.

  7. Si el Creador del universo de la nada, el que resucitó a Jesucristo y el que nos va a resucitar a nosotros, no es capaz de multiplicar panes y peces, curar a enfermos, y separar las aguas del mar Rojo. Es que entonces nos presenten algún otro Dios, igual es capaz de hacer milagros Visna, la pachamama o Buda. Porque vamos dudar del Creador que no está capacitado para hacer un milagro. es ya el colmo de los colmos o de la soberbia elevada al infinito.

  8. Nada nuevo, porque la facción modernista a la que pertence el Papa Francisco es connocida por negar la existencia de los milagros, como otras bien peores…Que Dios los convierta.

    1. El libre mercado capitalista ha creado una inmensa cantidad de riqueza que en los últimos 50 años ha permitido que la tasa de pobreza extrema en el mundo bajara del 70% al 8%. El comunismo solo ha creado miseria. Antes de repartir hay que producir lo que se desea repartir.

  9. Francisco insiste, pero el Magisterio de la Iglesia también y es unánime: dice lo contrario y condena dicha interpretación.

    4 Doctores de la Iglesia:

    S. Agustín de Hipona (Sermón 130, n. 1)
    S. Ambrosio de Milán (Tratado sobre el Evangelio de San Lucas, libro VI, n. 84-85)
    S. Juan Crisóstomo (Homilía XLIX sobre el Evangelio de San Mateo; y Homilía XLII sobre el Evangelio de San Juan)
    Sto. Tomás de Aquino (Suma Teológica, III, q. 43, a.4, ad. 4)

    Concilio Vaticano I (sesión III, Constitución Dogmática sobre la Fe, 24 de abril de 1870)

    Papa Juan XXIII (Discurso a los participantes de la X Conferencia Internacional de la FAO, 3 de mayo de 1960)
    Papa Juan Pablo II (Homilía en la Solemnidad de Corpus Christi, 22 de junio de 2000)

    Es sólo una pequeña muestra. Del Magisterio de la Iglesia acerca de quienes niegan o reinterpretan los milagros de Cristo para darles otro sentido del que siempre les ha dado la Iglesia, hay muchos ejemplos más.

  10. Papa siempre repite frases y palabras, como un loro. El que dijo que el rosario es la oración del loro. No tiene fe, por eso no cree en la multiplicación de los panes. Recemos a este pobre hombre.

  11. Asique el Dios del Universo,que por cierto es el que lo mantiene en ese puesto a pesar de…,no puede hacer un milagro de semejantes características porque pecaría de vanidad y poder????
    Pero esto ya es el colmo de la desfachatez.
    No es un lobo disfrazado de oveja,sino de Papa.

  12. Luego de ese relato, lo siguiente es que la gente busca a Jesucristo para que les repita el milagro y los regaña, les dice: “ustedes me buscan porque les di de comer…” entonces se cae de su peso que hubo una intervención directa milagrosa… al final del capítulo pregunta a sus discípulos: “¿también ustedes se van?…”
    Es evidente que solo personas sin Fe pueden retorcer el sentido obvio del relato

  13. Lo único que este apóstol traidor va a compartir,si no se convierte y pide perdón a Dios por lo que hace y dice,es espacio en el averno con aquellos que secundan sus salidas de tono y sus blasfemias.

  14. Aparte ya de su poca o nula fe; en el plano puramente humano que es el que le gusta vuelve a ser injusto olvidandose deliberadamente del pueblo cubano, venezolano y nicaragüense. Estos no tienen derecho a pan medicinas ni libertad. Solo a recibir plomo. Porque lo digo yo que me llamo Francisco.

  15. Cuando los masones tratan (con su apoyo a la magia) de hacer ver que la multiplicación de los peces, o caminar sobre las aguas, serían trucos de magia, es un grave error dudar de la multiplicación, cuan ellos no dudan, sino que la consideran fraudulenta. He visto en el canal «Discovery masonry» sendos trucos, uno de un mago andando sobre las aguas y otro de otro mago que vuelva un cubo y salen de él muchos más peces de los que pudiera contener

  16. Y si no se hubiese compartido de que valió multiplicarlos?
    No creo que sea una de las dos cosas sino que dos caras de una misma moneda, un mismo milagro en dos partes.

  17. La h3rejia racionalista naturalista niega los milagros porque no son ni racionales ni naturales, son una irracionalidad que no existe en la naturaleza objetiva. Pretenden ser objetivos y al mismo tiempo se sumerjen en un océano subjetivista. Creen en un dios natural en donde la palabra trascendente o sobrenatural aplicada a Dios significa simplemente «subjetivo» y el cielo y el infierno son estados del alma también subjetivos y abstractos. La resurrección es igualmente subjetiva. A esto lo llaman fe y razón, que las entienden juntas como las dos alas de un pajaro pero separadas por un muro. La fe sería lo subjetivo y la razón lo objetivo. Esto simplemente no es lo católico. Porque están diciendo q ser progre es ser objetivista y ser conservador es ser subjetivista. Esto es falso. La fe es objetiva, los milagros son objetivos, el cielo, Dios, el sobrenatural, el alma… es todo objetivo. Los sentimientos son los subjetivos y nada tienen que ver con la fe.

    1. “La herejia racionalista naturalista niega los milagros porque no son ni racionales ni naturales,” Es porque no caben en la física del siglo XIX, de Laplace y Newton, época en la que se creían que ya lo sabían todo y que no existía más que materia y energía. El famoso físico Kelvin llegó a decir: “Aconsejamos a los jóvenes que tiene vocación de investigadores que no estudien física, porque en física ya está casi todo descubierto”. Poco después de esa parida, a Marie Curie se le desintegró el radio (¡Desintegrarse un átomo, que, por definición, no tiene partes!) y a partir de ahí, toda la física la pusieron patas arriba Einstein y los físicos cuánticos, que miren Vds. por donde, todavía hoy dicen: “Si alguien dice que comprende la física cuántica, es que no la ha entendido…quizá nuestro cerebro no esté capacitado para entenderla”.

  18. Sesión III del Concilio Vaticano I (24 de abril de 1870)
    Cánones [sobre la fe católica ]
    3. De la fe

    P 1813 4. [De la demostrabilidad de la revelación.] Si alguno dijere que no puede darse ningún milagro y que, por ende, todas las narraciones sobre ellos, aun las contenidas en la Sagrada Escritura, hay que relegarlas entre las fábulas o mitos, o que los milagros no pueden nunca ser conocidos con certeza y que con ellos no se prueba legítimamente el origen divino de la religión cristiana, sea anatema [cf. 1790].

    1. Por supuesto que fue un milagro. El Señor había dicho «Si no viereis milagros, no creereis» y para testimonio de que Él venía de Dios, a sabiendas de que el pueblo judío conocía el relato de 2 Reyes 4:42-44 en donde Eliseo también realiza (no él, sino Dios por su intermedio) la multiplicación de panes, obra aún un milagro mayor que el del profeta:

      Vino un hombre de Baalsalisá que trajo al varón de Dios pan de primicias, veinte panes de cebada y espigas de trigo nuevo en su alforja. Dijo (Eliseo) : “Dáselo a la gente para que coma.”Pero respondió su siervo: “¿Cómo? ¿Esto he de servir a CIEN hombres?” Replicó él: “Dáselo a la gente para que coma, porque ASÍ DICE YAHVÉ: «COMERÁN Y AUN SOBRARÁ.»” Entonces los puso delante de ellos, y comieron, y sobró, según la palabra de Yahvé.
      —2 Reyes 4:42-44

    2. De este modo, los que quieren descalificar el milagro del Señor, diciendo que es un relato alegórico, se encuentran también con el obstáculo del relato de la multiplicación en el libro de 2 Reyes (y también con la multiplicación que realizó Elías). Ahí no hay alegoría que valga. Y si tal hecho pudo ser realizado por intermedio del profeta Eliseo, con más razón lo hizo Cristo. Pero mientras Eliseo realizó el milagro de repartir veinte panes entre cien hombres (y sobró), el Señor repartió cinco entre cinco mil (y sobró más aún).

  19. Veo 66 comentarios… No los voy a leer…. Sólo digo que ESTE HOMBRE ESTÁ MUY MAL!!! Por qué no se calla? Está dejando al Papado a la altura del betún… Qué pena!

  20. ¡Y nos suelta esto el día en que pagamos el impuesto de sociedades, y justo seis días después de pagar el IVA y la retención del IRPF!
    El milagro, hoy en día, es acumular. Lo de compartir es hoy legalmente obligatorio. A los seres humanos que no hablamos a la masa desde balcones a treinta metros de altura, el estado nos pone todo tipo de trabas para crecer; el estado, igual que el papa, nos quiere pobres, incapaces de salir de la pobreza. Pero los pobres somos muy testarudos y queremos mejorar, acumular. ¡Qué facilito es dar discursos bonitos cuando se está por encima del bien y del mal!

    1. A las empresas los impuestos les suponen el expolio de más o menos la mitad del beneficio neto, con lo que el estado les deja mucho menos de lo que les correspondería, para pagar mejores salarios o contratar a más trabajadores. Por otro lado, sufrimos un sistema de Seguridad Social que no nos garantiza prestaciones futuras a pesar de las contribuciones presentes, lo que constituye una estafa piramidal impuesta legalmente. Y a los empleados, apenas les queda la mitad de su salario bruto para poder pasar sus días, pues la otra mitad la devora el estado.
      ¡Y nos viene el papa a hablar de compartir! El mismo que nos pide el óbolo de San Pedro, haciéndonos creer que es para obras de caridad, y luego se lo gasta en pagar salarios de sus empleados (ABC 30/VI/2021)…

      1. “A las empresas los impuestos les suponen el expolio de más o menos la mitad del beneficio neto, con lo que el estado les deja mucho menos de lo que les correspondería”. Es lo que tiene hablar sin tener ni puñetera idea de macroeconomía. Los impuestos suponen recuperar una parte de lo que la sociedad la ha dado a las empresas para que puedan funcionar. Si no quieren pagar impuestos, que se vayan a la selva a montar su empresa, sin Mano de obra sana ,Mano de obra cualificada ,Viviendas para tu mano de obra, Mano de obra que esté entrenada, porque no salga de un largo paro, Inputs de las otras empresas: prodúcete todos los inputs tú mismo, Otras empresas que te compren tu output: búscatelas por la selva, Agua, Luz , Alcantarillado, Comunicaciones, Carreteras y demás infraestructuras, Prensa, radio y televisión, Flota mercante, Policía que te defienda, Tribunales idem., Ejército y marina, Embajadas y Oficinas Comerciales que promocionen tus productos,

  21. La «economía de liquidación» (compartir lo que hay hasta que se acabe), conunista y supuestamente cristiana, responde al nombre que le doy, es decir, no es sostenible y solo sería «justa» en el fin de los tiempos, pongamos una catástrofe natural. Mientras, lo justo es la «economía productiva» contra la que se meten los comunistas, con distribución o distributismo, pero no la «economía especulativa» (incluida una parte de la supuestamente financiera) contra la que no se meten los comunistas (si se quiere incluir a la Iglesia con los comunistas depende de la Iglesia y de cada uno).
    La «economía de liquidación» no es genuinamente cristiana en cuanto a que los primeros cristianos que la practicaban, también creían en una inminente parusía, o fin de los tiempos, de lo que les desengañó el apóstol Pedro.

  22. La herejía modernista siempre insiste en decir que «no fue un milagro»; «Jesús no hizo milagros» o «Jesús no hizo tantos milagros como dicen (Kasper)».

    No tienen fe.

  23. Dice:»si compartes Dios multiplica» y también que » Dios hace grandes cosas a partir de nuestros pequeños gestos»

    No niega la multiplicación sino q dice q multiplica a partir de nuestros pequeños gestos de caridad.

    Así lo entiendo yo…

    1. ACS: lo que dice es lo que ya ha dicho, con distintas variaciones, en otras ocasiones. Es más de lo mismo.

      La primera ocasión, que está registrada en youtube, nada menos que llegó a decir que si hubiera habido «multiplicación» se habría tratado de magia. ¡Tal cual!

      En otra oportunidad -que también se puede ver y oir en youtube- se refirió a este evangelio como «parábola»: como las historietas de las que se servía Nuestro Señor para enseñar a los que le seguían. Con lo que volvía a negar el hecho de tratarse de un milagro.

      ¿Por qué antes de escribir no te informas?

      1. Pq me limito a comentar esta entrada.

        Si algun dia le escucho decir q no hubo multiplicación le diré q no se entera pq los panes son figura de la Eucaristía y por muchos q sean los trozos en los q se parta el pan Cristo está entero en cada uno de ellos. Compartir sería si en cada trozo no estuviera Cristo entero sino un trozo de Él.

        Eso le diría pero como comento esta entrada, y no otras ni otros videos, lo hago a partir de lo q dice aquí.

        1. Una entrada, como esta, tiene sus antecedentes, tiene su contexto, tiene su finalidad…

          Si prescindes de todo eso, puedes acabar comentando una sandez.

          Como ya te he dicho, lo que ha afirmado es «más de lo mismo»; con otras palabras, sí, pero no ha querido decir algo distinto de lo que ha manifestado otras veces. Y no juzgo su intención: es que es evidente su manejo del arte de la ambigüedad. Ese manejo no se descubre si no se contextualizan sus palabras entre las numerosas veces que ha «predicado» sobre ese evangelio. Si se ignora eso, te acaba llevando a engaño…

  24. Gloria a Ti Señor Jesucristo que como Verdadero Dios en unión con Tu Padre y el Espíritu Santo, multiplicaste los panes, había cinco panes de cebada y dos peces y aun así, El Padre, Tu y el Espíritu Santo saciaron el hambre de esa multitud.

  25. Si es cierto que el Papa no cree en los milagros, lo siento por él. Será que lo educaron en la filosofía del siglo XIX, en que se creyeron que ya lo sabían todo y que todo se reducía a la física de Newton y Laplace. Por mi parte, yo he presenciado varios milagros, así que no me hace falta creer en ellos, porque ya he visto más de uno.

  26. “A las empresas los impuestos les suponen el expolio de más o menos la mitad del beneficio neto, con lo que el estado les deja mucho menos de lo que les correspondería”. Eso es hablar sin tener ni puñetera idea de macroeconomía. Los impuestos suponen recuperar una parte de lo que la sociedad la ha dado a las empresas para que puedan funcionar. Si no quieren pagar impuestos, que se vayan a la selva a montar su empresa, sin Mano de obra sana ,Mano de obra cualificada ,Viviendas para tu mano de obra, Mano de obra que esté entrenada, porque no salga de un largo paro, Inputs de las otras empresas: prodúcete todos los inputs tú mismo, Otras empresas que te compren tu output: búscatelas por la selva, Agua, Luz , Alcantarillado, Comunicaciones, Carreteras y demás infraestructuras, Prensa, radio y televisión, Flota mercante, Policía que te defienda, Tribunales idem., Ejército y marina, Embajadas y Oficinas Comerciales que promocionen tus productos,

    1. ….Sin el dogma de que los beneficios extraordinarios sean solo de la empresa y no se repartan con los empleados
      O sea, sin las economías externas que te producimos el resto de la población con nuestro dinero y trabajo, no tendrías ni la empresa ni los beneficios que tienes. No seas gorrón y no vivas a costa del resto de la población, y devuélvenos en impuestos lo que te aportamos, y cae en la cuenta de que la parte de los beneficios que debes a todas estas cosas, no es tuya, sino nuestra.” Las doctrinas neocons del Estado pequeño son la gorronería de la derecha.
      En cuanto al sueldo de los empleados, ocurre los mismo: solo Robinson Crusoe puede sea propietario de todo lo que produce.

  27. A los dudan del milagro de Jesús de la multiplicación de los panes y los peces, les recordaré que, en los años 40, en Extremadura, se dio un milagro parecido que contó con muchos testigos: un comedor social estaba dando de comer arroz a unos necesitados y el arroz no se acababa nunca, mientras quedó alguien sin comer. Pero, como también dice Jesús: Los que no quieren creer, aunque resuciten los muertos tampoco creerán”. Otro milagro que tampoco creerán, a pesar de haber sido certificado por dos notarios y todo el pueblo de Calanda, así como por todo el que conocía a Miguel Pellicer, fue el de la “resurrección” de su pierna amputada. Sería interesante publicar una tesis de todos los milagros que han acontecido a lo largo de la historia, avalados por sus testigos, pero, de nuevo, los que no quieran creerlos no van a hacerlo.

    1. Y el milagro con el profeta, que la viuda de Sarepta empleó su última harina y aceite en hacerle una torta para comer, y cuando marchó la harina y el aceite no se terminaban.

  28. Peces:
    aún están vivos y nadando en el agua y nadie los pescó sacándolos fuera del agua. También pueden haber muerto naturalmente o por alguna causa externa, y aún así siguen siendo peces, en este caso, peces muertos.

    Pescados:
    Peces que han sido sacados fuera del agua, a la cual no regresarán sino que serán consumidos.

  29. Me extraña que nadie comente sobre lo que ya he dicho: que el milagro de la multiplicación se repitió.
    El milagro de los cinco panes y dos peces para dar de comer a cinco mil, sobrando doce canastos, se relata por ejemplo en Juan 6, 1-15.
    El milagro de los siete panes y unos cuantos peces para dar de comer a cuatro mil, sobrando siete canastos, se relata en Marcos 8, 1-10.
    Y por si alguno pensará que el segundo es el mismo que el primero pero con un error por mala memoria, en Marcos 8, 14-21 Jesús hace referencia a ambos.
    No es parábola, es milagro. Ya hay parábolas sobre compartir

    1. Sacapuntas.
      Gracias por el análisis que haces del milagro, vi el pasaje de Marcos, grandioso.
      El Señor Jesucristo Hijo del Padre, da números en la cita del evangelio de Marcos (8:14-21), extraordinario.
      Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo por todos los siglos.

      1. Dice el Señor Jesús: «cuando partí los cinco panes a los cinco mil» y luego «cuando partí los siete las cuatro mil».
        Bendito sea Dios Padre de Nuestro Señor Jesucristo!Gracias Padre.
        Ven Señor Jesús!

        1. El hecho de que de el números de las personas es sobrenatural, cualquiera hubiera dicho, a la muchedumbre, multitud, pero Él supo cuantos eran!. Postrado ante Jesucristo El Señor.
          Bendito sea Dios!

  30. Si hubiese sido repartir, no hubiese sobrado. Aquello fue multiplicación.

    Y sobre todo un signo para que el hombre, siempre tan ciego, creyese.

  31. Francisco es un modernista que se desvive por evidenciarlo.
    Odio visceral a la Misa Tradicional, a los dogmas y a todo lo que perciba católico.

    1. Pues él no es quien para cambiar la doctrina; ni la de Dios ni la de la Iglesia. Van dados los globalistas si creen que Bergoglio va a cambair algo.

  32. Compartir es una obra humana. Multiplicar los panes un milagro divino. JB no cree en milagros divinos pq no cree en nada divino. Esto es una lagitimacion de la utopia y engaño comunista: repartir sin tener què repartir.

  33. El cura de mi parroquia, profesor en el seminario y buen cura por cierto, pero es la excepción, me ofreció, a mi prolongada edad, ingresar en el seminario y hacerme cura. Yo en resumidas cuentas le contesté que no, que tenía miedo de que me hicieran perder la fe.

  34. Bergoglio es un apostata, probablemente el Falso Profeta. Y el que no se da cuenta está ciego.

    No hay más que decir. Siéntase libre de suprimir este comentario. Lo comprendo.

    1. Que Dios nos de discernimiento para permanecer fieles a la verdadera Iglesia fundada por Cristo. Cada vez va a ser más dificil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles