PUBLICIDAD

¿Quién está detrás de Traditionis Custodes?

Traditionis Custodes San Anselmo
|

La creciente influencia de la escuela de San Anselmo podría estar detrás del Motu Proprio de Francisco Traditionis Custodes, apunta Andrea Gagliarducci en Catholic News Agency. Piero Marini, Corrado Maggioni, Andrea Grillo… todos ellos han salido de esta institución cuya influencia, según se dice en los sacros palacios, no ha dejado de crecer. Les ofrecemos el artículo completa, traducido por Secretum Meum Mihi.

La creciente influencia de la escuela litúrgica Sant’Anselmo en el Vaticano

El nuevo secretario y el subsecretario de la Congregación para el Culto Divino del Vaticano han estudiado en el Pontificio Ateneo Sant’Anselmo, un instituto en Roma cuya escuela de liturgia ha tenido una influencia creciente en las normas litúrgicas provenientes del Vaticano.

Creado en 1637, disuelto en 1837 y restaurado por el Papa León XIII en 1887, la sede del Ateneum se encuentra en la histórica Colina Aventino en Roma desde 1896. El Pontificio Instituto Litúrgico del Pontificio Ateneo Sant’Anselmo fue establecido en 1961 por el Papa Juan XXIII y fue confiado a los monjes benedictinos.

La Sede Apostólica lo estableció como la facultad de Sagrada Liturgia del Pontificio Ateneo Sant’Anselmo; se encuentra a pocos metros de la Iglesia Romana de Santa Sabina, donde los pontífices, incluido el Papa Francisco, celebran tradicionalmente la Misa del Miércoles de Ceniza todos los años.

El arzobispo Piero Marini, maestro de ceremonias del Papa para sus viajes en Italia y ex maestro de ceremonias del Papa Juan Pablo II, también es un orgulloso alumno del instituto. Piero Marini es considerado responsable de las extravagantes vestimentas litúrgicas que Juan Pablo II se vio obligado a usar durante sus últimos años. Al entrar en su oficina, el Papa Benedicto XVI inmediatamente trasladó a Marini a la oficina para los Congresos Eucarísticos.

El P. Corrado Maggioni, quien ha estado sirviendo en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos desde 1990 y ahora es subsecretario de la congregación, también estudió en Sant’Anselmo.

Durante las discusiones relacionadas con la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II y su posterior implementación, el Pontificio Instituto se convirtió en un punto de referencia para todos los debates litúrgicos, tomando frecuentemente el lado “progresista”.

Uno de los maestros más destacados del Sant’Anselmo es el teólogo Andrea Grillo, un enérgico defensor del reciente motu proprio Traditionis custodes que derogó la liberalización de la accesibilidad a la Misa de Rito Antiguo hecha por Benedicto XVI.

Entre otras cosas, Grillo ha hecho campaña a favor de imponer un silencio institucional al Papa emérito, y ha atacado repetidamente a los cuatro cardenales que presentaron la dubia sobre la exhortación apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco.

Maggioni y el arzobispo Marini fueron ambos miembros de la comisión que redactó el motu proprio Magnum Principium del 3 de septiembre de 2017, donde el Papa Francisco trasladó las traducciones de los textos litúrgicos a las conferencias episcopales locales; esto puso fin a la política del Vaticano de producir traducciones uniformes.

El cardenal Robert Sarah, entonces prefecto de la congregación, fue marginado de esas discusiones.

Cuando el Vaticano anunció oficialmente que el Papa Francisco nombró al obispo Vittorio Viola como secretario de la Congregación para el Culto Divino, y Mons. Aurelio García Macías como subsecretario, se hizo evidente para los entendidos que el más liberal Instituto Sant’Anselmo había tomado el control de la mayoría de los asuntos litúrgicos.

Los observadores afirman que los alumnos y profesores del Sant’Anselmo están ahora en todas partes. Mons. Maurizio Barba, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, enseña allí. Y también el carmelita fray Giuseppe Midili, que actualmente es el director de la oficina litúrgica del vicariato de Roma.

Midili es candidato a suceder a Mons. Guido Marini como maestro de ceremonias del Papa. Otro candidato para el puesto es el P. Pietro Muroni, decano de la facultad de teología de la Pontificia Universidad Urbaniana y consultor de la Oficina para las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. También él estudió en el Sant’Anselmo.

Hay excepciones a las opiniones de los exalumnos del instituto; Mons. Guido Marini, también alumno del instituto, ha hecho un gran esfuerzo por equilibrar la tradición y la innovación como maestro de ceremonias del Papa Francisco.

Pero la creciente influencia de las posiciones del Sant’Anselmo en cuestiones litúrgicas no ha pasado inadvertida entre las filas de la curia. Y algunos conocedores dicen que la cohorte del instituto está detrás del motu proprio Traditionis Custodes del Papa Francisco, que derogó la liberación de la celebración de las Misas según el misal de 1962 del Papa Juan XXIII.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

11 comentarios en “¿Quién está detrás de Traditionis Custodes?
    1. Detrás están poderes i n f e r n a l e s,…. y básicamente Detrás está Berg, capo dei capi.

      Observo cómo se está intentando buscar un chivo expiatorio diferente de Berg (los «anselmianos» del Aventino) para cargarle las culpas del documento y exculpar a Berg como si éste firmase en barbecho. Berg tendría que ser rematadamente subnormal para firmar este decreto (y otros) sin leerlo siquiera, y sabemos cómo piensa sobre el particular desde antes de cualquier encuesta. Berg es responsable máximo del estropicio y es consciente plenamente de ello. Los asesores, como el ayudante del verdugo, son también responsables, pero el capo dei capi es Berg. Y el decreto es criatura suya.

      No nos dejemos engañar: Es el mismo modus operandi de cuando 1970, intentando exculpar a Pablo VI y cargando las culpas a Bugnini…. que también las tenía y muchas. Pero el capo dei capi, consciente al 100% era Pablo VI, y sus criaturas…. las padecemos aún.

      1. XRada, el pobre Montini fue un muñeco de la masonería desde que era niño fue abusado, homosexualizado y chantajeado para ello antes de infiltrarlo para altos cargos dentro de la Iglesia. Pero en un momento se plantó y se negó a destruir aún mas la iglesia, seguramente por inspiración del Espiritu Santo. Los papas posteriores, como Montini, han estado rodeados de enemigos de la Iglesia. Por eso a JP primero le pasó lo que le pasó, JPII viajaba mucho para salir de la opresion de Roma y BXVI fue aplastado por ellos. Pero todos ellos se resistieron con la ayuda del Espiritu Santo.

        Los masones necesitaban un papa falso sobre el que no descendiera el Espiritu Santo. El resto es conocido.

        1. Pero cuando tenía que ponerse terco, y llevar adelante el plan, de arzobispo en Venecia o de Papa, no le temblaba el pulso, como al actual. Ese hombre no era ningún pelele (leyenda rosa), sino el capo. Igual que ahora.

  1. Y hay que añadir a muchos obispos, religiosos y clero en Argentina que odian profundamente lo tradicional y rabian contra los lefebvristas.
    ¿ O ya no nos acordamos quiénes fueron los que pidieron la interpretación de Amoris Laetitia a favor de dar la comunión (sacrílegamente) a divorciados con una nueva pareja?

  2. Insisto; es la secta de la masonería dentro de la Iglesia, de allí viene la demolición. La masonería eclesial, la misma que menciona la Beata Ana Catalina Emmerich en sus profecías.

  3. Realmente es necesario esa proliferación de cargos, todos ellos nombrados a dedo, que hacen que el gobierno De la Iglesia se parezca a la más fastuosa corte del mayor emperador del mundo?

  4. Estimados, hay una confusión creada a propósito para distraer la atención de los problemas reales a resolución como por ejemplo el denominado Sínodo Alemán, las bendiciones a determinadas situaciones, la Eucaristía a los abortistas, los abusos sexuales, el caso Becciú, la situación económica de la Iglesia y los demás que agreguen, por ejemplo la reforma parroquial de Mons. Omella.
    El tema que el uso de determinado rito pueda ser entendido en forma generalizada como un rechazo al Concilio es un argumento por lo menos inflado, no tiene prueba alguna en el documento y no pasa de ser una presunción o una sensación.
    Las acciones se verán en los resultados o lo que acontezca, lo que ha generado es otra controversia más, inútil, justo en el momento en que el ataque del mundo contra Cristo arrecia y las persecuciones se ven cotidianamente, otro lío, otra división, otro partido sin final…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles