PUBLICIDAD

Los obispos de Costa Rica prohíben la Misa Tradicional en todo el país

Costa Rica Misa Tradicional
|

«Ningún presbítero tiene autorización para seguir celebrando según la liturgia antigua». También prohíben las oraciones, vestiduras o ritos que eran propios de la liturgia anterior.

Ayer conocíamos como un obispo de Puerto Rico iba más allá del Motu Proprio de Francisco, por el que abrogaba el Summorum Pontificum de Benedicto XVI, y decretaba la prohibición de la Misa Tradicional en su diócesis, la de Mayagüez. Hoy, un país entero ha seguido ese camino: Costa Rica.

La Conferencia Episcopal de Costa Rica ha emitido un comunicado a través de Facebook, firmado por el presidente, el vicepresidente y el secretario general del episcopado por el que prohíben la celebración de la Misa Tradicional.

“En estos dos documentos se percibe la más exquisita eclesiología”, escriben los prelados en referencia al Motu Proprio ‘Traditionis Custodes’ y a la carta a los obispos que lo acompaña. “No sólo se recuerda que “Custodios de la tradición, los obispos, en comunión con el Obispo de Roma, constituyen el principio visible y el fundamento de la unidad en sus iglesias particulares”, sino que los mismos textos fueron redactados en esa lógica de comunión. Lo que el Romano Pontífice ha publicado es el resultado de un proceso sinodal en el que también ha participado nuestra Conferencia Episcopal de Costa Rica”, explican los obispos costarricenses.

“En efecto, éste es un tema que desde hace tiempo ha ocupado la atención de los Obispos de la Conferencia Episcopal de Costa Rica. Ha sido reflexionado en los niveles diocesanos, donde cada uno de nosotros ha realizado su propio discernimiento escuchando las distintas voces e inquietudes que se han presentado. Pero también lo hemos tratado de manera colegiada, abriendo incluso nuestras consideraciones a las instancias de la comunión universal de la Iglesia”, continúan.

“Corroboramos que en la Conferencia Episcopal de Costa Rica se han dado las circunstancias que llevaron al Papa Francisco a intervenir en esta temática”, dicen citando el siguiente extracto del motu proprio:

(…) la intención pastoral de mis predecesores, que pretendían «hacer todos los esfuerzos para que a todos aquellos que tienen verdaderamente el deseo de la unidad se les haga posible permanecer en esta unidad o reencontrarla de nuevo» [12], ha sido a menudo gravemente ignorada. Una oportunidad ofrecida por san Juan Pablo II y con mayor magnanimidad aún por Benedicto XVI para restaurar la unidad del cuerpo eclesial, respetando las diversas sensibilidades litúrgicas, ha sido aprovechada para aumentar las distancias, endurecer las diferencias y construir oposiciones que hieren a la Iglesia y dificultan su progreso, exponiéndola al riesgo de la división.

Como fruto del “discernimiento pastoral” que han realizado “en comunión con muchos otros fieles”, los obispos de Costa Rica están convencidos “de que no hay justificación objetiva para que se emplee entre nosotros la liturgia anterior a la reforma de 1970”.

“Quienes manifiestan afinidad por las formas antiguas no siempre expresan su valoración acerca de la “validez y la legitimidad de la reforma litúrgica, de los dictados del Concilio Vaticano II y del Magisterio de los Sumos Pontífices””, dicen citando Traditionis Custodes.

“Con afirmaciones a veces discretas o comentarios directamente ofensivos ponen en entredicho la “santidad del nuevo rito” (Summorum Pontificum). No buscan la sinergia que daría validez teológico-pastoral a sus preferencias rituales”, añaden los obispos.

“Al quedar “abrogadas las normas, instrucciones, concesiones y costumbres anteriores”, en adelante no se autoriza el uso del Missale Romanum de 1962 ni de ninguna otra de las expresiones de la liturgia anterior a 1970”, decretan los prelados costarricenses. Los obispos dejan claro “que ya ningún presbítero tiene autorización para seguir celebrando según la liturgia antigua”.

“De acuerdo con estas disposiciones, “sean educados los seminaristas los nuevos presbíteros”. Su formación debe estar claramente dirigida a la valoración y práctica de la liturgia repristinada por el Concilio Vaticano II, que es “la única expresión de la lex orandi del Rito Romano””, indican.

“Además, la Conferencia Episcopal de Costa Rica se une al dolor y reprobación que otrora fueron expresados por Benedicto XVI y ahora son replicados por el Papa Francisco: es necesario celebrar según las indicaciones dadas por los distintos libros litúrgicos, de manera que se mantenga el carácter sagrado y cultual, cuya ausencia algunos reclaman con justa razón. Es claro que la liturgia reformada por el Concilio Vaticano II tiene todas las condiciones para elevar al ser humano y fortalecer su vida espiritual, al tiempo que responde de manera equilibrada a las auténticas necesidades antropológicas y culturales del orante de nuestros tiempos. Tan sólo es necesaria una adecuada aplicación de las normas, orientaciones y posibilidades que dan los libros litúrgicos”, señala el episcopado de Costa Rica.

“De manera particular, hoy debemos recordar que nuestra liturgia, celebrada según los libros promulgados por los santos Pablo VI y Juan Pablo II, debe preservarse de cualquier elemento proveniente de las formas antiguas. En nuestras celebraciones no deben introducirse las oraciones, vestiduras o ritos que eran propios de la liturgia anterior a la reforma de 1970”, establecen los prelados.

Costa Rica se convierte así en el primer país en prohibir la Misa Tradicional.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

23 comentarios en “Los obispos de Costa Rica prohíben la Misa Tradicional en todo el país
  1. ¡Hasta las vestiduras prohíben! Es lamentable la pobreza intelectual y espiritual de estos obispos.
    De todas formas esa forma de prohibir las cosas es del todo ilegal e inválida.

    1. También me llamaron la atención sus rostros y la expresión de sus ojos, muchos de ellos puro orgullo, vanidad y sensualidad, otros vacíos e otros indiferentes. ¡¡¡Eso es triste!!!

  2. Pues yo disiento totalmente de los que presentan estas decisiones episcopales como un «ir más allá». No van más allá aplican el engendro producido por Francisco de acuerdo con la mente de Francisco. Ni más ni menos.

  3. Prohibir por prohibir. Y aun hay mentes clericaloides que no ven el claro abuso de poder. En fin, es una prohibición nula de pleno derecho. Si fuera sacerdote costarricense celebraría en privado por el rito antiguo sin ningún escrúpulo. Si fuera un fiel dentro de un grupo ya estaría hablando con la FSSPX para pedirles que envíen un sacerdote de Centro América a nuestro país.

    1. ¿Pues no que desde mayo del 68 estaba prohibido prohibir? Parece que sea la primavera de las prohibiciones.
      ¿En la isla se celebraba en la forma extraordinaria? ¿Hay sacerdotes que sepan celebrar en ese forma? ¿Hay copias del misal de JXXIII? Pues deberán cuidarlos, e impedir que se pierdan o sean secuestrados. Y si hay sacerdotes que sepan celebrar, deben hacer lo posible por trasmitir ese conocimiento a sacerdotes jóvenes, que tal vez deseen y quieran celebrar, por lo menos los primeros viernes o en cualquier momento a solas.

      1. Libertad religiosa para todos…
        Excepto para ser católicos tradicionales, la única forma de ser católico de toda la vida.
        Pues he aquí que Trento los condena con el anatema de excomunión.
        Aquí no cabe ya la h3rejia material por ignorancia invencible, es todo h3rejia formal porque conociendo cuál es el delito, lo cometen.
        Quieren ser anglicanos, pues que sean tan h3rejes y cis mat icos como sus hermanos anglicanos.
        Adúlteros del culto verdadero.

  4. Grandes IGNORANTES!!! Ellos qué saben! Y ya sabemos lo atrevida que es la ignorancia….. Obispos PALETOS!!! No hay más que ver sus caras…

  5. Pero que estúpidos e ignorantes, juntan como decimos en España, las ovejas churras con merinas, el atajo de «vigilantes», que todos ellos no juntarán la sabiduría de un juntaletras. A mí, lo de la Liturgia tradicional, me es indiferente, sin querer hacer más daño a aquellas que la conocen y gustan. Pero es que esa tropa de troles mentecatos, que viven a cuerpo de rey a costa de «sus» sacerdotes y los fieles, los cuales, les derivan los emolumentos para que puedan vivir, se atreven a prohibir derechos adquiridos!!! Pues que empiecen a dar ejemplo, sólo serán creíbles cuando dejen de usar sus «coronas» (mitras), sombrero de oda a la soberbia para reconocer al primus interpares.
    Lástima de que Dios no os sujete, pero tranquilos ya lo haréis en vuestros cuerpos y almas. Lo que todo un DIOS no se atreve a tocar, la Sacrosanta libertad, ellos la desprecian. Pues con la medida que midais así is medirán soberanos ignorantes.

  6. Pero recordèmoslo bien. La prohibición sólo rige….dentro de su jurisdicción. Y, gracias a Dios, no todas las misas tradicionales caen dentro de la jurisdicción de estos señores.

    Máxime, dada la inicuidad del decreto y la obligación de resistencia, la prohibición… y las represalias… son nulas de pleno derecho.

    …..Estos obispos reclaman huracanes en su litoral, al parecer…..

  7. Si el nivel episcopal ya de sí y en general, es malo; en sudamerica bate ya records de cretinismo, estupidez y baboseo……tal y como ha dicho otro comentarista, no hay más que ver la pinta de los interfectos, para muestra un botón. No es extraño pues, que la otrora devota, fiel y leal Sudamerica, se estén pasando masivamente a cultos Protestantes en sus más variadas formas y colores………y es que es bastante evidente que un puñado de ciegos y además lerdos no pueden guiar a otros ciegos, a los cuales han contribuido sobremanera, a acrecentar su estupidez y analfabetismo religioso. Maranatha Señor Jesús…..

  8. Discernimiento, sinodalidad, bla bla bla…
    Ya pueden ir por su paga a Berg-olor-a-lobo. Un documento episcopal que sólo demuestra lo despóticos, arrastrados y genuflexos que los humanos pueden llegar a ser.

    1. Los humanos no, los estúpidos, que además si son ambiciosos duplican o triplican sus méritos…….y si encima son progres y de lzquierda…….pa que contarte

  9. Denota un ODIO a Dios, esos mismos Obispos pidieron hace poco mas de un año que se les diera a los homosexuales una ley de convivencia civil, o sea una ley de concubinato, ADEMAS, estoy seguro que hay grupos de fieles de misa Rito Extra Ordinario, están mintiendo descaradamente!

  10. La fotografía de estos lacayos lo dice todo. No hay más que observarlos y se darán cuenta de su bajeza, su actitud y su ignorancia que les fluye de sus feas caras.

  11. Sorprende sobremanera que pueda prohibirse de buena fe una forma del rito romano que por siglos han celebrado tantos santos…

    La Tradición es fuente de revelación, al igual que la Sagrada Escritura. Y de esa tradición forma parte eminente la liturgia. Pretender la derogación de esta última con disposiciones normativas es inválido, como lo sería suprimir una sola letra del Evangelio.

    Se trata de un abuso de poder, injustificable desde cualquier punto de vista. No vale decir en contra que con la supresión del rito antiguo se sale al paso de los negadores del CVII. ¿Dónde queda el tan traído y llevado «diálogo»? Lo que hay que hacer es argumentar contra tales negadores: claro, si se tienen argumentos…

  12. Pues se han dado prisa y han mostrado un entusiasmo por tan injusta medida que solo se me ocurre calificarles de réprobos. Y muy probablemente, lo sean.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles