PUBLICIDAD

Arrecian las críticas al Papa desde la izquierda católica

Papa izquierdaEl Papa Francisco de espaldas.
|

El ala progresista de la Iglesia, los mismos comentaristas que deploraban las actitudes ‘ultraconservadoras’ de Juan Pablo II y llamaban invariablemente a Benedicto XVI por su apellido alemán (y, antes, el Panzerkardinal), nunca hicieron un secreto del hecho de que consideraban a Francisco “su” Papa. Pero la luna de miel está acabando, y la decepción con el Papa de algunos de la «izquierda» eclesial empieza a mostrarse.

El difunto cardenal belga Gotfried Danneels explicaba con bastante cinismo en su biografía cómo lo que él mismo llamaba ‘la mafia de San Galo’ -un grupo de cardenales progresistas que se reunían en la diócesis suiza regularmente- había seleccionado al cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, como su candidato para suceder a Juan Pablo II y, tras un primer fracaso, a Benedicto XVI.

Y no cabe duda de que Francisco, que apareció en la loggia vaticana junto al propio Danneels, ha dado grandes alegrías a quienes quieren completar el acercamiento al mundo iniciado por el Concilio Vaticano II en la dirección deseada, empezando por aquel “yo nunca he sido de derechas” de una primera entrevista en La Civiltà Cattolica y continuando por su entusiasta padrinazgo de algunas de las causas favoritas de la modernidad, como la migración masiva o el Cambio Climático.

Pero poco a poco el entusiasmo de los renovadores se ha ido enfriando, cristalizando en un sentimiento generalizado de frustración a medida que observaban que el Papa “amagaba, pero no daba” en temas que ellos consideran claves, como todos los que se están revisando en el llamado ‘camino sinodal’ alemán, un desafío a Roma iniciado por sus antaño más decididos partidarios.

La primera gran decepción pública llegó con ‘Querida Amazonia’, el documento postsinodal que daba carpetazo al proyecto a futuro de un sacerdocio femenino y disipaba esperanzas sobre una hipotética abolición del celibato sacerdotal obligatorio.

Llovieron expresiones de decepción, pero la sangre retórica no llegó al río. Ahora, en cambio, las críticas se hacen más duras. La última y de mayor peso ha aparecido en el ‘diario amigo’, La Repubblica, y de mano de la figura más importante de la llamada Escuela de Bolonia, el grupo de teólogos que considera que el pasado concilio cortó lazos con la Iglesia del pasado, inaugurando lo que que en la práctica puede considerarse un cristianismo nuevo.

Alberto Melloni desgrana un verdadero memorial de agravios, en el que llega a avisar al Papa -a quien llega a acusar de ‘autoritario’- de que cuando, recientemente, el cardenal Marx envió al Papa una carta abierta solicitando su renuncia al arzobispado de Munich y Frisinga (rechazada, finalmente), en realidad el alemán estaba entre líneas pidiendo la renuncia del propio pontífice.

Melloni carga contra el reciente decreto que obliga a dimitir a los líderes de nuevos movimientos tras diez años en el cargo, una medida que suena a defenestración masiva. Uno de los que, en teoría, debería verse afectado por la nueva norma es uno de los más abiertos apoyos del Papa, Andrea Riccardi, líder histórico de la Comunidad de San Egidio, que precisamente acaba de publicar ‘Arde la Iglesia: crisis y futuro del cristianismo’, en el que puede leerse: “En su actual soledad, el Papa se encuentra obligado a tener que constatar amargamente que su pontificado, ya desde hace tiempo, se precipita hacia un doloroso fracaso”.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

17 comentarios en “Arrecian las críticas al Papa desde la izquierda católica
    1. No sólo él: toda la Iglesia naufraga con Francisco. Pero el bamboleo empezó a la muerte de Pío XII. Prueba de ello es que se niegan a beatificarlo, siendo de todos el único santo.

      1. Pues una luna de miel de 8 años, ya quisieran tenerla los matrimonios.
        Pues las amenazas se comprobará si son tales si empiezan a caer los protegidos, por ejemplo, Zanchetta, esa es la prueba del algodón. De lo contrario, no tienen ningún poder y la acusación de autoritario se comprobaría.

  1. Este Papa no gusta ni a los progresistas ni a los fieles a la doctrina. Y lo grave no es que guste o no, sino el daño que se hace a la doctrina, la espiritualidad y la moral de muchos. Francisco debería centrarse en la verdadera doctrina, en fidelidad a sus predecesores, y entonces podría hacer mucho bien a la Iglesia.

    1. Si Bergoglio quisiera enderezar el camino, le tomaría mucho tiempo para rectificar sus 4p05t4c145, bl45f3m145, y h3re6145, algo casi imposible en la figura 3n6r31d4 de este hombre. El d4ñ0 ya está hecho, o mejor, el daño cada vez es peor.

  2. El propio titular del artículo considera al papa como un político más, con su búsqueda de apoyos para no caer. Pero no es así en la Iglesia. El papa no necesita ni un solo apoyo de nadie para gobernar la institución fundada por Jesucristo. No puede ser destituido por una votación. Por eso, los apoyos, en su caso, sólo tienen un valor muy pequeño, únicamente moral, si se quiere. Podría gobernar en contra de toda la jerarquía e incluso de todos los feligreses. Desde luego, la feligresía conservadora no le va a apoyar haga lo que haga, y me consta que tampoco busca su apoyo, pero sí que ha deseado ser considerado un líder más de la izquierda mundial y la falta de ese reconocimiento por parte de los enemigos de Dios y de la Iglesia le puede escocer en un momento dado, pero en cuanto a moverle de la silla de Pedro, no corre el más mínimo riesgo.

    1. Realmente este hombre es papa auténtico?
      A la luz de los hechos, se deduce que no lo es. Bien lo dijo San Francisco de Asís. Dos papas, uno no elegido canónicamente.
      Que viva BENEDICTO XVI, el de Jesús!!!

  3. Cuando el Papa se ha ido metiendo más en su papel (le ha costado, durante mucho tiempo, años, parecía que se consideraba a sí mismo sólo el «obispo de Roma») los enemigos de la Iglesia de siempre le atacan
    Por esos ataques, los católicos debemos defenderle

    1. Cuando el papa (¿?)… Defenderle?
      Vaya, vaya. Los masones, los LGBTEROS, los proabortistas, pachamamicos y demás, son quienes defienden al que no es de Jesús.
      Que viva el papa Benedicto XVI !!! El de Jesús.

    2. Cuando el papa (¿?)… Defenderle?
      Vaya, vaya. Los masones, los LGBTEROS, los proabortistas, pachamamicos y demás, son quienes defienden al que no es de Jesús.
      Que viva el papa Benedicto XVI !!! El de Jesús.

  4. Solito se ha metido en todos los charcos que no debía meterse desatendiendo lo verdaderamente importante. Quería ser un papa cool haciéndose el ecológico, migracionista y gay-friendly, con mensajes simplones en un lenguaje cantinflesco. Lo único que consigue que se vacíen las iglesias y que sus supuestos aliados le repudien porque siempre lo van a ver «demasiado rígido».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles