PUBLICIDAD

El Papa alerta del «peligro» de los seminaristas rígidos

RigidezVatican Media
|

El Papa ha advertido a los obispos italianos del gran «peligro» de la rigidez. «Hemos visto con frecuencia seminaristas que parecían buenos, pero rígidos. Y la rigidez no es del buen espíritu», les dijo el Pontífice.

En un discurso del que sabemos muy poco, unos minutos, ya que la retransmisión fue interrumpida por Vatican News, Francisco se dirigió a los alrededor de 200 prelados que forman la Conferencia Episcopal de Italia al inicio de su Asamblea Plenaria.

El Papa, como parte del episcopado italiano, ya que es el obispo de Roma, habló tras el cardenal Gualtiero Bassetti, presidente de la CEI, quien agradeció al Santo Padre su presencia en el Hotel Ergife Palace, cinco kilómetros al oeste del Vaticano, donde está trascurriendo el encuentro.

Francisco, en discurso improvisado, habló sobre tres cuestiones: los tribunales, los seminarios y el sínodo. Sobre los tribunales, el Papa indicó que se estaban dando buenos pasos.

La segunda cosa de la que habló fueron los seminarios. «En este momento hay un peligro muy grande», señaló Su Santidad, «equivocarse en la formación y también equivocarse en la potencia de la misión de los seminaristas».

«Hemos visto con frecuencia seminaristas que parecían buenos, pero rígidos. Y la rigidez no es del buen espíritu», aseguró el Papa ante los obispos de Italia. Además, explicó que se ve que, detrás de la rigidez, «hay grandes problemas».

«Seminaristas recibidos sin pedir información”, que vienen a través de una congregación religiosa u otra diócesi “y después la formación, sobre esto el cardenal presidente ha recibido una carta del prefecto del Clero sobre la preocupación de la formación sacerdotal», añadió.

El tercer tema sería el sínodo. Francisco animó a la Iglesia italiana a iniciar un sínodo nacional el pasado 30 de enero. «He mencionado la Conferencia de Florencia. Después de cinco años, la Iglesia italiana debe volver a la Conferencia de Florencia, e iniciar un proceso de Sínodo nacional, comunidad por comunidad, diócesis por diócesis: también este proceso será una catequesis. En la Conferencia de Florencia se intuye precisamente el camino a seguir en este Sínodo. Retomarlo, ahora. Es el momento. Y empezar a caminar», dijo el Papa en un encuentro con la Oficina Nacional de Catequesis.

Hoy ha vuelto a mencionar el Congreso de Florencia. El Santo Padre cree que el sínodo debe hacerse bajo el espíritu de ese encuentro en Florencia, donde el Papa dio un extenso discurso. Hay una actitud que nos pasa a todos, «en la CEI sucede también», que es la «amnesia». «Perdemos la memoria de aquello que hemos hecho», y «una de las cosas en la que hemos perdido la memoria es Florencia», indicó el Papa a los obispos en referencia a ese encuentro de hace casi seis años.

El Papa, el 10 de noviembre de 2015, dijo al final de su discurso en el Congreso de la Iglesia italiana en Florencia:

«Me gusta una Iglesia italiana inquieta, cada vez más cercana a los abandonados, los olvidados, los imperfectos. Deseo una Iglesia alegre con rostro de madre, que comprenda, acompañe, acaricie. Soñad también vosotros con esta Iglesia, creed en ella, innovad con libertad»

«Si bien no me toca a mí decir cómo realizar hoy este sueño, permitidme sólo dejaros una indicación para los próximos años: en cada comunidad, en cada parroquia e institución, en cada diócesis y circunscripción, en cada región, tratad de iniciar, de forma sinodal, una profundización de la Evangelii gaudium, para sacar para sacar de ella criterios prácticos y poner en práctica sus disposiciones».

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

69 comentarios en “El Papa alerta del «peligro» de los seminaristas rígidos
  1. Yo leo otra cosa:

    El Papa ha confesado a los obispos italianos el gran «peligro» de la laxitud. «Hemos visto con frecuencia seminaristas que parecían buenos, pero laxos y condescendientes. Y la permisividad no es del buen espíritu», les dijo el Pontífice.

    1. «Es el tiempo de testimoniar la misericordia más que de inculcar reglas y normas. ¡Es el tiempo del Paráclito!»

      No necesitamos a los rígidos. Necesitamos seminaristas y sacerdotes que imiten a Cristo, no a los fariseos.

          1. xxx, igual que Egge, dice «Gracias Señor porque yo no soy como esos fariseos». Un fariseo que acusa a otros de eso mismo.

          2. Te acaba de explicar XXX que los fariseos se gloriaban de serlo. Entonces, no cuadra con tu deducción.

            Siempre te das por aludido ¿porque será?

          3. Egge, los fariseos se jactaban de no ser como otros.

            Dice la Biblia: » El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano».

            El credo de Egge dice: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros, tradicionalistas, lefrebvistas, fundamentalistas, sofistas, trileros…»

            No parece que haya mucha diferencia.

            La figura bíblica del fariseo es introspectiva, se trata de reflexionar acerca del fariseo que cada tiene dentro. Cundo el término se emplea como ariete, he ahí al fariseo, que se cree más y mejor que el resto».

          4. No se jactaban de no ser publicanos. Yo me declaro publicano de arriba a abajo.

            Ergo no puedo ser fariseo. Esa es su escuela aunque quiera esconderlo.

          5. Falta una coma:

            «No, se jactaban de no ser publicanos», quería decir.

            Hidaspes:

            El fariseo dice lo que dice: «adulteros, ladrones, injustos, publicanos».

            Tu transcripción manipuladora vuelve a mostrar que eres un sofista trilero.

            Cambias el sentido de los textos. Y allí tienes la prueba.

            Cada vez me sorprendo más de la veracidad de esa intuición que tuve al leerte por primera vez.

            Pensé: «parece un sofista trilero; veamos con el tiempo».

            Y hoy, con tu burda manipulación de las escrituras, tengo la prueba definitiva.

            Y a pesar de eso, me caes bien porque intuyo también un buen corazón (algo rígido para mi gusto, pero cada uno es como es) aunque a veces te pasas de juez, legalista, belicista, islamófobo y desaprensivo con los excluidos. Incluso con los que se ahogan por no se que narices de que lo primero es aplicar el derecho marítimo.

          6. Egge, mejor me lo pone.

            Dice la Biblia: » El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano».

            El credo de Egge dice: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros, tradicionalistas, lefrebvistas, fundamentalistas, sofistas, trileros, legalistas, belicistas, islamófobos y desaprensivos «.

            Egge ya tuvo problemas en otros foros católicos por su costumbre de manipular y etiquetar al resto.

          7. Hidaspes:

            No se te entiende. Vuelves a manipular burdamente el Evangelio y te quedas tan ancho.

            Tu reinterpretación me resulta irrisoria. Como comprenderás me quedo con la original que es palabra de Dios. Las de Hidaspes se las lleva el viento…

            Porque no sólo eres un sofista trilero sino que mientes con total descaro: no he tenido ningún problema en otros foros católicos.

            Entre otras cosas porque apenas he participado en alguno.

          8. Egge, por cierto, el rescate urgente es algo muy sabiamente regulado en el Derecho Internacional del Mar.

            Eso suponiendo que su preocupación sea eso, el rescate. Si usted lo que pretende es que llamemos «rescate» a un barco esclavista que trafica con personas, eso otros no se lo compramos. Allá usted, quizás engañe a algún incauto con semejante cinismo «pseudohumanitario», pero el resto seguiremos llamando a las cosas por su nombre.

          9. Usted mismo; mientras debaten leyes marítimas y conceptos calificativos, no tienen ni tiempo ni deseo alguno de ayudar a los 120 que se ahogaron recientemente porque lo fundamental es determinar que ley se ha de aplicar e investigar si actuaron traficantes o no. Que se ahoguen es para un ideólogo materia secundaria.

            Cuanto más habla, más se delata.

          10. El problema de los fariseos es que no procuraban la conversión sino la selección.
            Esto traía como consecuencia lo que dijo Jesús, que los nuevos adeptos fueran peores que sus antecesores.
            Otras cosas que les reprochaba Jesús en su diatriba contra los fariseos es que eran hipócritas, pues no creían en lo que es predicaban (hablaban de Dios y creían en el poder y el dinero), que no creían en él al Mesías y no sólo eso, tampoco a Juan como profeta y precursor, cuando todos los demás lo creían y aunque no lo dijo Jesús, posiblemente también por haber convertido el judaísmo en un signo identitario solo del pueblo judío, cuando la fe de Abraham había estado antes abierta a los gentiles

      1. Egge, es que otra vez no sé a qué se refiere con «rígidos». Como tampoco entiendo qué significa «sinodalidad», o el «nuevo Pentecostés» o la «una nueva primavera del Evangelio». A mi que alguien me lo explique. Y, sobre todo, ante la falta de vocaciones existentes, no entiendo el afán por insultar a muchos seminaristas. ¿Por qué dice eso? Yo tengo una teoría sobre ello. Y es que las nuevas generaciones ya vemos que el Vaticano II y la «primavera del Concilio» no aportan nada, que es todo una engañifa, que el «somos pocos pero mejores» no es para nada cierto. Y están empezando a explorar la Tradición de la Iglesia, la sotana o la doctrina de siempre. Mientras, la generación de «prohibido prohibir» se va muriendo y sus verborrea no atrae a nadie. Siguen anclados en una Iglesia que no existe (el sacerdote que regaña en el confesionario, lods seminaristas que se meten en el clero para buscar poder). Por ejemplo, eso ya no existe. Si acaso en un tiempo ya pasado.

        1. Ya nadie busca meterse a sacerdote para ganar poder. Es más, en occidente, al cura se le ve con sospecha y muchos países se le persigue. Así que no vengamos con tonterías. A veces pienso que para esta gente, San Pablo era muy rígido

          1. Para saber que es un rígido busca los pasajes evangélicos de Cristo con los doctores de la ley y los fariseos.

            Verás lo que les dice. Eso es lo que no quiere Francisco; y cualquier cristiano que siga al Mesías, tampoco. Si Él lo condenó, debemos imitarle.

            San Pablo fue un rígido de lo más estricto antes de su conversión. Cumplía la ley a rajatabla.

          2. Egge, antes de su conversión San Pablo cumplía leyes, no de las Cristo; las de Cristo las cumplió muy celosamente.

            La Iglesia tiene leyes y normas, inspiradas por Dios.

          3. Cumplía con las leyes judaicas que incluyen los 10 mandamientos. Y las cumplía a rajatabla y con corazón de piedra; con extrema rigidez.

            La ley de Cristo transforma la ley de su tradición judía, la cual no rechaza, sino que la renueva. Y precisamente lo que estaba impuesto rígidamente en piedra (la ley con sus mandamientos), la transmuta para que se inscriba en un corazón de carne (la misma ley con sus mandamientos). Y esa transformación es el paso de comprender la ley como esclavo (normas) a comprenderla como hijo (consejos, palabras de un padre que te ama).

            El matiz es importante porque la ley es la misma, pero vivida de forma diferente.

            San Pablo es paradigma de esa transformación de rígido fariseo- juez a cristiano caritativo y misericordioso.

            De eso habla el Papa y es absolutamente evangélico. Yo diría que fundamental para entender que es el cristianismo, que nace del judaísmo pero lo trasciende.

          4. La ley fundamental del cristiano es «Amarás a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo.» Síntesis de toda la ley según nos enseño Cristo. Para toda la Iglesia.

            No contradice los 10 mandamientos, sino que esclarece su significado más profundo.

          5. Entender la Iglesia como un sistema de leyes y normas es entenderla mal.

            Las tiene, pero no es su fundamento. La esencia es la caridad. «Ama y haz lo que quieras». El que ama y es caritativo de forma plena vive las leyes y normas de forma espontanea, no siendo ya obligaciones que pide un amo, sino actos de amor de un hijo que cumple la voluntad de su Padre.

          6. Egge, la caridad no se opone a las normas y dogmas de la Iglesia. Son nociones indisolubles.

          7. Pesadito eres. Nadie niega eso. No son indisolubles; están relacionados y por motivos humanos con cierta imperfección.

            No los dogmas; pero de las normas habría mucho que decir. No en vano se han modificado a lo largo de la historia.

            Lo que no es soluble es caridad y rigidez farisaica. Se repelen.

          8. Egge, Caridad y Verdad son indisolubles, es la expresión empleada por el Obispo Munilla.

            Seguro que entiende usted que me fie más del criterio de Munilla que del suyo.

          9. Si, lo entiendo. Aunque mezcla: primero relaciona caridad con normas y luego verdad con caridad. No es lo mismo, pero seguir sería entrar en debates bizantinos.

            Yo me fío más del Papa y BXVI que de Munilla. Cuestión de gustos.

        2. Vamos a ver la forma de dejarlo todo seco y muerto; a ver si conseguimos hacer de todo esto un desierto espiritual, un erial bien seco, que si es posible no vuelva a crecer nada o al menos tardará mucho porque contra Dios ya sabemos que no podemos; de momento vamos a desacreditar lo máximo posible a todos los sacerdotes y por supuesto vamos a decir que los seminaristas que hay no valen; con un poco de suerte, después de vaciar los seminarios no entrará ninguno más. También deberiamos cargarnos a las monjas que rezan demasiado; una buena forma sería intervenirlas para que no puedan decidir por sí mismas y reagruparlas en federaciones para tomar las decisiones más facilmente afectandolas a todas para cerrar también todos los conventos

  2. Claro, el cisma alemán, los abusos sexuales, la pérdida progresiva de fieles en América y Europa occidental, la expulsión de nuestra fe de la vida pública y de las escuelas… Todo eso es consecuencia de seminaristas rígidos o más bien consecuencia de seminaristas en extremo laxos?

  3. El Papa Francisco, mientras calla ante los desmanes de Alemania, ante el aborto o el lgtbi, y tantas otras cosas, en cambio insiste otra vez con sus diatribas contra los seminaristas y sacerdotes de recta doctrina y celo pastoral, a los que falta el respeto al llamarlos «rígidos.»
    Y también es lamentable que Francisco fomenta la sinodalidad, para implementar la ideología de la Iglesia profunda.

    1. Los que no estamos de acuerdo con la «Iglesia de Francisco» somos descalificados; pero la Iglesia no es de Francisco, sino de Cristo. El Papa argentino debería ser su servidor, y obedecer el magisterio de sus predecesores, pero en vez de eso prefiere ir por libre para cambiar la Iglesia.

      1. No es cierto.

        La Iglesia no es de Francisco; Francisco es el Vicario de Cristo por voluntad del Espíritu Santo.

        Y usted debería mostrar, al menos, religioso respeto tal como enseña nuestro magisterio, en vez de estar todo el día criticando cada una de sus palabras. Quizás no se de cuenta, pero esa permanente falta de respeto resulta escandaloso en un sacerdote. Además de chocante.

        Por aquí, retan a que mencione un sacerdote rígido, y lamento decirle que usted me parece uno de ellos. Porque no es normal que todo lo que diga Francisco, todo, sea criticable y un «error teológico». Tanto pensamiento unilateral, sin posibilidad de ver algo positivo, muestra rigidez.

        1. Egge, lo de «por voluntad del Espíritu Santo» ya se lo han aclarado por activa y por pasiva: no, no es como lo dice.

          Rigidez, aires de superioridad… ¿A qué nos recuerda?

          1. Hidaspes:

            Tienes fijación conmigo.

            ¿Aires de superioridad? ¿Por expresarme libremente?

            Más bien complejo de inferioridad por tu parte. Y no me extraña porque siendo un trilero la autoestima se resiente.

          2. Usted es muy sensible cuando le contradicen y se denuncian sus tácticas, y duro como una piedra cuando se trata de hacerlo usted con los otros.

            No exagere que tampoco es para tanto.

        2. Estás patinando en tus comentarios…
          será la senectud de tu rigidez? igual que la del argentino con manía de persecución? La conciencia ya le molesta pues se le acaba el tiempo y el juicio llega para TODOS!!!

    1. Han vivido la virtud de la fortaleza y la templanza (entre otras; sobre todo la caridad).

      Que no es lo mismo, ni de lejos.

      No confundamos los conceptos y lo usemos para criticar a Francisco, objetivo último de muchos.

        1. Y déjeme un poco en paz. Pesadito.

          Es bastante molesto tener un aliento en la nuca, puntualizando cualquier comentario.

          Esta obsesionado.

  4. A Bergoglio le gustan los seminaristas «caña»: flexibles, maleables, redondos, blanditos , borreguitos norit, o sea, tábulas rasas.

    1. Buena lo de seminarista norit-mimosín, el detergente que deja la ropa suave… parece que ahora está de moda el seminarista arcilla, plastilina, cera o blandibú de jugutetilandia…

      Por cierto, en el horrible mural de detrás de Bergoglio, la figura de azul, que parece ser Jesús, en realidad me ha pegado un sustazo, porque me recuerda a Darth Vather y el Lado Oscuro de la Fuerza, y un poquillo a Saruman y Mordor…

      1. Coincido, el mural detrás, que también se reproduce en el mantel de la mesa, es espantoso.

        Creo que la figura oscura símil Darth Vader, busca representar a la Santísima Virgen María.

        Todo eso tiene la estética de un test de Rohrsach. Cada cual interprete lo que le plazca.

  5. Llevamos 60 años con unos seminaristas con una formación deficiente. Muchos ya no saben lo que es católico y lo que es protestante. Les sobra buenísimo y les falta buena doctrina y ahora Bergoglio nos sale con este exabrupto.

  6. A este hombre le encanta el juzgar y la crítica. Es una pena que, como está el mundo y la Iglesia, cuando sale de los temas concernientes a su apoyo al NOM, solo es para generar enfrentamientos rompiendo puentes y construyendo muros con los que no piensan como él.

  7. Pues rígido y enérgico era el santo cura de Ars, no por casualidad patrono de los sacerdotes católicos.

    Basta leer sus homilías para percatarse de que no se andaba con tonterías, cuando tenia que predicar sobre el pecado y el infierno.

    ¡Un auténtico sacerdote según el corazón de Cristo!

    1. G. FLAVIUS, CUANTA RAZÓN TIENE! EL SANTO CURA DE ARS ERA RÍGIDO CON EL PECADO PERO SANTO CON EL PECADOR, COMO EL MISMO CRISTO…

  8. Rigidez bien entendida,es no querer alejarse de la sana doctrina,no querer alejarse de Cristo ,rigidéz enfermiza es no actuar con la libertad de los hijos de Dios.Si le estamos llamando rigidéz a no ir adaptando la verdad a cada uno según le guste,eso es otro tema.

  9. ¡Ay del apastor inútil que abandona el rebaño! Hiera la espada su brazo y su ojo derecho; del todo se secará su brazo, y su ojo derecho será enteramente oscurecido.

  10. ¡Cuidado! hemos detectado seminaristas que realmente creen en todo esto: en Dios, en la doctrina católica y, peor todavía, respetan las formas litúrgicas. ¡A la calle con ellos!.¿Pero dónde se han creido que están?. Hau que vigilarles estrechamente, no sea que los modernistas perdamos el poder en la Iglesia.

  11. Claro que hay un problema gravísimo: en los seminarios rígidos, hay seminaristas rígidos, en los seminarios no rígidos, los seminaristas casi no existen, y se cierran seminarios en muchas diócesis mientras que postulantes al sacerdocio se van muy lejos de su casa a encontrar semanarios rígidos. ¡Eso es el problema! El completo fracaso de los seminarios no rígidos desde casi 70 años.
    La caridad en la verdad eso es la línea correcta que permite luchar contra la rigidez y no el laxismo de los seminarios no rígidos.

    1. Por la información del post, las palabras del papa advirtiendo del peligro de la «rigidez» de los seminarios me parecen preocupantes. ¿Qué entiende el papa por rigidez? ¿Son rígidos quiénes, en estos momentos de confusión doctrinal en la Iglesia y de crisis moral profundisima en el mundo, se preocupan en conciencia por predicar las enseñanzas de Jesús y por iluminar el mundo con ellas? ¿Son rígidos quiénes predican la conversión de los corazones a Cristo? ¿Quiénes reclaman fidelidad a Cristo y a la Iglesia? ¿Quiénes ruegan a sus pastores que pongan los medios para que se les conduzca a pastos seguros al abrigo de lobos?… ¿Los que creen estas cosas están exentos, para el papa, de misericordia y deben ser execrados?
      En un mundo que se ha vuelto de espaldas a Dios, y cargado con mis muchos pecados (entre los cuales, sin duda, está la falta de conversión y de misericordia) me encuentro muy desanimado.

      1. Perplejo,

        No, todo eso q dice no es ser rígido.Ser rígido es hacer todo eso pero sin los frutos del Esp. Santo: amor, gozo,paz,paciencia, benevolencia,bondad, dulzura, dominio de uno mismo (gálatas 5).Y también lo seremos si no somos fieles al amor auténtico: que es paciente, bondadoso, no es envidioso, ni altivo ni orgulloso,no es grosero ni interesado;no se irrita ni se venga; no se alegra de hacer el mal sino q encuentra el gozo en la verdad.
        Todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera y todo lo soporta (1cor 13)

        Si en nuestro corazón no estan escritos estos frutos sólo quedará la imposición y la rigidez.

        No se desanime por favor.Piense que » todo está cumplido»; que » Jesús ya ha vencido al mundo». Que después de la noche sale el sol.Que Dios no nos abandona. Confíe, confíe y confíe…

  12. Ahora entiendo porque Omella y Stella y Arana (y Bergoglio) han echado al P. Barco sin explicación ninguna y sin darle ninguna posibilidad de defenderse: ¡es rígido!
    Si levantaran la cabeza los Iruritas, los Modregos, los Guerra Campos, no se lo creerían.
    Qué hatajo de sinvergüenzas descreídos nos ha tocado.

  13. Tanto habla de soñar en un típico lenguaje Nueva Era y amenazar a los seminaristas que aman a la madre Iglesia que más que un prelado parece la pitonisa Lola diciendo: «¡Y a los seminaristas rígidos os voy a poner dos velas negras!» (como las del altar de aquella misa en Fátima)

    1. no se necesita detalles. no le parece suficiente el sacrilegio de Alemania todo una diócesis cardenales obispos?. no se da cuenta que están en apostasía plena por acción y omisión?…no se necesita ser un genio para saber lo que dice y a que se refiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles