PUBLICIDAD

El Papa instituye el ministerio del catequista

|

El medio de comunicación del Vaticano ha anunciado que el martes 11 de mayo tendrá lugar la presentación del Motu proprio Antiquum ministerium, por el que se instituirá un nuevo ministerio en la Iglesia: el catequista.

Nos lo cuenta Alessandro De Carolis en Vatican News: Recuerda que, en un vídeo mensaje de 2018 a los participantes en una conferencia internacional sobre el tema, Francisco había manifestado claramente que el “catequista es una vocación: Ser catequista, esta es la vocación, no trabajar como catequista”.

Y poco después añadió que esta forma de servicio “que se realiza en la comunidad cristiana”, debería ser reconocida “como un verdadero y genuino ministerio de la Iglesia”. Pues parece que esa convicción ha tomado forma con el Motu proprio Antiquum ministerium, que el próximo martes por la mañana se presentará en la Oficina de Prensa del Vaticano.

El nuevo documento será presentado por el arzobispo Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva. Evangelización, y por Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado de Catequesis del Dicasterio.

El Motu proprio establecerá formalmente el ministerio de catequista, “desarrollando esa dimensión evangelizadora del laicado que esperaba el Concilio Vaticano II”, leemos en Vatican News.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

37 comentarios en “El Papa instituye el ministerio del catequista
          1. No, Uno, consiste en que la Iglesia sea consecuente con la enseñanza de la Sagrada Tradición que ella tiene por transmitida desde tiempos apostólicos bajo la guía del Espíritu Santo. Eso es de sentido común.
            Y en la Tradición Apostólica no hay tipo alguno de ministerios laicales; lo que hay son Órdenes menores (ostiario, acólito, lector, exorcista en el rito latino) que preceden en el grado de ordenación a las mayores.

          2. Efectivamente, sentido común.
            Dos clases de ministerios, como dos formas de participación en la Iglesia como bautizados.
            Cada uno en su lugar, laicos y clérigos. Cada uno con sus responsabilidades, bajo el Supremo Pastor.
            Un saludo,

  1. Nunca en la historia se consideró un ministerio. Son ganas de inventarse cosas, cambiarlo todo, eliminar estabilidad a la Iglesia, no escuchar a los predecesores…y mientras tanto lo importante no se defiende.

    1. He sido catequista más de la mitad de mi vida. Y nunca he considerado que debiera tratárseme como ministro. Sólo he sido una servidora de la Iglesia, sin necesitar títulos.
      Son ganas de inventar cosas absurdas, la verdad.

    2. Lo importante según tu particular punto de vista, supongo que querías decir.
      Dos clases de ministerios, como dos formas de participación en la Iglesia como bautizados.
      Cada uno en su lugar, laicos y clérigos. Cada uno con sus responsabilidades, bajo el Supremo Pastor.
      Un saludo,

    3. La impresion es que se trata de introducir mujeres en «ministerios» aunque sean nuevos, como este de catequista (que son mayoritariamente mujeres)
      A los dos años se dice: Chas!!! ya de hecho hay muchas mujeres que son ministros luego aprovechando que el Tiber pasa por Roma, ampliémoslo, Por qué las mujeres en unos ministerios y no otros? por que no parrocas, obspesas, cardenalas?

      Pero claro eso es una maldad mía. Que va a pensar así el «Santo padre».

      Más ideas: Próxima medida: excomulgar a los que no colaboran en las tareas domésticas. Los que no reciclan y los que son blancos de padre y madre de mas de dos generaciones.

  2. Un paso hacia las Ministras y Ministros Catequistas, veremos qué requisitos les piden y cómo se cumplen, qué estudios tendrán, ya vendrán los que inventen la Carrera Terciaria del Catequistado y el posible paso por Seminarios y la Escuela de Catequistas/os y el Consejo Parroquial y cosas verás Sancho…

  3. Si muchos sacerdotes y obispos desconocen el Magisterio de la Iglesia o se lo inventan, ya no te digo los Catequistas, la mayoría con muy buena voluntad pero ninguna formación.
    Me encontrado catequistas que no creen en el demonio ni el infierno, ni el juicio de Dios, apenas en la presencia de Cristo en la Eucaristia, y no saben lo que es pecado mortal, etc, etc, etc.

    Menos títulos y más formación católica!!!!

  4. Planteo una pregunta muy simple y a la vez muy compleja. Qué es ser católico? Porque para vosotros todo lo que hace el Santo Padre todo esta mal.

    1. La respuesta es sencilla… todo lo que sea cristiano es anticatólico para los de la caverna… Por suerte para los cristianos (y desgracia para ellos), el Espíritu Santo sigue guiando a la Iglesia de la mano del Sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

  5. Tiene toda la pinta de ser un paso más hacia las diaconisas. El laicado tiene el derecho y el deber de evangelizar como una consecuencia de haber recibido el sacramento del bautismo. También del de la confirmación. Esa es la «dimensión evangelizadora del laicado que esperaba el Concilio Vaticano II» y no inventar un ministerio más. Da la impresión de que la institución de este ministerio obedece a una visión clerical de los laicos.

  6. Si el ser catequista va a suponer un ministerio instituído, habrá que cuidar mucho la formación, la idoneidad de los candidatos/as, si hay vocación real, etc.
    Actualmente hay de todo; gente muy formada y concienciada, otros que lo son de manera ocasional, otros con muchas lagunas formativas…….si se quieren hacer cribas, puede que resulte que no aparezcan tantos.

  7. La catequesis estuvo toda la vida asociada al oficio de párroco, o en manos de los misioneros. El nombre del Motu Proprio crea confusión. Nunca fue un ministerio. No hay problema con que la asuman los laicos, sobre todo ante la falta de clero. Pero no veo necesaria tal institución. Eso es funcionar como el mundo: tal cosa existe, vamos a reconocerla. Eso mismo puede terminar pasando con otras cosas….

    1. Sobre todo porque cuesta encontrar catequistas. A eso se suma que, muchas veces, no están formados y no se saben ni el catecismo básico…

  8. Me parece bien. Pero yo me ofrecí y no interesaba. Prefería para adultos, pero me dijeron que ya se ocupaba el párroco. En cuanto a niños, que ya se ocupaban chicos más jóvenes y no faltaban

  9. Es algo inane y absolutamente accesorio. Pero llama la atención la extremada preocupación en “tonteras” -castellano argentino- y tanta despreocupación por lo importante.
    Además, no es clericalizar a los laicos? Siempre han dado catequesis sin necesidad de ministerio eclesiástico alguno.
    Convendréis conmigo en que el tema del clericalismo en el Papa es muy confuso y contradictorio: él habla de economía y finanzas, de ordenación de migraciones, de cambios climáticos y a los catequistas les confiere un ministerio eclesial.
    Alguien puede explicármelo?

  10. Este ministerio instituido permitirá hacer de las y los catequistas personas más calificadas y con un servicio eclesial más reconocido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles