Francisco supera el tiempo de pontificado de Benedicto XVI

|

Hace unos días, les informábamos de un dato llamativo: Benedicto XVI superaba, como Pontífice emérito, el tiempo que estuvo como Papa de la Iglesia católica: 2.873 días, o si lo prefieren, 7 años, 10 meses y 9 días.

Esta tarde, llega otra fecha clave: Francisco superará los 2.873 días que estuvo Ratzinger como Sucesor de san Pedro. El pontificado del argentino supera así al del Papa alemán; éste empezó su papado el 13 de marzo de 2013 y, a pesar de que Francisco haya dicho en más de una ocasión que presentía que iba a durar muy poco como Papa, ya lo ha sido más tiempo que su predecesor.

Si Benedicto XVI no hubiera renunciado, en estos momentos su pontificado se acercaría a los 16 años de duración, y ya habría superado, por ejemplo, al de Pablo VI; y otro dato: se habría convertido en el Pontífice más longevo desde que se tienen datos fidedignos, ya que en septiembre superó a León XIII, que murió con 93 años y 140 días.

Francisco cumplirá el próximo 13 de marzo ocho años al frente de la Iglesia católica y comenzará el noveno año de su pontificado. Por tanto, su predicción de un papado corto se ha visto fallida.

Si nos fijamos sólo en los últimos nueve pontífices, ya habría superado a cuatro: al citado Benedicto XVI, a Juan Pablo I (33 días), a Juan XXIII (4 años) y a Benedicto XV (7 años); y estaría a poco de alcanzar a Pío X, que estuvo 11 años en el cargo. Más lejos quedarían Pablo VI (15 años), Pío XI (17 años) o Pío XII (19 años); y muy improbable sería que superara a Juan Pablo II, el cual estuvo más de 26 años como Papa. El récord ―si obviamos a Pedro, cuya duración como Sumo Pontífice es difícil de precisar― lo tiene Pío IX, que estuvo rigiendo la Iglesia desde el 16 de junio de 1846 al 7 de febrero de 1878: en total, 31 años, 7 meses y 22 días.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
17 comentarios en “Francisco supera el tiempo de pontificado de Benedicto XVI
  1. Su Santidad el Papa Benedicto XVI nunca debió dimitir. Todo este tiempo que ha vivido confirma que se equivocó al pensar que sus fuerzas le fallaban. Se encuentra perfectamente lúcido, de modo que hubiera podido seguir gobernando la Iglesia, ya que sus achaques físicos no constituyen un impedimento absoluto sinó tan solo una limitación parcial.
    Y si hubiera continuado, la Iglesia se hubiera librado de la confusión de estos últimos ocho años.

    1. Creo que más que una limitación física, lo que provocó su renuncia fueron los obstáculos que le pusieron los anti católicos que hay dentro del Vaticano

    2. Sacerdote católico no ha hecho otra cosa que expresar una opinión crítica, pero de modo respetuodo, sobre la dimisión de Benedicto XVI. Usted no tiene derecho alguno a insultarle de esa manera. Coincido en que es a usted al que debe moderer Infovaticana

    3. Así es. De acuerdo con usted, padre. Y hay que decir que en estos casos, como en el matrimonio, la vocación, el deber de estado, le obliga a uno, y a cualquier cristiano, a perseverar con la cruz que el Señor nos carga.

    4. Coincido totalmente con usted. Esto me recuerda a aquello que dijo S. Juan Pablo II cuando le insinuaban la conveniencia de la renuncia por sus achaques físicos: «la Iglesia se gobierna con la cabeza, no con los pies»
      Que Dios nuestro Señor otorgue una larga vida a Benedicto XVI. Estoy firmemente convencido de que su presencia hace que aún no se haya manifestado con toda su virulencia el desorden doctrinal y moral que hay en la Iglesia

  2. Uno de los condicionantes de Francisco es que el Concilio Vaticano II se realizó mientras él estudiaba en el Seminario, y aquellos fueron años muy convulsos y de mucho despiste. También hay que tener en cuenta la influencia de la deriva de la Compañía de Jesús.
    Si a esto le sumamos el desarrollo de la teología de la liberación que a él le afectó de cerca por ser argentino, podemos descubrir algunas de las causas de que Francisco haya salido de la manera que es.

    1. Gracias Mbm. Yo siempre he reivindicado que Infovaticana no debería permitir la agresividad verbal de algunos que, faltos de caridad y de educación, en vez de dar argumentos se dedican al insulto. Esto degrada mucho la web y provoca que muchos dejen de comentar o de leerla.
      Además los que insultan se desautorizan a sí mismos y traicionan su propia causa.

      1. Mientras Infovaticana se decide a corregir ese problema, no olvidemos que a Cristo también le insultaron, así que estos improperios, aceptados con resignación cristiana, nos acercan más al Señor.

  3. Ciertamente los insultos no se deben producir ni en este ni en otros foros.
    Claro, que esto es una máxima universal y es predicable no solo sobre nosotros o entre nosotros sino también sobre las personas sobre las que comentamos. Particularmente, en relación con el Santo Padre, se vierten de forma periódica palabras, expresiones y comentarios que, sin perjuicio de la falta de piedad cristiana que demuestran, implican un intento de denostar públicamente la figura, las acciones e incluso la misma legitimidad del pontificado.
    Esto constituyen injurias, por más que se enmascaren como libertad de expresión o un pretendido Amor a la Verdad de los que así se expresan.
    Un saludo,

    1. Yo nunca he insultado a Francisco ni le he faltado el respeto. Yo estoy en comunión con él y rezo por él.
      Si corrijo sus desafortunadas expresiones o actos, lo hago por amor a Cristo, y por el bien de la Iglesia y de las almas.

      1. No seas hipócrita «sacerdote católico», cada ocasión que sobrenombras al Santo Padre con títulos como «franbiden» o «bidencisco» es un insulto. Ahora vienes a darte aires de pureza. Tú y belzebunegui ven la pelusa en el ojo ajeno…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles