PUBLICIDAD

Muere el cardenal Schwery, el obispo que tuvo que lidiar con Lefebvre

|

(Vatican News/InfoVaticana)- Había dejado su cargo de gobierno de la diócesis de Sion en 1995, pero fue cardenal elector en el cónclave de 2005 que llevó a la elección de Benedicto XVI. El cardenal Henri Schwery falleció ayer a la edad de 88 años en su pueblo natal de Saint-Léonard, en el Valais, donde durante mucho tiempo había continuado prestando servicios parroquiales como simple sacerdote auxiliar.

Henri Schwery nació el 14 de junio de 1932 y fue ordenado sacerdote de la diócesis de Sion en 1957, mientras estudiaba matemáticas y física cuántica en la Universidad de Friburgo. Luego ejerció varios servicios, como capellán militar, capellán de la Acción Juvenil Católica, profesor en el colegio de Sion, director del seminario menor y finalmente rector del colegio de Sion, hasta su nombramiento como obispo de esta diócesis por Pablo VI en 1977.

Sus 18 años de gobierno diocesano estarán marcados, en particular, por el conflicto con el seminario de Ecône, administrado por la Fraternidad de San Pío X del obispo Marcel Lefebvre, que se encontraba dentro de la jurisdicción de su diócesis. Además, en su calidad de presidente de la Conferencia Episcopal Suiza de 1983 a 1988, no pudo disuadir al arzobispo Lefebvre de proceder a las ordenaciones episcopales que, en 1988, condujeron a la excomunión de los consagrantes y consagrados de la aquella ceremonia.

Antes de que se produjeran las consagraciones, cuando el Vaticano negociaba con Lefebvre, sopesando otorgarle una suerte de fórmula de asociación de vida sacerdotal, Schwery declaró: “Estamos a la espera de un acontecimiento que de todas maneras será una desgracia”.

En declaraciones que recogió El País, el prelado dijo que no se trataba “de una cuestión de liturgia, sino de un problema doctrinal” y reconoció que la solución dada por el Vaticano para evitar el cisma iba a ser “casi una catástrofe en la práctica pastoral, porque nosotros preparamos los bautismos con los padres, por ejemplo; y éstos mañana podrán elegir a un sacerdote de Ecóne, que liquidará la cosa en una hora y en latín”. El cisma, en opinión de Schwery, se evitaría, pero sería “real”; sin embargo, días después, se consumó el acto cismático y se produjeron las excomuniones.

Su episcopado en Sion también se caracterizó por la introducción del diaconado permanente y la creación de un seminario diocesano en 1986. También desarrolló una pastoral centrada en el apoyo a la familia, y creó sectores pastorales para asegurar una red parroquial más equilibrada.

Acompañó a Juan Pablo II durante su viaje apostólico a Suiza en 1984, y siete años después fue creado cardenal.

Retirado del gobierno episcopal por motivos de salud en 1995, siguió siendo cardenal elector hasta 2012. En esta calidad, participó en el cónclave de 2005, y de 1990 a 2000 fue miembro de varios dicasterios de la Curia Romana, como la Congregación para las Causas de los Santos y el Consejo Pontificio para las Comunicaciones Sociales. También fue el Gran Prior de la Orden de los Caballeros del Santo Sepulcro en Suiza.

Su funeral se celebrará el lunes 11 de enero a las 10:30 en la Catedral de Sion. Debido a las restricciones vigentes a causa de la pandemia, los fieles no podrán entrar en la catedral, pero se les invita a unirse a la celebración a través de la oración.

Requiem aeternam dona ei Domine.
Et lux perpetua luceat ei.
Requiescat in pace.

3 comentarios en “Muere el cardenal Schwery, el obispo que tuvo que lidiar con Lefebvre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles