PUBLICIDAD

El cura ‘youtuber’ Daniel Pajuelo y la clerecía guay

|

Daniel Pajuelo, sacerdote ‘youtuber’, entrevistado en Religión Digital, asegura que “lo que más” le preocupa es “la continua identificación de la derecha con la iglesia católica”. Puedo entender que le preocupe, como a mí me preocupa la banalización del mensaje cristiano; algo peor entiendo que sea lo que más le preocupe a un sacerdote.

Y en realidad esa ‘identificación’ que tanto preocupa a Pajuelo es bastante sencilla de entender, basta un rápido vistazo a la historia para entenderlo. Porque en esa simplista, desfasada y plana taxonomía política, que tantísimos matices niega a las ideologías y a las tendencias que no son de izquierdas, la izquierda nació contra la Iglesia.

Contra la religión en general, pero muy especialmente contra la Iglesia Católica. Durante mucho tiempo, era en vano que un católico se definiera de izquierdas, porque de cualquier manera la izquierda quería deshacerse de los católicos. Los ejemplos no son meramente abundantes, sino constantes, desde China a Cuba, desde la Unión Soviética a Vietnam, los regímenes de izquierdas han masacrado a más fieles y destruido más huellas de la cultura cristiana que cualquier otro poder a lo largo de la historia, incluidos los más sanguinarios emperadores romanos.

Así que no ha sido tanto que los católicos buscaran identificarse con la derecha como que han sido arrinconados allí por la propia izquierda. No es una opinión, es un hecho. Y en España tenemos relativamente fresco el tiempo en que llevar una medalla o ser reconocido como católico conllevaba la muerte “por fascista”. Es un poco injusto, creo, que la izquierda te persiga y te expulse de sus filas a punta de pistola y quejarte luego de que los católicos se hacen de derechas.

Hoy, por lo demás, el caso es el inverso, al menos en la Iglesia ‘oficial’, la jerárquica, la institucional, muy especialmente la que gobierna un Papa que empezó su pontificado declarándose ‘de izquierdas’ -«Jamás he sido de derechas»- en La Civiltà Cattolica. Hoy apenas hay causa de izquierdas -por decirlo de alguna manera- que no abrace con entusiasmo el alto clero, desde la condena del soberanismo a la ecología de estricta observancia.

El problema es que la izquierda inició su andadura por este mundo como una teoría materialista, y en oposición abierta y declarada contra la Iglesia. Ciertamente, la izquierda procede de algún modo del Cristianismo, por aquello de que lo peor es la corrupción de lo mejor, pero le ha quitado su base, su razón de ser, al negar la transcendencia.

Y, de hecho, el abrazo entusiasta de la Iglesia no solo a la izquierda -si aún tiene algún sentido este término-, sino a la ideología dominante en el siglo, que aunque le pese a Pajuelo y a otros es defendida con entusiasmo por los más ricos y poderosos de este mundo, está llevando a un ocultamiento de las realidades sobrenaturales que vacía de sentido tanto activismo parroquial.

No es casual que este abrazo coincida con una crisis de la Iglesia perfectamente medible de la única manera que nos permite un análisis objetivo, con el número de fieles, sobre todo allí donde más entusiasta es la entrega a “lo moderno”, tal como lo define la gentilidad.

Es la Iglesia de los curas de Tik-tok, la que por “mantenerse relevante” recurre a los medios más frívolos e insustanciales, creyendo que así “llegan” a los fieles. Los resultados no son demasiado prometedores.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

26 comentarios en “El cura ‘youtuber’ Daniel Pajuelo y la clerecía guay
  1. En mi humilde opinión, y lo he dicho otras veces, la Iglesia no se identifica con ninguna ideología política. Es otro Reino, es otro Rey. No tiene nada que ver la fe con la política. Son cosas del Cesar. Respeto todas las opiniones pero no veo que la Iglesia deba tener ningún vínculo ni asociación con la política puesto que esta forma parte de las cosas del mundo y nuestra fe de las cosas de Dios.

    Creo que no deberíamos vincularla ni con la derecha ni con la izquierda. Es Dios, sólo Dios y siempre Dios. Es más ,creo que a veces la utiliza el diablo para dividir y enfrentarnos los unos a los otros.

    1. En realidad lo que dices es erróneo. La iglesia siempre se ha identificado con una ideología política: «el orden social cristiano y el reinado social de Cristo», por el cual las leyes civiles deben inspirarse en el evangelio.
      ¿Por qué va a ser malo el aborto y la eutanasia si al César hay que darle lo que es del César y a Dios lo que es de Dios? Siempre se os olvida que Cristo le respondió a Pilato que: «no tendrías poder (político) si mi Padre no te lo hubiese dado de lo alto». La separacion iglesia Estado significa que no tienes que quejarte de lo que haga el Estado, pues admites que nada tiene que ver el Estado con Dios.

      1. Es decir, la sharía, pero en cristiano? Perdón, pero la interpretación de la doctrina social como régimen político no es doctrina católica. Eso terminaría con la libertad política de los católicos y solo es compatible con un Tradicionalismo autoritario, que es lo que algunos por aquí confunden, según creo, con el catolicismo.

        1. ¿Te parece mal que la ley natural que ha puesto Dios y que coincide con los diez mandamientos rija las sociedades? ¿Y en dónde le ves lo malo?¿Es que Dios se equivoca para tí? Tú partes de que todas las religiones son iguales, yo parto de que la religión de Dios es la católica, o sea, que Dios no ha puesto la Sharía, por lo tanto no me compares el orden de Dios que carece de error con el orden de la Sharia. Tú estás en el racionalismo protestante donde Dios no pinta nada ni ha puesto ningún orden social, sino que tu razón ilustrada ya sabe dar orden sin Dios, el orden del liberalismo de los iluminados de baviera. El clero del vaticano II piensa lo mismo que tú: un razonamiento que no es el católico sino el racionalismo condenado.

          1. Entoces… ¿ Te parece bien que importamos la religión católica por la fuerza? Si es así Willy tiene razón por qué también el issis cree que tienen la razón absoluta pero en realidad son traidores.
            Se nos olvida el amar a nuestros enemigos y rogad por los que os persiguen pero estas cosas no entran en vuestro evangelio sesgado y manipulado.

    2. Y conste que cuando hablo de partidos de derechas, en el caso de España no incluyo al PP, que está más escorado hacia la izquierda que el PSOE de los años ochenta; sinó que me refiero a la verdadera derecha, a VOX y a partidos similares. Y es con la derecha auténtica con la que se identifican los catolicos de recta moral.

      1. Cox que no reconoce al papá y son tan católicos que se divorcian y se vuelven a juntar y que omite la ayuda al necesito y solo ama a los suyos cuando nos dicen que amemos a nuestros enemigos y roguemos por los que nos persiguen.
        ¿ Donde está todo eso en vox o cualquier otro partido?

        1. Carmen… No acuso a los divorcios sino de los montos de un partido que defienden una religión y unos principios pero luego en su vida aplican otros

    3. Ergo no trabaja la Iglesia por el reinado social de Cristo si mantiene que el Estado debe ser «aconfesional y separado» de la Iglesia, pues por un lado «aconfesional» significa que no tiene principios morales de ninguna confesión, sino que tiene los principios morales de lo que diga la mayoría. Los principios morales de la mayoría no son los principios morales de Dios. Y por otro lado, «separado» significa que la iglesia admite que el Estado tiene derecho a poner aborto y eutanasia, pues no tiene los mismos principios morales que la iglesia. Un Estado sin confesión no tiene obligación con ninguna ley natural de Dios, pues no lo reconoce.

    4. UNO,

      yo soy Católica no protestante. Ya he dicho que es sólo mi opinión UNO, y es que no veo el evangelio ni en los partidos de derechas ni en los de izquierdas, sólo veo corrupción y mentiras; veo al dios dinero y al dios poder y no veo a Cristo por ninguna parte. Veo cómo las personas se dejan dominar por las ideas de su partido y se odian las unas a las otras. División y odio.

      En definitiva, veo más al maligno que al evangelio, que quiere que le diga…

      Decía St.Juan de la -cruz: «cuando reparas en algo dejas de arrojarte al todo» pues bien, veo a las personas no sólo reparar en la política sinó dejarse dominar por ella. Obsesionarse. Rencillas, enemistades, odios, que les dominan.

      Dejan de arrojarse al Todo.Se apartan de Dios.

    5. El Reino de Dios no es ni la derecha de este mundo ni la izquierda de este mundo, pero lo que es claro es que es menos la izquierda de este mundo. Pero hoy en día esos dos términos solo sirven para confundir y llevar a luchas y discusiones absurdas en los parlamentos. Lo que si es claro que el Reino de Dios si tiene que ver con la derecha celestial, que es : Mateo 25 : «Serán congregadas delante de él todas las naciones, y él separará a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. 33. Pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. 34. Entonces dirá el Rey a los de su derecha: «Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo. 35. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis; 36. estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a verme.»

  2. He visto a Dani Pajuelo en vídeos y está bien formado sobre la doctrina de la iglesia. No es un progre ni hereje como otros que abundan. Simplemente usa youtube, pero pienso que no ha traicionado su identidad.

  3. Realmente muy bueno lo de Schneider. Entiendo por qué el Papa no lo deja salir de su diócesis. Muy bueno. No sé la fuente. Dónde lo encuentro esto, Belzunza?

  4. Hay un mundo de diferencia entre adaptarse al mundo para ser guay y encerrarse en nuestras comunidades porque «el mundo está contra nosotros». Pablo se hizo griego con los griegos y judío con los judíos a fin de ganar a algunos. Si creen que los que lo intentan caen en la intrascendencia o el ridículo, háganlo ustedes de otro modo. Pero tenemos que escuchar de verdad al mundo y hablarle en su lenguaje, no quedarnos en nuestra esquinita diciendo que la izquierda nos odia (¿y por qué nos odia? Porque no siempre es por odio a Cristo, eeh, sino por el contratestimonio de la Iglesia, que un obispo llegó a decir en plena crisis de 2008 que la gente se quejaba de vicio) y que el mundo está muy mal.

  5. En Argentina tenemos un esperpento parecido que usa pulseritas de los gays y de las abortistas y de las de separacion iglesia-estado, porque dice que «aunque este en contra detras de esas manifestaciones hay personas»… Cosas de la misericorditis…

  6. Hay que ver… El crítico con el pensamiento único que solo acepta su pensamiento y censura a los que discrepan de el por qué no se ajusta a su pensamiento que es el único válido.
    Dime que críticas que veré de todo lo que careces.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles