PUBLICIDAD

¿A qué dedica el dinero la fundación pontificia Scholas Occurrentes?

|

(David Ramos/Aciprensa)- La fundación pontificia Scholas Occurrentes, que tiene entre sus objetivos fomentar la educación especialmente en las comunidades “de menores recursos”, ha recibido millones de dólares en donaciones y convenios con diversas organizaciones en los últimos años sin haber levantado una sola escuela en barrios pobres. ¿A qué destina entonces ese dinero?

Scholas Occurrentes formalizó su existencia en 2015 respaldada por el Papa Francisco, que alienta una “Iglesia pobre para los pobres”. Ese año se registraron dos brazos de la fundación, uno en Argentina y uno en España, al tiempo que recibió por parte del Santo Padre el título de “Fundación de Derecho Pontificio”.

La fundación reconoce entre sus fines “fomentar, mejorar la educación y lograr la integración de las comunidades, con foco en las de menores recursos”, así como “promover campañas de concienciación sobre valores humanos”.

Sin embargo, Scholas Occurrentes no ha erigido una sola escuela en todo el mundo. En lugar de eso ha instalado oficinas como sedes y ha realizado convenios para tener presencia en otros centros educativos de nivel escolar y superior.

El más reciente proyecto de Scholas Occurrentes, la “Universidad del Sentido”, cuenta entre sus expositores con conocidos promotores y referentes de la legalización del aborto y de la ideología de género en el mundo. A finales de septiembre de este año, la Universidad Católica de Valencia en España aceptó ser la sede oficial de la Universidad del Sentido.

Según su sitio web, Scholas Occurrentes tiene sedes en Argentina, Chile, Ciudad del Vaticano, Colombia, España, Estados Unidos, Haití, Japón, Italia, México, Mozambique, Panamá, Paraguay, Portugal y Rumanía. Sin embargo, su presencia se extiende a una “red en 190 países, integrando a más de 400 mil centros educativos y llegando a más de un millón de niños y jóvenes en todo el mundo”.

El Patronato de Scholas Occurrentes está compuesto por José María del Corral como presidente, el obispo argentino y miembro de la curia del Vaticano Marcelo Sánchez Sorondo como vicepresidente, Enrique Adolfo Palmeyro como secretario y Marta Simoncelli como vicesecretaria.

Importantes donativos y convenios

El respaldo del Papa Francisco le ha permitido a Scholas Occurrentes, a pesar de su corto tiempo de funcionamiento, realizar convenios y recibir donaciones de grandes empresas e instituciones públicas de alto nivel.

En cada uno de sus estados financieros públicos de 2016, 2017 y 2018 figura un convenio con el Fútbol Club Barcelona, el equipo de Lionel Messi, valorado cada año en 30 mil euros. En el reporte económico de 2019, los 30 mil euros del F.C. Barcelona se registraron como “donación”. Otro equipo deportivo español, el Club Atlético de Madrid, en 2017 les donó 460 mil euros.

En el estado financiero de 2015 de Scholas Occurrentes figura la Pontificia Academia de las Ciencias con una donación de cerca de 324 mil euros. En 2019 también registraron importantes convenios, como con el Ministerio de Educación de Haití, por 323.951 euros. Scholas cuenta además con un convenio de casi un millón de euros con Origen Worldwide, una compañía de marketing y comunicación con sede en Madrid. En 2019 también recibió una donación de la aerolínea Air Europa por cerca de 735 mil euros.

Entre otras organizaciones públicas y privadas con las que Scholas ha realizado convenios o de las que ha recibido donaciones figuran Paul David Hewson, el cantante y vocalista de la banda de rock U2 conocido como Bono; el Banco Santander; el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; PricewaterhouseCoopers, una de las firmas consultoras más importantes del mundo; Disney Worldwide; la Agencia Mexicana de cooperación internacional para el desarrollo; la Oficina de la Primera Dama de República Dominicana; el Banco Interamericano de Desarrollo; Mercedes Benz Argentina; Microsoft y la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Millones de dólares para honorarios y viajes y cientos de miles para oficinas

Sin embargo, de acuerdo a informes que no figuran en los estados financieros publicados oficialmente, Scholas Occurrentes usaría millones de dólares para pagar honorarios y cientos de miles para sostener sus oficinas y los viajes de sus trabajadores.

De acuerdo al documento titulado “Fundación Scholas Ocurrentes – Scholas Consolidado (USD): Scholas Argentina. Estado de ingresos y egresos del ene 2016 al dic 2016”, al que tuvo acceso ACI Prensa, la organización habría gastado en ese periodo, solo en la sede argentina, casi 5,2 millones de dólares en “honorarios profesionales” y otro millón de dólares en “honorarios temporales”. El documento señala además que se usaron más de 448 mil dólares para “remuneraciones y cargas sociales”.

En “alquileres oficinas”, Scholas Occurrentes gastó más de 324 mil dólares en ese año. Otros 300 mil dólares fueron destinados a “telefonía móvil”. Como ingresos totales, “ganancia bruta”, la fundación pontificia registró ese año en su sede argentina más de 12 millones de dólares.

En su “Memoria abreviada al 31 de diciembre de 2017”, que tampoco se puede encontrar entre los documentos publicados en su sitio web, Scholas Occurrentes indica que destinó a “gastos de viajes” 903 mil euros en 2016 y más de 912 mil euros en 2017. En ambos casos, se trata de más de un millón de dólares cada año.

¿Escuelas? Mejor encuentros deportivos, conciertos y convenios

De acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas, el 30.8% de la población de América Latina vive en situación de pobreza, por debajo del umbral de 1,9 dólares diarios. Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 14 millones de niños y adolescentes de entre 7 y 18 años de edad están fuera del sistema educativo en América Latina. Sin embargo, los proyectos realizados por Scholas Occurrentes en América Latina y en el mundo parecen alejarse de dar una respuesta concreta a la educación de las personas con menos recursos.

Entre los eventos que se pueden encontrar en el anuario de 2019 de Scholas están conciertos, campamentos, el proyecto “Programando por la Paz” que no detalla cómo los estudiantes de escuelas de bajos recursos podrían acceder a la tecnología, así como un “Maratón online sobre Bullying y Cyberbullying”.

Scholas tampoco parece responder al actual desafío de la educación a distancia para estudiantes de bajos recursos, pues sus proyectos online, como la Universidad del Sentido, parecen olvidar la falta de acceso a Internet entre los grupos más pobres y vulnerables, que se ha hecho especialmente tangible en medio de la pandemia de coronavirus.

Un informe de UNICEF de agosto de este año reveló que “al menos una tercera parte de los niños en edad escolar de todo el mundo no tuvo acceso a educación a distancia durante el cierre de las escuelas por COVID-19”.

Una de las principales causas para la falta de acceso a la educación a distancia durante la pandemia en México, uno de los países donde Scholas Occurrentes ha instalado una sede, fue “la falta de computadora o internet”, de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Iberoamericana.

De acuerdo a UNICEF, el “porcentaje mínimo de niños en edad escolar sin acceso a la educación a distancia” está en África por encima del 40%, mientras que en Asia Meridional en 38%. En Europa Oriental y Asia Central está en 34%, mientras que en América Latina y el Caribe en 9%. En total, indicó la organización de Naciones Unidas, serían 463 millones de menores que no pueden acceder a la educación a distancia en todo el mundo.

¿Transparencia?

ACI Prensa entabló contacto con Scholas Occurrentes desde el 15 de septiembre, a través de Virginia Priano, directora de comunicaciones de la fundación pontificia. Tras dos semanas, con varios intercambios de correos electrónicos, mensajes de WhatsApp y llamadas telefónicas, los directivos de la organización no dieron respuesta a un primer grupo de preguntas sobre los expositores pro aborto e ideología de género convocados para la Universidad del Sentido.

El 29 de septiembre, tras la publicación del artículo “Fundación pontificia organiza ‘clases’ con referentes del aborto y la ideología de género”, ACI Prensa remitió nuevas preguntas a Virginia Priano, esta vez sobre el manejo económico y los considerables gastos de Scholas Occurrentes en honorarios, viajes, oficinas y telefonía.

Priano remitió un breve mensaje de saludo a ACI Prensa el 30 de septiembre vía WhatsApp. Sería la última vez que mantendría el contacto con esta agencia. Días después, el número telefónico argentino por el que se había realizado la comunicación quedó inactivo. Las llamadas y mensajes al teléfono italiano de la directora de comunicaciones de Scholas Occurrentes no han sido contestados, como tampoco los varios correos remitidos en las últimas dos semanas.

Entre las últimas preguntas destinadas a los directivos de Scholas Occurrentes figuran “¿cómo explicar a los hogares pobres, con limitado acceso a la educación, que Scholas Occurrentes –alentada por el Papa Francisco, que desea una ‘una Iglesia pobre y para los pobres’– destina millones de dólares a honorarios, cientos de miles a oficinas y a telefonía móvil?”.

También se le consultó a la fundación pontificia sobre si tendrán algún programa concreto de construcción de escuelas y acceso a la educación para menores pobres, algún programa de becas, el costo de la Universidad del Sentido y cuánto pagó Scholas Occurrentes a la consultora PriceWaterhouseCoopers por el diseño del Proyecto Ágora.

El Proyecto Ágora

Entre otros documentos internos de Scholas Occurrentes a los que tuvo acceso ACI Prensa se encuentra el “Proyecto Ágora. Creación de una Red Social Mundial basada en la Educación: Scholas”, que se remonta a 2015 y que tiene una leyenda de “estrictamente privado y confidencial”.

El Proyecto Ágora propone un modelo de crecimiento y de financiamiento para Scholas Occurentes que da luces sobre su funcionamiento actual.

En ese momento, 2015, PriceWaterhouseCoopers señalaba que el modelo de recaudación de fondos de Scholas se había generado “de forma espontánea y oportunística”, por lo que proponía nuevos mecanismos para lograr “continuar con la actividad de Scholas, consolidar los países en los que están presentes e invertir en la generación de otras fuentes de financiación”.

En una de sus primeras páginas, el proyecto reconoce que “el Papa es un activo clave para Scholas y por tanto es necesario un modelo de desarrollo que permita a Scholas Global tener un amplio control sobre la utilización de su imagen en todos sus capítulos/sedes”.

Por esto, indica el documento, es importante “mantener un control sobre la imagen y reputación de la Fundación y del Papa”. “Evitar el riesgo reputacional es, para Scholas (…) una tarea prioritaria”, se lee en el documento confidencial.

Publicado por David Ramos en Aciprensa con alguna pequeña adaptación por InfoVaticana.

6 comentarios en “¿A qué dedica el dinero la fundación pontificia Scholas Occurrentes?
  1. Fue mala ocurrencia erigir esta fundación. A tenor del informe se observa un mal uso de los donativos, y el apoyo de Scholas Ocurrentes al pensamiento único, lo que es demoledor para la educación.

  2. Pues, en este caso particular, tenía razón el papa Francisco: La Iglesia, para los pobres, es pobre. Seguramente, los pobres preferirían que la Iglesia no fuera tan pobre con respecto a ellos y que empleara los dineros de esa organización en ayudarles. En fin…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles