PUBLICIDAD

“Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios”

|

Hoy celebramos el XXVI Domingo ordinario. Les ofrecemos las lecturas del día.

Primera lectura. Ezequiel (18,25-28):

Así dice el Señor: «Comentáis: “No es justo el proceder del Señor”. Escuchad, casa de Israel: ¿es injusto mi proceder?, ¿o no es vuestro proceder el que es injusto? Cuando el justo se aparta de su justicia, comete la maldad y muere, muere por la maldad que cometió. Y cuando el malvado se convierte de la maldad que hizo y practica el derecho y la justicia, él mismo salva su vida. Si recapacita y se convierte de los delitos cometidos, ciertamente vivirá y no morirá.»

 

Salmo 24,4bc-5.6-7.8-9

R/. Recuerda, Señor, que tu misericordia es eterna

 

Señor, enséñame tus caminos,

instrúyeme en tus sendas:

haz que camine con lealtad;

enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador,

y todo el día te estoy esperando. R/.

 

Recuerda, Señor,

que tu ternura y tu misericordia son eternas;

no te acuerdes de los pecados

ni de las maldades de mi juventud;

acuérdate de mí con misericordia,

por tu bondad, Señor. R/.

 

El Señor es bueno y es recto,

y enseña el camino a los pecadores;

hace caminar a los humildes con rectitud,

enseña su camino a los humildes. R/.

 

Segunda lectura. Filipenses (2,1-11):

Si queréis darme el consuelo de Cristo y aliviarme con vuestro amor, si nos une el mismo Espíritu y tenéis entrañas compasivas, dadme esta gran alegría: manteneos unánimes y concordes con un mismo amor y un mismo sentir. No obréis por rivalidad ni por ostentación, dejaos guiar por la humildad y considerad siempre superiores a los demás. No os encerréis en vuestros intereses, sino buscad todos el interés de los demás. Tened entre vosotros los sentimientos propios de Cristo Jesús. Él, a pesar de su condición divina, no hizo alarde de su categoría de Dios; al contrario, se despojó de su rango y tomó la condición de esclavo, pasando por uno de tantos. Y así, actuando como un hombre cualquiera, se rebajó hasta someterse incluso a la muerte, y una muerte de cruz. Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el Nombre-sobre-todo-nombre; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

 

Evangelio según san Mateo (21,28-32):

En aquel tiempo, dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo: «¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: “Hijo, ve hoy a trabajar en la viña.” Él le contestó: “No quiero.” Pero después recapacitó y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. Él le contestó: “Voy, señor.” Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?» Contestaron: «El primero.» Jesús les dijo: «Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia, y no le creísteis; en cambio, los publicanos y prostitutas le creyeron. Y, aun después de ver esto, vosotros no recapacitasteis ni le creísteis.»

(Ciudad Redonda)

13 comentarios en ““Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del reino de Dios”
  1. Las prostitutas y los publicanos se nos adeantarán en el Reino de los Cielos, sí cierto, pero siempre y cuando se conviertan. Sin conversión no hay salvación. !Vete y no peques más¡ le dijo Cristo a la mujer sorprendida en adulterio.

    1. Hola Don nadie,tengo una pregunta para usted:cuando una prostituta o un publicano se convierte,se le sigue mencionando con el mismo adjetivo que se le mencionaba cuando lo eran?

  2. Hola Susanaa: Cuando una prostituta o un publicano se convierten, Dios les perdona totalmente sus pecados y quedan más blancos que la nieve. Pero si se puede decir que son ex-prostitutas y ex-publicanos, y ellos mismos humildemente lo reconocen, como San Pablo reconocía haber sido perseguidor de Cristo y ejecutor de cristianos antes de convertirse. Son ex…..tal o cual, aunque ya no lo son.

      1. Susanaa,

        “os precederán” se refiere al futuro.Si hubiera querido decir que les precederían sin necesidad de dejar el pecado entonces hubiera hablado ya en presente: “prostitutas y publicanos os preceden” pero al hablar en tiempo futuro se refiere a cuando se hayan convertido.

        Yo lo entiendo así.

          1. Gracias a todos,Jesus,ACS,por vuestras aclaraciones.Mi pregunta,no es tanto en el sentido de la conversión,porque no tengo dudas acerca de que la conversión es imprescindible para todos,sino en el modo de calificar al convertido.Bueno mil gracias y que Dios os lo pague.

        1. Susanaa,

          Ah bien, no la había entendido pues.Bueno yo creo que la clave está en el perdonar y “olvidar”.Nosotros perdonamos pero nos cuesta olvidar.Dios perdona y olvida simultaneamente.

          No! Desde el momento de la conversión el pecador deja de ser la persona que había sido porque nace de nuevo.Es un ser nuevo. El converso no olvidará lo que fué pero los demás deberíamos olvidarlo pq aquella persona ya murió.

          Saludos

  3. Susanaa, en cuanto a lo que comentó de que la tierra gemía gritando Abba, he mirado en los textos bíblicos que me indicó ( en la Biblia de Jerusalen y en otras) y no lo dice. Léalo de nuevo, por favor, porque no lo dice y es importante ya que si dijera que la tierra grita Abba estaríamos hablando de panteismo o al menos de que la tierra, el universo material , és cuerpo de Cristo, su carne, y eso se aleja un poco de nuestra fe .Al menos de la fe de siempre.

    1. Tienes, razón ACS,la tierra no grita Abba,ha sido un lapsus,por mi parte,he mezclado.Pero lo que si me queda claro es que toda la Creación aguarda la derrota definitiva de aquel que la sometió por el pecado.Y que con gemidos inenarrables,clama a Dios por su liberación.No soy panteísta y conozco el orden de lo creado,pero sí que es cierto que cuando el hombre cayó, arrastró tras de sí todo lo creado,exceptuando a la Virgen María por singular excepción,y en aras de la Redención Dios mismo quiso contar con ella,para realizar su plan de Salvación.La Encarnación de Dios hecho hombre,el Mesías prometido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles