PUBLICIDAD

Cuando el Vaticano se sentía orgulloso del Valle de los Caídos

|

“Esto mandamos, determinamos, decretando que las presentes Letras sean y permanezcan siempre firmes, válidas y eficaces y que consigan y obtengan sus plenos e íntegros efectos y las acaten en su plenitud aquellos a quienes se refieran actualmente y puedan referirse en el futuro; así se han de interpretar y definir; y queda nulo y sin efecto desde ahora cuanto aconteciere atentar contra ellas, a sabiendas o por ignorancia, por quienquiera o en nombre de cualquiera autoridad”.

Esta semana ha vuelto a situarse en el foco mediático el Valle de los Caídos. Una Basílica situada en el valle de Cuelgamuros, en la sierra de Guadarrama, cuya construcción -que tuvo lugar de 1940 a 1958- ordenó el Jefe del Estado español en ese momento, Francisco Franco, tras la Guerra Civil española. Un lugar dedicado a los combatientes caídos de ambos bandos de la contienda, donde se rezaría por su eterno descanso, dejando como garantes de tal misión a una pequeña comunidad benedictina.

Mucho se ha hablado de la dejadez de la Iglesia respecto a este lugar y, en concreto, con la obsesión del actual Gobierno de España, que se empecinó hace un año en sacar de ese lugar los restos del impulsor de todo aquello, Francisco Franco, sin encontrar ninguna pega por parte de la jerarquía eclesiástica española. Esta semana, el mismo Gobierno ha anunciado que “resignificará” el lugar, dejándolo como un cementerio civil y extinguiendo la Fundación de los monjes que allí viven. Por ahora el silencio de la Iglesia, de nuevo, se hace pesado.

No era así hace 60 años, cuando el Papa -nada menos que Juan XXIII- concedió la condición de Basílica a este lugar. Un honor que dejaba entrever el aprecio de entonces a la intención de la obra que había impulsado Franco. ¿Defenderán los obispos españoles la voluntad de Juan XXIII?

Les ofrecemos la Carta Apostólica Salutiferae Crucis, por la que Su Santidad Juan XXIII elevó al honor y dignidad de Basílica menor a la iglesia de la Santa Cruz del Valle de los Caídos:

Yérguese airoso en una de las cumbres de la sierra de Guadarrama, no lejos de la Villa de Madrid, el signo de la Cruz Redentora, como hito hacia el cielo, meta preclarísima del caminar de la vida terrena, y a la vez extiende sus brazos piadosos a modo de alas protectoras, bajo las cuales los muertos gozan el eterno descanso. Este monte sobre el que se eleva el signo de la Redención humana ha sido excavado en inmensa cripta, de modo que en sus entrañas se abre amplísimo templo, donde se ofrecen sacrificios expiatorios y continuos sufragios por los Caídos en la guerra civil de España, y allí, acabados los padecimientos, terminados los trabajos y aplacadas las luchas, duermen juntos el sueño de la paz, a la vez que se ruega sin cesar por toda la nación española. Esta obra, única y monumental, cuyo nombre es Santa Cruz del Valle de los Caídos, la ha hecho construir Francisco Franco Bahamonde, Caudillo de España, agregándola una Abadía de monjes benedictinos de la Congregación de Solesmes, quienes diariamente celebran los Santos Misterios y aplacan al Señor con sus preces litúrgicas.

Es un monumento que llena de no pequeña admiración a los visitantes: acoge en primer lugar a los que a él se acercan un gran pórtico, capaz para concentraciones numerosas; en el frontis ya del templo subterráneo se admira la imagen de la Virgen de los Dolores que abraza en su seno el cuerpo exánime de su Divino Hijo, obra en que nos ha dejado el artista una muestra de arte maravilloso. A través del vestíbulo y de un segundo atrio, y franqueando altísimas verjas forjadas con suma elegancia, se llega al sagrado recinto, adornado con preciosos tapices historiados; se muestra en él patente la piedad de los españoles hacia la Santísima Virgen en seis grandes relieves de elegante escultura, que presiden otras tantas capillas. En el centro del crucero está colocado el Altar Mayor, cuya mesa, de un solo bloque de granito pulimentado, de magnitud asombrosa, está sostenida por una base decorada con bellas imágenes y símbolos. Sobre este altar, y en su vértice, se eleva, en la cumbre de la montaña, la altísima Cruz de que hemos hecho mención. Ni se debe pasar por alto el riquísimo mosaico en que aparecen Cristo en su majestad, la piadosísima Madre de Dios, los apóstoles de España Santiago y San Pablo y otros bienaventurados y héroes que hacen brillar con luz de paraíso la cúpula de este inmenso hipogeo.

Es, pues, este templo, por el orden de su estructura, por el culto que en él se desarrolla y por sus obras de arte, insigne entre los mejores, y lo que es más de apreciar, noble sobre todo por la piedad que inspira y célebre por la concurrencia de los fieles. Por estos motivos, hemos oído con agrado las preces que nuestro amado hijo, el Abad de Santa Cruz del Valle de los Caídos, nos ha dirigido, rogándonos humildemente que distingamos este tan prestigioso templo con el nombre y los derechos de Basílica Menor. En consecuencia, consultada la Sagrada Congregación de Ritos, con pleno conocimiento y con madura deliberación y con la plenitud de nuestra potestad apostólica, en virtud de estas Letras y a perpetuidad, elevamos al honor y dignidad de Basílica Menor la iglesia llamada de Santa Cruz del Valle de los Caídos, sita dentro de los límites de la diócesis de Madrid, añadiéndola todos los derechos y privilegios que competen a los templos condecorados con el mismo nombre. Sin que pueda obstar nada en contra. Esto mandamos, determinamos, decretando que las presentes Letras sean y permanezcan siempre firmes, válidas y eficaces y que consigan y obtengan sus plenos e íntegros efectos y las acaten en su plenitud aquellos a quienes se refieran actualmente y puedan referirse en el futuro; así se han de interpretar y definir; y queda nulo y sin efecto desde ahora cuanto aconteciere atentar contra ellas, a sabiendas o por ignorancia, por quienquiera o en nombre de cualquiera autoridad.

Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día siete del mes de abril del año mil novecientos sesenta, segundo de nuestro Pontificado.

D. Card. Tardini

 

* AAS 53 (1961) 148-149.

20 comentarios en “Cuando el Vaticano se sentía orgulloso del Valle de los Caídos
  1. Parece importar poco al actual Papa y a los obispos, lo que está ocurriendo en la Basílica Pontificia del Valle de los Caídos, donde Benedicto XVI dijo que era un lugar ideal para orar ante Dios, cuando la visitó siendo Cardenal, en unos cursos de verano de la Complutense celebrados en El Escorial.
    El Papa Francisco está muy pendiente de los emigrantes de África que llegan a Europa, cosa que me parece bien,
    pero parece importarle poco la cantidad de profanaciones al Santísimo que hay en iglesias, o el asesinato y vejaciones a los cristianos.
    TODOS PODEMOS LLEVAR ESA CRUZ DENTRO DE NOSOTROS MISMOS, MEDIANTE EL MANDAMIENTO DEL AMOR Y EL SUFRIMIENTO.

  2. Pues nada, el Gobierno por acción y la iglesia por “discreción” han atentado a sabiendas o por omisión contra el decreto de Juan XXIII.
    La profanación de un cadáver (y las terribles consecuencias para quienes ejecutan y consienten este tipo de actos infames como los acaecidos en la Venezuela de Chávez con los restos de Bolívar).
    Por si fuera poco San Benito recibió de Dios Padre cinco promesas; la cuarta dice; 4) Cualquiera que persiga la Orden de San Benito y no se arrepienta, verá sus días acortados y morirá una muerte horrible.
    No me gustaría estar en la piel de muchos. Que Dios los pille arrepentidos y confesados en el Gran Día.

  3. Los decretos de creación de una basílica menor no son declaración dogmática y si un templo es desacralizado debe perder la condición de basilica menor, es cierto que no es lo deseable, pues a fin de cuentas la declaratoria implica que este distinguido templo será inmemorial por lo cual se consag

  4. El ataque al Valle es expresión del radicalismo anticristiano que inunda al Gobierno social comunista de España y cuyas manifestaciones más onerosas se expresan en leyes inicuas como la de la eutanasia. Y mientras estos hechos tan luctuosos se manifiestan en España, el Vaticano está obsesionado en nimiedades como la ecología, todo lo cual es símbolo de la decadencia de la actual jerarquía.

      1. Segun mi tia abuela – murio en 1970- a la muerte de Franco todo se iria degradando muy muy despacio, sera dificil darse cuenta… hasta que le echen. Entonces todo se derrumbara. Vale, culpa del virus, de los chinos, pero que casualidad.

  5. A mi lo que me sorprende es que nadie le preocupa esto y todo el mundo esta como si nada. Muy mal. Esto hace lucir a la iglesia en Espana como muy debil y tambien poco relevante en ese pais.

        1. Pepito, cómprate los libros que la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos tienen sobre esto, y no hables sin saber. Los que trabajaban en la construcción del Valle eran voluntarios, cobraban magníficas pagas y redimían muchos días de condemna. Entre otras cosas de las que puedes enterarte si te informas bien.

    1. Pepito te has tragado la mercancía averiada de la izquierda con sus mentiras sobre la “esclavitud” de los obreros que construyeron la basílica. Infórmate un poco mejor y luego nos hablas de lo poco católica que fue la forma en la que se construyó.

      1. Demuestra que todos fueron voluntarios y católicos practicantes por qué el hermano de mi madre no lo fue y murió allitde tuberculosis sin cuidadosos y sin que su hermana y su madre pudieran visitarlo.
        Su único crimen fue ser reclutado de forma forzosa por el frente popular así que mí antipatía a los dos. Entre ambos me dejaron sin un hombre bueno

        1. Nadie dice que los trabajadores del Valle fueran católicos (sólo tu). Eran presos, que aceptaron el trabajo para redimir sus condenas. ¿Qué hubo algunas condenas injustas? seguro, pero que hubo muchísimos, con delitos de sangre, también. El portero de la Abadía durante muchos años era un preso que había matado varios curas durante la guerra, y se quedó como portero una vez acabada su condena.

          1. Mi tío no fue voluntario de donde estaba preso lo cargaron en un camión con más jóvenes y lo llevaron para Allí sin opción de elegir y ahora no nos dejan que descanse con su madre y su hermana ( mi madre) ya que lo dejaron morir sin atención médica y como el hay muchos.
            Por otro lado no he dicho se levantó por católicos sino que debería haberse levantado por católicos voluntarios.
            No tenemos no está bien que se blanqueen las miserias humanas.

    2. Y cuál es esa forma… o es que te has tragado los sapos que la izquierda cuenta sobre la esclavitud de los presos. Lee la ley de redención de penas del momento y verás por qué había tanto preso político trabajando en el Valle.

  6. Pero yo os digo a los que me escucháis: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os odien,

    28 bendecid a los que os maldigan, rogad por los que os difamen.

    29 Al que te hiera en una mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite el manto, no le niegues la túnica.

    30 A todo el que te pida, da, y al que tome lo tuyo, no se lo reclames.

    31 Y lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente.

    32 Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Pues también los pecadores aman a los que les aman.

  7. Mi tío no fue voluntario de donde estaba preso lo cargaron en un camión con más jóvenes y lo llevaron para Allí sin opción de elegir y ahora no nos dejan que descanse con su madre y su hermana ( mi madre) ya que lo dejaron morir sin atención médica y como el hay muchos.
    Por otro lado no he dicho se levantó por católicos sino que debería haberse levantado por católicos voluntarios.
    No tenemos no está bien que se blanqueen las miserias humanas.

  8. Hermanos españoles: hace poco más de 500 años ya que mi país fue conquistado o evangelizado; o conquistado y evangelizado, como quieran verlo, y ver que hoy en día la gran España 🇪🇸 está vuelta de espaldas a Dios es de corregir desde su propia tierra el enfriamiento de su amor a Dios y no de buscar culpables externos (como el Papa).
    Ahora entiendo porqué según las profecías de Fátima los pastorcitos vieron aterrados como Europa será golpeada una vez más por los Moros. Es solo cuestión de tiempo 😭. Si una persona, ciudad, nación o humanidad abandona a Dios, queda expuesto a la noche tenebrosa de los enemigos de Dios y no se debe buscar culpas ajenas SINO PROPIAS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles