PUBLICIDAD

Nuestra Señora de los Dolores

|

Memoria de Nuestra Señora de los Dolores (Angustias), que de pie junto a la cruz de Jesús, su Hijo, estuvo íntima y fielmente asociada a su pasión salvadora. Fue la nueva Eva, que por su admirable obediencia contribuyó a la vida, al contrario de lo que hizo la primera mujer, que por su desobediencia trajo la muerte.

Esta advocación mariana destaca el sentimiento de dolor de la madre ante el sufrimiento de su hijo. Los “siete dolores” hacen referencia a los siete episodios de la vida de Jesucristo, relatados por los evangelios, que hicieron sufrir a María.

Los siete dolores son:

  • La profecía de Simeón en la presentación del Niño Jesús
  • La huida a Egipto con Jesús y José
  • La pérdida de Jesús
  • El encuentro de Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario
  • La crucifixión y la agonía de Jesús
  • La lanzada y el recibir en brazos a Jesús ya muerto
  • El entierro de Jesús y la soledad de María

La devoción a la Mater Dolorosa se desarrolla a partir de finales del siglo XI. En 1239, en la diócesis de Florencia, la Orden de los Servitas u Orden de frailes Siervos de María, cuya espiritualidad estaba muy ligada a la Santa Virgen, fijó la fiesta de Nuestra Señora de los Dolores el 15 de septiembre.

La Virgen la Dolorosa o Virgen de los Dolores es una advocación que cuenta con gran número de seguidores en países como Argentina, Colombia, Ecuador, España, Guatemala, Italia, México, Panamá y Portugal. Es la patrona de Eslovaquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles