PUBLICIDAD

Obispo amenaza con ‘penas canónicas’ al sacerdote que dijo que un católico no puede votar a Biden

|

No se puede ser católico y [votante] demócrata, punto”, fue el mensaje central de un vídeo del Padre James Altman, rápidamente viralizado en redes y que podría costarle ahora un disgusto: el titular de su diócesis, William P. Callahan, obispo de LaCrosse, amenaza al sacerdote con penas canónicas.

Al obispo no le han gustado, según una nota publicada el jueves, los “modos” y el “tono” del Padre Altman en su mensaje grabado y difundido en las redes sociales advirtiendo a los fieles que no podían votar en las presidenciales de noviembre al tándem demócrata Biden-Harris, ultraabortistas, y seguir llamándose católicos, en un vídeo que se ha visionado ya más de 475.000 veces y que pronto pasará del medio millón.

No hay que descartar penas canónicas si no funcionan mis intentos de corrección fraterna”, amenaza el obispo, después de acusar a Altman de haber infligido una herida en el Cuerpo de Cristo.

Se veía venir, de lejos. El episcopado norteamericano es abrumadoramente demócrata con escasos disimulos y la claridad de Altman es cualquier cosa menos bien recibida en un momento tan delicado. De hecho, los obispos han hecho mangas y capirotes para negarse a negar -y valga la reiteración- la comunión a los políticos más recalcitrantes en el asunto del aborto, como el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que recientemente aprobó para su estado una ley que permite acabar con la vida del niño ya iniciado el parto.

Naturalmente, al obispo le asiste la facultad para castigar a Altman, con penas canónicas o, de modo más discreto, con traslados equivalentes a un exilio. Pero hay dos problemas para llevar a cabo su amenaza.

La primera es el abrumador apoyo popular entre los fieles que ha llovido sobre Altman. Y la segunda es que castigar a Altman dejaría en muy mal lugar a un colega en el episcopado, el obispo de Tyler, en Texas, Joseph Strickland, que desde su cuenta en Twitter dio al mensaje de Altman el apoyo más entusiasta y explícito: “Como obispo de Tyler apoyo la declaración del Padre Altman en este vídeo”, afirma Joseph Strickland desde su cuenta en la red social Twitter. “Me avergüenza haber tardado tanto. Gracias, Padre Altman, por su VALENTÍA. Si amáis a Jesús & a su Iglesia & a esta nación… por favor, ATENDED A ESTE MENSAJE”.

De entrada, Callahan ya ha encontrado el modo de silenciar a Altman, como el propio sacerdote avisa en la homilía de su última Misa en directo por las redes, según informa LifeSiteNews:

El obispo no quiere que ofrezca en directo la misa”, dijo hoy viernes. “Esta podría ser la última retransmisión del Santo Sacrificio de la Misa que pueda dar. Es desafortunado, pero ‘los modos y el tono’ de la gente que se opone a nosotros son así de viles y despreciables”.

Y da nombres: “Advertiréis que no hay niños hoy. Eso es por los ‘modos y el tono’ de varios viles y despreciables comentarios y cartas y correos y llamadas efectuados tanto a mi obispado como a mi parroquia después de que James Martin urgiera a sus seguidores en público que se quejaran”.

34 comentarios en “Obispo amenaza con ‘penas canónicas’ al sacerdote que dijo que un católico no puede votar a Biden
    1. Pues eso mismo hicieron con el Santo Padre Pío de Pietrelcina. Ni más ni menos, así que ya tienen con que salir sus defensores, tan pronto el obispo cumpla su promesa

  1. Es curioso como los heterodoxos, que se carcajean del Derecho Canónico y ridiculizan sus normas, como normativismo, no dudan en aplicarlo contra los católicos y solamente contra los católicos, en una persecución orquestada desde Roma, por si alguien todavía no se ha enterado. La ventaja que tenemos: Contamos con Dios, que ha tomado partido, con los católicos, pues quiere que todo el mundo se salve y llegue al conocimiento de la Verdad.

        1. Cierto que el aborto es más grave que el adulterio, pero ambos son gravemente malos. Si no aborto, ni mato, ni robo, pero cometo adulterio y muero sin arrepentirme de ello me condenaré. El que el aborto sea más malo que el divorcio no quita para que ambos sean pecados gravemente malos que nos hacen merecedores de la muerte eterna. No seamos parciales y juzguemos a nuestros inefables políticos íntegramente aplicando toda la Ley divina.

          Ya dijo Cristo: “Si quieres entrar en la vida eterna, guarda los mandamientos”, es decir todos los mandamientos sin exceptuar a ninguno. Es duro tener que cumplir exactamente todos los Mandamientos, pero con la gracia de Dios se hace yugo suave y llevadero.

          1. Pues siendo que, tanto como con el adulterio como con el aborto vas al in fierno si la espichas sin arrepentirte, no sabemos a santo de qué la jerarquía católica apoya a Biden siendo el asesinato de indefensos un acto horrible

      1. Ese “don” que firma por aquí es el mismo al que FdC, ya le ha cortado las alas?
        Me está queriendo decir que el bidet ese, está a favor del matrimonio natural, que solo puede ser entre un hombre y una mujer?
        Pero además, el divorcio y posterior arrejunte con diferente consorte, según los amores de leticia, es la respuesta que Dios puede querer en un determinado momento, y nada dice esa misma carta sobre el aborto, así que anda usted un poco descaminado.

  2. Otro abuso de poder de un obispo y van …. tropocientos mil. No es casualidad que siempre sea contra los católicos ortodoxos, es diabólico. Siento decirlo, pero al final todos estos impresentables dan la razón a Mons. Lefebre. Poco a poco se va haciendo cada vez más difícil ser católico y hacer caso a la jerarquía.

  3. Sin ánimo de entrar en polémica, me reitero en la opinión de evitar hablar de política por parte del clero. Me parece un desacierto por parte del Padre James posicionarse públicamente de parte de un candidato (cualquiera que sea), puesto que la política está corrupta hasta el tuétano.

    1. Entonces cero política, pero si decir que no voten por aquellos que apoyan el crimen de los niños no nacidos es mejor callar, quiere decir que andamos muy mal y que nos da lo mismo defender, o no, la vida de los inocentes. Vaya que alguien quisiera atentar, por ejemplo, contra un hijo bebé nuestro.

    2. En asuntos de política se incluye al clero (véase los Concordatos o las “reformas” que la izquierda española tiene pensadas desde hace tiempo para la Iglesia y las religiones en general), por lo que no hay razón que deslegitime al clero hablar de política. Por mucho que huyas y te quieras alejar, a veces se llega a situaciones en las que o te defiendes o acaban contigo. Y los musulmanes son los primeros que aplican esto.

      1. Extracto de la primera campanada de San Josemaría Escrivá:
        “… se habla de respetar la dignidad de la persona humana, y se discrimina a los fieles, con criterios utilizados para las divisiones políticas. Toda esa ambigüedad es camino abierto, para que el diablo cause fácilmente sus estragos…”

  4. ¡Me dan tanto coraje estos abusos de poder, que además van frontalmente contra Cristo y su iglesia, y para acabarlo del bordar, surgen de la boca de los que se llaman apóstoles de Jesucristo! Sepul cros blan queados, eso es lo que son, llenos de podre dumbre por dentro.

  5. Y donde está el presidente de la asociación de obispos de ese país para que manifieste defina su postura, tanto personal como de la asociación de obispos?

  6. Aunque en absoluto soy opuesto al rito extraordinario, hubiera preferido que el sacerdote protagonista del mensaje apareciera celebrando la misa por el rito ordinario. Conozco a muchos que celebran habitualmente por este rito ordinario y que, sin embargo, habrían hecho lo mismo que él y le apoyan. De este modo, me temo que se da la impresión de que solo los que celebran por el rito extraordinario mantienen una postura tan clara frente al aborto y quienes lo secundan, al tiempo que se incide en una división entre ambos ritos y quienes los celebran, cuando no tiene por qué ser así.

  7. Un principio en Filosofía es que siempre hay que buscar el bien y se no se puede hay que buscar el mal menor.
    Un adulterio, aunque muy difícilmente, puede tener una solución (sería la restauración del matrimonio original).
    Un aborto, jamás tiene solución

    1. Cuando “el mal menor” es un mal grave, como el adulterio, nunca es lícito moralmente admitirlo, aunque sea para evitar un mal mayor.

      Asi, por ejemplo, si un tirano desalmado propusiese que para evitar un aborto se tuviese que violar a una mujer o abusar de un menor, no sería lícito esto último, que es menos grave, aunque con ello se pudiese evitar el aborto, que es más grave que la violación o el abuso de menores.

      No es lícito que para evitar el aborto tengamos que aceptar el adulterio, pues aunque el adulterio es menos grave que el aborto no por ello deja de ser un mal grave. No se puede invocar el principio del mal menor cuando el mal menor es un mal grave.

      Así pues no se puede votar a Trump, aunque con ello lográsemos evitar el aborto, pues lo haríamos a costa de admitir el adulterio, que aunque es menor mal que el aborto no por ello deja de ser un mal grave.

  8. El aborto es más grave que el adulterio, pero ambos dos son pecados graves que acarrean la eterna condenación. En el infierno el abortista tendrá un castigo accidental más severo que el divorcista, pero ambos dos por igual estarán privados por toda la eternidad de la pena esencial del infierno que consiste en la privación de la visión de la divina esencia. Ya lo dijo San Pablo: “Que nadie os engañe, los adúlteros no heredarán el reino de Dios.”

    Por tanto Trump, que tiene en su haber moral oponerse al aborto, sinembargo tiene en su debe moral el adimitir el divorcio, y por eso no es un político que sea votable por un católico. No olvidemos que “el pequeño será juzgado con benignidad, pero los grandes (entre los que se encuentran los políticos y príncipes de este mundo) serán juzgados con todo rigor.” Ser político no es cosa menor, sino mayor, como diría el pepero Mariano, y nobleza obliga.

  9. Lamento la confusión que tiene el obispo entre el buenismo y la forma de vida cristiana. El cristianismo, desde luego no es igual a republicanismo; pero lo que sí es, es antagónico al pensamiento del bando demócrata.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles