PUBLICIDAD

Habla la numeraria más poderosa del Opus Dei: “Soy feminista, pero sin excluir al hombre”

|

En el Opus Dei puede caber gente de Podemos “siempre que defienda los valores del Evangelio”.

En los últimos días han aparecido hasta tres entrevistas distintas ―El Español, La Provincia y ABC― a Isabel Sánchez Serrano, una numeraria del Opus Dei de 51 años que dirige la Asesoría Central del Opus Dei, órgano que asesora al prelado ―el superior― del Opus Dei. El pretexto de la entrevista es la publicación de un libro suyo “feminista” que “recoge un liderazgo que emerge en este tiempo de transformación social en el que la mujer toma las riendas de las situaciones”.

Isabel Sánchez asegura que en el Opus Dei puede caber gente de Podemos “siempre que defienda los valores del Evangelio”. “Tampoco he conocido a alguien así como muy radical, pero eso es porque no hablamos mucho de política”, asegura. Ella dice que no sabe el partido político “de nadie ni su pensamiento político. Eso no importa tanto como que la persona, allá donde esté, quiera vivir en su mundo, comprometerse con él y hacerlo buscando la opción política que considere más conveniente”. Se debió de olvidar del partido político al que pertenecían destacados miembros del Opus Dei: Jorge Fernández Díaz, Federico Trillo y Luis de Guindos. O al que pertenecía Rafael Larreina, por decir los primeros nombres que me vienen a la cabeza.

“Yo quiero alejarme de ese feminismo antagonista que se opone al hombre y que quiere reafirmar a la mujer aplastando al hombre”, advierte. “Es feminista decir que hombre y mujer pueden llevar una vida plena realizando un trabajo socialmente no reconocido. Lo que debemos hacer es que se reconozca. Y no sólo para la mujer. Cualquiera, incluido un hombre que cuida a su padre o a un enfermo. Esa persona que decide, hombre o mujer, cuidar de los suyos se merece todo el reconocimiento. El cuidado es un trabajo que puede hacer muy feliz a quien decida hacerlo”, afirma la numeraria en una de las entrevistas.

“No es un problema de que la mujer tenga que conciliar mejor, sino de que todos tenemos que conciliar mejor. Que el hombre sienta que la familia también es un proyecto suyo y prioritario. ¿Cómo se logra? Debemos trabajar juntos. Ministerios de trabajo, empresarios, el empleado, el empleador…” asegura en otro momento.

Dice que las opciones para vivir el feminismo en el Opus Dei “son múltiples” porque cada persona “tiene libertad para vivir el feminismo como quiera”. “Buscamos la igualdad de oportunidades. Aspiramos a un feminismo solidario y de servicio. Soy feminista, pero sin excluir al hombre”, manifiesta Sánchez Serrano.

Defiende la diferencia de sexos ya que la neurociencia y la biología “nos dicen ya que hay dos tipos de cerebros: uno de hombre y otro de la mujer que nos hacen percibir el mundo y la vida de manera diferente Creo firmemente que el “cableado” masculino y el femenino son diferentes”. Cuidar a hijos y ancianos “es una tarea que podemos hacer todos, pero la mujer tiene ya muchos siglos de trabajo en este campo y es una experta”, dice.

“Va siendo hora de cambiar las cosas”, le contesta el interlocutor, a lo que ella responde que “absolutamente”, que “ese es el mensaje del Papa Francisco, el de desechar una sociedad de descarte para apostar por una sociedad del cuidado entre todos”.

En otro momento se le pregunta sobre qué le preocupa al prelado del Opus Dei sobre la mujer. “La necesidad de revalorizar el papel de la mujer en la Iglesia. Pero sobre todo quiere apostar por la familia, por la paz y por esas mujeres que tienen aspiraciones profesionales y que quieren cambiar el mundo”, contesta la numeraria.

Ella sin embargo no ve a las mujeres como sacerdotes. “Eso es centrar el liderazgo en una visión de poder”, y el sacerdocio “no es un camino de desarrollo de la dignidad o de poder”, si no que los curas están “para servir a los laicos”, dice la numeraria del Opus Dei. “Forma parte del ADN de la Iglesia que los sacerdotes sean hombres como Jesucristo. Es una cuestión de fe y no hay nada que cambiar”, sentencia.

Isabel Sánchez asegura que el Opus Dei es moderno de por sí “porque está anclada en el mundo en el que vive”. Señala que es necesario “un mayor protagonismo de hombres y mujeres laicos”. “Es algo que estoy segura de que veremos en los próximos años en la Obra y en la Iglesia”, añade. Esto reconozco que me ha desconcertado ya que, si no me equivoco, ese protagonismo de los laicos es precisamente una de las señas de identidad que san Josemaría quiso imprimir en el Opus Dei desde su fundación en 1928.

Sánchez Serrano cree que “vamos a ver muchas más mujeres directivas de obras corporativas, de labores que empiece la Obra, pero vamos a ver también teólogas, doctoras de la Iglesia, mujeres en dicasterios… vamos a ver mujeres en muchos nuevos sitios”.

Sobre el coronavirus dice que tenemos “que poner todos los avances científicos en esta lucha, pero siempre confiando en Dios” y cree que el virus ha castigado más a las mujeres porque porque en la casa “toda la carga ha vuelto a recaer sobre los hombros de la mujer”.

Por último, afirma que es partidaria, “en algunos lugares y circunstancias”, de las cuotas. “Quizás como medida transitoria. Para llegar a una igualdad de oportunidades para todos, hay que tomar alguna medida que cubra el desequilibrio del que se parte”.

51 comentarios en “Habla la numeraria más poderosa del Opus Dei: “Soy feminista, pero sin excluir al hombre”
    1. Bueno, esa señora simplemente es lo que hoy toca ser. Vamos, como los primeros cristianos, que se amoldaban en todo como un guante al Mundo, pero nadie se explica por qué luego se los comían los leones de diez en diez, ¿verdad…?

    2. En el Opus Dei hay numerarias auxiliares, no hay numerarios auxiliares. Se me dijo en su día que si el toque femenino, que si son como las madres de las casas donde habitan los numerarios….Unas explicaciones ñoñas que sólo pueden convencer a los convencidos ya, a los de dentro…. máxime cuando el trabajo de cocinar, fregar, limpiar.. es una profesión y sólo hace falta preparación y ganas.
      ¿Puede una numeraria auxiliar por su valía personal y curiosidad intelectual estudiar una carrera siendo numeraria auxiliar y desempeñar labores de gobierno o pasar a ser numeraria por la preparación adquirida y la conveniencia de sacarle provecho?
      Creo que en el Opus Dei según entras según te quedas. Es mi opinión… claro… sólo eso. No tiene sentido esos aires de modernidad de esta señora

      En el Opus Dei no cabe un miembro del PSOE o PODEMOS, sí cabe una persona de izquierdas que vote a partidos de izquierdas que respesten la vida y la moral natural. Los hay de hecho aunque sean sean chicos.

  1. Lo que pasa es que el Opus Dei ha enterrado las tres campanadas proféticas de san Josemaría Escrivá, donde se efectúa el diagnóstico de todos los males que afligen a la Iglesia desde los años 60 del pasado siglo y se receta la oportuna medicina, y no las ha exhumado cuando más vigentes están dichas campanadas, que todavía siguen resonando en los oidos de tantos que queremos ser fieles hijos de la Iglesia. Eso ha conllevado, por un papismo que raya en la papolatría, la aceptación progresiva de la misericorditis y del buque insignia la Amoris, que lleva a la Iglesia a los pastos protestantes, tan secanos. Si no se exhuman las tres campanadas, tengo muy claro que su entierro conllevará ineludiblemente el entierro del Opus Dei. Dios no premia traidores al espíritu fundacional bendecido por la Iglesia con la canonización del fundador.

  2. No se preocupe en excluir al hombre, que somos los hombres, y también las mujeres, quienes nos autoexcluimos de vincularnos a una prelatura que ha traicionado al fundador, del que se avergüenza, sobre todo de las Tres Campanadas, tan políticamente incorrectas. Ya no hay expansión, los centros se cierran, las ordenaciones reducidas a menos de la mitad, envejecimiento progresivo, no hay apenas vocaciones, las pocas que hay apenas perseveran. La crisis es más que patente. El OD, la gran catequesis, era garantía de buena doctrina; ahora, ya no, agua pasada, que no mueve molino.

  3. “Vamos a ver muchas más mujeres directivas de obras corporativas, de labores que empiece la Obra, pero vamos a ver también teólogas, doctoras de la Iglesia, mujeres en dicasterios… vamos a ver mujeres en muchos nuevos sitios”.

    Es posible, pero no serán del Opus Dei, que se está quedando sin vocaciones. La media de edad de las numerarias debe rondar ya los 60, una edad en que se aspira más a la jubilación que a los menesteres que cita. Su forzado optimismo se agotará en breve, muy breve tiempo, sobre todo si la cesan, que es harto posible.

      1. ¿ Dónde vives ? ¿ Cuántas vocaciones perseverantes conoces ? Yo vivo en Navarra. No paran de cerrarse centros, no hay vocaciones y la Universidad de Navarra está muerta para los temas morales que sacuden a la humanidad. No pinta nada, absolutamente nada.

        1. Muchas veces, leyendo sus comentarios me gustaría conocer cuáles son los frutos de su vida. Los que no sean los amargos de su frustración. Que ha hecho de positivo. De que se enorgullecerán de ud sus hijos. a tan autopagado de sí mismo, manifiesta una soberbia tan grosera que verdaderamente uno llega a pensar si una persona así puede estar en sus cabales. Solo id es criterio de rectitud. Todos somos unos perdidos, liberales, traidores, apóstatas … sinceramente que es usted? Un traidor? Un resentido? Un frustrado? Tanta negrura solo puede provenir de la frustración de una vida vacía. Hágaselo mirar y no proyecte su frustración en los demás.

          Algunas veces sus atrevimientos, sus juicios, Llego a la conclusión que solo pueden provenir de la enfermedad. No se ponga en evidencia. Intente ver lo bueno de la vida, la acción de la Gracia De Dios y sus frutos.

          1. No se si tendre tacto y delicadeza, pero lo que digo a Belzunegui que lo reciba como emitido con todo el cariño del mundo. pero la verdad es la verdad la diga LECTOR o JOAQUIN.

      1. Perdón, el numerario Rafael Larreina cesó como diputado nacional en 2015 y luego no fue elegido cuando iba representando a EH-Bildu como número dos por Guipúzcoa (y es que hay que tenerlos…).

  4. “El comunismo es intrínsecamente malo, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieren salvar de la ruina la civilización cristiana”.
    “Divini Redemptoris” (Pío XI)

  5. Estoy de acuerdo con casi todo lo que dice, menos en política, el problema del Opus Dei es que como dice, en sus casas no se habla de política, y creo que poco fuera, en ese sentido no creo que tienen suficiente información de la ideologia de los partidos, además de que quieren evitar por todos los medios las broncas sobre este tema.
    Son demasiado liberales en un tema que incluye temas morales, y no parece que se dan cuenta de que estos son muy graves para un cristiano.

  6. Dice Doña Isabel que “en el Opus Dei puede caber gente de Podemos siempre que defiendan los valores del Evangelio.” Si defienden los valores del Evangelio es que no son verdaderamente de Podemos. Y si son verdaderamente de Podemos no pueden defender los valores del Evangelio.

    Cierto Argía, uno de los problemas del Opus es que no se habla de política y así se les cuelan muchos políticos que luego traicionan a Dios, votando leyes que van en contra de la ley divina.

  7. Con Echeverría, que aparece sonriente en la foto, ya empezó la decadencia en el Opus Dei. Yo quise entrevistarme con el, en una ocasión que vino a Pamplona, para hablar de la situación de la Iglesia y el OD. No se me permitió. Con Ocáriz, la decadencia es ya patente. Con Fazio, el recriminador de los fieles del OD que firmaron la corrección filial a Francisco y previsible sucesor, llegará una agonía prolongada y dolorosa, si Dios no lo remedia. Una pena. La decepción ha sido muy honda. Yo opté por apartarme. No me arrepiento. Esta señora, es un decir, me confirma en mi opción.

  8. Esta mujer es mentirosa y boba. Mentirosa, porque si fuera verdad el feminismo que pregona, se habrían acabado ya las sirvientas denominadas “numerarias auxiluares”; boba porque se apunta sin pensar a muchos de los tópicos de la ideología de género.

  9. La masoneria infiltrada hace tiempo en el OD. El propio Ocariz es hijo de repúblicanos exiliados en Francia. El mero hecho de la negativa de publicar las tres campanadas y el silencio sepulcral con todo lo que ocurre dentro de la Iglesia es suficiente para saber el rumbo de la obra.

    Este artículo solo demuestra la perdida del rumbo original de su fundador!

  10. Todo aquel que haya conocido la Obra (de la cual se suele guardar gratos recuerdos y agradecimiento, aunque también otras cosas) no ha dejado de sorprenderse por las declaraciones de esta señora. Desde hace un par de décadas aproximadamente hemos ido notando algunos cambios, al principio casi imperceptibles, luego, más evidentes. Lo del feminismo es de traca. Para mi es un reflejo del efecto burbuja. Porque hay determinada gente dentro de la Obra que viven dentro de una burbuja. Por diversas circunstancias: necesidades de gobierno, por el trabajo o por lo que sea. El caso es que apenas tienen contacto con algo o alguien que no esté relacionado con la institución. Y como consecuencia, se pierde conciencia del mundo real. Esto no es lo que figura en los estatutos. Pero dar, se da. Para contrarrestar esto, algunos de los susodichos se pasan de rosca queriendo disimular esas carencias. Creo que es el caso de esta señora.

    1. Totalmente de acuerdo. Además se echan piedras contra su propio tejado. ¿Qué pasará con las numerarias auxiliares?¿ Van a seguir pitando si siguen con ese lenguaje feministoide? Cómo le explicarán a una chica la vocación de numeraria auxiliar si hablan de este feminismo? ¿Van a hacer ese trabajo alguna vez los hombres? Cayeron en la trampa y compraron el lenguaje y desistieron en la batalla. Con la ley en la mano el feminismo no hace falta: es pura ideología izquierdista.

  11. Confusión y desamparo, es lo que genera ésta entrevista. Y el católico fiel pide certezas y pilares sólidos.

    Uno de Podemos que quiera ser católico puede serlo… renunciando a Podemos.

  12. Cuando la cabeza está más que toc ada del ala, como es el caso de los jesu ítas con un Sosa si la sal se vuelve Sosa, cabe generalizar y hasta se debe. Un Sosa no surge de la noche a la mañana. Un Berg tampoco, ni un Spadaro ni un Ja mes. Son ya muchas décadas de der iva jesuí tica. Los buenos jesu ítas son ya la excepción y los tienen apar cados o desautorizados. La compañía de Jesús se ha transformado en ¡ Jesús qué compañía !. Lo malo, lo perv erso, es que su enfermedad, ya incurable salvo milagro, la ha contagiado al resto de la Iglesia y quiere morir mat ando con el arma, tan inocua en apariencia, pero demo led ora en la realidad, de la misericorditis.

    Que Dios salve a la Iglesia. Te lo pedimos Señor.

    ¿ No escarmentará el Opus Dei en cabeza ajena, como aconsejaba san Josemaría ?

  13. Imagino que a estas alturas habrán suprimido las numerarias auxiliares y los numerarios en sus pisos se habràn puesto a cocinar su comida, lavar su vajilla y hacer su colada. A, ¿no? ¿Feminismo? Ja, ja, ja.

    1. Tiene que decir este tipo de cosas para poder salir en los medios. Siempre dicen una cosa y practican otra. No creo que dure, se ha pasado en el cumplimiento de las órdenes recibidas.

  14. Puestos a citar a Francisco, como cita, haría mejor en citar la frase más afortunada de su pontificado: ¿ Qué es el feminismo ? ¡ El machismo con faldas !

  15. Aquí la gente se pone nerviosa por cualquier tontería. Leída la entrevista en ABC y este artículo, no me parece nada del otro mundo lo que dice esta mujer y mucho menos que contradiga la doctrina de la Iglesia, por lo tanto todo mi respeto. La única “boutade” es cuando dice lo de ser del Opus Dei y de Podemos por incoherente, pero el resto gustará más o menos pero sin más…. Ya sobre profecías con lo que le pasará al Opus Dei así como juzgar a la institución, es una perdida de tiempo y poco católico ;O)

  16. Esta criatura vive en un mundo paralelo. Decir que uno de podemos podria ser del Opue Dei es decir que no sabe lo que es podemos. Y luego habla de un feminismo utopico que no tiene nada que ver con el actual. Habla de otra cosa. Para estar en la cuspide de una prelatura esta bastante desinformada y perdida. Que triste.

  17. Carta abierta a Isabel Sánchez, del Opus Dei

    Se llama Isabel Sánchez, española, es la mandamás de todas las mujeres del Opus Dei en el mundo. Acaba de escribir el libro feminista de “Mujeres brújula en un bosque de retos”. No, no pienso leerlo.
    Conste que no soy yo el que la califica de feminista sino que ella misma se define así y así define su libro.

    Confieso que cuando me eché al coleto sus primeras declaraciones, pensé en callar y no hablar. Pero es que han sido muchas declaraciones (ABC, La Razón, El Español), una detrás de otra, un crescendo que ha terminado en un titular para el recuerdo: “Un buen cristiano es feminista y sororo”. Sí, lo de sororo es un neologismo hortera que define la hermandad femenina en la que creen pocos varones y ninguna mujer.

  18. Bueno, las feministas tampoco pero están obligadas a decir que sí. Con todo esto, he decidido dedicar a doña Isabel esta carta, carta abierta, que hago extensiva al prelado del Opus Dei, el sacerdote Fernando Ocáriz.

    Verá usted, doña Isabel: un cristiano no puede ser feminista porque las feministas odian dos tesoros de la Iglesia: la virginidad y la maternidad. O sea, le odian a usted como numeraria del Opus Dei y odian a las supernumerarias de la Prelatura. Todo a un tiempo.

    Y esto resulta sobresaliente por cuanto el feminismo nace de la presunta marginación de la mujer, cuando la marginada en el siglo XXI no es la mujer, sino la madre.

  19. Recuerde, también, que lo que siempre pierde a la mujer es intentar convertirse en el centro de atención de cuantos le rodean. Lo que el feminismo llama visibilidad, término que usted ha acogido, al parecer olvidando que visibilidad no es otra cosa que vanidad. Los clásicos, cuando no existía el feminismo y, por tanto, conocían mejor a ellas y a ellos, hablaban de la mujer discreta. No porque creyeran que debía estar callada (¿Acaso eso es posible?) sino porque le presumían inteligencia y perseverancia y sabían que lo que podía perderle era el exhibicionismo.

    Más. Asegurar, como usted ha hecho, que “en la Obra cabe gente de Podemos siempre que defienda el Evangelio” es como asegurar que el lobo cabe en el aprisco de las ovejas siempre que antes de entrar se extraiga toda la dentadura y las garras. Doña Isabel, el contrasentido, la incongruencia, la incoherencia, la contradicción, no caben en sitio alguno.

  20. Recuerda aquel dilema que lanzaba el ateo: “Dios no puede ser omnipotente porque no puede crear una piedra que él mismo no pueda levantar”. Y ya sabe la respuesta: una piedra que un ser omnipotente no puede levantar no es un imposible, es sólo un contrasentido”.

    Convertir a la Iglesia, y a la Obra, en feministas sólo me certifica que los males del Opus Dei están dentro y arriba como decía su fundador sobre la Iglesia del postconcilio.

    Ejemplo: hemos llegado a un momento en que las numerarias se burlan de la supernumerarias, ‘con bombo’. Recuerdo con sonrojo -ocurrió años atrás, que el mal ya estaba dentro- que en cierto programa de radio se invitó a un debate a una numeraria con muchas ambiciones políticas para hablar de la familia. Sólo puso una condición: “A mí no me traigas aquí a señoras con bombo”.

  21. Doña Isabel, no sea usted ingenua. No acaricie a la serpiente: le morderá. No se haga la feminista porque nadie se va a creer que la Obra y la Iglesia sean feministas (Laus Deo).

    Además, da la impresión de que el Opus Dei lleva años corriendo con mangueras a las inundaciones y con barcazas a los incendios. De verdad, en este momento de la batalla eucarística, de pérdida lacerante de vocaciones, en el momento de mayor crisis (crisis de santidad, naturalmente) de toda la historia de la Iglesia… ¿todo lo que tiene que vender la ‘number one’ del Opus Dei es feminismo? ¿En serio?

    Y no olvide doña Isabel: si al Opus Dei le quitas el Dei, se queda simplemente en Opus. Lo digo porque le oigo hablar mucho de la mujer y muy poco de Cristo.

    Eulogio Lopez

  22. A veces la intención de parecer o sonar “moderno” a la larga o a la corta te condena. En el OD como en el resto de la Iglesia las vocaciones van en picada, tanto que, si bien hay nuevos miembros en el OD, no es la cantidad que esperaban o deseaban y sobre todo, han dejado de “contabilizar” aquellos de edad avanzada porque la media de edad de los nuevos miembros supernumerarios estaba subiendo preocupadamente.

  23. ¡Cómo ha cambiado el Opus!. Esta señora, alabando el feminismo, ideología criminal responsable de la pandemia del aborto, del asesinato de los niños a discrección de sus madres, es del Opus Dei. Cuando personajes como éstos llegan a lo más alto de la organización, ésta se pervierte. Sucede algo parecido con la Compañía de Jesús o cuando el modernismo alcanzó el poder dentro de la Iglesia Católica. Viendo a esta individua en ese puesto no le auguro nada bueno a la obra de san Josemaría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles