PUBLICIDAD

Roma no rehabilitó al fundador de Schoenstatt

|

Roma no permitió que el fundador de Schoenstatt, padre José Kentenich, volviera a dirigir el movimiento, revela el vaticanista Sandro Magister citando una carta de 1982 del entonces prefecto para la Doctrina de la Fe, cardenal Ratzinger de 1982.

La imagen de Kentenich, cuya causa de beatificación se lleva a cabo en la diócesis alemana de Tréveris,  sufrió un duro golpe a raíz de un informe de la académica italiana Alexandra von Teuffenbach publicado el 2 de julio en el blog Settimo Cielo, del propio Magister, y en el periódico alemán Die Tagespost, en el que se revela denuncias de abusos de poder y sexuales contra Kentenich que se remontan a mediados del siglo XX.

Von Teuffenbach se basa en documentos recientemente abiertos al público del pontificado de Pío XII y a los hallazgos del teólogo jesuita Sebastiaan Tromp, que realizó una visita apostólica a la Familia de Schoenstatt a pedido de la Santa Sede, informa ACI Prensa.

Von Teuffenbach, experta en historia de la Iglesia, presentó supuestos diálogos de contenido sexual que habrían ocurrido entre el funfador e integrantes del Instituto de las Hermanas de María de Schoenstatt antes de la visita apostólica del P. Tromp, así como una carta en la que se denuncia “abuso sexual”.

Kentenich fundó Schoenstatt en 1914, pero en 1951 el Vaticano ordenó una visita apostólica a la Familia de Schoenstatt y envió al fundador a Estados Unidos. Hasta 1965, tres años antes de su muerte, el sacerdote no pudo regresar a Alemania y reunirse con la Familia de Schoenstatt.

El padre Juan Pablo Catoggio, presidente de la Presidencia General de Schoenstatt, reaccionó a las informaciones asegurando que en 1965 “los decretos que lo separaban de su fundación fueron revocados, y la causa del fundador fue devuelta a la Congregación de los Religiosos de la época. De esta manera pudo asumir una vez más su posición de fundador en la Obra de Schoenstatt. De hecho, con esto se invalidó también la acusación de abuso de poder”.

Pero no parece ser así, a juzgar por la carta de Ratzinger que ha desenterrado Magister. En ella, el propio Ratzinger afirma que “la Congregación [para la Doctrina de la Fe] no es de la opinión de que las aclaraciones que el visitador hizo entonces a la doctrina y a la actividad del padre Kentenich, hayan sido un desagradable error y se hayan basado en informaciones erróneas. En la sesión del Santo Oficio del 29 de octubre de 1965 no se anuló ninguna de las anteriores decisiones del Santo Oficio que se referían a la doctrina, la actividad y la persona del padre Kentenich; simplemente no se insistió para que el padre Kentenich, al haber regresado a Roma desde Estados Unidos sin el permiso de la Congregación, sino solo sobre la base de un telegrama interpretado en forma errónea, tuviera que retornar”.

De hecho, sigue la carta, Doctrina de la Fe “le dio el permiso de incardinarse en la diócesis de Münster, pero con la condición de que el padre Kentenich no ingresara al instituto secular de los sacerdotes de Schönstatt y no asumiera la dirección de la obra de Schönstatt”.

54 comentarios en “Roma no rehabilitó al fundador de Schoenstatt
  1. Sandro Magister, en mi opinión, no es de fiar últimamente. No elevemos su opinión a dogma. Yo esperaría a otra información más fundada, más sólida. De la que no me fío nada, al menos por ahora, es de Alexandra von Teuffenbach. Se le ve demasiado el plumero.

  2. Por cierto ¿ Quién es Marcos Oliver, el articulista ? No estaría de más que Infovaticana nos lo presentara y nos expusiera sus credenciales, si es que las tiene.

    1. Eso, eso: a los articulistas hay que tenerles bien controlados, no sea que vayan a decir algo que no le guste a Belzunegui. Y de paso, podemos nombrar a Belzunegui director de Infovaticana. ¡Qué digo director! ¡Presidente! ¡CEO! ¡Preboste!

      1. Simplemente se trata de saber cual es su pedigrí: si son periodistas de honesta trayectoria profesional, si utilizan fuentes fiables o el primer rumor que les llega, si escriben desde el apasionamiento a favor o en contra del personaje o acontecimiento, etc..

  3. No hemos de aventurarnos en conclusiones precipitadas ni a favor ni en contra, sino dejar que se investigue. En cualquier caso, opino que los procesos de beatificación no deben hacerse con excesiva celeridad, y que sería conveniente restaurar la figura del promotor de la fe, conocido popularmente como abogado del d iabl o, que en su calidad de fiscal es una garantía en los citados procesos.

    1. Completamente de acuerdo con Vd. en relación a la prudencia en las causas de beatificación y canonización. No deberían iniciarse canónicamente hasta pasado un tiempo (¿50-100 años?), para reducir la emocionalidad e incrementar los frutos. Y requieren al abogado del diablo para aclarar puntos oscuros o dudosos.

    2. No se a que se refiere usted exactamente. Actualmente la congregación cuenta con un excelente teólogo como promotor de la fe, don Carmelo Pellegrino.

  4. Yo no me fío ni de Alexandra von Teuffenbach, ni del jesuita Tromp de estrambótico carácter… ni de Magister que lleva ya bastantes salidas de pata de banco.

    El texto de la carta “desenterrada” de Ratzinger es de por sí confuso. El Ratzinger de 1965 no es el mismo que el de 2013. Y a todos los niveles, de facto, Kentenich se reincorporó a su puesto de fundador con plenos poderes….y nadie dijo nada en contrario hasta hace un mes.

  5. Yo no me fío ni de Alexandra von Teuffenbach, ni del je su ita Tromp de estram bótico carácter… ni de Ma gister que lleva ya bastantes salidas de pata de banco.

    El texto de la carta “desenterrada” de Ratz ing er es de por sí confuso. El Rat zin ger de 1965 no es el mismo que el de 2013. Y a todos los niveles, de facto, Kentenich se reincorporó a su puesto de fundador con plenos poderes….y nadie dijo nada en contrario hasta hace un mes.

  6. Una pena que no se haya escuchado al padre Juan Pablo Catoggio, presidente de la Presidencia General de Schoenstatt, antes de la publicación de este artículo, a fin de conocer, no sólo su opinión, sino la documentación que pudiera aportar. Parecería que estuviéramos ante una persecución de Infovaticana a Schoenstatt.

    1. No parece que ellos quieran saber la verdad. Es fundamental investigar por que la Iglesia no dio las razones de su exilio, un exilio que duró 13 años 1952-1965 y cuales son esas razones. Si realmente la Iglesia pensara, despues de 13 años, que era inocente, lo hubieran reconocido de alguna manera. Simplemente le permitieron volver.

  7. Todo verdadero santo esta incorrupto y sin intervencion del hombre y me refiero a preservsrlos quimicamente como shora puedan hacerlo o antes! Ejemplo de santidad una verdadera santa que la tienen encofrada en una cupula de cristal en europa,donde su cuerpo su sangre recorre su cuerpo murio a los 33 años si recuerdo bien y tofavia despues fe 100años o mas su cuerpo esta libre de corrupcion manteniendose en la misma edad que murio¡ hay mas pero solo lo suficiente es suficiente¡

    1. “Todo verdadero santo esta incorrupto”

      Eso no es cierto. La incorruptibilidad del cuerpo en el caso de los santos es un hecho excepcional, no habitual, ni mucho menos universal.
      Son miles los santos cuyo cuerpo conoció la corrupción del sepulcro

  8. Fede ya aparecio el escrito jajaja igual espero me respondas que sabes tu sobre lo que encontraron en la tumba de juan pabloii y quedo en el olvido?

  9. Bueno ys tengo que entregar esta computadora a quien me la presto, a ver si mañana me la vuelven a prestar? Jajaja tengo que ir a mi sagrada habitacion¡ perdonen la escritura no soy yo es el teclado que se atraganta las letras jajaja mecesito un teclado tan veloz como yo jajaja

  10. Los posibles escenarios detrás de la explosión que conmocionó ayer a Beirut.

    El maltratado Líbano vuelve a vivir las peores pesadillas de la guerra civil y las sangrientas crisis que han marcado los 30 años desde el final de la guerra civil. Una explosión de poder inimaginable, según algunos testigos escuchados en Chipre, a una distancia de 200 kilómetros, trajo devastación y sembró el pánico en Beirut y los suburbios. Al menos 73 muertos y 3.700 heridos, según un balanco todavía provisional de la deflagración, que ocurrió en la tarde en el puerto y sobre cuyas causas reina la incertidumbre. Sin embargo, el número de víctimas podría aumentar, a juzgar también por las imágenes difundidas por las redes sociales y los televisores que muestran a las personas atrapadas bajo los escombros de los edificios derrumbados. La lectura del evento depende de la posición de las diferentes fuentes.

    Nuestra Señora del Líbano, ruega por ellos.

  11. No sé nada sobre eso, Rafael. Solo que encontrar el cuerpo incorrupto , primeramente es muy discutible porque en general se trata de momificaciones que pueden ser naturales o artificiales. Y muchos supuestamente incorruptos tienen aplicada una mascarilla de cera.

    1. Hola Fede si claro está tanta trampa para conservar los cuerpos y así también hacerlos pasar por santos pero la verdad aunque la oculten ya está a la vista de DIOS! Y de todo aquel que DIOS! Le brinde la visión! Cómo verás coloque un ejemplo de verdadera Santidad en un escrito arriba! Se trata de una Santa verdaderamente conservada por DIOS! Y la tienen en un sarcófago de cristal en Europa hoy tendría creo que más de 150 años y conserva la edad de 33 la edad que murió y todavía su sangre recorre sus venas y tanto más! Nada de cera nada de polvos naturales jajsja

  12. No parece que ellos quieran saber la verdad. Es fundamental investigar por que la Iglesia no dio las razones de su exilio, un exilio que duró 13 años 1952-1965 y cuales son esas razones. Si realmente la Iglesia pensara, despues de 13 años, que era inocente, lo hubieran reconocido de alguna manera. Simplemente le permitieron volver.

    1. En efecto, no se conocen las razones por las que se desterró a Kentenich durante más de 13 años. La explicación de que era un incomprendido y tal y cual es demasiado floja. Los responsables de Schonstatt se contradicen y rectifican a medida que se publican nuevas noticias.

  13. La pregunta más elemental es la siguiente: Si Roma no rehabilitó al fundador ¿ cómo es que ha permitido el proceso de beatificación y canonización ?
    La causa de beatificación del P. Kentenich se encuentra ya en la etapa final de la fase diocesana (en la diócesis de Tréveris, Alemania); es decir, ya se ha completado, en gran medida, la investigación de su vida y obra:

    Se han catalogado alrededor de 32.000 documentos de sus escritos publicados e inéditos, que abarcan cerca de 100.000 páginas. Se investigó en 110 archivos eclesiales y civiles en distintos países.
    Se ha tomado declaración a una gran cantidad de testigos, unas 200 personas que conocieron e interactuaron personalmente con el P. Kentenich.
    Su fama de santidad está muy extendida. Muchísimas personas de más de 90 países se han puesto en contacto con el Secretariado del Padre Kentenich en Alemania. Ya hay casi millones de oraciones escuchadas documentadas.

    1. Su proceso de beatificación está paralizado desde hace años precisamente por estas cuestiones. El propio portavoz de Schonstatt lo ha reconocido así. Los puntos oscutos en materia doctrinal, abuso de poder y de conciencia, y abuso sexual no han permitido que el proceso de beatificación siga adelante. Y han pasado ya casi 60 años

  14. No era la canonización de su persona, sino la “canonización de la verdad” lo que le preocupaba al padre José Kentenich:
    encontrar una pastoral útil para ayudar a las personas a desarrollar su personalidad, reconocer su misión en el mundo y usar todas las capacidades dadas por Dios para esto. El padre Ángel Strada conoció y valoró al fundador de Schoenstatt en los últimos tres años de su vida. Fue postulador en su proceso de beatificación durante 20 años, hasta 2017. En esta entrevista responde a preguntas que en la actualidad preocupan a los miembros de la Familia de Schoenstatt, a sus allegados y a muchos más.

    Padre Strada, durante más de 20 años como postulador de la beatificación del padre José Kentenich, usted recopiló y ordenó documentos, los hizo traducir y los puso a disposición del proceso. ¿Puede decir algo sobre el alcance y también sobre la clasificación del contenido de estos documentos ?

  15. El padre Kentenich tuvo una larga vida y una gran capacidad de trabajo. Escribió y predicó muchísimo en diferentes países. Hay 32.000 documentos en el proceso de beatificación que se encontraban en archivos de varios países: cartas, informes, escritos, estudios. Se le preguntó a Roma si tenían tanto espacio para esta cantidad de papel. Sugirieron que la Comisión de Historia del proceso hiciera una selección. Esta comisión trabajó durante 8 años y seleccionó 8.000 documentos, alrededor de 70.000 páginas. Miembros de Schoenstatt y peritos externos trabajaron en la Comisión de Historia.

    En los medios de comunicación se habla de una presunta mala conducta moral del padre José Kentenich, el fundador de Schoenstatt. ¿Qué encontró usted en los archivos?

  16. En la documentación conocida hasta ahora no hay un solo rastro que indique un caso de abuso sexual. Si hubiese testimonios convincentes en los documentos de los, hasta ahora, archivos secretos de Roma que demuestren claramente un abuso, entonces la Iglesia deberá decidir poner fin al proceso de beatificación. En ese caso, tal medida recibirá nuestro pleno apoyo.

    ¿Se encuentra algo en los archivos sobre el abuso de poder?

    Lo que se encuentra son declaraciones de pocas hermanas que sintieron que el padre Kentenich las trató con dureza, injusticia o incomprensión. Estas declaraciones deben tomarse en serio, pero en una comunidad que, en ese momento, contaba con 1.500 miembros no se puede esperar que todas ellas hayan estado de acuerdo con todo y se hayan sentido comprendidas.

  17. En los medios de comunicación se afirma que el supuesto abuso sexual fue la verdadera razón del exilio del fundador. ¿Alguna vez se le comunicó esta razón al padre Kentenich y también al Movimiento?

    En los documentos a los que tuvimos acceso, y que fueron examinados para el proceso de beatificación, no se encuentra ni una sola palabra sobre abuso sexual. Si hay algo al respecto en los nuevos documentos, que aún no conocemos, la nueva Comisión de Historia lo investigará críticamente.

    ¿Cómo se enteró el padre Kentenich que debía ir al exilio y cuál fue la razón que se le dio?

    Hay varios decretos del visitador Tromp, del Santo Oficio y del superior general de los palotinos, cada uno con un contenido diferente. Según el Santo Oficio, algunos desarrollos en Schoenstatt necesitaban ser corregidos. Dijeron que tal cosa no sería posible dado que Kentenich “es incorregible”.

  18. Además, un documento recoge la afirmación de algunos obispos de que el padre Kentenich sufrió “daños en el tejado” cuando estuvo en el campo de concentración de Dachau. (La expresión “daños en el tejado” se refiere a una anormalidad psíquica). En el informe psicológico solicitado, el médico atestiguó que una persona que regresa del campo de concentración con tal capacidad de trabajo, con tal espíritu, con tal motivación, es completamente normal.

    ¿Qué documentos del Vaticano existen en los que se decreta una rehabilitación del padre Kentenich? ¿Estos documentos están disponibles para el foro público?

    No existe ningún documento sobre esto. El Santo Oficio tenía la práctica de no emitir documentos de revocación. Solo hay un documento de revocación de un decreto contra una mujer holandesa, y solo debido a la presión de los obispos holandeses.

  19. Henri de Lubac SJ, un importante teólogo de la época, tampoco recibió ningún documento de revocación. Su rehabilitación se produjo por el hecho de que más tarde fue nombrado teólogo del Concilio.

    La rehabilitación del padre Kentenich se puede demostrar a partir de los siguientes hechos: Regresa a Roma desde Milwaukee y con el conocimiento del Santo Oficio hace todas las cosas que antes le estaban prohibidas. Por ejemplo, vuelve a asumir la dirección espiritual de las Hermanas de María y del Movimiento de Schoenstatt.

    El 22 de diciembre de 1965, el Papa Pablo VI lo recibe en una audiencia. Los obispos alemanes, que por sugerencia del prefecto de la Congregación de Religiosos, el cardenal Antoniutti, fueron consultados por el obispo Höffner, aceptaron que regresara a Alemania. Le desean muchas bendiciones y un par de ellos expresan: “Esperamos que ahora esté más tranquilo”.

  20. El cardenal Antoniutti recibió las respuestas positivas de los obispos alemanes de manos del obispo Höffner, y luego le dio al padre Kentenich plena libertad.

    En diciembre de 1971, el cardenal Ottaviani, el prefecto del Santo Oficio, escribió un documento de 12 páginas llamado «Recuerdos sobre padre Kentenich» en el que se disculpó por lo que le habían hecho al padre Kentenich. Su secretario, más tarde cardenal Agustoni, dio un testimonio muy positivo sobre el padre Kentenich.

    Una reacción natural de muchos miembros del Movimiento es: “Ir a Roma y ver los archivos sin mediación de terceros”. ¿No puede usted o el postulador, el padre Eduardo Aguirre, hacer eso; simplemente para comprobar por sí mismo si en realidad hay nuevos hechos que eran hasta ahora desconocidos?

  21. El obispo Ackermann de Tréveris ha decidido nombrar una Comisión de Historia para examinar los nuevos documentos del archivo secreto de Pío XII. El padre Eduardo Aguirre intentó acceder al archivo secreto a principios de este año, luego llegó el coronavirus y no pudo hacer nada. Actualmente se encuentra en Roma y está tratando de acceder a los archivos.

  22. No, no hay más. Con buena voluntad y mucho trabajo, investigamos documentos en 120 archivos civiles y eclesiásticos en Alemania y en el extranjero. Realmente no me puedo imaginar que haya otros documentos. Ahora que los documentos han sido liberados para su inspección en Roma, espero que pronto podamos verlos, y no solo los que existen hasta 1958, sino también los de los 10 años siguientes, es decir, hasta 1968, hasta la muerte del fundador.

    La investigadora, que publicó estas cuestiones pertinentes al padre Kentenich, habla de un grupo de 8 hermanas, entre ellas la ex superiora general, que había transmitido las críticas sobre el padre Kentenich a Tréveris y a Roma.

  23. Sí, eso es verdad. Estas cartas están incluidas en los 8.000 documentos del proceso de beatificación. También hay una carta de la superiora general al papa Pío XII en la que escribe que ella no tenía ninguna duda sobre la integridad moral del fundador, pero se preguntaba si los sucesores ejercerían el cargo con la misma integridad moral. También expresa su molestia por el hecho de que algunas hermanas idolatraban al Fundador. Sin embargo, afirma que eso no vendría del fundador, sino de las hermanas.

    ¿Por qué era importante para el padre Kentenich ser un padre para sus comunidades?

  24. Porque sabía por experiencia propia que las personas que tienen vínculos fuertes y sanos con otras personas pueden tener vínculos fuertes con Dios. Era precisamente esta transposición a Dios lo que era importante para él: Él consideraba importante para el Movimiento el desarrollo de vínculos fuertes con Dios. Y, sin duda alguna, él logró este vínculo con muchos miembros de Schoenstatt.

    En los medios de comunicación se afirma que el «Nihil obstat», la declaración de no objeción, es decir, el requisito previo para la apertura del proceso de beatificación, se concedió únicamente sobre la base de los documentos presentados por el solicitante. ¿Cómo ve este procedimiento?

  25. El «Nihil Obstat» en cuestión es una carta de la Secretaría de Estado del Vaticano al obispo de Münster, Heinrich Tenhumberg. Allí dice: “Después de un examen exhaustivo de su solicitud por las autoridades papales competentes, me permito comunicarle que el obispo de Tréveris, como obispo local responsable, puede hacer uso de su autoridad de acuerdo con el derecho canónico y llevar a cabo el proceso informativo, si considera que están dados los requisitos para ello”. En los años siguientes, hubo debates sobre la jurisdicción en este asunto entre dicasterios del Vaticano.

  26. ¿Es demasiado personal preguntarle cómo está vivenciando todo esto ahora? ¿Afecta esto su relación con él?

    Tendré una inmensa alegría si, en la misericordia de Dios, puedo encontrarme con el padre Kentenich en el cielo. Pero ya tengo algunas preguntas para hacerle. Por ejemplo, le preguntaría por qué adoptó un tono duro en sus conversaciones con Tréveris

    Esto no encaja bien con las experiencias completamente diferentes que muchas personas tuvieron con él. Allí se le describe como afectuoso, constructivo, inspirador y muy sensible, de ningún modo autoritario.

  27. Sí, los muchachos con los que comenzó en la Casa de Estudios lo experimentaron como una persona que, casi como una madre, también se ocupaba de las pequeñas necesidades de la vida cotidiana.

    Pero, en la defensa de su doctrina y de su causa…

    … entonces podía ser duro. Pero en el contacto con las personas, era amable, afectuoso, se interesaba por todo. Así es como yo lo experimenté.

  28. Entonces, ¿los santos son personas ejemplares en ciertas áreas, pero que también pueden tener errores o defectos?

    La santidad no significa que no haya fallas. San Pedro negó a Jesús. San Pablo persiguió a los cristianos. Francisco de Asís en su juventud no fue precisamente un santo… Solo los ángeles no tienen fallas.

    Muchas gracias, padre Strada, por la entrevista.

    Entrevista: Claudia y Heinrich Brehm.

    Ruego a Infovaticana recoja esta entrevista, que se me antoja sincera y clarificadora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles