PUBLICIDAD

Congresista pide retirar la estatua de San Damián de Molokai por “supremacista blanco”

|

Tenía que ser ella, la joven promesa de los demócratas radicales, la congresista Alexandria Ocasio-Cortez que el National Catholic Reporter, como ya contamos, exponía como “futuro de la Iglesia”. Su última ocurrencia ha sido pedir que se retire una estatua en el Capitolio de San Damián de Molokai, el Apóstol de los leprosos, por ser un símbolo del “patriarcado” y del supremacismo blanco.

Tenía que ser, también, en Instagram. En esta red social, la congresista publicó una historia planteándose la pregunta, espectacularmente original, de por qué no hay más estatuas de mujeres históricas en el Capitolio. “Incluso cuando seleccionamos figuras para contar la historia de lugares colonizados, son las historias de los colonizadores las que se cuentan y casi de nadie más”, escribió la representante junto a una fotografía de San Damián de Molokai.

Los leprosos de Molokai se hubieran sorprendido enormemente al saber que Damián, que contrajo la lepra por cuidar de los leprosos abandonados en la isla, era un ‘colonizador’. AOC, que es como suelen llamar a la congresista por sus siglas, se preguntaba por qué en lugar de Damián no ponían allí a la “Reina Lili’uokalani de Hawai, la única reina que gobernó Hawai”, denunciando que las estatuas del Capitolio honren “casi exclusivamente a hombres blancos”. “¡Así es como se ve el patriarcado y la cultura supremacista blanca!”, añade la muy ‘woke’ AOC.

Y sigue: “No es radical ni loco entender la influencia que la cultura supremacista blanca ha tenido históricamente en nuestra cultura y cómo impacta hoy en día”.

Dallas Carter, originario de Hawai y catequista de la Diócesis de Honolulú, comenta a la agencia CNA que San Damián “dio su vida” sirviendo a la colonia asilada de leprosos en la península de Kalaupapa en la isla de Molokai. “Cualquier hawaiano aquí que es consciente de su historia –los hawaianos lo somos– y defendería completamente, católicos o no, el legado de Damián como un hombre que fue abrazado por muchos y que es un héroe para nosotros por su amor a la gente hawaiana”, comentó.

En determinado momento su superior le dio un ultimátum para que se quedara en la colonia permanentemente o saliera de ella. Eligió quedarse. Sirvió en la colonia el resto de su vida, atendiendo las necesidades espirituales y materiales de los leprosos. En 1884 él también enfermó de lepra y siguió sirviendo incansablemente hasta su muerte en 1889.

26 comentarios en “Congresista pide retirar la estatua de San Damián de Molokai por “supremacista blanco”
  1. Si esa congresista es el futuro de la Iglesia mal andamos. Y con el mismo argumento de esa demócrata, Nuestro Señor era blanco, ¿también hay que retirar las cruces?

      1. Uno no sabe de qué asombrarse más: de la ignorancia de esta congresista acerca de San Damian de Molokai y su entrega a los leprosos, o de su inquina a la Iglesia Católica, enmascarada con ribetes de preocupación feminista y antisupremacista. Lamentabilisimo

        1. Totalmente de acuerdo con usted, Perplejo. El odio a la Iglesia Católica le sale por todos los poros a esta mujer. Otra más en la campaña emprendida por los globalistas que quieren acabar con nuestra religión, y últimamente están desatados. Tenemos las cosas tan mal, que nuestro único consuelo en pensar en lo que Jesucristo dijo: que no podrán con su Iglesia. Recemos, también la Virgen ha manifestado en todas sus recientes apariciones que su Sagrado Corazón triunfará.

      2. Pues deberías conocerla. Es una mujer que empezó desde muy abajo y que luchó para llegar donde está hoy. Siempre ha dicho que su profunda fe católica la motivó a no decaer y a perseverar en sus objetivos.

        1. Si su fe es tan profunda, debería tener a San Damián como modelo e imitarlo, porque estaría imitando a Cristo, la cabeza de la Iglesia Católica. Pero la verdad es que él es solo otro relativista en este mundo dominado por demonios. Ella no luchó por los demás a expensas de sí misma, él luchó por sí misma para escalar filas y ser admirado por la baja política. Pero siempre hay tiempo para convertir. San Damián, reza por este relativista.

        2. ¿Y su “profunda fe católica” le lleva a retirar de la vía pública el testimonio de vida de un santo en Cristo? ¡Pues menos mal que es de “fe profunda”! ¡Si llega a ser sólo endeble no deja títere con cabeza de vestigio de catolicismo!

      3. Bien dicho, lector. Por otra parte está claro que Damián de Molokai es superior a la mayoría de los hombres, sean del color que sean. Pocos harían lo que él hizo, pasar su vida entre leprosos y morir contagiado por ellos.

  2. HACEN FALTA PALABRAS EN EL CASTELLANO PARA DEFINIR ESTA POBRE CRIATURA. RECEMOS Y TRABAJEMOS PARA QUE LA VERDAD Y EL BIEN BRILLEN…
    PORQUE COMO DECIA EDMUND BURKE “LO UNICO QUE HACE FALTA PARA QUE EL VENZA ES QUE LOS BUENOS NO HAGAN NADA”.

  3. Un personaje siniestro como Alexandria Ocasio-Cortez sólo es posible es estos tiempos finales y en medio de una cultura en completa decadencia.

    Que además se haga pasar por católica, ya es el colmo de la desfachatez.

  4. No nos engañemos. Todo está relacionado. Hay que reinventar el hombre, hay que reinventar el mundo, hay que reinventar la historia, hay que reinventar la Iglesia. Francisco no es ajeno a los reinventos. Alexandria, como Greta, en horas bajas, como Francisco, en horas bajísimas, forman parte del problema, del pensamiento único, de la dictadura del pensamiento único. Alexandria, una vez utilizada, caerá en el olvido, seguramente muy pronto.

  5. Ocasio es una estulta.
    Su uso sólo ocasional del cerebro alienta el supremacismo blanco, el ideal imperial y la aceptación sólo ocasional de la mujer en la cosa pública.

  6. Justamente a esto hacía referencia Beltrán cuando decía que la sección de comentarios se está convirtiendo en un lodazal, por causa de los comentarios groseros que escriben los perfectos “católicos” tradicionalistas, los fariseos de nuestro tiempo.

    1. Habrá que decir que el del cuervo en la muñeca, le ha susurrado a su dueño Poe que, efectivamente parece que hay una especie de consigna para darle caña a esa chica portorriqueña nacida en el Bronx. Si el otro día era por que era abortista, cosa no constatada de manera suficiente, y por ello reclamaba mesura a los que llevaban las piedras a punto de arrojárselas a la bella musa boriqueña. Hoy, al parecer somos los de este foro y esta página nacidos del Bronx, y estamos en plena campaña electoral por nuestro distrito de Hawái. Pobre chica, ya tiene suficiente con tener el padrino masón de la Séptima Avenida, para que se preocupe por los que desde la madre patria, se obsesionan enfermizamente por su presente y futuro ondeando frenéticamente la bandera de las barras y las estrellas, con el elefante en medio. Una auténtica vergüenza.

      Carlismo Rebelde

      1. Que Ocasio-Cortez es abortista es algo sobradamente verificado y confirmado. Se opuso, por ejemplo, a la reciente Ley de Alabama de defensa del derecho a la vida.

  7. San Damián de Molokai no pudo evitar ser hombre y blanco, gran estigma, creo que en el Capitolio están en representación de Hawai el santo y el rey hawaiano Kamehameha I, el cual pudo evitar ser blanco pero no ser hombre. No sé si la primera parte invalidará la segunda parte o hay que quitarlo también. Me corroe la duda.

  8. Rafael, no te pases tantos pueblos. La fe es muy ,muy buena, la del carbonero, si es por no querer formarse e informarse, puede usarla muy bien el diablo.

  9. San Damián fue hombre que por lo mucho que amaba a Jesucristo, amó de forma heroica a su prójimo y éste enfermo de lepra. Y no uno, sino muchísimos, a los que amó, cuidó, curó, cuando nadie se hubiera atrevido a hacerlo. Esta señorita política, ¿habría ella con su supuesta condición de católica llegado a ese extremo de amor al prójimo? Permítaseme ponerlo en duda.
    Se engañan a sí mismos, y engañan a todos los que no andan en gracia de Dios. Solo desde la cercanía al Espíritu Santo de Jesucristo se pueden ver y enjuiciar las cosas rectamente.

  10. En mi parroquia el sacerdote también se desinfecta las manos antes varias veces en la misa: en la Sacristía cuando va a salir al Altar, después de las preces, antes de tomar la patena y el cáliz para colocarlos sobre el altar y, como usted señala, también después de comulgar él y colocarse la mascarilla y después de dar la comunión. Un día los catequistas le preguntaron porqué desinfectarse las manos inmediatamente antes de dar la comunión a los fieles y la respuesta fue muy sencilla: no sabéis cuantas cosas he tocado desde el lavado ritual de manos en el ofertorio hasta el momento de repartir la comunión: libros, micrófonos, rascarse una oreja o la punta de la nariz, el pelo ….
    Por eso creo que no hace mal ese sacerdote de EWNT que usted dice. Por el contrario, creo que demuestra tener un gran respeto por la Santísima Eucaristía a la vez que se preocupa por no ser un vector de contagio para sus fieles

  11. Lo que faltaba. Me temo que detrás de tanto desatino hay una campaña muy bien orquestada contra el catolicismo.
    ¿Y esa señora, porque no prueba a dejarlo todo e irse a pasar el resto de sus días a un leprosario, cuidando enfermos hasta contagiarse, en vez calentar cómodamente su asiento en el Congreso y usarlo para soltar tanta verborrea estéril?

  12. ¡Pues claro que sí! Yo estoy siempre viendo gente que es supremacista para mí: son mas altos, más jóvenes, más inteligentes y hasta más buenos. Y , por tanto, ¡fuera con ellos! Pero ¿no será que estoy enfermo si veo así la realidad? ¿no será que no sé aceptarme con mis condiciones en vez de estar siempre airado con ellas? ¿No será, en definitiva, que mi mente enfermiza envidia y además sin poder, codiciosamente al menos, apoderarme de lo que tienen los “supremacistas”? Ya dejó escrito Freud , aunque en medio se sus múltiples errores sobre el ser humano, que salirse del principio de realidad enferma. Y lo peor que hay multiples seguidores de los enfermos actuales. Lo curioso es que mis envidiados y odiados supremacistas son capaces de hacer lo que yo también podría hacer pero no quiero. ¿Qué tal si esta señora, junto con otros muchos de distintos color de piel, se van a cuidar enfermos leprosos por el mundo, porque sigue habiéndolos?

  13. Hay veces en que el efecto ridículo no se logra del todo, tal vez por exceso de empeño. Si esta disgresista tuviese un poco más de discreción y finura podría lograr un efecto cómico muy superior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles