PUBLICIDAD

Santa Sofia podría volver a ser una mezquita en 15 días

|

(tempi.it)- Erdogan quiere transformarla de nuevo en lugar de culto islámico y el Consejo de Estado se toma dos semanas para decidir.

Redacción

Es un caso que se arrastra desde hace años. Sin embargo, ahora podrían bastar dos semanas para que el monumento de Santa Sofía, en Estambul, se convierta de nuevo en mezquita. El edificio más visitado de Turquía, erigido como iglesia por Justiniano en el año 532, ha sido un lugar de culto hasta el siglo pasado: primero cristiano, después ortodoxo y, por último, musulmán después de la conquista otomana de 1453. El “padre de la patria” de la Turquía laica, Mustafa Kemal Ataturk, la transformó en museo en los años 30: un modo, también simbólico, de resaltar la “laicización” del país.

La firma de Ataturk

Pero ahora, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quiere transformarlo de nuevo en mezquita, como gesto favorable a los sectores islámicos más radicales del país. Hace dos días, el Consejo de Estado turco, convocado por el gobierno para que manifestara su opinión sobre esta cuestión, pidió quince días para tomar una decisión, que entregará por escrito. Según una fundación religiosa, la firma en el documento de 1934 con el que Ataturk la convirtió en museo sería falsa. Es improbable, pero también este elemento juega en favor de los musulmanes, cuyo deseo es abrirla al culto islámico.

Ocultar la historia

La aceleración sobre la transformación en mezquita ha sido criticada por los ortodoxos y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo. Pero Erdogan, que está atravesando un periodo difícil debido al descenso de su popularidad a causa de la gestión del coronavirus, parece decidido a seguir adelante. A las críticas griegas ha respondido, resentido: «Os atrevéis a decirnos que no transformemos Hagia Sophia en una mezquita. ¿Quién gobierna Turquía, vosotros o nosotros?». A finales de mayo, en el 567 aniversario de la conquista por parte de los otomanos, hizo recitar algunas suras en su interior y ahora promete rezar allí el 15 de julio, día del fallido golpe de estado de 2016 contra su ejecutivo. Si así fuera, los magníficos y milenarios frescos de Santa Sofía se recubrirían con telas. Porque no se puede cambiar la historia, pero sí es posible ocultarla.

Publicado por tempi.it

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

20 comentarios en “Santa Sofia podría volver a ser una mezquita en 15 días
  1. Ni qué decir tiene que Francisco no moverá un dedo. Le da lo mismo que sea del islam religión de paz, pues todas las religiones son equiparables al ser manifestación de la sabiduría divina, menos la católica, tan rígida, que hay que extinguir.

      1. Tan listo que pareces ser y te falta compresión lectora…
        He dicho que volvió a ser… No que la hayamos convertido en …

        A ver si tus despotrica y desvaríos vienen de una gran falta de comprensión lectora, lo que explicaría muchas cosas.

  2. Y con la invasión musulmana que estamos sufriendo en Europa, es muy probable que en unas pocas décadas empiecen e a convertir nuestras catedrales e iglesias en mezquitas.

  3. Nueva intervención de Carlo María Viganó para poner de manifiesto, con pelos y señales, la gravedad, la inmensa gravedad, del CVII. La tenemos en Stilum Curiae del gran Marco Tosatti.

    Pido a Infovaticana la recoja, pues el debate sigue y no se puede cerrar, como quieren los enemigos de la Iglesia de dentro y arriba, para ejecutarlo de forma demo ledora, la única posible, según ellos.

  4. A vueltas con la Basílica de Santa Sofía, después lugar de culto islámico, ahora museo, el imponente edificio pronto podría transformarse nuevamente en una mezquita. El Consejo de Estado Turco se reunió ayer para discutir la solicitud del gobierno y anunciará su decisión dentro de los 15 días. El espléndido edificio fue ordenado por Justiniano en 532, cuando la ciudad, entonces Constantinopla, era la capital del Imperio Bizantino. Terminado en 537, se convirtió en la sede del patriarca ortodoxo durante aproximadamente 900 años, excepto por un breve período en el siglo XIII, cuando era una catedral católica durante la Cuarta Cruzada.

    1. Pero en 1453, el Imperio Otomano bajo el mando del Sultán Mehmed II conquistó Constantinopla, el imperio bizantino cayó y el magnífico edificio se transformó en una mezquita. Con el final de la Primera Guerra Mundial en 1918, el fundador de la moderna Turquía, Ataturk, ordenó que Hagia Sophia se transformara en un museo.

      El patriarca Bartolomé I de Constantinopla está «triste y conmocionado». Pero para Erdogan la conversión es una respuesta al reconocimiento por parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de Jerusalén, como la capital de Israel.

  5. El líder turco lanzó la última provocación y dijo que quería celebrar las primeras oraciones en Hagia Sophia el 15 de julio para el cuarto aniversario del fallido golpe de estado de 2016 contra su gobierno. El Secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo advirtió que cualquier cambio disminuiría su capacidad de «servir a la humanidad como un puente necesario entre personas de diferentes religiones, tradiciones y culturas». No es un tema menor y tiene un trasfondo político de gran calado en la complicada situación de la zona. Los símbolos lo siguen siendo y Santa Sofía lo es. Specola.

  6. Según Montini, Luciani, Wojtyla, Ratzinger y Bergoglio “Los musulmanes, profesan la fe de Abrahán y adoran con nosotros al Dios único y misericordioso…” no veo el problema.

  7. Para eso se firmó el pacto de Abu Dhabi, para que los católicos nos pongamos tan contentos de que vuelva a ser una mezquita y celebremos la victoria junto con los hermanos musulmanes de Francisco.

  8. Santa Sofia, obviamente, es un templo cristiano. Pero de hecho, dejó de ser mezquita por obra del masón Attaturk, que quiso crear una Turquía “laica”, o sea, masónica. Al parecer con Erdogan el viento ha cambiado otra vez.

  9. No es por nada, pero eso está fuera del alcance de competencias extranjeras. Si realmente esto es una respuesta a la decisión del traslado de la capitalidad de Israel a Jerusalén, eso se hizo sabiendo que iba a traer consecuencias. Ahora hay que afrontarlas porque, a diferencia de Jerusalén, Estambul sí está bajo el Islam, aunque quieran hacer pasar teóricamente a Turquía como laica. Por tanto, y desgraciadamente, Santa Sofía está bajo control del gobierno turco presidido por Erdogan, y lo que el gobierno quiera hacer se hará

  10. BOICOT !!!

    Ya se supone que no compramos ni compraremos nunca mas productos CHINOS, no vamos a financiar a los que inventan y dispersan VIRUS.

    Tampoco compremos nunca mas productos Turcos.

    Es lo único que podemos hacer. Y les aseguro que de hacerlo tendremos mas éxito que los Politicos y Pastores que padecemos.

  11. Pues no pasa nada, ya convocaremos una Cruzada un día de estos y recuperaremos de nuevo a Santa Sofía como catedral católica. Hay que tener cuidado con la Catedral de Córdoba, pues los musulmanes quieren también convertirla en mezquita.

  12. Maldigo a Turquía y a todo el imperio OTOMANO. Un imperio que llava la sangre de inocentes grabada a fuego.
    Os recuerdo de que los TURCOS pasaron a DEGUELLO a media Europa y sólo algunos se atrevieron hacerles frente. Recuerdo como la ORDEN DE SAN JUAN DE JERUSALÉN, RODAS Y MALTA les pararon los pies en la isla de Malta con la ayuda, a última hora, de las tropas castellanas desplegadas en Napoles y Sicilia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles