PUBLICIDAD

El Papa insiste en pedir a los católicos chinos que sean “buenos ciudadanos”

Vatican Media
|

Ya es la segunda vez que usa esa misma expresión, esa instrucción, con los fieles chinos, la segunda vez que les pide que sean “buenos ciudadanos”. Pero, ¿se puede ser otra cosa en la China totalitaria?

En el día en que los católicos chinos celebran la fiesta de la Santísima Virgen María, Auxilio de los Cristianos y Patrona de China, venerada en el santuario de Sheshan en Shanghái, Su Santidad les ha enviado un mensaje en el que les pide -otra vez- “que sean fuertes en la fe y firmes en la unión fraternal, testigos alegres y promotores de caridad fraterna” y, sobre todo, “buenos ciudadanos”.

Es un poco difícil que sean “buenos ciudadanos”, porque es difícil incluso que sean “ciudadanos”, sin más. En realidad, son meros súbditos del nuevo Imperio del Medio, controlado férreamente por el Partido Comunista.

De hecho, no ser buen ciudadano se paga como en pocas partes del mundo. Conocerá el Santo Padre el ‘sistema de puntos’ que impone el Gobierno para que sus compatriotas no se limiten a cumplir la ley, sino que hagan méritos en la devoción al Estado. Como aquí con el carné de identidad, ser poco fervoroso en la sumisión al Estado resta unos puntos que pueden traducirse en la negación de créditos, despidos y otras consecuencias desagradables. Así que el Papa no debe tener cuidado en ese sentido, que los chinos tienen incentivos muy reales para ser “buenos ciudadanos”.

Su Santidad ya ha advertido a los países que deben obedecer a la ONU, no sabemos muy bien por qué mandato, sin duda no democrático, o qué razón podría tener la cabeza de la Iglesia para conminarnos a la sumisión hacia una verdadera ‘antiiglesia’ que no disimula su agenda incompatible con los valores cristianos. También quiere un Pontífice que ha confesado su satisfacción en merecer el calificativo de “revolucionario” que acatemos sin discutir todas las disposiciones adoptadas por nuestras autoridades seculares para luchar contra la pandemia.

Pero este consejo concreto de “sobre todo, sean buenos ciudadanos” no lo recordamos dirigido sino a unos católicos chinos que ven cómo sus autoridades les persiguen de forma inmisericorde, demuele sus iglesias y santuarios y obliga al clero a predicar los principios socialistas. No recordamos que haya pedido a los italianos del anterior gobierno, el de coalición con la Liga de Salvini, que fueran “buenos ciudadanos”, tampoco a los americanos de Trump o a lo húngaros de Orbán.

49 comentarios en “El Papa insiste en pedir a los católicos chinos que sean “buenos ciudadanos”
  1. Desgraciado. Vergonzoso. Para el buen cristiano es lo que hace un buen ciudadano. Pero solo un ciudadano … ¡puedes entender TODO, realmente!
    Dios, ten piedad de tu pueblo.

    1. Un comunista-marxista consumado
      dando semejantes recomendaciones. Si yo fuera un chino católico solo le diría: Apártate de mi ( nosotros) satanás.

      1. Francisco, si lo que tú hiciste fue entregar a la Iglesia Católica en China a su Gobierno comunista. Eres a nuestra Iglesia Católica lo que los pospuesta a España. Ruina, destrucción, etc.

    1. Adriana. No parece que se burla. Realmente se está burlando de ellos y de todos los mártires de la historia de la historia de la cristiandad que no cedieron ante nada ni ante nadie. Él los llama proselitistas y rígidos…y malos ciudadanos, por supuesto.

  2. Lo mismo que hacen Omella y Osoro,y ahora ya sabemos por qué. Si el prior juega a los naipes ¿qué harán los frailes?. Esto va camino de pandemia de estupidez.

  3. No seamos mal pensados, quiso decir el que dijo, que: “deben ser buenos ciudadanos para el cielo” Sin entrar en el cielo comunista de la tierra. O, algo así, más o menos. Es comprensible, ya que, es muy difícil entender a SS cuando habla, lo mismo pasa cuando calla.

    1. Anacoreta. Su análisis le ha salido flojo y desajustado. No hay cómo limpiarle la página al recurrente, que no es ni Francisco, ni santidad, menos papa. Dejémoslo simplemente en Bergoglio, o, mejor Gog-lio.

  4. Pues la cosa es muy sencilla, a partir de ahora todos los fieles acudir a misa con su móvil, encendido y… a la espera de la llamada del Papa.

  5. Recentemente, dall’inizio della pandemia del coronavirus, reciproche sono state le manifestazioni di solidarietà tra Santa Sede e Cina con vicendevoli donazioni di protezioni sanitarie e dispositivi di sicurezza finalizzati al contrasto del virus>. Praticamente Vatican News certifica un “assist” di papa Bergoglio al Governo cinese in tema di Covid 19 quando molti governi, ma veramente molti, e in primis gli USA di Trump, minacciano di denunciare la Cina per la gestione, i silenzi, le omissioni e – ancora adesso per la scarsa collaborazione a fare chiarezza sulle origini e lo sviluppo; ed eventualmente chiedere i danni, per il cataclisma provocato a livello mondiale.

  6. Es una ofensa a la iglesia universal, a los primeros cristianos y mártires, es como decirles sed buenos ciudadanos romanos, arrodillados ante el cesar o su imagen, aclamado como Dios. Rígidos fanáticos que preflren el martirio a ser fieles al cesar.

  7. Es decir, obedientes al partido no a Dios. Ah, que el Partido es Dios. Ahora si lo entiendo. Bergoglio, deja de hscer daño a los catolicos chinos y a lla Iglesia entera, vete ya, largate ya. Bergoglio dimisión.

  8. ¿ Y no pide a los comunistas chinos que sean buenos ciudadanos y dejen de perseguir a los católicos chinos ? Hay silencios demasiados sospechosos que parecen avalados por pactos secretos, secretísimos.

    1. Que hay, hubo y habrá “pactos secretos”…y secretísimos entre los gobiernos de las potencias del mundo es una verdad de perogrullo…Imagínate Belzu los pactos y trapisondas entre los alemanes, los italianos, los americanos y el Vaticano en las tristes jornadas del papado de PIO XII.
      Ni ese dulce Pacelli subido a su silla gestatoria, con guantes blancos y mirada seráfica pudo evitar esas “maniobras” que supuestamente saldráb en breve a la luz con la apertura de los archivos secretos vaticanos…
      Abrazo cordial, con barbijo.

      1. Efectivamente, hubo pactos secretos. Tan secretos, que se los ocultaron al mismo papa. ¿Por parte de quién? Pues nada menos que por parte de Montini, luego Pablo VI, el cual falsificó la firma del papa. Cuando este se enteró, le destituyó, pero el mal ya estaba hecho.

    2. Las hipótesis requieren demostración; las realidades, reconocidas incluso por quien afirmó ser el máximo responsable, no. Los hechos cantan. Quienes no somos papólatras de ningún papa no necesitamos defender ningún hecho que se pudiera volver en contra de cualquiera; los papólatras de última hora defienden a su idolito hasta en contra de los hechos.

      1. Los que tienen que ser buenos son los que persiguen a los cristianos. Los perseguidos por causa del Reino, bastante tienen con lo que tienen. Si les persiguen es por seguir a Jesús y si seguir a Jesús es de ser malos ciudadanos, apaga y vámonos. Habrá que ver qué es para un comunista ser buen ciudadano y con la trayectoria de esa ideología, mejor ni pensarlo.

  9. Otra salida de banco.

    Puro horizontalismo.

    Lo que tiene que “pedirles” es que sean “buenos católicos”. No sé si sabe que “lo demás se dará por añadidura”.

  10. De todo lo que sucede con Bergo—líos, esto es de lo que más me cabrea y escandaliza
    Los católicos chinos son mártires, pero estos mártires no son apoyados por Roma, están solos

  11. En la China comunista la persecución que han sufrido (o siguen sufriendo) los budistas de Falun Gong se asemeja a la que sufrieron los judíos por los nazis, así como sus experimentos médicos (siguen el ejemplo de Shirō Ishii, el Mengele japonés al mando del Escuadrón 731).
    China ascendió hace unos años a primer país en transplantes de órganos, a pesar de que allí no hay donación de órganos (va contra sus costumbres), por lo que proceden de condenados a muerte. Sin embargo, dado que las condenas a muerte no aumentaron, los donantes de órganos procedieron de los “desaparecidos” de Falun Gong. ¡Ah! para que los órganos estén en mejores condiciones, se extraen de pacientes aún vivos a los que en vez de anestesiar se les “paralizan” los movimientos (la ciencia china ha progresado mucho en esto).
    A los cristianos no se les persigue así…
    …por ahora.

  12. ¿Qué denominación sería más exacta, acuerdos del Vaticano con la China comunista, o acuerdos McCarrick-Francisco con la China comunista?

    1. La segunda sería más precisa, pero aún sería todavía más si se señalara que la finalidad es acabar con los católicos, como demuestran los hechos, tan tozudos, todavía más que Bergoglio.

  13. Seguramente el papa conoce mejor la situacion de los Chinos Cristianos que cualquiera de nosotros. Facil es quejarse del gobierno de China y de lo que hacen pero dificil es trabajar dentro de esas circunstancias. Los Chinos Cristianos de hoy no son ni los primeros ni de cerca en la historia Cristiana de tener que vivir su fe bajo un gobierno anti-Cristiano. Los primeros Cristianos les toco mucho mas duro y aun a ellos se les aconsejo que dentro de sus deberes religiosos siempre existe el deber de ser un buen ciudadano y orar por sus lideres. El mandato de ser buen ciudadano no implica abandonar la fe o tan siquiera no cumplir con ella. Todos los Cristianos sabemos que en cuanto mejores Cristianos somos, mejores ciudadanos tambien, reconozcalo el gobierno o no. Esto es lo que dice el papa. Pidanle al Espiritu Santo que les docilite el corazon porque tal parece que se empeñan en buscar falta en las palabras del papa.

    1. El Cardenal Zen conoce la situación de China mucho mejor que Francisco o cualquier funcionario del Vaticano. Y no le hacen caso. Así que su observación no tiene ningún sentido.

  14. Un católico que agacha la cabeza ante un régimen político que aprueba leyes contrarias a la Ley divina, deja de ser un ciudadano de la Ciudad de Dios para convertirse en un puerco más de la pocilga del Diablo. Ese tal ni es buen católico ni buen ciudadano.

  15. Los deja a merced de su verdugo y encima les pide que sean buenos ciudadanos que no se rebelen. Que cinismo.
    Al verdadero pueblo cristiano catolico no se le entrega, se lucha con el por la verdad, la justicia, por el amor a Cristo Rey y no a un estado comunista totalitario.

  16. Bueno.. que obedezcan al Papa.
    Que duro es ser obediente eso significa que la soberbia cada vez es más aguda.
    El que obedece nunca se equivoca.

    1. La excusa de la obediencia, no les sirvió de nada a los criminales nazis, cuando fueron juzgados.
      Ni vale para ningúna otra persona que obra contra su conciencia.

  17. Yo me atrevería, (por mi grandísima ignorancia), a preguntar qué es ser buen ciudadano, para un católico. Hasta ahora yo creía que ser buen ciudadano para un buen católico era cumplir los Mandamientos de la ley de Dios, y ya está. Amar a Dios y al prójimo. Cualquier detalle que sea acorde a esos mandamientos es ser buen católico y buen ciudadano.
    Ahora, si me piden que enseñe a mis hijos en ideología de género y en odio de clase , y no cumplo eso, ¿ya soy un mal ciudadano?
    Qué alguien me lo explique , porque yo ya no sé que clase de idiota soy que no lo entiendo.

  18. Ya sabemos quienes son los buenos ciudadanos de Bergoglio: todos, menos los católicos, esos seres tan rígidos, que no aceptan el divorcio ni la doctrina de género y que encima se permiten asegurar que sólo Jesucristo es El Salvador del mundo, marginando a Mahoma, la Pachamama, Lutero y demás.

  19. Carta de Francisco a los católicos chinos en las que les pide que sean buenos ciudadanos, dialogantes y empeñados por los pobres. En China vemos cómo el gobierno comunista se pretende hacer con el control total de la iglesia católica y en este momento con una desconcertante bendición de Francisco y de la diplomacia del Vaticano. Uno de los logros de la diplomacia del Vaticano es hacernos creer que es la mejor del mundo. Si alguna vez fue así, hoy no lo es ni de lejos. Todas las teorías y esfuerzos en relación con los antiguos países comunistas del este de Europa fracasaron y el que verdaderamente triunfó fue el poco diplomático Juan Pablo II que no estaba precisamente por el diálogo con los comunistas para oprimir a los católicos. Basta recordar su primer viaje a su Polonia natal y sus clarísimos discursos tan lejanos de los juegos chinos actuales.

    1. Juan Pablo II conocía muy bien el sistema comunista y tenía muy claro que el comunismo no tiene nada que decir, ni en filosofía, economía, sociología, ni en los otros planes de actividad. Solo tenía los argumentos de la armada rusa, que tenía al pueblo bajo su control. Juan Pablo II sabía que este sistema estaba muerto, por eso, su primer mensaje cuando fue elegido Papa fue ’’no tengáis miedo’’. El sistema militar trabajaba con el miedo, la gente tenía pánico a decir algo, e ir a la cárcel o ser perseguidos y asesinados. El Papa conocía bien cómo funcionaba y de lo que hablaba.

    2. En 1979 viajó a Polonia, donde en aquel momento los católicos eran perseguidos y después de 40 años, dijo en público: ‘’Nadie puede quitar a Cristo de la vida de una nación ni de la sociedad’, y estas palabras crearon un espíritu de acción, era necesario no guardar silencio. Specola.

  20. En China comunista ser buen ciudadano es ser ateo no tener mas de un hijo no educar cristianamente a los hijos abortar si se embaraza por mas de una vez delatar al vecino opositor perseguir religiones. Eso es ser un buen ciudadano chino comunista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles