PUBLICIDAD

Obispo Schneider: “Los gobiernos usan la pandemia para perseguir a la Iglesia”

|

En una entrevista concedida al cofundador de LifeSiteNews, John-Henry Westen, el obispo kazajo Athanasius Schneider asegura que “los gobiernos de todo el mundo están usando COVID-19 como pretexto para “perseguir implícitamente” a los cristianos obligando a las iglesias a cerrar”.

“Los obispos y las conferencias episcopales – e incluso la Santa Sede – deberían insistir en que los gobiernos den a las iglesias al menos los mismos derechos… que dan a las tiendas donde la gente puede comprar alimentos”, señala Schneider, que por otra parte sí cree que la pandemia es un castigo de Dios destinado a “despertar” al mundo y a la iglesia para hacer penitencia por los crímenes dentro y fuera de la Iglesia. “Si el gobierno niega a la Iglesia los mismos derechos que dan a una tienda, está discriminando contra la religión”.

El obispo auxiliar de Astaná, reconocido crítico de la ‘renovación’ eclesial, también se pronunció sobre los esfuerzos de muchos sacerdotes, no siempre con el apoyo de sus obispos, para administrar los sacramentos sin poner en riesgo la salud de nadie. Los obispos, apostilló Schneider, deberían “estar contentos” de que los sacerdotes estén usando su “celo creativo por los fieles” para asegurarse de que reciben los sacramentos, dijo. Los obispos que no insisten en que las iglesias deben permanece abiertas están cometiendo una “grave omisión”.

En este sentido, Schneider recuerda el ejemplo de la actuación de San Carlos Borromeo, arzobispo de Milán, cuando la plaga azotó la ciudad y “ordenó que los sacerdotes celebraran la Santa Misa en las plazas públicas, lugares públicos en las calles – en las esquinas de las calles – para multiplicar las misas y que la gente pudiera asistir desde sus ventanas”.

Concluye el obispo sugiriendo que “podría ser que estemos pasando por una época de las catacumbas – una especie de iglesia subterránea. Pero no tenemos que tener miedo. Tenemos que ser valientes, porque la iglesia tiene mucha… experiencia siendo una iglesia catacumba, una iglesia subterránea. Y en esos tiempos de catacumbas, Dios dio muchos frutos espirituales para la renovación de la Iglesia”.

31 comentarios en “Obispo Schneider: “Los gobiernos usan la pandemia para perseguir a la Iglesia”
  1. “Los gobiernos usan la pandemia para perseguir a la Iglesia”. Así es, pero se te ha olvidado decir que el propio Bergoglio, desautorizando incluso a obispos no especialmente exigentes, colabora en esa persecución.
    Lo hemos visto recientemente, demasiado recientemente, desgraciadamente. me remito al magnífico artículo de Riccardo Cascioli en La Nuova Bússola Quotidiana, fuente informativa y formativa imprescindible para saber lo que pasa, porqué pasa y para qué.

    1. La iglesia existe para recordarnos la llamada a la eternidad, el que nuestra vida no es solamente la terrena, y ayudarnos a vivir conforme a nuestra condición en este mundo. Si esto no se hace estamos ante una iglesia que no sirve para nada y puede, y de hecho lo hace, mucho más daño que beneficio al ser humano engañándolo en cosas en las que nos jugamos la vida, la ‘Vida Eterna’.

    2. Francisco está a lo suyo que es la influencia política y en el más puro estilo aprovecha la peste para lo suyo. Estos días estamos viviendo la ‘guerra de las misas’ en Italia. Muchos piensan que el Vaticano ha roto con el presidente italiano, no es así, el que ha roto es Francisco con sus obispos en Italia, al presidente lo sigue apoyando aunque es posible que no sobreviva al verano. La farsa que se está viviendo en Italia terminará y Francisco sigue apostando al caballo perdedor porque no tiene otro. Specola.

    3. Solo es la opinión de un Obispillo auxiliar que le encanta salir en los periódicos. Su Obispo debería darle un buen tirón de orejas y mandarlo a freír churros. Es un pobre diablo integrista que nunca pasará de ser un simple auxiliar.

  2. En España esta claro; les ha venido al pelo la pandemia, no solo para perseguir a la iglesia, sino para implantar un Régimen de Extrema Izquierda.
    Y les están dejando; hasta ahora quien tiene que moverse no se mueve.

  3. señala Schneider, que por otra parte sí cree que la pandemia es un castigo de Dios

    Yo no veo a Dios castigando a sus hijos porque estos se hayan olvidado de que Él es Dios y que Él se merece una consideración como Padre creador si no quiere ser castigado.
    El Hombre, como pueblo de Dios, es muy libre y responsable de estar o no estar junto a Dios su creador.Y aquí en esta libre responsabilidad de estar o no estar junto a su Dios el favor de la gracia o desgracia de su Dios.

    Pero sí que veo al pueblo de Dios que cuando éste se olvida de la Ley de su Dios; éste, el pueblo, pierde la gracia y el favor de su Dios, y deja paso libre al demonio como enemigo del pueblo de Dios y del mismo Dios.

    La desgracia del corona15 no es más bien un castigo de Dios a su pueblo; sino la consecuencia de habernos olvidado de Dios. Y aquí que el remedio a este pecado de lealtad hacia Dios no puede ser otro que el reconocimiento, el arrepentimiento y la penitencia como vuelta a la gracia de Dios

    1. Cuando estudia a fondo la Biblia, o escritos espirituales con profundidad, uno se da cuenta que solo existe un castigo de verdad: la muerte eterna. Todo lo demás (enfermedades, desgracias, dificultades, etc. ) propios de cualquier vida terrenal, por muy duros que sean, no se pueden tomar propiamente como castigos, sino como oportunidades para volver a Dios.
      El refrán dice “algunos solo se acuerdan de Santa Barbara, cuando truena”, la realidad es que mucha gente alejada de Dios, solo se acuerda de Él, cuando tienen problemas, y solo en ese momento cuando todo lo terrenal es escapa de las manos, se acuerdan que sólo les queda a Dios.
      Tengo amistad con una persona, que en su juventud fue millonario, y que posteriormente lo perdió todo. Me confesaba que sólo después de arruinarse se dio cuenta de lo que realmente era importante en la vida. Interpretaba su ruina como acto de misericordia de Dios, que le hizo ver, lo idiota que había sido en su etapa de ricacho. Pues eso.

  4. Qué risa tía Luísa…

    Para demostrar éso tendrían que mostrarnos ALGÚN otro caso en que alguna actividad TAN contagiosa, o MAS, que la misa SI está permitida.

    NO se permite abrir a una cafetería, y NO se permite a nadie ir a tomarse un café, con el prejuicio que ello conlleva para quienes VIVEN de esa actividad. NO se permite ir al teatro, o al fútbol, o a un concierto. Explíquenme ustedes por qué motivo SI se debería permitir la misa. Y SOBRE TODO por qué motivo el gobierno va contra la misa, pero no contra los hosteleros o los futbolistas.

    En fin… ridiculeces.

    1. Si alguien es capaz de decirme una sola actividad TAN contagiosa como la misa, me retiro.

      En misa se comparten virus:

      – En el agua bendita… a saco.
      – En la entrada… a saco.
      – En la salida… a saco.
      – Sentados unos al ladito de los otros… a saco.
      – Dándose la paz… a saco.
      – Comulgando… a saco.
      – Comulgando en la boca… todavía más…

      NO, no hay otra actividad más contagiosa que la misa. ES LA PRIMERA que se debe suspender, y LA ÚLTIMA que se debe volver a abrir.

      Con la clientela que tiene la iglesia ahora mismo, además, que es grupo de riesgo… en fin.

      1. Podría decir unas cuantas actividades muy contagiosas: aglomeraciones en metros, autobuses, etc. , piscinas publicas, saunas, gimnasios. Restaurante y supermercados, no se quedan atrás cuando hay aglomeraciones. Etc.
        Lo suyo es pura obsesión contra la Misa. Porque ya han demostrado algunos países, que tomando las mínimas precauciones, la Iglesia no tiene porque ser foco de contagio.

      2. Desidereo.
        La verdad es que prefiero contagiarme en Misa a hacerlo en una panadería donde me dan el pan sin guantes y después de haber tocado el dinero, o en el súper donde todo el mundo tose y estornuda sin taparse encima de las latas de atún o en el bar donde el camarero se saca el moco antes de ponerte la tapa. Cada quien, elija dónde contaminarse. Ahí la libertad.

      3. Pero Desi,,, tu ni puedes entrar,,, es lugar sagrado,, para que hablas de agua bendita,, te quema.
        Mejor ve a reírte con tu Tía Luisa,, como hienas el par.

      4. No hay agua bendita, sino geles desinfectantes. No se da la paz, no se toca nada ni a nadie, no se aproxima nadie. Se recibe la comunión en la boca tras haberse lavado con el alcohol jabonoso el sacerdote, sin tocar en ningún momento con sus dedos la lengua, sino depositándola encima, sin contacto mano-lengua. No se sabe de nadie contagiado en misa.

  5. Alguien dijo en alguna ocasión : Si desde dentro de la Iglesia llevan dos siglos intentando silenciarla y destruirla y no lo han conseguido, es porque es una obra de Dios.

  6. Mons . Schneider , (nacido en Kirguistán) , tiene ” manía persecutoria ” , puede ser adquirida y no currada , de la época de los soviets .
    Puede ser por eso , no soporta vivir en su diócesis de Astaná , en otros tiempos bajo las botas soviéticas .

    1. En esta página , no es necesario tener prueba para alabar , para hacer juicio temerarios elogiosos o condenatorios sobre cualquier persona , pues es la razón de vivir de la página y de casí todos los comentaristas .

      Mons. Schneider nunca habla desde su Diocesis . Y cuando habla , es siempre para criticar a sus hermanos obispos , a la Iglesia a Francisco .

  7. Precisamente porque ha padecido la tiranía comunista está en condiciones, como nadie, de detectar y denunciar otras, como la del pensamiento único, la del islam religión de paz y la francisquita, que quiere arrasar el catolicismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles