PUBLICIDAD

¿Por qué rezamos el Regina Caeli y no el Angelus en Pascua?

|

El Regina Caeli es una oración que sustituye al rezo del Angelus durante el tiempo pascual, esto es, desde el Domingo de Resurrección hasta el día de Pentecostés.

Esto quedó establecido por el Papa Benedicto XIV en 1742. Técnicamente está prescrita en el Breviario Romano desde las completas del Sábado Santo hasta la hora nona del domingo de Pentecostés.

Se puede cantar o rezar, en coro y de pie.

No está del todo claro el origen de esta tradicional oración. Se sabe que ya era rezada en el siglo XII. Al parecer los frailes franciscanos lo popularizaron en el siglo XIII.

Su origen sería mucho más antiguo, y tendría como protagonista al Papa Gregorio Magno. El santo y Doctor de la Iglesia habría escuchado los tres primeros versos de las bocas de ángeles, mientras caminaba descalzo por Roma.

El Papa Gregorio, último pontífice del siglo VI, habría agregado la cuarta línea: “Ora pro nobis Deum, alleluia”.

 

Regina Caeli en español:

Alégrate, reina del cielo, aleluya.

Porque el que mereciste llevar en tu seno; aleluya.

Ha resucitado, según predijo; aleluya.

Ruega por nosotros a Dios; aleluya.

Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.

Porque ha resucitado verdaderamente el Señor; aleluya.

Oremos:

Oh Dios, que por la resurrección de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, te has dignado dar la alegría al mundo, concédenos que por su Madre, la Virgen María, alcancemos el gozo de la vida eterna. Por el mismo Cristo Nuestro Señor. Amén.

 

En latín:

Regina caeli, laetare, alleluia.

Quia quem meruisti portare, alleluia.

Resurrexit, sicut dixit, alleluia.

Ora pro nobis Deum, alleluia.

Gaude et laetare Virgo María, alleluia.

Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

Oremus:

Deus, qui per resurrectionem Filii tui, Domini nostri Iesu Christi, mundum laetificare dignatus es: praesta, quaesumus; ut, per eius Genetricem Virginem Mariam, perpetuae capiamus gaudia vitae. Per eundem Christum Dominum nostrum. Amen.

2 comentarios en “¿Por qué rezamos el Regina Caeli y no el Angelus en Pascua?
  1. No creo que le guste mucho el título de REINA DEL CIELO a quien, como Bergoglio, pone tanto empeño en desposeer a María de todos sus títulos y privilegios con un enfermizo o demoníaco afán de normalizarla.

  2. !! Qué hermosa es nuestra Iglesia!
    ! Cómo me gusta!
    ! Qué bello cantarle y dedicarle poemas tan hermosos a la Madre de Dios, y madre nuestra.!
    ! Viva María!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles