PUBLICIDAD

Profesor de Teología llama ‘onanismo litúrgico’ a las misas sin pueblo

|

Massimo Faggioli, profesor de Teología en la Universidad de Vilanova, jesuita y americana, ha criticado con un tuit que algunos califican de blasfemo la comunicación de los obispos italianos de Umbría para que los sacerdotes sigan celebrando misa diaria en su confinamiento.

“En la Iglesia Católica algunos están usando esta pandemia para una agenda teológica que se revela en el onanismo litúrgico (como el documento de los obispos de Umbría, en Italia) pero que va más allá y necesita ser contestada”, escribe el profesor Faggioli, famoso en los círculos del catolicismo liberal de ambas costas del atlántico, desde su muy frecuentada cuenta de Twitter.

La idea parece ser que una misa sin pueblo equivale a la masturbación, en el sentido de ser infructuosa, como si la consagración no fuera real sin el concurso y la participación de los fieles, algo que se opone frontalmente a la doctrina católica inalterada sobre el sacramento.

Al parecer, Faggioli ha borrado el tuit, aunque el comentario casa tan armoniosamente con el resto de su ‘producción’ tuitera y con el generalizado descuido de las realidades sobrenaturales en un importante sector eclesial -especialmente, entre nuestros propios pastores- que es dudoso que sea por considerarlo teológicamente disparatado.

El efecto principal de la Misa es idéntico si el sacerdote la celebra en solitario como si lo hace en una catedral abarrotada de fieles, un valor infinito por cuanto significa el sacrificio incruento de Jesucristo en el que la Segunda Persona de la Santísima Trinidad, hecha hombre, se ofrece al Padre para nuestra Salvación.

Pero el énfasis en el aspecto comunitario de la Santa Misa -que lo tiene y es importante- en el último medio siglo, en detrimento del eje sacramental, ha llevado a no pocos maestros de la Iglesia a infravalorar este último hasta el extremo de ignorarlo -a la par de casi cualquier otra realidad sobrenatural- y juzgar, como hace Faggioli, que la celebración privada de la misa, sine populo, no es meramente superflua, sino peligrosa: delata una “agenda teológica” que hay que contrarrestar desde el poder eclesiástico.

No estamos en este caso en esos ‘bordes’ teológicos abiertos a discusión, de suyo dudosos, como pueda ser la existencia del Limbo, sino de uno de los pilares esenciales de nuestra fe, sin el cual estaríamos ante una religión completamente distinta que ya no podría llamarse católica.

42 comentarios en “Profesor de Teología llama ‘onanismo litúrgico’ a las misas sin pueblo
  1. Será que este sabio ha dedicado largo tiempo y esfuerzo a comprender los entresijos humanísticos y las implicaciones teológicas del concepto onanista y del fenómeno socio-masturbatorio en general. Y ya se sabe que de lo que abunda el corazón…

    1. Toda la razón Fred. A mí incluso me apena cuando el sacerdote habla al Señor pidiendo u ofreciéndole y lo hace como si no estuviese presente en el Sagrario, dándole la espalda o desde otra Salita lateral.

  2. Hijo de satanás!!!
    Estás enfurecido porque está cantado que la batalla la tenéis perdida y queda poco para que la Bienaventurada Virgen María aplaste la cabeza de tu amo.
    Ajo y agua.
    Sacerdotes, estamos con vosotros y os animo a que sigáis ofreciendo, con más ímpetu si cabe, el Santo Sacrificio. Primero porque lo necesitamos. El mundo moriría sin él y segundo porque está clarísimo que a los adoradores de satanás, les molesta horrores.
    Sacerdotes, con Misas y laicos con Rosarios y oraciones.
    Viva Cristo Rey!!!

  3. Esta es la consecuencia del “Novus Ordo”, fabricado a propósito, con influencia protestante, donde lo importante es la Asamblea de fieles, porque Cristo no esta presente con su cuerpo, al no haber Consagración.
    Poco a poco se ha ido perdiendo el sentido de la Misa como Culto a Dios, y como renovación del Sacrificio de la Cruz, donde Jesús se entrega como víctima por nuestros pecados.
    Hace tiempo que voy denunciando que Jesucristo es el “convidado de piedra”, en las Misas, porque nadie le hace caso. Ni se le adora, ni se le tiene respeto. Se inventan liturgias, se añaden y quitan partes de la liturgia. Nadie se arrodilla ante Dios, como si no estuviera presente o como si no se le debiera ninguna adoración. Comuniones sacrílegas a montones, porque poca gente acude a la confesión. Comuniones en la mano, como si fuera un pan cualquiera. Partículas consagradas que caen al suelo y son pisadas, porque ya no se usa la patena, etc. etc.

    1. Cristo no importa absolutamente nada: sólo hay lugar para Francisco. En “Religión Digital” –órgano oficioso de todos estos jerarcas, sus eclesiásticos y sus fámulos– el gran titular es: “Vivir la Semana Santa con Francisco”. Es a Francisco a quien hay que acompañar en su Pasión, porque la Semana Santa justifica y glorifica a Francisco, que es quien le da sentido.

    2. Tanto los progre clericales como los neocon neo ortodoxos, que son solo ortodoxos en las formas y las apariencias, difunden en sus seminarios hoy dia la idea de que no se sabe el momento exacto en el que se produce la consagración, es así una cuestión abierta sometida a debate libre, puesto que no hay “palabras mágicas”.
      Con esta forma de pensar, por qué motivo va a ser válido el novus ordo de pablo VI el magno?. ¿Pero qué significa la palabra “válido” para esta gente? ¿ qué intención tienen al consagrar el pan y el vino? Pero si no saben cuál es la intención de la Iglesia puesto que en el ofertorio no se expresa. Bur ros por obediencia no es obediencia. Es estu pidez.

  4. Mientras los neo conservadores clericales sigan pensando que en la Iglesia hay que respetar y proteger las opiniones y la difusión de ideas de esta gente, seguiremos en las mismas. Jamás excomulgarán a ninguno de estos ni les prohibirán sus aquelarres litúrgicos, respetarán su libertad pues por algo los neocon son liberales. Se comportan como los semiarrianos: ni frios ni calientes, sólo “neutrales”. Pues Jesucristo habla mucho de esos cómodos “neutrales”.

    1. Es lógico. Si lo esencisl de la misa es el encuemtro comunitario, la falta de ublico disponible es onanismo liturgico…igual que instagram: la valía de la misma depende de los likes, o del numero de conexiones? Pero estaas siempre son finitas, limitadas por el ancho de banda. En cambio, si lo esencial de ls misa es la renovacion del Sacrificio, la intercesión -simbolizada por la orientacion-, la cosa cambia por completo. No fue el número de espectadores – y de likes- lo que dio valor al sacrificio fe Cristo en el Gólgota. Si no para la misa, ¿para qué sirve un cura?. Todo lo demas podemos hacer los laicos.

  5. ¿ Nos enteraremos de una vez que estamos en guerra en el seno de la Iglesia Católica ? Los enemigos de la Iglesia ya se percataron que, para destruirla, tenía que ser desde dentro y desde arriba. Lo están consiguiendo, al menos en apariencia, con Bergoglio a la cabeza, que no dirá ni hará nada, al revés, ni con Faggioli ni con ningún otro de su cuerda anti católica. Es más, los nombra obispos y cardenales, o, si han fallecido, los canoniza.

    1. Sí, y yo propongo que cada día se celebre UNA SOLA MISA EN ROMA, retransmitida al mundo entero, y con eso ya cumplimos todos los católicos. Haremos como los budistas, que para rezar y multiplicar los rezos, empujan los molinillos de oraciones para que la carraca haga taca-taca-taca y eso se traduzca en tantas oraciones como taca-taca se oye. Lo mismo haría yo: vas a You-tube, duplicas 30 veces el vídeo de la misa, o hasta justo hasta antes de que el ordenador estalle, y así ya has visto 30 ó más misas en un día. Y participas y comulgas en espíritu. Jo, que guai…

      1. Muy buena tu comparación Joan!!!
        El Santo Sacrificio de la Misa nada tiene para legitimarse con la mayor, menor o nula cantidad de asistentes a ella.
        Basta con que la celebración sea presidida por un sacerdote habilitado canónicamente.
        El Cuerpo y la Sangre de Cristo estarán en el altar con la presencia o la ausencia de público. Bastará un sacerdote consagrante.

  6. Como en los tiempos de San Atanasio y Arrio, en la Iglesia vuelven a existir tres bandos: tradicionales, arrianos y semiarrianos.
    Los buenos, los malos y los semi malos semi buenos que están en medio sin enterarse de la mitad de las cosas, pues hay que llegar a un acuerdo con los malos. Ni frios ni calientes, en medio y engañando a la gente. Mente tradicional en cuerpos progresistas, unos amorfos.

    1. ¿ Donde está el amor a la Iglesia en nuestros comentarios? ¿ Que ejemplo damos con todo lo que escribimos a quienes tengan dudas, o estén alejados de la fe? Yo os pido una reflexión sobre ello….Y la Iglesia es Católica en todos sus Concilios, y en sus Santos Padres, todos ellos, de San Juan XXIII San Juan Pablo II pasando por Benedicto XVI, a quien estoy seguro no le gustarían el tono de nuestros comentarios, hasta el Papa actual, me guste más o menos, me caiga mejor o peor

        1. Cristóbal.
          Eso es que usted habrá puesto una palabra como in fierno toda entera, sin separar ninguna sílaba.
          Creo que hay más palabras peligrosas que no pasan la censura. En mi caso, me ponen pendiente de moderación con la palabra que he escrito separada.
          Saludos!

  7. El problema no es el progre que afirma que la misa sin pueblo no es válida, sino el neocon que previamente define la misa como santa sinaxis en vez de remitirse a lo que la Iglesia ha dicho siempre.

    1. ¿qué santa sinaxis ni qué niño muerto?
      Trento define definitivamente la misa solamente como sacrificio propiciatorio de la redención porque se ofrece en su ofertorio a Cristo como víctima agradable a Dios.
      Ni ofrecer frutos de la tierra, ni cena, ni santa sinaxis, ni desayuno con rosquillas producen la redención de vivos y difuntos. Payasos.

  8. Con leguaje soez e inapropiado, pero va muy en la linea de los que criticáis a los obispos y a las autoridades civiles por cerrar las iglesias por causas sanitarias, supongo que compartís las ideas de este señor de que lo que hace importante la misa es la presencia de fieles, como si tuviera menos valor si la dice el sacerdote solo o sise viera por televisión, parece que pensáis que vuestra presencia es lo que da valor a la misa

    1. Los que critican el cierre de iglesias son los que siempre creyeron en la validez intrínseca de la Misa sin pueblo. Lo que se critica es que se prive a los fieles del acceso a los sacramentos. El resto es tergiversación progresista, bien de mala fe.

      1. No se les priva de nada ya que la pueden ver por televisión, es más pueden repetir la misa 24 horas los 365 días del año durante el resto de su vida, si la validez es la misma y pueden acceder a ella, ¿donde está el problema?

        1. No creo que sea necesario malgastar palabras explicando la diferencia entre ver la TV y comulgar sacramentalmente. Ni siquiera entre una buena comunión sacramental y una comunión espiritual. La validez de la Misa es la misma con o sin pueblo. Los beneficios que obtiene el fiel al recibir el sacramento, y al mirar TV, o al adherirse espiritualmente a él, no. En fin… ya estoy perdiendo el tiempo y malgastando palabras…

        2. José,
          Te falta entendimiento. No te lo digo con desprecio no, ni mucho menos, pero es que hay cosas que no comprendes. Y opinar sobre algo que desconocemos es siempre arriesgado. Hay incluso muchos cristianos q no saben qué es la misa, que no tienen ese entendimiento sublime, pq sólo el Espíriti Santo lo da.
          Un saludo

  9. Es una opinión muy personal del padre Massimo, que se respeta, pero no es enseñanza del Magisterio de la Iglesia. No se trata en estos momentos de hacer una exegesis o de explicar teológicamente de la Misa. No olvidemos que la Iglesia aprobaba el Bautismo de DESEO en tiempos de persecución y en tiempo de pandemia.
    Por otro lado, estos tiempos son muy distintos que el año pasado. El año pasado muchos se pasaban la semana santa en la playa, fiestas, fútbol, etc. Hoy es otro tiempo y en cierta manera el virus nos ha arrinconado FORZOSAMENTE a estar en casa ya sea escrutando las Escrituras, leyendo la vida de un santo o algo que tenga relación con la semana santa.
    Saludos

    1. La opinión de los he.re.jes como Faggioli no se la respeta sino que se la combate, tal como hicieron todos los Santos a lo largo de los siglos.

      Hay que tener repu.gnancia a la men.tira y la trai.ción de estos Jud.as letrados que difunden sus errores impunemente.

      Y si además es sacerd.ote, peor que peor. Indi.gno de su condición e inf.iel a ella.

  10. Diez años de onanismo de nuestro santazo Padre Pío, que, de 1923 a 1933 tuvo que celebrar Misa sin público. ¡Cómo serán las clases de teología de este fulano! Pobres estudiantes. Que les devuelvan su dinero.

  11. La comparación de Faggioli es horrorosa, muy poco medida. La Misa tiene valor en sí misma pero los frutos no son iguales si hay o no hay pueblo, no para el pueblo en general , sino para el pueblo, cada uno personalmente, que asiste y que recibe más o menos fruto según su cercanía al misterio y sus disposiciones. Por eso el mandamiento de la Iglesia obliga a su asistencia a los fieles, sino fuera así, si valiera en sí haya o no haya personas ¿para qué hacerla obligatoria?. Necesitamos los fieles asistir en persona, no virutlamente.

    1. Na: no es así.

      La Santa Misa no requiere de fieles terrenales que participen; y sus frutos son infinitos, con o sin “pueblo”.

      Porque es el mismo Dios quien se ofrece.

      Él nos hace dignos de servirlo en Su presencia. Nosotros no tenemos méritos propios.

      Y recuerde que hay una cantidad innumerable de Ángeles y Santos que participan místicamente en el Santo Sacrificio de la Misa.

      El problema de buena parte de nuestra Iglesia de hoy en día es que sólo cree en lo material y palpable…y se olvida del mundo espiritual que es inmensamente más numeroso.

  12. Misas sin pueblo con el sacerdote de todas maneras dándole la espalda al Sagrario, hoy mas que nunca veo que la misa Tridentina está en lo correcto, tenemos cero abusos litúrgicos cuando se sigue a la Tradición.

  13. Por cierto que cosa buena se puede esperar de cada jes uita arr upista de saco y corbata con cero realidades sobre-naturales en su pensamiento, solo b as ura.

  14. No hombre, no señor Jose, los que corregimos a este señor por su obscenidad, pensamos (yo al menos) no empezamos a discutir teologías elevadas, que yo no alcanzo. Simplemente creo que la Misa vale porque la celebra un sacerdote, sólo, con 1 fiel o con 1 millón de fieles.

  15. Los que no celebran misas, porque no creen en la transubstanciación, un vocablo que nunca ha salido de labios de Bergoglio ¿ porqué será ?, no están legitimados para criticar a quienes sí las celebran, con o sin pueblo. Cuando Jesucristo murió en la cruz no es que hubiese mucho pueblo. Todos habían huido, menos el discípulo amado, su santísima madre y las santas mujeres, unas pocas, pero más valientes que los hombres. Esa fue la primera Misa. Allí se consumó la redención de la humanidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles