La ‘sinodalidad’ será el tema del próximo sínodo de los obispos

Vatican Media
|

El Vaticano ha anunciado cuál será el asunto a tratar en el próximo sínodo general de obispos previsto para 2022: la sinodalidad.

En la página oficial del Vaticano, el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del Sínodo de los obispos, ha anunciado que el Papa ha convocado para el mes de octubre de 2022 la XVI Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos bajo el epígrafe: ‘Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión’.

Un sínodo sobre los sínodos, pues, aunque nunca se sabe, porque el Sínodo de la Juventud, que durante las ruedas de prensa de las sesiones parecía tratar de aspectos que tenían que ver solo tangencialmente con la juventud, acabó consistiendo en algo que tampoco tenía nada que ver con ella y ni siquiera con lo tratado en las sesiones, sino con esta misma sinodalidad a la que ahora se va a dedicar un ¿segundo? sínodo. Eso lleva a que sea legítimo preguntarse sobre qué tratará realmente.

Pero es cierto que la ‘sinodalidad’, la idea de una Iglesia descentralizada en la que los episcopados nacionales tenga una mayor participación y un mayor peso en las decisiones, y mayor autonomía en el diseño de la acción pastoral ha sido una de las ideas fuerza de este pontificado casi desde el primer día. El sínodo del 2022 podría usarse para ‘ponerle patas’ a esta idea, concretar su alcance y su funcionamiento concreto. Podría.

El problema es que llevamos ya algunos años en esta sinodalidad incoada y el resultado parece ser exactamente el contrario a una descentralización o a una participación. De hecho, si los Papas anteriores ejercían su obligada potestad sobre la doctrina y la disciplina eclesiástica, Francisco impone incluso su estilo, sus frases, sus latiguillos y sus obsesiones políticas sobre los obispos del mundo entero. Nunca, que recuerde, ha existido tal uniformidad en la jerarquía o, al menos, al frente de las conferencias episcopales.

La excepción es Alemania, pero este caso es síntoma de otro fallo del sistema: la falta de comunión. El ‘camino sinodal’ emprendido por la Iglesia en Alemania, que se prevé dure tres años, aborda asuntos de moral sexual y disciplina eclesiástica que están absolutamente fuera de sus competencias y cuyas conclusiones pretenden explícitamente hacer vinculantes.

En los próximos años, pues, deberá ir perfilándose qué idea tiene el Santo Padre en la cabeza al elegir este tema para el sínodo de 2022, que será, como ha sido en todos los sínodos anteriores, la que acabe imponiéndose. Surgida, naturalmente, de las discusiones libres de los obispos.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
25 comentarios en “La ‘sinodalidad’ será el tema del próximo sínodo de los obispos
  1. Si Francis confiara tanto en la sinodalidad no tendría necesidad de manipular, como ha hecho, todos los sínodos, eligiendo a los suyos, unos indesables, con algún católico que le dé algo de ribete, para obtener conclusiones pre fabricadas que, encima, tiene la desfachatez de atribuirlas al espíritu. Con su pan se las coma, se las come. Sinodalidad es la palabra talismán, un disfraz, que esconde su dictadura, una dictadura demol edora.

    1. Acertado. La sinodalidad la convoca un Emperador absolutista en la que participa monarcas absolutos en sus diócesis electos por el César de Roma, y entre todos sólo dejan participar a sus curas, diáconos, religiosos, laicos y terceros (protestancios, musulmaníos y ateillos) escogidos y preseleccionados, tal como lo están el personal, edificio, bienes, servicios, presupuestos, documentos preparatorio, de trabajo y final, las encuestas y las respuestas a las encuestas, las discusiones, lo que se emite y lo que se omite, la bibliografía seleccionada, la presidencia, secretaría, equipos técnicos… NADA ESCAPA A LOS OJOS DE SAURON EL DEMÓCRATA…

    2. Según el FaroDiRoma.it, esto será «un paso hacia la democratización».

      Sin embargo, en una «democracia», el partido gobernante necesita una fuerte oposición que lo mantenga bajo control.

      Hasta ahora, la «democracia» en la Iglesia sólo ha producido una dictadura neo-marxista de un solo partido que impone nuevas «verdades» e inventa una nueva «fe».

      1. Exacto, falta la presencia reconocida de la oposición, los derechos de la oposición y las garantías de la oposición: protesta, manifestación, lobby, interponer recursos jurisdiccionales…

        Piensan en una democracia popular, donde existe una dictadura de una élite, aquí vaticana, allá china, por allá coreana del norte…

  2. Votemos lo que queremos que sea pecado y lo que no.
    Siempre teniendo en cuenta que ya nada es pecado.
    Por cierto, los católicos están fuera de estos sínodos.

    Veremos quien sobrevive al coronavirus. Hay a quien le puede llamar la “madre tierra”

    1. tu primera frase, Saray, describe de lo que esta neo-tendencia eclesiástica pretende:
      » Vamos a dejar de lado las antiguas maneras, adoptemos un aggiornamento útil y comprensible por la mayoría del pueblo.
      Adaptemos el mensaje cristiano – osea modifiquemoslo hasta donde sea necesario para el que el mundo nos acepte como autoridad moral y punto de referencia – Digamos que Dios no se mete en la alcoba, porque Dios no está en todas partes, no, resulta que es tan respetuoso que no mira cuando pecamos… Nos tenemos la clave ó mejor dicho, la llave que abre puertas, y destruye muros, hagamos una paella argentina con todo tipo de ingredientes, porque debemos ser inclusivos, al máximo.»

      1. Yo lo veo incluso peor. Pretenden obligarnos a pecar. Subrepticiamente, claro. Como se hace todo hoy día. Que no parezca que nos están obligando. Solo se empleará la fuerza con los ‘rebeldillos’.

        1. Cada vez menos subrepticiamente, Betsaida. Los rebeldillos como la familia Christi ya han recibido esa medicina. Llamada misericordia. Salvo que se ponga sobre la mesa algo que contradiga la opinión que lo que molestaba realmente era su fidelidad.

          1. Qué pena da leer vuestras informacioes y muchos de los comentarios. No uelen a comunión de fe y de amor con el sucesor de Pedro. Tal vez si cambiarais el color Negro de vuestra mirra en blanco, su Luz iluminaria mejor vuestras mentes y sobretodo corazones

  3. Bergoglio no sabe lo que es la sinodalidad. Se rie de todos. El hace lo que le dé la gana. Es por eso que sera guzgado severamente por el Senor
    Siete anos de desperdicio, de engano, de destruccion de la Iglesia.

  4. ¡ Queremos un papa ! Basta de teatro, de mentiras, de faltarnos al respeto a los católicos, de caricaturizarnos, de insultarnos, de perseguirnos, de aniquilarnos, ante el silencio de los «buenos», que no son tan buenos, pues son unos cobardes que deberán dar cuenta de su cobardía cómplice, de sus pecados de omisión, gravísimos.

  5. «Après moi le déluge»… El compromiso de todo emperador autócrata es dejar prometida para la posteridad la república de su «inner circle».

    ¿2022? Dudo que llegue.

  6. Pues me parece que aquí sí es donde os la van a meter doblada. Ni el sínodo de la juventud ni el del amazonas representaron nada a pesar de que los poníais como el fin de mundo. Pero aquí si está claro que este sínodo va a discutir la legitimación de los sínodos y va a aprobar poderes para los sínodos que van a tener com resultado, por ejemplo, la validez de parte de lo que están haciendo en Alemania, este si que es el caballo de Troya.

  7. Ha causado estupor y enfado justificado el video que el Pontifice ha dedicado a los católicos en China. Tiene toques de surrealismo, en particular cuando se dice que los católicos “deben promover el Evangelio, pero sin hacer proselitismo, para alcanzar la unidad“. Quien sea que haya escrito este mensaje, que el Pontifice ha leído, es un amigo de la Asociación Patriótica, es decir, del Partido Comunista para controlar la religión. La iglesia está dividida porque por decenios ha habido quienes han defendido su fidelidad a Roma, al Papa, contra los tentativos del poder comunista de meter sus manos en la religión y ahora, gracias al acuerdo secreto, lo están logrando. Specola.

  8. Predican como Marx,
    mandan como Hitler
    y viven a lo Rockefeller.

    Los Boff, los Ernestos Cardenal, los Proaños, los Casaldaligas, los Ruiz Garcìa, los Raules Veras…. y demàs fauna liberacionista.

  9. Más sinodalidad con las mafias de la inmigración masiva y la droga. Todo de una tacada.
    Cae una red que introducía migrantes y hachís en las costas andaluzas.
    Hay 89 personas detenidas y se investiga a otras 39 en las provincias de Cádiz, Málaga y Ceuta

  10. La gente normal ha dejado de creerse lo de los «abusos sexuales», salvo algún pobre .infeliz como tú. La Iglesia Católica ha recuperado libertad y prestigio con S.S.Benedicto XVI, y las patochadas de Bergo no han sido capaces de cambiar esta realidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles