PUBLICIDAD

El Vaticano recordó en 2009 el derecho a recibir la comunión en la boca

|

Ante el creciente clamor para que las ‘recomendaciones’ de recibir la comunión en la mano se conviertan en prohibición de recibirla en la boca por el temor al coronavirus, la periodista de LifeSiteNews Diane Montagna rescata una comunicación de 2009 que reitera el derecho de los fieles de comulgar de este último modo.

Se trata de una carta dirigida a la Congregación para el Culto divino durante una fuerte epidemia de gripe en 2009, cuando se le consultó si las circunstancias aconsejaban que se diera la comunión exclusivamente en la mano. La respuesta fue negativa, reafirmando el derecho de los fieles a recibir el Cuerpo de Cristo de la forma tradicional.

“Este dicasterio hace notar que su Instrucción Redemptoris Sacramentum (25 de marzo de 2004) estipula claramente que “cada uno de los fieles tiene siempre el derecho a recibir la Santa Comunión en la lengua” (nº 92), y no es lícito negar la Sagrada Comunión a ningún fiel cristiano a quien no impida la ley recibir la Sagrada Eucaristía”, reza la respuesta de la congregación a la cuestión presentada.

Pero el miedo parece ser más fuerte el derecho ratificado por el Vaticano en esa instrucción. Una serie de diócesos francesas ya han dado el paso de prohibir la comunión en la lengua, permitiendo en cambio la comunión en la mano, lo que no hace más improbable el contagio. El obispo Joseph Galea-Curmi, auxiliar de Malta, informa LifeSiteNews, también ha hecho pública una directiva dirigida a las parroquias del país prohibiendo la comunión en la lengua “hasta que se emitan nuevas directrices”. En respuesta a la epidemia, prelados católicos en Jerusalén, Singapur, Filipinas, algunas diócesis de Estados Unidos y otras partes del mundo también han hecho públicas directivas o recomendaciones a favor de dar la comunión en la mano pero no en la lengua.

El obispo auxiliar de Astaná, en Kazajstán, Athanasius Schneider, por su parte, argumenta que “la comunión en la boca es sin duda menos peligrosa y más higiénica que la comunión en la mano”.

“Desde el punto de vista de la higiene, la mano es portadora de una enorme cantidad de bacterias. Muchos patógenos se transmiten a través de las manos […] Según un estudio de 2006, publicado en la revista ‘BMC Infectious Diseases’, los virus de la gripe y similares pueden sobrevivir en superficies inanimadas como manillas o barras en el transporte o los edificios públicos durante algunos días”, insiste.

Schneider calificó las prohibiciones de recibir la comunión en la lengua de “infundadas cuando se comparan con los grandes riesgos sanitarios de la comunión en la mano en tiempos de pandemia”. Para el obispo, es como si las autoridades eclesiásticas estuvieran usando el coronavirus como un “pretexto” para trivializar la recepción de la comunión.

21 comentarios en “El Vaticano recordó en 2009 el derecho a recibir la comunión en la boca
  1. El que tema el contagio y esté sumido en el pánico, mejor que no comulgue. Al fin y al cabo su propio miedo muestra su falta de Fe
    Abogo por la comunión en la boca y de rodillas

    1. Totalmente de acuerdo! Cómo puede un católico siquiera pensar, qué se podría contagiar de alguna enfermedad con El Santísimo Sacramento?? Eso es solo falta de fe. Y la Comunión, de rodillas y en la boca. Señor, ten piedad.

    1. El problema gravísimo es pretender banalizar un sacramento, signo visible de la Gracia invisible, como es la Eucaristía. Las tonterías serán las suyas. Los hechos demuestran que que la Iglesia y S.S.Benedicto XVI tienen razón.

  2. Ante Dios no existen derechos sino agradecer las gracias recibidas. Los derechos existen ante ciertos eclesiásticos que nos niegan la buena doctrina.El obispo Schneider sostiene que «la comunión en la boca es ciertamente menos peligrosa y más higiénica que la de la mano». De hecho, «desde un punto de vista higiénico, la mano lleva una gran cantidad de gérmenes. Muchos patógenos se transmiten a través de las manos. Al apretar las manos de otras personas o tocar objetos con frecuencia, como manillas de puertas o pasamanos y en el transporte público, los gérmenes pueden pasar rápidamente de una mano a otra; y con estas manos y dedos sucios, las personas a menudo se tocan la nariz y la boca. Y los gérmenes pueden sobrevivir durante días en la superficie de los objetos tocados «. Cualquier prohibición de la comunión en la boca es «infundada», y es como si las autoridades de la Iglesia estuvieran usando el coronavirus como un «pretexto» para hacer la forma de recibir la Comunión más trivial.

  3. Ante Dios no existen derechos sino agradecer las gracias recibidas. Los derechos existen ante ciertos eclesiásticos que nos niegan la buena doctrina y la buena liturgia .El obispo Schneider sostiene que «la comunión en la boca es ciertamente menos peligrosa y más higiénica que la de la mano». De hecho, «desde un punto de vista higiénico, la mano lleva una gran cantidad de gérmenes. Muchos patógenos se transmiten a través de las manos.

    1. Al apretar las manos de otras personas o tocar objetos con frecuencia, como manillas de puertas o pasamanos y en el transporte público, los gérmenes pueden pasar rápidamente de una mano a otra; y con estas manos y dedos sucios, las personas a menudo se tocan la nariz y la boca. Y los gérmenes pueden sobrevivir durante días en la superficie de los objetos tocados «. Cualquier prohibición de la comunión en la boca es «infundada», y es como si las autoridades de la Iglesia estuvieran usando el coronavirus como un «pretexto» para hacer la forma de recibir la Comunión más trivial.

  4. Cuando además de en la boca, se comulga de rodillas, el riesgo es mínimo, porque el sacerdote deposita la hostia con suavidad sobre la lengua del comulgante, que está por debajo de él. Pero como ahora nos hacen comulgar de pie, el sacerdote tiene que introducirla en la boca como una moneda en una máquina tragaperras (perdón por la comparación), por lo que es más probable que haya contacto de la mano del sacerdote con la boca.
    Por otra parte, si las manos del sacerdote no están limpias, podrán ser contagiosas, y por desgracia hoy día son muchos los sacerdotes que no hacen el obligatorio lavabo en el ofertorio, y nunca he visto lavarse las manos a los “ministros extraordinarios” de la comunión; imagínense si uno tiene las manos con coronavirus.
    Por tanto, lo mejor para evitar la transmisión:
    -lavabo del sacerdote.
    -comunión en la boca y de rodillas.
    -nada de ministros extraordinarios de la comunión.

  5. En otro orden de cosas, pero relacionado, como todo en el Catolicismo. La de los no creyentes bautizados que «piden casarse ‘en la iglesia’» es una «situación de facto, desafortunadamente generalizada» que se refiere a una hostilidad cultural «a la comprensión católica del matrimonio natural», señala la Comisión Teológica Internacional que en los últimos días ha publicado un documento sobre «reciprocidad entre la fe y los sacramentos en la economía sacramental» en el que invita a los pastores a evitar las «falsas celebraciones» «que ignora la fe de los cónyuges

    1. La trivialización del divorcio, la propagación de una mentalidad anticonceptiva, el ocultamiento de la diferencia sexual , pero también, de una manera más radical, la concepción del sentido de la vida como una autorrealización individualista, contribuye a debilitar en las mentes la visión antropológica sobre la cual el matrimonio natural descansa».

      Curioso que quienes no tienen Fe, como tantos eclesiásticos, la exijan a los pocos católicos, con fe débil, que quieren casarse por la Iglesia. No nos engañemos. Se treta de introducir otro motivo de nulidad: la falta de fe.

  6. APROXIMACIÒN PARA RECIBIR LA SAGRADA COMUNIÒN= DEBIDAMENTE CONFESADO+ GUARDANDO EL AYUNO EUCARÌSTICO+ DEBIDAMENTE VESTIDO+ DE RODILLAS + EN LA BOCA + DE MANOS DE UN SACERDOTE-

  7. Es Dios el que tiene derecho a ser tocado sólo por manos consagradas. Siguen sin enterarse.
    El problema sigue siendo que la mayoria de curas victimas del vaticano II no sabe que tienen las manos consagradas, es más, no saben qué es ser cura y no saben si Dios lo llamó o fue que otros curas le metieron la idea durante su adolescencia y le encontraron ese trabajo por su simpatía, pues se lo plantearon como un trabajo. Tampoco saben cual es la intención de la iglesia al consagrar el pan y el vino, pues piensan que es que Cristo reparte su pan a los pobres y chorradas similares. Pues el sacrificio propiciatorio para la salvacion de vivos y difuntos no aparece por ninguna parte
    Con esta forma protestante de pensar en un rito que Pablo VI reconocia que era protestante, no me extraña que la gente no tenga fe y esté pensando en tontadas sobre coronavirus.

    1. Si es muy facil de entender: si la sagrada forma va a dejar de tener coronavirus por el simple hecho de que la mano con coronavirus del cura que está consagrada para tocar a Dios, deposite la forma en la mano profana y sin coronavirus del laico, el laico no se va a contagiar de coronavirus, es porque no se está enterando de la tomadura de pelo de todo este circo.

      1. Luego, de vez en cuando sacan la noticia de que los catolicos han dejado de creer en la presencia real. Pues os explico el porqué:
        Pero por qué va a estar la presencia real si llevan sesenta años enseñando que las partículas y polvillo que se desprende de la forma y cae en la mano de cada uno de los fieles se puede limpiar en los pantalones o en la camisa de cada uno, se puede pisar si cae al suelo, y se puede recibir de pie, como si el hombre fuese igual a Dios y no inferior a Dios, pues varios pa pas han enseñado que el hombre ya es Dios pues está unido a Cristo para siempre. ¿ y por qué va a ser Dios una cosa que se ve un pedazo de pan que todo el mundo puede tocar y limpiarse la mano donde se le antoje? Sesenta años de ocupación de la iglesia por una gente que ni siquiera es católica. Esta es la consecuencia: payasos hablando de coronavirus, como que Dios se puede contagiar de coronavirus.

  8. ¿El derecho a recibir la comunión en la boca? Hay que ser satánicos para hablar de derechos en este asunto.
    !!!!Cristo es el Único que tiene derecho a ser recibido de la manera más digna del mundo!!!!!
    Recibirle en la boca no es un derecho, es una obligación.
    Para empezar, comulgar no es un derecho. Es un privilegio que NADIE merecemos. Así que tenemos que agradecer infinitamente que Cristo nos comulgue y nosotros tenemos que acercarnos con toda reverencia por el Bien que recibimos.
    Dios mío, perdónanos porqu, en general, ni sabemos lo que hacemos ni nos queremos enterar tampoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles