PUBLICIDAD

Gänswein asegura que se trata de un “malentendido”

|

“El Papa emérito sabía que el cardenal estaba preparando un libro y había enviado su texto sobre el sacerdocio autorizándolo a usarlo como quisiera”.

“Puedo confirmar que esta mañana, siguiendo las indicaciones del Papa Emérito, le pedí al cardenal Robert Sarah que se pusiera en contacto con los editores del libro para pedirles que eliminen el nombre de Benedicto XVI como coautor del libro y que también eliminen su firma de la introducción y las conclusiones”. Así lo confirmó a ANSA Georg Gänswein, secretario personal de Benedicto XVI y prefecto de la Casa Pontificia.

“El Papa emérito sabía que el cardenal estaba preparando un libro y había enviado su texto sobre el sacerdocio autorizándolo a usarlo como quisiera. Pero no había aprobado ningún proyecto para un libro con doble firma ni había visto y autorizado la cubierta. Se ha tratado de un malentendido sin cuestionar la buena fe del cardenal Sarah. El texto que Benedicto envió al cardenal es su propio texto y él sigue siendo el autor y no de los otros textos”, dijo Gänswein a ANSA.

El propio Sarah comunicaba esta tarde la decisión a través de Twitter, con un ‘tuit’ en el que anunciaba que en el libro, tras la polémica, aparecerá como autor él mismo, y Benedicto XVI firmará como colaborador. “Considerando las controversias que provocaron la publicación del libro Desde lo más profundo de nuestros corazones, se decide que el autor del libro será para futuras publicaciones: Card Sarah, con la contribución de Benedicto XVI. Sin embargo, el texto completo permanece sin cambios. RS +”, dijo el purpurado.

Más tarde ha confirmado haber mantenido una conversación con el secretario personal de Benedicto XVI y ha reiterado que el comunicado de esta mañana sigue siendo “mi única versión del desarrollo de los hechos”.

“Confirmo que pude hablar esta mañana con el obispo Georg Gänswein. Este comunicado de prensa sigue siendo mi única versión del desarrollo de los hechos. También tuve una conversación con la gerencia de Fayard para poner en práctica las solicitudes específicas de Mons. Gänswein. RS +” ha dicho en la red social Twitter.

Comunicado de Su Eminencia Cardenal Robert SARAH

14 de enero de 2020

El 5 de septiembre, después de una visita al monasterio Mater Ecclesiae donde vive Benedicto XVI, escribí al Papa Emérito para preguntarle si le era posible componer un texto sobre el sacerdocio católico, con especial atención al celibato. Le expliqué que yo mismo había comenzado una reflexión en oración. Agregué: “Me imagino que pensarás que tus reflexiones podrían no ser oportunas debido a las controversias que podrían provocar en los periódicos, pero estoy convencido de que toda la Iglesia tiene necesidad de ese don, que podría publicarse en Navidad o principios de 2020 ”

El 20 de septiembre, el Papa Emérito me agradeció al escribirme que él también, por su parte, incluso antes de recibir mi carta, había comenzado a escribir un texto sobre este tema, pero que sus fuerzas no le permitían ya escribir un texto teológico. Sin embargo, mi carta lo había animado a reanudar este largo trabajo. Agregó que me lo enviaría cuando se completara la traducción al italiano.

El 12 de octubre, durante el Sínodo de los Obispos sobre la Amazonía, el Papa Emérito me entregó confidencialmente un largo texto, fruto de su trabajo durante los últimos meses. Cuando vi el alcance de este escrito, tanto en sustancia como en forma, inmediatamente consideré que no sería posible ofrecerlo a un periódico o revista, dado su volumen y calidad. Entonces, inmediatamente propuse al Papa Emérito la publicación de un libro que sería un bien inmenso para la Iglesia, integrando su propio texto y el mío. Después de varios intercambios para la preparación del libro, finalmente envié, el 19 de noviembre, un manuscrito completo al Papa Emérito que incluía, como habíamos acordado de común acuerdo, la portada, una introducción y una conclusión comunes, el texto de Benedicto XVI y mi propio texto. El 25 de noviembre, el Papa Emérito expresó su gran satisfacción con los textos escritos en común, y agregó esto: “Por mi parte, estoy de acuerdo en que el texto se publique en la forma que usted ha previsto”.

PUBLICIDAD

El 3 de diciembre, fui al monasterio de Mater Ecclesiae para agradecer una vez más al Papa Emérito por confiar tanto en mí. Le expliqué que nuestro libro se imprimiría durante las vacaciones de Navidad, que aparecería el miércoles 15 de enero y que, por lo tanto, vendría a traerle el libro a principios de enero al regresar de un viaje a mi país natal.

La controversia que se ha dirigido durante varias horas a ensuciarme al insinuar que Benedicto XVI no fue informado de la publicación del libro “Desde lo más profundo de nuestros corazones” es profundamente abyecta. Perdono sinceramente a todos aquellos que me calumnian o que quieren oponerme al Papa Francisco. Mi apego a Benedicto XVI permanece intacto y mi obediencia filial al papa Francisco absoluta.

69 comentarios en “Gänswein asegura que se trata de un “malentendido”
  1. ¿Seguro que es S.S.Benedicto XVI el que le ha pedido a Ganswein que su nombre no aparezca en los créditos, o es el sinvergüenza de Ber go glio el que ha metido las narices para que su nombre del Santo Padre alemán no aparezca?

    1. El único sinvergüenza aquí es Sarah, que se valió de maniobras retorcidas para que aparezca como sea la firma del emérito. Todo con el único propósito de generar división.
      Sarah es un manipulador mentiroso y arrogante. Dios lo perdone

      1. A ti también te tiene que perdonar Allan, lo estás juzgando y no puedes saber con certeza lo que afirmas, ni pruebas tienes ni nada, tan solo tu amor por el p4p4. Francisco.
        No es bueno dejar que mande el corazón ♥.

      2. Mi respuesta es a Allan que no guarda moderación para ofender a un Santo Cardenal valiente, como es Robert Sarah, en medio de la “dictadura del miedo”. Vale.

    1. No obstante, agradecemos al becario esta “rectificación” (a su estilo, claro). Nos gustaría otro texto del bueno de Carlos pidiéndonos disculpas a los cheerleaders. Y, por último gracias, sobre todo, a Benedicto y a Gänswein.

      1. No te ofusques. La realidad es que Francisco está cada vez más acorralado, lo de la película de Netflix ha sido un error incomprensible que ha colmado el vaso de la paciencia. El mismo Andrea Tornielli, portavoz de la Sant
        a Sede ha reconocido que el libro ha sido escrito tanto por el cardenal Sarah como por S.S.Benedicto XVI., y Monseñor Ganswein no lo ha negado.

  2. Ay pobres, vuestro gozo en un pozo. Resulta que Sarah se atribuyó lo que no era. Vaya hombre. Un hombre tan preparado con un fallo tan tonto, fíjate tú!. Ya se le ha visto el plumero. Me encanta ver cómo Sarah defiende a Francisco siempre que puede. A ver si tomáis nota.

  3. Error enorme de Sara (no es el único) pensando que no le iban a retorcer el bombazo porque – si BXVI fuese coautor – les haría mucho más daño. Pero acierta al mantenerlo como colaborador del libro y bien enterado, porque sigue dándole mucha autoridad al texto. ¿Está realmente Ratzinger detrás de lo que ha dicho Gänswein? Yo creo que sí, debido a su bondadosa ceguera
    Y no se va a caer del burro hasta que la espada de a verdad le ilumine también a él (a BXVI ) y vea sus errores (Za 13, 7)

    1. ¿Y si hubiera sido un mal entendido de verdad? Si esos capítulos los escribió BXVI, como parece, Sarah no querría hacerlos pasar por suyos, lógicamente. Aunque también puede ser verdad que el anterior Papa no supiera que iban a ser publicados como libro, sino en otro formato. Ya nos enteraremos.

      1. Vuelvo a comentar porque acabo de leer que Sarah asegura que quedó claro que iba a publicarlo como libro. Así que no tengo ni idea de qué pudo pasar. Eso es lo que piensa BXVI, eso está claro. En ocasiones ha dicho que lo que no quiere que se sepa de su pensamiento lo destruye. Por ser cosas, demasiado personales. Esto, no sólo no lo destruyó, sino que lo compartió con el Cardenal. De hecho es lo que piensa también el Papa Fco. Salvo que los vientos amazónicos, o más bien, que los intereses de los enemigos eclesiales, internos y externos le hayan convencido de lo contrario.
        Publicidad a tope para el libro.

  4. Esto es intolerable: pido que Benedicto XVI diga sí sí no no sobre los curas casados: eso se entiende en tres segundos y se responde en uno.

  5. Me llama poderosamente la atención que todo lo que implica a Su Santidad Benedicto XVI cause una reacción casi de histeria entre los sectores más afines al pontificado actual que sus terminales mediáticos se encargan de amplificar. Por eso me cuesta creer que haya habido un malentendido cuando el Card. Sarah y el Papa Benedicto llevaban meses en contacto coordinando sus aportaciones y tiendo a pensar que las presiones han debido ser muy fuertes para que Gänswein saque este comunicado.
    Por mí perfecto: el Papa Benedicto XVI contribuidor del libro del Card. Sarah reafirmando el Magisterio de la Iglesia sobre el celibato sacerdotal. ¡Gracias Santo Padre!

    1. Estoy contigo, Mikel. Hay muchas mentes retorcidas y malvadas alrededor de Benedicto y Sarah, que de cualquier asunto de poca importancia montan un pollo tremendo.

  6. Seria posible, por favor, disminuir el corrillo de dines y duretes, de versiones y desmentidas.tan solo.un poco?
    Tan humillados por la sierpe iluminada tenenos que vivit?
    Yo le creo al cardenal Sarah, y no a un grupo de periodistas masones
    Y le suplicaria al decretario de Su Santdad, y a Su Verdadera Santidad misna, BENEDICTO XVI . que proteja al rebaño de los lobos
    Aun a costa de los maxinos sacrificios
    Las ovejas en las fauces de las bestias no solo sr lo solucitamos
    Sino tmb exigimos
    “Tu etes Pedro
    Y sobre esta piedra edificare mi Iglesia”.
    QUO VADIS DOMINI

  7. Por mí perfecto: el Papa Benedicto XVI contribuidor del libro del Card. Sarah reafirmando el Magisterio de la Iglesia sobre el celibato sacerdotal. ¡Gracias Santo Padre!

  8. Y toda esta alharaca es porque se tuvo el atrevimiento, la osadía, la c4nallad4, la vilez4 de pedir……….. el celibato sacerdotal……………
    Hasta dónde hemos llegado.
    Parece que ya tocamos fondo.

    1. Asi es Spes, es que no cuaja muy bien con los planes de la teologia de la liberacion. El nuevo modelo de cura es como Leonardo Boff, juntado con una ex-monja y ya todo lo que te imagines, menos modelo espiritual…

      1. Francisco apagando el fuego antes de que se extienda. Una llamadita y todos a sus órdenes.Todos podemos intuir que en lo del celibato BXVI y Sarah estan opuestos a Francisco

        1. No, Gedeon, no suelte exabruptos. Lo que todos intuimos es que el cardenal Sarah y S.S.Benedicto XVI defienden la doctrina católica sobre el celibato sacerdotal, y quien tendría el deber de hacerlo, que es Francisco, no lo hace.

  9. Ahora dicen que, técnicamente, el único autor legal (moral, jurídico y económico) es el Cardenal Sarah, y el contribuidor-colaborador (que no es autor ni coautor o autoría grupal) jurídico y moral es el Papa Benedicto XVI.

    Así, sabemos que Sarah, como autor, ha realizado contribuciones sustanciales a la concepción y diseño, hizo el esfuerzo más importante en la investigación y preparación del primer borrador, la adquisición, análisis o interpretación de datos utilizados, redactado y revisión crítica del contenido, y aprobación final de la versión a publicar, con la asunción de responsabilidad de que la verdad católica sobre la absoluta imposibilidad ontológica de los curas casados en la Iglesia Latina (salvo dispensa de los procedentes del anglicanismo y protestantismo y sólo por una generación) se han investigado apropiadamente y resuelto adecuadamente, conservando los borradores internos, memorias, informes de trabajo o técnicos y escritos dirigido a terceros.

    1. Y Benedicto XVI, como colaborador, implica que asume plenamente la tesis de Sarah: los curas casados, por norma general, excepto dispensa como sucede con los pastores protestantes y anglicanos, no pueden casarse en la Iglesia Católica Latina.

  10. Las explicaciones del cardenal Sarah son claras y convincentes, y están apoyadas por las cartas de Benedicto XVI. No cabe ninguna duda de que el papa emérito autorizó a Sarah a publicar su texto “en la forma prevista por usted” (por Sarah), es decir, en el libro.

    Por otra parte, hubiera sido inadmisible que el cardenal utilizara el material de Benedicto XVI sin atribuírselo a este.

    Así que yo, particularmente, lo tengo muy claro.

    1. Comparto su comentario, Manuel. ¿Podría ser que BXVI no pensara aparecer como coautor, aún siendo autor de parte del libro? ¿Y que ahí hubiera estado el malentendido?

      1. Al fin y al cabo aún siendo muchas las líneas de BXVI, la mayor parte del trabajo (todo lo referente a la edición, pej) lo habría hecho el Cardenal.

        1. Y a lo mejor quería mantenerse en un segundo plano. Sarah no quiso atribuirse textos del antecesor, lo cual es lógico también. Y ahí podría haber estado el malentendido. Quedó claro lo que se iba a publicar. Los textos y demás. Pero no la autoría.

  11. Por mí perfecto: el Papa Benedicto XVI contribuidor del libro del Card. Sarah reafirmando el Magisterio de la Iglesia sobre el celibato sacerdotal. ¡Gracias Santo Padre!
    PD. A ver si ahora se publica…

    1. Y a lo mejor quería mantenerse en un segundo plano. Sarah no quiso atribuirse textos del antecesor, lo cual es lógico también. Y ahí podría haber estado el malentendido. Quedó claro lo que se iba a publicar. Los textos y demás. Pero no la autoría.

  12. La polémica no está en el libro, sino en aquellos que quieren ordenar a hombres casados. El libro dice lo que dice la Iglesia sobre el celibato, pero son muchos los infiltrados que quieren destruir el celibato sacerdotal y otras muchas más cosas.

  13. Debe ser que ya tenían preparado su documento para justificar la abolición del celibato, para que este “librito” (Juan Vicente Boo, dixit) cayera tan mal y tanto revuelo causara en los círculos disolventes de la Iglesia (que viven en la Iglesia)

    1. Creo que das en la clave Raul. Y es lo que pasa siempre….al mal le sienta fatal que personas de bien publicamente reconocidas se posicionen en contra de sus planes dejándolo en evidencia…. El documento para abolir el celibato lo tienen listo desde ANTES del sinodo… ¿Alguien se cree que en los sinodos de Fran-cisco se debata algo en realidad??? . Es puro teatro y ficcion. Los asistentes (escogidos solamente entre la izquierda progre y amigos varios) se encuentran al llegar con los documentos pre-cocinados que deben firmar. Ellos solo deben asistir a las “deliberaciones” donde no se substancia nada, y despues a gozar del hotel con todo incluido.

      1. Pero si ya estuviera el documento escrito, ¿el libro qué efecto puede tener? Ni siquiera veo qué efecto pueda tener aunque no estuviera escrito el documento… Fco. ya sabe lo que BXVI y Sarah piensan del tema. De hecho el cardenal estuvo en el sínodo. Creo que el libro es para nosotros. Y muy necesario.

  14. Me cuesta creer que haya habido un malentendido cuando el Card. Sarah y el Papa Benedicto llevaban meses en contacto coordinando sus aportaciones; tiendo a pensar que las presiones han debido ser muy fuertes para que Gänswein saque este comunicado. Por mí perfecto: el Papa Benedicto XVI contribuidor del libro del Card. Sarah reafirmando el Magisterio de la Iglesia sobre el celibato sacerdotal. ¡Gracias Santo Padre!

  15. Yo diría que donde las dan las toman. Si somos grasiosos para reirnos con Netflix ¿porque tanto escándalo con un libro que se limita a recordar el magisterio de la Santa Madre Iglesia. Es que estos progres no tienen sentido del humor. Bueno lo que no tienen es vergüenza.

  16. Es vergonzoso como se meten con el cardenal Sarah en todos los medios “globalistas”. Hasta el ABC mete su cuarto a espadas. Qué asco dan, todos vendidos a la masonería.

  17. La carta de Benedicto XVI a Sarah del 25 de noviembre deja muy claro que le daba permiso para publicar el texto como este tenía previsto. Que, ahora, el secretario hable de malentendido intentando poner paños calientes, se explica únicamente por el lío montado. No sabemos si, en la decisión de Benedicto XVI de solicitar que no aparezca su nombre, ha intervenido el Papa Francisco o no. Respecto de esto es mejor no especular. Lo que queda claro, por si no lo estaba ya, es lo que piensa el Papa emérito del celibato sacerdotal. Y que haya escrito esto precisamente en las circunstancias actuales, es muy significativo. Francisco deberá tomar una decisión acerca de si acepta las propuestas del Sínodo amazónico en este sentido o no. Pero, cuando lo haga, todo quedará mucho más claro. Y no digamos ya, cuando los alemanes lleven a cabo su intención de tirar por la calle del medio. Entonces, veremos también lo que hace Francisco. Esos dos momentos serán la piedra de toque definitiva. A rezar

  18. Como dice Juan esperemos porque Grancisco dará pronto otro paso en relación al celibato dentro de su programa de destrucción del Catolicismo. Igual declara Viri Probati a Martin ya que ¿quién es él para juzgar?. Lo del sinodo de la Amazonía es, vuelvo a repetir, una estafa ya desde su convocatoria que sólo se pueden tragar los Católicos atontaos, que son legión.

  19. Concluyendo sobre la noticia: los textos del libro de Benedicto XVI respecto al celibato son, como no puede ser de otra forma al confeccionarse por un Católico, frontalmente opuestos al proyecto Bragueti Probati de Grancisco I el Amazónico. Y pienso: ¿estaremos los Españoles destinados a recluir, no en Lledoners sino en una institución mental dotada de equipo de psicólogos (disciplina que les chifla a los argentinos), a este nuevo rey Francisco?. Sería una gran contribución a la Fe y una gran pérdida para los periodistas (que tienen en él una mina).

  20. Esto es un vaudevil, un disparatario. Subsiste por razones de interés económico, porque sigue siendo un buen negocio, y porque ustedes creen y apoyan el negocio con una ingenuidad digna de mejor causa.

  21. Bien para mi la raíz de este tema es mantener o no la tradición del celibato sacerdotal en la iglesia católica, el sínodo de la Amazonia solicita ordenar a hombres casados en lugares donde la vocación es escasa y hay necesidad de presbíteros, yo no creo que esa sea una solución para un bien, lo que la Iglesia (sus ministros – cardenales , obispos, presbíteros, etc.) deben hacer es “Convertirse”, ponerse en la voluntad de Dios, solo así serán , LUZ, SAL Y FERMENTO estos signos harán surgir vocaciones para el pueblo de Dios, esto es lo que los cristianos debemos pedir a Dios como “don”, la Santidad contagia, si uno ve verdaderamente un santo, desea también ser santo. Que el Señor nos convierta a todos.

    1. Que triste verguenza
      Seguit siebdo el teatrito barato de la sierpe masona comunista y gay
      A nivel indicudtal y grupal como RESISTENCIA CONTRAREVOLUCIONARIO
      Reducidos a un chisnorrio barrial y eclesial
      QUO VADIS DOMINE?

  22. Attendibili fonti interne al Vaticano ricostruiscono così la vicenda. Il libro “Dal profondo dei nostri cuori” è chiaramente di Benedetto XVI e del card. Sarah (come peraltro dimostrano inequivocabilmente le lettere fra i due rese note da Sarah). Tutto era deciso e concordato di comune accordo fin dall’inizio.
    L’altroieri – quando è stata anticipata la parte in difesa del celibato ecclesiastico – in Vaticano è scoppiato il finimondo perché Bergo lio era furente.
    Infatti quel pronunciamento così autorevole di Benedetto XVI impedisce a lui di picconare il celibato ecclesiastico come avrebbe avuto intenzione di fare nella prossima Esortazione postsinodale.
    Allora LUI IN PERSONA ha convocato mons. Gaenswein, che è segretario di Benedetto XVI, ma anche prefetto della Casa pontificia di Bergo lio e – furioso – gli ha ORDINATO di far togliere il nome di Benedetto XVI dalla copertina di quel libro (non potendo pretendere di cambiare i testi del libro).

  23. Bergo lio pretendeva una sconfessione piena e totale. Per questo la prima notizia filtrata parlava di fonti “vicine a Benedetto XVI” secondo le quali Benedetto non aveva scritto un libro a quattro mani con Sarah, né approvava la copertina (cioè la sua firma al volume).

  24. Questo però non era vero e Benedetto XVI non poteva accettare di dire il falso accusando così implicitamente il card. Sarah di averlo coinvolto senza il suo consenso. Né papa Benedetto aveva nessuna intenzione di rimangiarsi quanto aveva scritto in difesa del celibato in quel volume.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles