PUBLICIDAD

El cardenal Marx desaconseja el temor al infierno

|

“Allí donde alguien siempre el miedo -al infierno o a cualquier otra cosa-, el Evangelio no puede tener efecto”, ha dicho el presidente de los obispos alemanes, cardenal Reinhard Marx al portal de la Conferencia Episcopal Alemana, Katoslisch.de.

La ocasión era la Conferencia de Paz de Augsburgo, y el arzobispo dijo otras ‘perlas’ además de esta declaración contradiciendo aquello de que “el temor de Dios es el principio de la sabiduria” o la notable insistencia del propio Jesucristo en la realidad terrible del infierno.

Por ejemplo, a estas palabras añadió que “a veces uno tiene que decir: ¡paren la religión!”, lo que en ocasiones tenemos la sensación de que el arzobispo lo pensó hace ya tiempo.

Marx elogió la libertad de nuestras sociedades y repitió el mantra de que no se puede excluir a nadie por no ir a misa los domingos, algo que por lo visto debe suceder muy a menudo en otras partes, o no se insistiría tanto en ello.

Es curioso, en cambio, que no tenga nada que decir sobre el hecho de que quien en Alemania se niega a pagar el abusivo Kirchensteuer, el impuesto religioso que hace inmensamente rica a la Iglesia nacional, tenga que apostatar para ello. ¿No hay algún tipo de contradicción en esto?

32 comentarios en “El cardenal Marx desaconseja el temor al infierno
  1. El epígrafe de este artículo está mal escrito. Por otro lado, el temor de Dios -don del Espíritu Santo- no tiene nada que ver con el miedo al infierno, sin perjuicio de no considerarlo malo, siempre que no sea enfermizo obviamente.

  2. Pedro y Pablo discutieron si era necesario estar circuncidado para ser cristiano. Para Pedro la circuncisión era cuestión de doctrina verdadera porque los apóstoles estaban circuncidados, Jesús estaba circuncidado y había venido para salvar a los circuncidados (para salvar a los judíos, pueblo de Israel). Pablo, por su parte, argumenta que Jesús vino para todos, también para los gentiles (los no circuncidados). Finalmente deciden en el llamado “primer concilio de Jerusalén” que no será necesaria la circuncisión para ser cristiano. La doctrina cambió en un punto que parecía inmutable.
    No temamos al cambio si se hace con discernimiento y confianza en el Espíritu Santo

        1. Él no tiene argumento cuando perde insulta para no responder. Condena el insulto con insulto. pone todo en la cuenta del Espíritu Santo. Caótico.

    1. Allan, las pobres personas tenían que cumplir 613 leyes de lo más ridículas y pesadas, y Eso es lo que quitó Nuestro Señor al fundar la Iglesia Católica, solo quedaron los 10 mandamientos en ella. La circuncisión era ley antigua.
      Ahora ve,,, SOLO 10 MANDAMIENTOS, y resulta que unos los quieren quitar, y luego,
      ! Están inventando otros!
      Es ridículo e inverosimil.
      Qué clase de pastores son que se callan la boca para no asustar al lobo.

    2. Al Espíritu Santo los modernistas, no lo dejan aletear empezando por el que saltó el muro, para hacerse al poder ( con la ayuda masónica-mafia-san gallo) y funge como jefe ( De Facto)

  3. ouien no cree en el demonio sera condenado y su iglesia no tendra fruto, es necesario creen en dios y aborrecer al demonio, no hay blanco sin negro ni religion oue tenga estas dos facetas,

  4. Espero que no me eliminen este comentario. Al epígrafe del artículo le falta una palabra. El autor está confundiendo cosas: una es el temor de Dios -don del Espíritu Santo- y otra muy distinta el miedo al infierno, que si no es enfermizo es muy bueno.

  5. Pues yo viendo esto, estoy empezando a dudar de que muchas consagraciones episcopales sean validas, no por lo del nuevo rito dudoso, sino más bien porque del mismo modo que consagrar obispo a un budista seria invalido, tambien sería invalido consagrar a ciertos personajes que dicen tantas tonterias anticatólicas. No me queda clara cual es la religion de muchos obispos católicos, pero a la iglesia católica no pertenecen.

    1. Exacto. Católicos no son. De hecho, creo que ni son creyentes. Pero mejor ir viéndolo. Si no lo viéramos estaríamos igual de perdidos que los que aplauden.

  6. A mi me parece que se le entiende perfectamente, y lleva razón, la existencia, eternamente privada de la presencia de Dios, es terrible, y muy de temer, pero la Fe no se puede afirmar sobre el miedo y el temor, por el contrario, sólo puede afirmarse sobre el amor a Dios.

  7. Este gordo con panza cervecera dice tantas pavadas que uno no sabe si es por exceso de alcohol o sindrome de abstinencia de otras sustancias

  8. Pero —dirás— Dios es la misma misericordia. He aquí el tercer engaño, tan común en los pecadores, y que tantos conduce al infi erno. Escribe un docto autor que la misericordia de Dios precipita más almas en el infi erno que su justicia; porque los pecadores, fiados temerariamente­ de la misericordia, no dejan de pecar y se condenan.
    Que Dios sea todo misericordia ¿quién lo niega? Esto no obstante, ¡a cuántos arroja cada día en el infi erno! Es misericordioso, pero también es justo, y su justicia le obliga a castigar al que le ofende. El Señor usa de su misericordia, pero ¿con quiénes? Con los que le temen. “Se levanta su bondad sobre los que lo temen”, dice David; y añade: “Siente el Señor ternura por los que lo temen” (Sal 103 [102], 11-13).
    Pero los que le menosprecian y abusan de su misericordia, para más ofenderle, estos tales que esperen el golpe de su justicia. Y con razón; Dios perdona el pecado, pero no puede perdonar la voluntad de pecar.

  9. El que comete el pecado con el pensamiento puesto en que se ha de arrepentir después de haber pecado, este —dice San Agustín— “no es penitente, sino escarnecedor de Dios”. Y de Dios nadie se burla impunemente. “No os engañéis —dice el Apóstol— de Dios nadie se burla” (Gál 6, 7). Y sería burlarse de Dios el ofenderle cuando y como se nos antoja y luego pretender ir al paraíso. ♦
    San Alfonso María de Ligorio, Preparación para la Muerte, El Perpetuo Socorro, Madrid, 1920, p. 372-373.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles