El cardenal Müller alerta del «veneno que paraliza a la Iglesia»

muller7
|

(Aciprensa)- El Cardenal Gerhard Müller, Prefecto Emérito de la Congregación para la Doctrina de la Fe, alertó del “veneno mortal” que paraliza a la Iglesia y propuso un eficaz antídoto para combatirlo, durante la Misa que presidió en Phoenix (Estados Unidos) en un importante evento con jóvenes católicos.

“No podemos escapar del veneno mortal de la serpiente si nos hacemos amigos de ella, sino solo si prudentemente mantenemos nuestra distancia y tenemos el antídoto listo a la mano”, refirió.

“El veneno que paraliza a la Iglesia es la opinión según la cual debemos adaptarnos al Zeitgeist, el espíritu de la época, para relativizar los mandamientos de Dios y reinterpretar la doctrina de la fe”, dijo el Cardenal en la Misa que presidió este 1 de enero, Solemnidad de María Madre de Dios, en un encuentro de jóvenes líderes católicos de la Fraternidad de Estudiantes Católicos Universitarios (FOCUS), que se realiza en la ciudad de Phoenix, estado de Arizona.

“El antídoto contra la secularización de la Iglesia es la verdad del Evangelio y vivir la fe en el Hijo de Dios que me ha amado y se ha entregado por mí”, explicó el Purpurado alemán.

El Cardenal precisó luego que hoy en día, el deseo de muchos es lograr una especie de “religión civil” o secular manipulando incluso algunos elementos de la Iglesia. “No consideran que la fe revelada sea verdad, pero les gustaría usarla como material para construir su nueva religión de unidad mundial. Para ser admitida a esta meta-religión internacional, el precio que la Iglesia tendría que pagar es renunciar a su defensa de la verdad”, advirtió.

Esto, continuó, “no parece ser un problema, ya que el relativismo dominante en nuestro mundo rechaza la idea de que efectivamente podamos conocer la verdad, y se presenta como garante de la paz entre las religiones y las posturas”. Además, lamentó que existan algunos que desean “un catolicismo sin dogmas, sin sacramentos y sin un magisterio infalible”.

Sin embargo, “Jesús no puede ser superado por el cambio de épocas porque la eternidad de Dios engloba todas las eras de la historia y la biografía de cada persona humana”.

“Hoy en día, la frase mágica del tentador es ‘necesaria modernización’. En consecuencia, cualquiera que se oponga a esta ideología será combatido como un enemigo y será acusado de ser alguien tradicional”, afirmó el Prefecto Emérito.

Como ejemplo de “esta lógica perversa”, el Cardenal se refirió a “la protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, que se desacredita catalogándola como una posición política conservadora o de derecha, mientras que el asesinato del no nacido inocente (aborto) se considera un derecho humano y por lo tanto como algo progresista”.

El Cardenal Müller también alertó ante el hecho que algunos buscan manipular la fe, cuando “muchos cristianos están ansiosos y preocupados” y se preguntan si acaso “el cristianismo aún calza en nuestro tiempo”. “Para algunos, la Iglesia Católica se quedó atrás 200 años en comparación al lugar en el que está el mundo hoy. ¿Hay algo de cierto en esta acusación?”.

El Prefecto Emérito destacó asimismo que “la crisis en la Iglesia la ha hecho el hombre y ha surgido porque nos hemos adaptado cómodamente al espíritu de la vida sin Dios. Por eso en nuestro corazón muchas cosas no están redimidas y anhelan una gratificación sustituta’.

Sin embargo, continuó, “quien cree no necesita ideología, quien espera no busca drogas, el que ama no está detrás de la lujuria del mundo que pasa junto con él. Quien ama a Dios y al prójimo encuentra la felicidad en la entrega de sí mismo”.

Tras resaltar que “la Iglesia camina con los tiempos en los cambios sociales”, el Purpurado alemán recordó que “la fe y la razón son compatibles” y que con ambas se puede llegar a la luz de la verdad para entender el sentido de la vida.

Finalmente, el Cardenal subrayó que “la Iglesia sabe que estamos perdidos sin el Evangelio de Cristo”.

Publicado en Aciprensa.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
59 comentarios en “El cardenal Müller alerta del «veneno que paraliza a la Iglesia»
  1. EXCELENTE CATEQUESIS DEL CARDENAL MÜLLER
    .ESTA ES LA UNICA VERDAD.JESUCRISTO.TODO LO DEMAS ES GLORIA DEL MUNDO AL CUAL NO PERTENECEMOS

    1. La Fe de la Iglesia, de toda la Iglesia, de la Iglesia de siempre, de la purgante y militante. La triunfante ya no la necesita, la goza.

    1. Una de los motivos que me hicieron abrir los ojos cuando estaba en esas creencias orientales fue su «arrogancia».Siempre hablando como si los cristianos no tuvieran experiencia de Dios, y como si ellos supieran más de Cristo que sus propios seguidores.

      Pues bien, he tenido más experiencia de Dios y vivencias espirituales en el catolicismo que en el hinduismo-budismo-gnosticismo que profesaba antes. Y más sanas, más puras y más preciosas.Más divinas! Aunque tampoco les doy más importancia de la que tienen. Ante el encuentro con Cristo doy fe de las palabras de St.Pablo : fuera de Él todo me parece basura (incluido el arrogante panteísmo que un día profesé).

      Así que ,estimado Miguel, al final tengo que decírtelo (por caridad): deja ya de hacer el ridículo queriendo enseñar a los cristianos la experiencia de Cristo. Que si callan y no lo cuentan es por humildad no porque no experimenten intimidad con Él.

      Pecas de ingenuo.

      1. Y la fe de la que hablo es fe infusa no creencia.Tus suposiciones no tienen fundamento sino en tu imaginación. Tú te lo guisas , tu te lo comes, jejeje

    1. Nosotros lo hemos matado y lo seguimos matando cada vez que pecamos , igual que tú. Si quieres hablar de cristianismo fórmate un poco hombre !!! …es que si no pareces como un niño de 5 años que quiera discutir matemáticas con un matemático, no te das cuenta??????

      o dedícate al budismo ,que es lo tuyo.

      De verdad Miguel, con todo el cariño, es que haces el ridículo.Fórmate! de verdad…

          1. Este Miguel, de necio, de loquito, de bobito…y de brutico, de todo tiene un poquito. O mucho.

  2. SÍDe nada sirve el revolotear como mariposita blanca al rededor de la candela si tarde o
    temprano tenemos que quemarnos la alas y morir de cansancio esperando.

    Estamos en tiempos de APOCALIPSIS «SÍ» y dígase así, muy alto, para que al menos los dormidos
    en sus aletargadas y medrosas esperanzas del qué vivir no puedan dormir diciendo eso de
    que: – ¿Como solo Dios lo sabe?

    Aunque el Mundo y sus réprobos sentenciados intereses de poder y dominio se cabreen
    y nos consideren en justa y beatífica causa, para nosotros, consentidos y responsables de
    tan ansiado final por Jesús el Cristo y los profetas prometido

    1. Si el supuesto rencor le lleva a proclamar la Fe, bendito rencor. Por el contrario, el rencor de Francisco le lleva a proclamar las pachamamas panteístas, los homosexualismos decadentes infer nales, los ambientalismos anti natalicios, los migracionismos masivos desarraigadores y abaratadores de la mano de obra, los ecumenismos de todo es lo mismo, puro nihilismo, los legetebismos, etc, etc.

    1. Lo ha clavado muy bien. Pero el tiempo de tener el antídoto a mano ya pasó: hay que aplicarlo en la raíz para atajar el mal y curar al enfermo. Oración y acción. Y los cardenales están un poquito más cerca de la raíz para atajar el problema pasando a las obras.

      La situación lleva tiempo pareciendose a la fábula de los ratones y el gato: ¿quién le pone el cascabel al gato?….

    1. Ánimo Pío, no te cortes. El Padre Pío no se cortaba un pelo y decía verdades como puños, las verdades católicas. Por eso fué perseguido, especialmente desde dentro de la Iglesia por tanto enemigo infiltrado. Hoy como ayer.

  3. En realidad, lo que dice monseñor es cierto, el «espíritu del tiempo», es decir las normas que rigen el comportamiento aceptado por las gentes, es un «veneno» y no sólo paraliza a la Iglesia, sino que la corrompe poco a poco, atacando a los centros vitales de la doctrina que se han mantenido incólumes durante dos mil años. Lo peor de todo es que no ha sido un veneno inoculado a la fuerza en la Iglesia, sino que ella misma fue a buscarlo a la farmacia. Fascinada por el mundo y la pujanza de las sociedades protestantes, decidió que debía ir hacia ellas, que sí bebían a grandes dosis el «espíritu de su tiempo» y prosperaban económicamente. Y ese fue el espíritu con el que se convocó el CVII : «adaptarse a los nuevos tiempos», ¿Les suena la cantinela?. Se pasó a las lenguas vernáculas, se «modernizó» la liturgia, se introdujo el enorme insulto que supone darle la espalda al Santísimo, etc… y de esos polvos, estos lodos: se tolera propaganda sodomita, se relativiza el adulterio, etc…

  4. Para Paco, Soros y gretos de distinto pelaje, el veneno que paraliza a la Iglesia es únicamente el plástico y el consumo de combustible. Por eso ellos, en coherencia, no usan medios de transporte ni compran siquiera un bote de gel.

  5. Pensaba lo mismo: quitan el plástico porque contamina mar y tierra, y meten ideas que contamina alma y mente, cuando el alma y la mente se encargarían de la creación de Dios ya por deseo de agradarlo a Él. Se cuida el ambiente sin necesidad de grandes foros ni tanto gasto de dinero. Con actuar conforme a los mandamuentos de la ley de Dios, estaría bien. P

      1. «La última prueba de la Iglesia »
        Ver Catecismo de la Iglesia Católica, números 675 – 677.
        Es un párrafo muy iluminador de la situación actual.

  6. De acuerdo con Belzunegui.
    Sigo tranquilo en la Iglesia de la verdad, la de Jesús Dios: VIDA ETERNA. La de los modernistas, la de Ber-gog-lio: VIDA (¿?)… Allí será el llanto y rechinar de dientes.

  7. Que declaraciones tan acertadas y tan coherentes con lo que es el catolicismo cristiano tan diferentes a las lamentables del cardenal Schonborn de hace unos dias
    No tengo nada que añadir porque hay muchos comentarios a las unas y a las otras
    GRACIAS CARDENAL MULLER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles