La globalización ya tiene su credo: arrepentíos, pecadores

|

Por José Javier Esparza

(Rebelión en la Granja)- No es política, no es ideología, mucho menos es una “cortina de humo”, no: lo que hoy estamos viendo imponerse es una especie de nueva religión secularizada, un credo universal de sustitución, una suerte de fe ciega que aspira a apoderarse de los cuerpos y las almas. Y lo está consiguiendo tanto por la persuasión como por el miedo. Violencia de género. Emergencia climática. Esos son, de momento, los nombres del credo nuevo. Arrepentíos, pecadores.

Era lo que le faltaba al mundo global para tomar realmente cuerpo: una ideología global, una fe única, una “religión verdadera” que pudiera imponerse sobre las conciencias en nombre, por supuesto, de nuestra redención. Porque eso era lo que se precisaba, ¿no? Un nuevo horizonte apto para todos los pueblos, todas las naciones, todas las culturas. Una nueva referencia universal. La destrucción del viejo orden católico había dejado un vacío inmenso. En el siglo XX dos nuevas “ideologías universales”, como las llama Hannah Arendt, trataron de llenar el hueco: la lucha de razas, que terminó entre las ruinas de Berlín en 1945, y la lucha de clases, que terminó también en Berlín, pero bajo los cascotes de un muro, en 1989. ¿Qué otra ideología buscar? ¿El Mercado? Lo intentaron, pero es difícil construir una promesa de redención sobre el ideal del egoísmo. Así amaneció el mundo posmoderno: muertos todos los credos, afloraba un paisaje absolutamente fragmentario y caótico donde todo valía lo mismo, luego nada valía realmente nada. Resultaba divertido, sí, pero ¿cómo gobernar eso? 

Un anillo para gobernarlos a todos

En efecto, ¿cómo construir un poder de ambición planetaria sobre una humanidad fragmentada de tal manera? ¿Cómo forjar un anillo para gobernarlos a todos? Y entonces alguien tuvo la idea de armar nuevas luchas universales que trascendieran las viejas y engorrosas fronteras de los Estados-nación y las identidades culturales, siempre tan molestas. No fue el pueblo quien las inventó, no: ha sido el poder el que ha definido estas nuevas guerras, tanto más universales y transversales cuanto más abstractas. Guerras válidas para todo el mundo porque no oponen a sujetos concretos en campos definidos por un interés material directo (franceses contra alemanes, ricos contra pobres, blancos contra negros, qué sé yo), sino que sitúan el antagonismo en conceptos ideales, indeterminados (el “hombre” y la “mujer”, el “clima”, etc.), cuyo dibujo material sólo aparece a posteriori. Conceptos tan universales, tanto, que en realidad carecen de significado material, pero justamente en eso reside su fuerza… emocional.

Primera guerra universal y transversal: la de los hombres contra las mujeres. ¿Acaso no hay en todas partes algunos hombres que matan a algunas mujeres? Pocas cosas más fáciles de visualizar. La izquierda andaba buscando desesperadamente nuevos sujetos revolucionarios desde la desaparición del proletariado. Lo intentó con las minorías étnicas y con los pueblos oprimidos, pero estos sujetos tienen el inconveniente de que la revolución termina y lo que sale de ahí pocas veces es edificante. Por el contrario, la guerra de sexos no terminará nunca, pues siempre habrá contendientes a los que enfrentar, personajes para un construir un relato interminable, infinito, que siembre la semilla de la discordia en el corazón del género humano. La juez Pilar Llop, hoy presidenta del Senado en España, lo ha expresado con un candor inigualable: “Una democracia en la que la mitad de la sociedad (los hombres) vierte violencia sobre la otra mitad (las mujeres) no es una democracia”. Se lo dijo al diario “El País” en una entrevista de diciembre de 2018. Ahí, en esa fórmula, está todo: dos sujetos indeterminados de extensión universal se hallan en guerra eterna. Por supuesto, la objeción de principio es evidente: salga usted a la calle y dígame dónde ve esa violencia derramada, al margen de un número determinado de casos concretos que, proporcionalmente, no dejan de ser minoritarios. Pero esto es lo de menos: lo que importa es la construcción de un relato capaz de movilizar conciencias en un tiempo de conciencias dormidas.

Segunda guerra universal y transversal: la de la humanidad contra el clima. ¿Acaso no es cierto que vivimos un periodo de calentamiento? ¿Acaso no es cierto también que estamos ensuciando el mundo hasta más allá de lo razonable? Helo aquí: luchemos todos juntos -y en unión- por un gigantesco cambio de las condiciones de producción, de tal modo que detengamos la marcha del cosmos hacia el Apocalipsis. El capitalismo global buscaba desde mucho tiempo atrás un argumento que le permitiera obrar ese prodigio: una gigantesca acumulación de capital como no se veía desde los tiempos de la posguerra para afrontar una nueva revolución industrial. Aquí lo ha encontrado. Y apenas nadie osará levantar la voz, porque la ira del dios Clima será terrible.

Más allá de todo debate racional, la “Calentología” se ha convertido en una especie de Iglesia. Su profeta: el ex vicepresidente americano Al Gore. Sus Escrituras: los informes del Panel Internacional de la ONU. Sus doctores: los científicos y técnicos de ese Panel. Sus predicadores: los medios de comunicación que transmiten, frecuentemente exagerándolas, las predicciones del apocalipsis climático. Su mesías: la santa niña Greta, que camina sobre las aguas a bordo de un catamarán señalando el camino de la redención y amenazando a los pecadores. Sus penitentes y flagelantes: los “activistas” que se manifiestan por las calles asaltando tiendas, imbuidos de un poderoso sentimiento de superioridad moral, y llamando a la universal conversión. El Paraíso prometido: la Tierra, nada menos. “Seguidme y heredaréis la Tierra, que de otro modo perecerá”. Eso es estrictamente lo que nos están diciendo. Es un fenómeno impresionante: una religión para los tiempos de la muerte de la religión. 

La destrucción del mundo racional

Lo que hace de estos nuevos dogmas una religión, más que una ideología, es su estructura. Para empezar, se presentan como axiomas más allá de toda duda: como son afirmaciones cargadas de contenido moral (“defender a las mujeres”, “salvar a la humanidad”), no es posible plantear el menor debate sin convertirse inmediatamente en sospechoso. “Sólo un puñado de fanáticos sigue negando la evidencia”, decía hace poco Pedro Sánchez a propósito de la emergencia climática. Pero, ¿qué evidencia? El procedimiento racional convencional se basa en someter una hipótesis a prueba para verificarla o refutarla, pero aquí no cabe eso: la mera petición de un debate contradictorio ya es causa de expulsión a los infiernos, como le sucedió al meteorólogo jefe de France Télévisions, Philippe Verdier, cuyo libro Climat investigation le valió (octubre de 2015) que le echaran del trabajo. Porque esto no es ciencia. Es otra cosa. ¿En qué campo está realmente el fanatismo?

Segundo elemento estructural que hace de todo esto una religión: la obligación de acatar el credo completo, en todas sus partes, sin opción de análisis parcial. Por ejemplo, si estuviéramos ante una discusión puramente racional, uno podría perfectamente condenar la violencia contra las mujeres pero, al mismo tiempo, discutir que se trate de “violencia de género”, es decir, una violencia ejercida sobre las mujeres por el mero hecho de ser mujeres. También por ejemplo, en un plano puramente analítico, uno podría estar de acuerdo en que las emisiones de CO2 son esencialmente nocivas pero, al mismo tiempo, discutir la validez universal de los modelos de simulación informática empleados para predecir el apocalipsis climático. Pero aquí no cabe nada de eso: hay que coger el credo completo, del mismo modo que nadie podría seguir llamándose cristiano si rehusara acatar, por ejemplo, tres de los diez mandamientos. Integrismo climático, integrismo de género.

El tercer elemento es, por supuesto, el pecado y el pecador. Dado que estamos ante axiomas que hay que aceptar más allá de toda duda, dado que son afirmaciones cargadas de contenido moral y dado que la Verdad hay que aceptarla en su conjunto, toda disidencia queda necesariamente convertida en mancha moral, en transgresión, en culpa. Discrepar no es un error, es un pecado. El descreído no es alguien que esté equivocado, es un infiel, un apóstata que debe ser excluido de la comunidad. En efecto, la potencia emocional de la Verdad revelada es tan intensa que sólo una mala persona –machista, racista, etc.- puede hurtarse a sus bondades. Hay miles de científicos que discrepan de los análisis del Panel de la ONU sobre cambio climático, pero de inmediato se les retira tal condición, porque ¿cómo puede seguir llamándose científico alguien que no reconoce la Verdad revelada por “la ciencia”? Hay miles de juristas que consideran que la ley española de violencia de género es sustancialmente injusta, pero de inmediato su estatuto de jurista queda sepultado por esa mancha moral, pues ¿cómo puede seguir llamándose jurista alguien que discute la “Justicia” por antonomasia?

Los nuevos doctores de la ley, los alfaquíes de la nueva religión, han inventado un término para estos pecadores: “negacionista”, concepto extraído de la polémica sobre el genocidio judío y que ahora se aplica a quienes disienten del credo ortodoxo. Es, una vez más, un concepto cargado de fondo moral: Mefistófeles, el demonio del Fausto, es “el espíritu que todo lo niega”. Negar la verdad suprema del clima o del género es una actitud propiamente diabólica, merecedora de las más severas condenas: el silencio, la exclusión, el linchamiento público. Ha nacido una nueva Inquisición.

Y así murió la izquierda

Hay comentaristas que dicen que en realidad estamos ante un nuevo disfraz de la vieja izquierda para alcanzar sus sueños revolucionarios. Como la izquierda ha sido la primera en subirse al carro de la violencia de género y la emergencia climática, la vinculación parece transparente. ¿Acaso la santa niña Greta no ha hecho girar su discurso hacia la fusión de todas estas cosas? “Los sistemas coloniales, racistas y patriarcales de opresión han creado y alimentado la crisis climática. Necesitamos desmantelarlos a todos”, escribía Greta con las activistas Luisa Neubauer y Ángela Valenzuela (Project Syndicate, 29.11.2019). El planteamiento es falso (de hecho, el primer contaminador mundial sigue siendo, y con diferencia, China), pero eso ya da igual: he aquí un banderín de enganche emocional para que todas las reivindicaciones de género, de etnia y de lo que sea, se unan frente al demonio, por supuesto macho y blanco, bajo la bandera común de la fe climática.

Izquierda, pues. Pero, en realidad, ¿de qué izquierda estamos hablando? 

Lenin dijo aquello de que “los burgueses nos venderán la soga con la que los ahorcaremos”. Hoy el capitalismo transnacional podría decir lo mismo respecto a la izquierda, porque todas estas nuevas religiones políticas sólo benefician, en realidad, al orden económico vigente. Cambiarán sin duda los medios de producción y el perfil de la producción, pero la propiedad no cambiará de manos, al revés. En rigor, todas estas reivindicaciones de corte feminista, climático, etc., sólo benefician al orden económico mundial. Un solo ejemplo: para el sistema de producción y consumo, seis “singles” son mucho más rentables que una familia tradicional de seis miembros, al menos a corto plazo, porque producen más y consumen más. Desde el punto de vista de la izquierda tradicional, cuyo horizonte teórico ha sido siempre la protección de las clases desfavorecidas frente al poder, las reivindicaciones climáticas o “de género” tienen una significación muy limitada. Pero esa izquierda, al parecer, ya ha muerto definitivamente. Lo que ahora tenemos en esa orilla es un millonario que mira despectivo al pueblo y le llama “fascista” desde lo alto de sus privilegios.

¿De verdad alguien cree que estamos ante un movimiento de resistencia frente al poder, ante una nueva versión de los “parias de la tierra” (hoy, parias del clima) insurrectos frente a la explotación? Basta ver quién financia la European Climate Foundation, organización (por supuesto, “no gubernamental”) clave en esta guerra y fábrica del fenómeno Greta Thunberg. Son Bloomberg Philantropies, del magnate norteamericano Michael Bloomberg, la Rockefeller Brothers Found, el fondo británico TCI (The Children’s Investiment Fund Management), las fundaciones Hewlett y Packard (del gigante de la electrónica Hewlett-Packard), el Fondo de Arcadia Capital Partners, etc. O sea, los parias de la tierra.

Por otro lado, ambas guerras universales, la de género y la climática coinciden en una cosa: sólo el poder es capaz de resolver el problema. Y además, ha de ser un poder global, transnacional, muy por encima del alcance de las viejas democracias nacionales. Son guerras de carácter tan extenso, tan enorme, tan inabarcable en su dimensión planetaria, que por naturaleza exigen la intervención de un poder omnímodo y cuanto más transnacional y coercitivo, mejor; la única opción de la persona singular es bajar la cerviz y someterse a lo que diga el mando invisible del mundo globalizado. De nada sirve la oposición individual, la resistencia personal, la objeción de conciencia: la magnitud del desafío es tan poderosa que sólo cabe el acatamiento, y lo que está en juego es tan alto –la humanidad, nada menos- que cualquier disidente queda de inmediato condenado como blasfemo, como apóstata, bajo el infamante sambenito de “negacionista”. Es, cabalmente hablando, un nuevo totalitarismo.

Al final, en esto como en otras cosas del mundo global, la única instancia eficaz de resistencia, el último baluarte frente a esta especie de Moloch abstracto, es la apelación a las realidades concretas, a los espacios donde es posible decidir al margen del poder mundial: las personas, las familias, las identidades culturales, las naciones, los espacios políticos visibles y gobernables, donde todavía puede hacerse realidad la voluntad ciudadana sobre una idea racional del bien común. “Racional” es, en este contexto, la palabra clave: frente al magma emocional de las religiones globales, alzar esa vieja razón europea que analiza y disecciona. Si no, estamos perdidos.

Publicado en Rebelión en la Granja

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
103 comentarios en “La globalización ya tiene su credo: arrepentíos, pecadores
  1. Lo terrible del caso, lo más terrible, es que la actual jerarquía, supuestamente católica, se ha empeñado en desmantelar el credo católico para pasarse, con armas y bagajes, a los nuevos dogmas del pensamiento único, utilizando incluso la sede petrina y todo el aparato vaticano para tratar de encabezar y dar aliento vital a los nuevos dogmas, incluidos, además del cambio climático y la violencia de género, el migracionismo salvaje, el islam religión de paz, el homosexualismo, el legetebismo y el ecumenismo ecumaníaco poliédrico.

  2. Y dale… chico. ¡Que los del credo son otros! ¡Que el cambio climático no es un credo, que es CIENCIA!

    ¡Qué manía de asignarle a otra gente sus paranoias… chico!

      1. Mariela:

        ¿Tiene usted la más mínima y remota idea de lo que habla? ¿Ha leído usted algo sobre el tema? Esta más que demostrado que nosotros, el hombre, ha provocado un cambio enoooorme en el clima. ¿Cómo de enorme? Pues de 280 ppm de CO2 a más de 400 ppm de CO2, y subiendo… y seguirá subiendo.

        P-U-N-T-O.

        Si usted quiere decir lo contrario, por favor, aporte su fuente, y explíquese: ¿No ha cambiado y sigue cambiando la concentración de CO2? ¿No ha sido el hombre el causante de ese cambio TREMENDO, sin precedente NUNCA en la historia de la humanidad, y sin preceden NUNCA en los últimos 800 mil años?

        Responda usted, haga el favor…

          1. En ese caso lo que tenemos que hacer sí o sí, porque no hay otra, debemos hacerlo cuanto antes…

            Sí o sí tenemos que abandonar el petróleo, porque simplemente se acaba. Y ahí hay mucho mucho que hablar… pero simplemente antes o después se acabará, y punto. Y tenemos que estar preparados para ese momento. Al libre mercado, como sabemos, le importa un comino crear una burbuja inmobiliaria o un cataclismo petrolero. Hay que adelantarse.

            Si lo abandonamos antes de que se acabe la transición será indolora. Y de paso crearemos millones de puestos de trabajo. Es difícil cambiar nuestra fuente de energía… pero una vez hecho las ventajas son impresionantes: Ciudades limpias, energía barata e infinita. Déjeme decirle por qué:

            Tenemos viento y Sol tanto como queramos. En 20 años se amortiza un molino de viento. Después, los siguientes 20 años (¿o 30? ¿o 40?) energía gratis.

          2. La fotovoltaica está ahí… a punto de explotar. Con baterías, podrá quien tiene una casa desconectarse de la red, y simplemente tener toda la energía que necesite y más.

            Con el coche eléctrico se aplana la demanda, subiendo por la noche, favoreciendo la integración de más energía eólica. Limpiando las ciudades. Etc…

            Lo que no acabo de entender, de verdad, es por qué los católicos se oponen a ese futuro. Por qué motivo prefieren seguir contaminando y enviado billones de euros a los musulmanes, financiando el terrorismo, etc. No lo entiendo.

            ¿Qué hay de malo en el coche eléctrico, en los molinos de viento, en la fotovoltaica? Sí… necesitan o necesitaron un empujón para despegar, porque el petróleo lleva ahí 100 años, y el cambio no ocurre sin ayuda. ¿Y? La cantidad de dinero que NO va a irse a Arabia Saudí va a ser impresionante. En vez de eso se gastará en desarrollar tecnología propia…

          3. En pagar a ingenieros españoles que desarrollarán nuevas tecnologías para mejorar los molinos y las placas solares, que nos darán energía pagando a trabajadores españoles.

            ¿Por que prefieren ustedes que el dinero se lo lleve un jeque saudí?

          4. Para mí, como si quieren quitar hasta la luz eléctrica. Me crié sin ella y sin agua corriente y se puede vivir perfectamente.
            Mientras tenga cerca unas colmenas o un olivar para hacer combustible para alumbrarme, voy que chuto.
            Espero que no me lo quite el saudí ese que dice usted.

        1. Eso es lo que dice el autor del artículo: los creyentes en el cambio climático no admiten la menor contradicción, y se ponen muy mal, lo cual es muy poco «científico».

    1. ¿Ciencia? ¿Por eso tienen a todos los científicos que no están de acuerdo con estas teorías sin dejarles hablar ni salir en los medios? Pues son muchos y buenos, y no contaminados por ninguna ideología. Hasta ahora se les puede oír en algunos periódicos o radios y en internet, aunque en esta última a no tardar mucho los censurarán.
      Sois unos panolis los que os créis todas las barbaridades que están contando estos aprovechados. Marxistas, por cierto.

      1. Blanca:

        NINGÚN CIENTÍFICO NO ESTÁ DE ACUERDO CON EL CAMBIO CLIMÁTICO.

        ¿Lo oye usted? NINGUNO. No hay un solo artículo que usted me pueda poner encima de la mesa contrario al cambio climático. Ni uno solo…

        Puede usted ponerme tonterías de hace 20 años… y 20 años es una eternidad. Por ejemplo, las predicciones usan ordenadores… compare usted un ordenador de hace 20 años con uno de ahora. Y gracias.

        Y ya entonces, hace 20 años, eran tonterías.

        Mientras tanto, yo puedo ponerle EVIDENCIAS:

        www . climate . gov/news-features/event-tracker/king-tides-cause-flooding-florida-fall-2017

        Y esto es AHORA, YA. No le digo lo que será en el futuro.

        ¿Cuándo será el momento de actuar, según usted?

        1. El científico (va con retranca) de Al Gore, habló que para el 2014 el ártico estaría derretido. Y ya vemos (también va con retranca)la predicción científica lo cumplidísima que está. Y así todo…Para él si que están siendo incómodas las verdades (nuevamente retranca) que soltó.

          1. Eso es FALSO. Al Gore JAMAS dijo que en el 2014 el ártico estaría derretido. Maneja usted información averiada.

            Y así todo.

          2. Pues vale. Según las catástrofes que predijo, ahora no quedaría ni el Tato sobre la geosfera. Menos mal que estos supersticiosos alarmistas del clima se equivocan siempre. Parecen testigos de jehová.

          3. Es triste, Mariela, cuando usted dice una falsedad, yo le digo con toda claridad que eso que usted dice es F-A-L-S-O, y usted ni se defiende.

            Triste… realmente triste. ¿Por qué dice usted falsedades, Mariela? ¿No le da vergüenza? Es pecado, ¿sabe usted?

            Deje de decir falsedades. Y tenga un poco de orgullo, y defienda lo que usted dice, si puede. Y si no puede, retire la falsedad que ha dicho.

          4. Yo no necesito defenderme, Desidereo.
            Mi opinión es distinta a la suya y listo.
            A mí también me parece que usted también miente.
            Por otro lado, me extraña que usted ande tan preocupado por la salud de las almas ajenas. Mejor se ocupa de la suya. De la mía ni se preocupe ni ocupe, que no tengo en conciencia la intención de mentir ni de haber mentido.

        2. Es claro, todos los científicos apoyan el cambio climático, porque los que no lo apoyan, no son científicos. Es tautológico, fácil, no exige esfuerzo alguno, ni siquiera el de pensar un poco.

          1. ¿Quién Mariela? Muéstreme uno… ¿Dónde están?

            Los que SI apoyan la existencia del cambio climático son miles… y de primer nivel. Y sólo hay que leer la lista de firmantes del informe del IPCC para saber quiénes son.

      2. Hay… es cierto, científicos que cuentan MENTIRAS, donde pueden contarlas, en los periódicos, en libros, en vídeos, etc…

        Si me muestra usted lo que dicen esos «científicos» yo le contaré la mentira. Eso no es CIENCIA. No cuentan esa mentira como científicos, no son científicos cuando las cuentan. ¿Por qué? Pues porque la ciencia se hace en revistas especializadas, con proceso de revisión por pares, etc… no en libros o vídeos. ¿Lo entiende usted? NO son científicos, sino MENTIROSOS. Igual que hay sacerdotes que le meten mano a los niños, hay científicos que, en su tiempo libre (no como científicos) cuentan mentiras.

        Le invito a que me desafíe usted con lo mejor que tenga… con su mejor «prueba» contraria al cambio climático, a poder ser actual, pongamos desde el 2010.

        1. Lo dicho. Todos los caballos son negros. Oiga, aquí hay un caballo que no es negro. ¡Ignorante! ¿No ve que eso no puede ser un caballo, porque todos los caballos son negros? Es muy gracioso.

    2. ¿Me puede explicar como una molécula cómo es el CO2, con 9 grados de libertad; 3 movimientos de traslación, dos de rotación y cuatro de vibración, puede producir calentamiento? ¿Hay tanta diferencia entre CO2 y O2 o N2, para que estas dos últimas no produzcan calentamiento?

  3. Hay gente que deja huella en los pueblos y que forma parte del cuento bonito del pueblo, son gente como yo que es generoso con los pobres y da propinas a los comerciantes, y cuando una persona se vuelve parte del pueblo se puede combertir en mitologia,asi enpezo jesus, hoy he visto a mi amigo comerciante cuvano y ha dicho que formo parte del cuanto del pueblo y eso es inborrable y Dios vio que era bueno ver la web

    1. Jose….
      convertir es con v
      empezar es con m
      cubano es con b
      imborrable es con m
      Si escribes con esas faltas de ortografía tan básicas, tu comentarios pierden toda categoría.

      1. Fernando, no creo que a jose le importe que sus comentarios se desacrediten por sus faltas, ya que él mismo dice que es mitológico. Bueno, él lo llama mitologico. Y los mitologicos están por encima del bien, del mal y de la RAE

  4. Es un enfoque claro y certero. Tan sólo el final me desagrada, porque la razón sola, sin la Luz sobrenatural de la Fe, aunque puede llegar a ser humanamente sensata, conveniente y social, se queda coja, sin la vertiente profunda que el cristianismo la confiere. Es la razón unida al corazón, en donde mora la Santísima Trinidad, la única capaz de crear sociedades buenas. Buenas, en la más completa de sus acepciones.

  5. Mientras no se haga algo concreto para sacar a los ocupas de la iglesia seguiremos viendo como se hace una nueva religion unica y habremos pecado de omision y como dijo Jesus el que quiera ver que vea

    1. Hemos de ser portadores y transmitir de Luz. Comencemos con nuestro próximo, que es el que tenemos a mano.
      Os invito a leer el Informe Kissinger. A este señor, como no, le dieron el Nobel. Ahí comencé de crío a desarrollar alergia a la manipulación.
      PD.: …si se tira del hilo se tiene para rato, y se comprende el presente.

  6. El articulo describe bien la situacion pero algo anda mal……no todo esta perdido los escogidos no vamos a renunciar ni claudicar ni abandonar a la iglesia en su pasion

  7. ¿Quieres saber las noticias?
    Lee el Apocalípsis. Éso dicen unos analistas.
    Éstos millonarios que manipulan lo del cambio climático, conocen y explotan las «noticias» de la Biblia, tal como lo hizo satanás cuando tentó a Cristo en el desierto, le recordó a Él, las escrituras. Se van a desaparecer playas, se van a inundar ciudades, el agua tragará naciones. Todo éso viene en el Apocalípsis, y éstos andan como Jonases.
    Todo lo han copiado vilmente de la Biblia. Solo que lo hacía Jonás por orden y amor de Dios, y éstos Jonases de pacotilla lo hacen por votos políticos, por poder mundial, por dinero para acabar pronto, que es llamado, «el estiércol del diablo». A que contra esa contaminación no luchan. ?, Si no son ?

  8. Que el calentamiento global es un hecho, nadie lo niega. Otra cosa es su origen: «antropogénico»; sobre esto último muchísimos científicos están en desacuerdo (a ellos se les niega el pan y el agua), pues atribuyen el calentamiento natural a otras causas: por ejemplo el comportamiento del Sol, que influye mucho más de todo lo que puedan hacer los seres humanos; súmese a ello las emisiones volcánicas de C02, y tenemos ya un panorama muy diferente al que nos imponen los mandamases mundiales. Los historiadores nos hablan de un calentamiento global en los siglos X-XII, posterior a un «invierno boreal» provocado por la erupción de un volcán en Islandia. LA documentación es enorme.

    1. ¿Dónde está esa documentación enorme?

      Es FALSO que el comportamiento del sol influya «mucho más» que el CO2. Como usted no tiene ni idea, yo lo único que puedo hacer es dejar CLARO que usted no tiene ni idea.

      Y lo hago haciéndole una pregunta: ¿Por qué motivo el CO2 es un gas de efecto invernadero y, por ejemplo, el N2 o el O2 (que forman un 99% del aire que respiramos) no son gases de efecto invernadero?.

      No responda usted, haga el favor. Su no respuesta dejará claro que estoy en lo cierto al decir que no tiene usted ni idea.

      1. www . researchgate . net/figure/Composite-Total-Solar-Irradiance-TSI-at-the-mean-absolute-level-of-DIARAD-SOVIM-and_fig1_320918200

        Nota: Eliminen los espacios alrededor de los puntos para ver la imagen.

    2. Dudo que Viejo Profesor tenga la capacidad de analizar estas gráficas, pero por intentarlo. Fíjese en la gráfica, y cuénteme otra vez eso de que «es culpa del Sol».

      1. www . researchgate . net/figure/Composite-Total-Solar-Irradiance-TSI-at-the-mean-absolute-level-of-DIARAD-SOVIM-and_fig1_320918200

        Nota: Eliminen los espacios alrededor de los puntos para ver la imagen.

    3. ¿El calentamiento no es «antropogénico»? ….Bueno quizás sea discutible (yo no lo puedo saber)…….pero es de sentido común que lo «antropogénico» tiene que contribuir, y no poco, ya que el 85% de la economía mundial (la economía de casi 8.000 millones de personas) se mueve con combustibles fósiles……Así que parece sensato rebajar al máximo esa contribución para no amplificar los nefastos efectos del caos climático….. a parte de lo que dice Desidereo: que los combustibles fósiles se extinguirán……… De todas todas a favor de las tesis ecologistas.

      1. Y aparte de que los combustibles fósiles MATAN GENTE.

        – No… es que yo quiero tener toda la libertad del mundo para conducir mi coche diesel desde mi casa a la librería de la esquina, que está a 300 m, para comprar el periódico. ¿Por qué me tienen que freír a impuestos?

        Pues la respuesta es que le fríen a usted a impuestos porque contamina usted el aire que YO respiro. Y punto. Y esa contaminación provoca cáncer, provoca asma, provoca asco… etc, etc. Así que le voy a meter a usted unos buenos impuestos, y con esos impuestos voy a pagar jugosas subvenciones a quien use coche eléctrico, con la esperanza de iniciar una revolución eléctrica que un día acabe con los coches de combustión.

        Sí… quizá usted hasta tenga que ir andando 300 m a comprar el periódico. Es lo que tiene vivir en comunidad, que no podemos hacer lo que nos de la real gana.

        1. Yo necesito el coche a gasoil para ir a trabajar. Con gusto, lo vendería si pudiera trabajar en mi pueblo. Mientras tanto, gasoil que te crió, porque tengo que comer. Le moleste a quien le moleste.
          No creo que nadie coja el coche para 300 metros. Y si no, aporte pruebas que lo demuestren.

          1. Yo también tengo un coche a gasoil. Pero no se me ocurre decirle a nadie que no le pongan impuestos. Cuando pueda me compraré uno eléctrico… de momento mi economía no da para tanto.

            Cada vez que lleno el depósito estoy financiando al ISIS y demás… por eso en cuanto pueda cambio.

          2. A mí, aunque se me ocurriera decir que no aplicaran impuestos, por un oído les entra y por otro les sale. En el combustible y en todo lo demás. Para subir impuestos no piden a la gente votar.

          3. Mariela:

            Sus emisiones de NOx provocan enfermedades. ¿No le parece que al menos debe usted pagar impuestos para construir hospitales con los que curar esas enfermedades?

            A mí me parece justo. ¿A usted no?

    4. Vd. siga con la superstición climática. El «calentamiento global» no es ningún hecho y muchos lo niegan. Desde principio de los 40 hasta finales de los 70 de la década pasada la temperatura en el planeta Tierra no paró de bajar justo en el periodo de la historia que se generalizó el uso de vehículos de motor con sus emisiones de CO2. El hombre no tiene capacidad para cambiar el clima ni para bien ni para mal aunque lo quisiera.

      1. Mejor aplicar el «principio de precaución», no siendo que los muchísimos científicos pro causa «antropogénica» (creo que alrededor del 90%) tengan razón , y sino les hacemos caso, nos pille el toro de lleno…………¿Y qué credenciales tiene vd. para ser tan taxativo con el calificativo «superstición»?…………..¿Está vd. especializado quizás en física de la atmósfera, en ecología, en geología ……o es simplemente un «enfriologo» de cafetería?

        1. Su descenso medio de la temperatura durante casi cuatro décadas es una ridiculez. Una muestra más de cómo se agarran a un clavo ardiendo.

          – El cambio climático es una tontería. Fíjate, hace 6 meses hacía calor (verano) y ahora hace frío (invierno).

          Es ridículo. El clima tiene más ciclos aparte de verano-invierno, ¿sabe usted? Tiene variaciones decadales. Por ejemplo, el Sol aumenta y disminuye su brillo cada 11 años (aprox.) coincidiendo con un aumento de manchas solares. Y esa que usted menciona, entre 1940 y 1970, es una más de esas variaciones multidecadales (busque North Atlantic Oscillation en Internet y aprenda un poco). ¿A que es fácil de entender ésto? Pero la tendencia la sabemos TODOS, aunque durante 4 décadas hubiera una pequeña oscilación.

          imgur . com/a/lzeh0Vu

          ¿A que es fácil de entender, ésto?

  9. El artículo está muy bien, salvo que la visión que tiene de la fe religiosa parece ser universalmente negativa, y aparece un fondo de filosofía nominalista en eso de que «hombre» y «mujer» son conceptos vagos e indeterminados.

    1. A mí me parece que el tinglado que tenemos montado,es claramente nocivo,generamos basura a espuertas,contaminamos la atmósfera,con nuestras necesidades y comodidades,no hemos sido capaces de erradicar el hambre y las desigualdades,las supremacía,que claman al cielo,y las economías explotan a seres humanos y a la naturaleza,hasta dejarles exhaustos,en fin,que es antropocéntrica no me cabe la menor duda,ahora bien ,que un astro como el Sol,sin duda puede terminar de un plumazo con todo el tinglado decadente y agotado,también lo veo muy posible.Dios mismo puede poner fin al sistema ,cuando lo estime oportuno,y me parece que no tardará mucho,en vista del panorama.Dios dijo dominado la tierra,no destrozarla,ni explotarla.

  10. Los católicos buscamos por la Graci De Dios vivir la virtud de la pobreza .Que no consiste en no tener bienes materiales sino más bien en no desearlos.En no tener apetito por ellos .Pero esto no es posible sin la Gracia que Dios nos da.
    Si habláis de ese supuesto calentamiento se me ocurre que la causa más directa de dicho fenómeno es la apetencia de los hombres por los bienes materiales.
    Más que tomar conciencia del calentamiento global vivamos por l Gracia De Dios la virtud de la pobreza.
    Es lo que debemos vivir los católicos y es lo que nos gustaría se nos dijese desde la Iglesia

    1. Agustín,usted dice que la pobreza evangélica,consiste en no desear cosas materiales,independientemente de que se podrán bienes o no.entonces el que tiene de sobras ,porque no comparte ese excedente,con los que no tienen,y lo acumula aún sin desearlo?.no se entiende verdad?

        1. La virtud de la pobreza ,la que se vive porque se ha pedido a Dios nuestro Señor nos la conceda por la Gracia, va ligada a la virtud de la Generosidad.Y es razonable que así sea.

      1. Para vivir la pobreza hay que pedirlo a Dios ,para ser generoso si uno no lo es ,también.Si uno no se confiesa de ser una persona que realiza gastos innecesarios pues uno seguirá encaprichandose de una y otra cosa.Sin embargo si uno pide en la confesión,porque se confiesa de ello,La Gracia para poder vivir alejado de los caprichos mundanos llegará un momento que sencillamente no le apetecerán.Y por añadidura si ha de ayudar a el prójimo lo hará.
        Conclusión: por nosotros mismos No podemos nada.No podemos vivir la castidad ni tampoco la pobreza .Siendo estos dos los primeros escalones para iniciar el camino a Dios Padre.Por tanto hay que pedir porque sino pedimos quiere decir que no queremos que se nos de.Dios respeta nuestro albedrío.
        Espero haberle contestado.

  11. Si el cambio climatico dicen que tiene causas humanas,deberia haber disminuido notablemente en los ultimos años ,los que nacen son menos y los que entran en la vejez son mas.Los ancianos contaminan menos ya que viajan menos,comen menos ,compran menos……..todo verso.

  12. El objetivo real del globalismo es la producción de energía, el quiebre de la soberanía de las naciones mediante la restricción de sus recursos naturales y fuentes de energía, volver estéril al mundo; ese es el monstruo escondido en el armario del cambio climático antropogénico. El CO2 no es el enemigo, es el instrumento para centrifugar la soberanía de las naciones y transferirla a estructuras supranacionales para avanzar hacia el gobierno único mundial.

  13. Consejero del Gobierno australiano: el cambio climático antropogénico es un bulo capitaneado por la ONU para crear un Nuevo Orden Mundial:
    rt.com/news/256861-climate-change-un-hoax/

    La NASA admite que el cambio climático ocurre debido a cambios en la órbita de la Tierra hacia el Sol y no por causa de los coches y los combustibles fósiles:
    techultras.com/nasa-admits-that-climate-change-occurs-because-of-changes-in-earths-solar-orbit-and-not-because-of-suvs-and-fossil-fuels/

    Documental en español «La gran estafa del cambio climático», científicos de renombre desmienten el bulo del siglo:
    youtu.be/NWmMOoyCNYs

    El cambio climático antropogénico no va de hechos o lógica, va de la concentración de la autoridad política por parte de la élite financiera globalista. Y se trata, siempre se ha tratado, de hacer avanzar una política genocida de reducción de la población.

  14. Una negociación agotadora y dos días adicionales de conversaciones no han tenido ningún efecto: la Conferencia sobre el clima de Madrid ha terminado posponiendo todo para el próximo año en Glasgow. Las presiones ambientalistas que empujan para un recorte drástico en las emisiones de CO2 deben hacerse topar con la realidad: son políticas inútiles para el clima y seriamente contraproducentes para la economía. Pero a pesar de los fracasos, la propaganda no cesará; de hecho, es de esperar un aumento de la intolerancia hacia aquellos que disputan las teorías sobre el cambio climático antropogénico. Los gretinos y francisquitas seguirán con sus gretinadas bergoliantes.

  15. «El científico Al Gore» dice que en 2014 ya no quedará hielo en lo polos… con lo mucho que me gustaban los de vainilla!

    Que perversos son los intereses que hay detrás de toda esta paranoia. Y cuanto, penosamente, intoxicado de soma

  16. Información para su bien que aparece hoy en «La Vanguardia»:
    A las puertas de la Navidad Sanidad alerta de los peligros de consumir las cabezas de gambas, cigalas y carabineros para reducir la exposición al cadmio (TOXICO para riñones e higado).El cadmio se libera al medio ambiente en varias actividades de explotación y se ve INCREMENTADO POR LAQUEMA DE COMBUSTIBLES FOSILES…….

      1. A ver… Seletotsira…. lo siento mucho, pero es que ESTÁ TODO MEZCLADO.

        Los combustibles fósiles generan calentamiento global Y contaminación. Respira usted (y yo, y todos) una porquería de aire, Y se contaminan los ríos, Y se genera CO2. Va todo junto.

        1. El cadmio se libera a la atmósfera a partir de fuentes naturales (volcanes, las partículas llevadas por el viento y las emisiones biogénicas) y antropogénicas (producción de metales no ferrosos, la combustión fija de combustibles fósiles, la incineración de residuos, la producción de hierro y acero y la producción de cemento).

          Se lo achacamos todo a los combustibles fósiles?
          Prohibimos los volcanes?
          Que tal los autos electricos, los móbiles, su ordenador cargados con cadmio?

          1. A ver… Seletotsira. Yo reconozco no tener ni idea de dónde sale el Cadmio que está contaminando el mar…

            Aquí:

            www . atsdr . cdc.gov/csem/csem.asp?csem=6&po=5

            Dice que las fuentes son la minería y el fundido. NO dice nada de volcanes. Igual usted sabe algo que ellos no saben… El CDC, por cierto, es el Center for Disease Control (Centro para el control de enfermedades).

    1. Para que se usa el CADMIO:

      Se emplea en acumuladores eléctricos de níquel-cadmio recargables.

      Es componente de aleaciones de bajo punto de fusión. Se emplea en aleaciones de cojinetes, con bajo coeficiente de fricción y gran resistencia a la fatiga.

      Se utiliza mucho en electrodeposición: recubrimiento de rectificadores y acumuladores.

      Utilizado en barras de control del flujo de neutrones en los reactores atómicos.

      El hidróxido de cadmio se emplea en galvanotecnia y en la fabricación de electrodos negativos de baterías de níquel-cadmio.

      El óxido de cadmio se usa como catalizador para la hidrogenación y la síntesis de metano. Además, se emplea para fabricación de esmaltes y en sinterización.

      El cloruro de cadmio se utiliza en galvanotecnia, fotografía y tintorería.

      El sulfuro de cadmio se utiliza como pigmento amarillo.

      El estearato de cadmio se emplea para mejorar la estabilidad de materiales de PVC frente a la luz y a los agentes atmosféricos

  17. Mikel: En cuanto pueda veo sus vídeos y le respondo respecto a ellos.

    Decir que la NASA descubrió que el clima cambia con los cambios en la órbita de la Tierra (ciclos de Milankovitch) es tan ridículo como decir que la NASA descubrió que en invierno hace frío y en verano calor. ¿Adivina por qué se llaman ciclos de Milankovitch? ¿Adivina dónde nació Milutin Milankovithc? Búsquelo en internet…).

    La clave de engañar a alguien, en cualquier tema, es usar su ignorancia. TODOS ustedes, es evidente, son unos completos ignorantes sobre este tema. No tienen ni idea. Por eso se les puede engañar fácilmente. Que usted no tiene ni idea salta a la vista con ese comentario sobre la NASA.

    Sí, el clima varía «solo» sin necesidad de forzamiento antropogénico. ¿Y? Usted también envejece, y algún día morirá. Pero si tiene un grave accidente de tráfico y 20 horas después se muere nadie dudará de la causa de su muerte.

  18. Mikel:

    «el quiebre de la soberanía de las naciones mediante la restricción de sus recursos naturales y fuentes de energía»

    Esta es de traca. Es que de verdad que mola. O sea, que según usted esa quiebra en la soberanía se consigue produciendo tu propia energía (viento, Sol…) mediante el aprovechamiento de sus recursos naturales y fuentes de energía… Es que es de traca, oiga usted.

    Es AL REVES. La soberanía se quiebra cuando los árabes tienen todo el petróleo y los rusos todo el gas. Ahí es donde se quiebra la soberanía.

    Si produce usted su energía, con molinos y placas solares, ENTONCES es cuando es usted SOBERANO. Un país SOBERANO, que le da igual lo que hagan los otros…

    De traca, oiga. Es JUSTO AL REVÉS.

  19. Mikel:

    Si el «new world order» consiste en que NO necesitemos petróleo, no contaminemos nuestras ciudades, no le demos más dinero a los árabes (ISIS, DAESH, etc…), cada uno genere su propia electricidad con placas fotovoltaicas en su tejado y baterías, etc… no sé… yo lo veo bien, ¿verdad? Me da que quienes lo ven mal serán las petroleras y las eléctricas, que se les acaba el negocio. Y me da que igual son esas mismas las que le pagan a ese ministro para decir las burradas que dice.

  20. Por último, Mikel, hacer un documental sobre ciencia en el que no sale ni una puñetera gráfica, a ver… por favor. Triste. Muy triste. Bájese usted el informe del IPCC, que es público, y dígame QUE de todo eso que se dice ahí es falso, según el documental. No podrá usted decirme NADA. Su respuesta es no responder. PUNTO. (bueno, una gráfica sí sale… trazada a mano, de cualquier forma, triste, muy triste, con una reconstrucción de temperatura de los últimos 10 mil años… Sí, hubo variaciones climáticas en el pasado, sí, ya se sabe… pero NO como la que sufrimos ahora… es ridículo).

    Lo primero, el documental es del 2007. Actualícese usted un poco…

  21. Segundo: Sí, ahí salen unos cuantos científicos… veamos. Le voy a decir donde MIENTE uno de ellos, y usted podrá comprobarlo, si quiere, claro: Chris Landsea, que participó en el IPCC, especialista en huracanes:

    www . climatechangefacts . info/ClimateChangeDocuments/LandseaResignationLetterFromIPCC.htm

    «(Knutson and Tuleya, Journal of Climate, 2004) suggest that by around 2080, hurricanes may have winds and
    rainfall about 5% more intense than today»

    Esto es FALSO. Knutson and Tyleya en ese artículo predicen un 18% más de lluvia:

    journals . ametsoc . org/doi/full/10.1175/1520-0442%282004%29017%3C3477%3AIOCWOS%3E2.0.CO%3B2

    No hay más preguntas, señoría.

    SI, hay cambio climático provocado por el hombre, y Chris LO ADMITE (aunque al parecer ese 5% es poco). Y, además de admitirlo, MIENTE.

    P-U-N-T-O.

  22. En general, Mike, no escuche usted a uno o dos científicos. Es fácil sobornar a uno o dos. Es más difícil sobornar a un departamento entero, o a un organismo como la NASA o la WMO.

    EL organismo, ahora mismo, es el IPCC. Ahí está la CIENCIA. Si algo de lo que dice el IPCC es FALSO que me digan QUE, DONDE, y POR QUÉ es falso.

  23. El 26 de enero de 2006 el exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore aseguró que nos quedaban diez años para tomar medidas drásticas respecto a nuestras emisiones de dióxido de carbono o el mundo llegaría a un punto sin retorno. Fue en el festival del cine de Sundance, donde presentaba su documental Una verdad incómoda, al que algunos llaman el powerpoint más rentable de la historia, pues le valió el Oscar y el Premio Nobel de la Paz. Así lo narraba la agencia AP:

    Los norteamericanos lo han venido escuchando durante décadas, moviéndose entre aceptarlo o el escepticismo de considerarlo una parte natural de los ciclos naturales de calentamiento y enfriamiento de la Tierra. Y los políticos y grandes empresas han estado ignorando el asunto durante esas mimas décadas, hasta el punto de que si no se toman medidas drásticas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero durante los próximos diez años, el mundo alcanzará un punto sin retorno, dice Al Gore.

    1. Naturalmente, no se han tomado las medidas drásticas que nos lleva desde entonces exigiendo Al Gore, de modo que según sus apocalípticas consignas ya debería dar lo mismo lo que hiciéramos, porque el mundo está perdido. Salvo que parece que no lo está. Al Gore sigue viviendo del armagedón climático y ha pasado este aniversario en un congreso feminista en Mérida (México), donde aseguró que las mujeres son vitales en la lucha contra el cambio climático, esa lucha que según el Gore de 2006 ya habríamos perdido. El clima por su parte se ha obstinado en desobedecer las profecías: las temperaturas se han mantenido razonablemente planas y, sobre todo, por debajo de las predicciones más bajas de los modelos climáticos. Además, algunas de las bases del documental de Al Gore, como la célebre gráfica del palo de hockey, se han demostrado falsas. Pero hay algo de lo que podemos estar seguros: Gore no pagará ningún precio por los errores de su infundado alarmismo y seguirá forrándose.

      1. ¿Le suena algo llamado mercado de emisiones de CO2? Hay que pagar por tonelada de CO2 emitida. Igual a usted eso no le parece drástico.

        Europa ha disminuído sus emisiones al nivel de 1990. China y EEUU tienen un potente programa de energías renovables en marcha (con molinos de viento y placas fotovoltaicas). ¿Se puede hacer más? Sí, claro. Mucho más. ¿Se debe hacer más? Yo pienso que sí. Lo que es FALSO es que no se hayan tomado medidas. Y espere a la llegada en masa del coche eléctrico, que está a la vuelta de la esquina.

        En España el 50% (casi) de la producción eléctrica es renovable. Entérese. Eso es HOY.

          1. Mariela:

            Cuando vamos al baño también contaminamos. ¿Solución? ¿NO ir al baño? ¿No ducharse? NO. La solución es optar por la menos dañina de las opciones: Cisternas de bajo consumo, con dos botones según la necesidad, cerrar el grifo al cepillarse los dientes, usar jabones y demás biodegradables, etc… Son soluciones sencillas, fáciles de implementar. ¿Tendrán impacto 0? No, pero el impacto será mucho menor.

            Entre el petróleo y las baterías, la elección es obvia, evidente. ¿Contaminan las baterías? ¿Se contamina al extraerlas de la mina? SI, claro… se contamina. Como se contamina para sacar el petróleo y al usar la propia gasolina. ¿Contaminan MUCHÍIIISIMO menos? Sí, claro. Es evidente. El coche a baterías NO EMITE NADA. Las ciudades estarían LIMPIAS si todos los coches fueran eléctricos. P-U-N-T-O.

          2. Después hay que pensar en el ciclo de vida de la batería. ¿Qué se hace al acabar ese ciclo? Pues reutilizarlas y reciclarlas, claro. Y ya. Se acabó el tema.

            No es una solución. Es LA solución. Baterías y placas solares y molinos de viento. PUNTO. Soberanía energética. Ni un duro al ISIS o a los musulmanes. PUNTO.

            De verdad que no entiendo por qué narices se siguen negando ustedes. Por qué motivo prefieren respirar humo y darle dinero a los musulmanes.

  24. Naturalmente, no se han tomado las medidas drás ticas que nos lleva desde entonces exigiendo Al Gore, de modo que según sus apoca lípticas consignas ya debería dar lo mismo lo que hiciéramos, porque el mundo está perdido. Salvo que parece que no lo está. Al Gore sigue viviendo del arma gedón climático y en un congreso feminista en Mérida (México) aseguró que las mujeres son vitales en la lucha contra el cambio climático, esa lucha que según el Gore de 2006 ya habríamos perdido. El clima por su parte se ha obsti nado en desobedecer las profecías: las temperaturas se han mantenido razonablemente planas y, sobre todo, por debajo de las predicciones más bajas de los modelos climáticos. Además, algunas de las bases del documental de Al Gore, como la célebre gráfica del palo de hockey, se han demostrado fal sas. Pero hay algo de lo que podemos estar seguros: Gore no pagará ningún precio por los errores de su infundado alar mismo y seguirá forrándose.

    1. Que no se han tomado medidas drásticas lo dice usted. ¿Le suena algo llamado mercado de emisiones de CO2? A mí eso me parece bastante drástico… ¿no cree? Pagar por tonelada de CO2 emitida al atmósfera.

      En España casi la mitad de producción de electricidad es renovable. Es un mogollón. En Europa se volvió a las emisiones de 1990, reduciendo de manera considerable las emisiones. De los EEUU, el país más contaminante, ha surgido la solución. Se llama Tesla, y supongo que no necesito añadir nada más.

      Es muy gracioso el modo de razonar alguna gente. Si con las medidas ya tomadas se logra salvar un escenario catastrófico, entonces se dirá que no había necesidad de esas medidas. La única posibilidad es sufrir ese escenario catastrófico para creer… un tanto ridículo.

      Es posible que hayamos alcanzado YA ese punto de no retorno, y no lo sepamos. Estamos jugando con fuego.

      ¿Por qué es tan difícil de entender?

    2. ¿Le suena lo del «impuesto al Sol»? ¿Por qué motivo se obliga a alguien que se quiere comprar unos paneles solares a pagar por ello?

      De los EEUU, de nuevo, vendrá la solución. Allí no hay impuesto al Sol. Allí puede usted comprarse unos paneles, unas baterías, y desconectarse de la red. Ya hay gente que lo ha hecho, y cada vez más gente lo hará.

      Pero la pregunta que una vez y otra vez viene a mi mente es ¿Por qué? ¿Por qué prefieren ustedes pagarle mucho mucho dinero a los musulmanes? Es que no lo entiendo. ¿Alguien quiere poner placas solares? Que lo haga. ¿Quiere poner baterías y desconectarse de la red? Que lo haga. ¿Quiere comprarse un coche eléctrico? Que lo haga… ¿Cuál es el problema?

      Cuantos más coches eléctricos, menos contaminada la ciudad…

    3. «el mundo está perdido»

      A ver… Belzunegui. Si el nivel del mar sube 6 metros, cosa que SEGURO, sí o sí, ocurrirá si se descongela Groenlandia, muchas ciudades desaparecen totalmente. NO está «perdido» el mundo… pero sí se pierden muchos miles de billones de euros en propiedades. Hay mucho bienestar en juego. No va a desaparecer la humanidad, sólo lo va a pasar peor.

      Jugar a que no pasa nada… a que ésto no es nada… arriesgando el futuro de nuestros hijos y nietos es simplemente inmoral. ¿Y si tienen razón esos del IPCC? ¿Qué dirá usted entonces? ¿Se lo ha planteado?

    4. En los EEUU muchos muchos de esos republicanos que negaban el cambio climático se han convertido. ¿Sabe usted por qué? Porque lo han sentido en sus carnes, en forma de huracanes, de tornados, de incendios, de sequías… de trombas de agua, etc.

      Repito la pregunta que NADIE contesta, porque NADIE la sabe, demostrando su ignorancia (de ustedes): ¿Por qué motivo el CO2 es un gas de efecto invernadero? ¿Por qué no el N2? Venga, anímense a contestar… demuéstrenme que tienen un mínimo de idea.

      Si no tienen ni idea, sean conscientes de lo fácil que es engañarles, darles gato por liebre. Intenten aprender por el camino, que tenemos la CIENCIA para algo. Y miren la evidencia:

      www . miamidade . gov/global/economy/resilience/sea-level-rise-flooding.page

      El nivel del mar YA ha subido unos 20 cm… ¿Cuánto hay que esperar?

      www . theguardian . com/environment/2014/oct/31/ipcc-report-six-graphs-that-show-how-were-changing-the-worlds-climate

    5. NASA, ESA, National Geographic, The Guardian, The Times, World Meteorological Organization, etc, etc… ¿Qué hace falta para convencer a un escéptico?

      ¿Quién le ha dicho a usted que la célebre gráfica del palo de hockey se ha demostrado falsa? ¿De dónde narices saca usted eso? Es FALSO.

  25. Estamos de cambio climático desde el inicio del mundo. Sólo que ahora se utiliza para limitar la natalidad, propiciar el aborto, elevarlo a rango de derecho, fomentar el homosexualismo y el legetebismo, implantar y expandir la eutanasia. La nueva iglesia francisquita, más vieja que el pecado, colabora de forma entusiasta.

    1. NO, Belzunegui. NO estamos de cambio climático desde el inicio del mundo. Antes el cambio climático era natural, distinto.

      Su temperatura, la temperatura de su cuerpo (y el mío) también cambia constantemente, entre 36º y 37º. Es su variación natural. Pero a 38º tiene usted fiebre, y se encuentra mal. Y con 42º su vida corre peligro. Y no tiene nada que ver con su variación natural, ¿verdad?

      ¿Por qué es tan difícil de entender ésto?

      Sólo una gráfica debería ser suficiente:

      imgur . com/a/R0xMTbA

      ¿Ve usted esa gráfica? La variación natural, desde hace 800 mil años, estaba entre unos 180 y 280 ppm. Resulta que antes de la revolución industrial estábamos en la parte alta, cerca de 280 ppm. Ahora hemos pasado YA los 400 ppm, y seguimos subiendo, a por 500, 600, 700…

      Con 1000 ppm los mejillones, almejas, etc… desparecen (literalmente).

      ¿Qué no ve usted, exactamente, en ésto que le acabo de explicar?

  26. ECO (del griego oikos=casa). Etimologicamente ECO-logía quiere decir estudio de cómo funciona la casa (la casa de la humanidad, la biosfera, el planeta). Etimologicamente ECO-nomía quiere decir administración de los recursos de la casa para el bien de todos. Es de recto pensar que la economía no debería ir en contra de la ecología, que es lo que obviamente pasa hoy en día, como el imbécil que sierra la rama sobre la que está sentado. Destrozar la ecología es una actitud totalmente miope que no puede tener más que un efecto boomerang que se acabará pagando muy caro. No hace falta ser un genio para comprender una verdad tan indiscutible y elemental. Nuestra economía, en este aspecto fundamental, es evidente que va por derroteros equivocados y no hay que poner palos en la rueda a aquellos que de buena fe intentan redireccionarla.Problema global que sólo puede ser tratado globalmente, desde instancias globales, en coordinación con las instacias locales, tal y como se está pretendiendo..

    1. Chapeau, Felipe. Lo ha clavado usted.

      Cortar la rama en la que estamos sentados es lo que estamos haciendo. Como si la Tierra fuera infinita, como si no tuviera límite. Pues lo tiene. Y nos estamos acercando demasiado a ese límite.

  27. Ahora mismo la gasolina contamina el aire de nuestras ciudades, limitando nuestra calidad de vida. Seguro que muchos ni lo aprecian. Ni se dan cuenta de lo que han perdido.

    No es sólo lo desagradable que resulta respirar humo… es la calidad de vida que se pierde, la salud que se pierde, los años de vida que se pierden.

    Y cada vez que metemos gasolina, una parte importante de ese dinero se va a los jeques árabes, que viven como reyes sin pegar golpe porque les tocó la lotería planetaria de que bajo la arena haya petróleo. Por qué motivo los católicos prefieren financiar a los musulmanes en lugar de tener soberanía energética es algo que se me escapa, no lo entiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles