PUBLICIDAD

Obispo ‘patriótico’ chino: “Se debe amar más a la patria que a la Iglesia”

|

El levantamiento de la condena eclesiástica a la Iglesia Patriótica China, fruto de los pactos entre Roma y Pekín, sigue dando sus frutos envenenados. Su presidente, Fang Xingyao, obispo de Linyi, ha subrayado en la Conferencia Política Consultiva sobre religiones que el amor a la patria está por encima del amor a la Iglesia.

La ironía -sangrante- es doble en este caso. Lo verdaderamente escandaloso, por supuesto, es que un obispo católico aliente a amar la patria, una realidad pasajera y mundana, que a la Iglesia, Esposa de Cristo, que no solo es el único medio de salvación sino que durará eternamente. Es difícil creer que pueda tener fe quien pone la patria por encima de la Iglesia.

Pero, además, resulta paradójico en el sentido de que nunca como ahora habíamos tenido una jerarquía tan recelosa del patriotismo y tan enemiga de las fronteras. El amor a la patria, algo bueno, debido y fomentado por la Iglesia, que lo incluye en las obligaciones del Cuarto Mandamiento, despierta recelos en una Curia papal que promueve, si no la desaparición de las fronteras, sí su creciente irrelevancia. El globalismo es un recurrente motivo en las prédicas de Su Santidad, bien por razón de la lucha contra el Cambio Climático, bien por la necesidad de una ‘acogida’ incondicional por parte de los gobiernos occidentales de cuantos migrantes lleguen a nuestras costas, por cualquier medio y de cualquier manera.

Sin embargo, parece que hay una bula especial con respecto a China. De hecho, si al Papa le preocupa tanto el armamento atómico que quiere declarar ilícita su posesión en el nuevo Catecismo, jamás hemos oído que se lo haya recordado al gobierno de Pekín, dueño de un considerable arsenal, como tampoco ha predicado a sus líderes la ilicitud de la pena de muerte, ni se ha mostrado innecesariamente duro con su respuesta represiva a las protestas en Hong Kong. También es líder China en emisión de esos gases atroces que, nos dicen, han puesto al planeta al bordel del apocalipsis climático, y tampoco ha salido una sola palabra de reproche de Roma hacia Pekín en este sentido. Todo esto, naturalmente, nos lleva a cuestionar lo crucial de un mensaje que se adapta tan cómodamente al público al que se dirige.

29 comentarios en “Obispo ‘patriótico’ chino: “Se debe amar más a la patria que a la Iglesia”
  1. Pues lo mismo que dice el facherío patrio… Rouco suscribe ese discurso con los ojos cerrados… No hay más que ver el odio que se destila en esta página contra los obispos catalanes.

    1. Me temo que son más bien algunos, que se dicen catalanes, pero no lo son, los que odian a España y los españoles. Por el contrario, los españoles, no sólo no odiamos a los catalanes, sino que los amamos de verdad, pues Cataluña es España, nuestra Cataluña, nuestra querida Cataluña, nuestros queridos catalanes.

    2. El MHP Pujol dijo en una entrevista en la tele que lo que más valoraba era su fe, su catolicismo, pero que lamentaba que la reforma protestante no hubiese arraigado en Cataluña haciéndola diferente a Restospaña de manera que el nazionalismo tuviese un argumento más para mostrar lo diferentes que son los catalanes de los restospañoles.
      Supongo que la pela es la pela.

    3. No sea torpe y no falte el respeto a la verdad. Monseñor Rouco es un obispo especialmente brillante que defiende la fe de manera razonada y argumentada lo que le acarrea el ser odiado por parte del mundo. Si alguna vez habla de la patria es para defender el bien moral de su unidad e indisolubilidad, al margen de lo que diga una determinada constitución.

  2. Salvini, el odiado de Francis, no llega a tanto.

    Ama a tu patria: el patriotismo es una virtud cristiana. Pero si el patriotismo se convierte en un nacionalismo que lleva a mirar con desapego, con desprecio —sin caridad cristiana ni justicia— a otros pueblos, a otras naciones, es un pecado.

    San Josemaría Escrivá. Surco, 315.

  3. ?????????,
    Ya hasta risa dan éstos monos. No tiene idea de lo que significa la Iglesia.
    El trae en su mente imágenes de pagodas, como seguro sigue su corazón lleno de Confucio, pues está totalmente confundido.

      1. Si Teresita, pero no te sientas aludida, no lo digo por tí.
        La palabra “mono” puede ser desde una prenda de vestir, aquí se le dice así a los muñequitos, o también a una changuita vieja,
        ¿Algún problema?

    1. Si viviera Mao, este Fang Xingyao que dice que el amor a la patria está por encima del amor a la Iglesia, habría sido ajusticiado por 5 baterías antiaéreas cuádruples de 37 mm.

      Sólo hay que amar al Líder Supremo, Fang Xingyao.

    2. Confucio no es el del agrado del Partido Comunista Chino que se permite recortar a ese pensador chino como le da la gana. Los dos pensamientos chinos, más que propiamente religiones, que son el confucionismo y el taoísmo son perseguidos en China.

      1. Ah sí, ¿no les gusta ése señor? Pues menos les gusta el que le dió la vida. Y tampoco han de querer a San Francisco Javier, que hoy se celebra y que entregó su vida por llevar la Buena Nueva del Evangelio a sus tierras, que por amor a la Iglesia hizo ésos viajes, lo bueno es que estará lleno de santos silenciosos.
        Que Dios les dé fortaleza.

    1. Pues me parece de pésimo gusto y algo muy bajo, intentar justificar la falta de profesionalismo periodístico y la invención y promoción de chismes y cotilleos con un subtítulo bíblico: Lucas 8, 17. Es lo que siempre hacen: usar la Biblia para puro interés de grupo cismático y fuera de la Iglesia…
      Lo típico de los cismáticos cuando ya se ven medio descubiertos: nada nuevo bajo el sol…

  4. Resultados del pacto: los obispos patrióticos bendecidos, ensalzados y promocionados por Pekín y por Roma; los católicos perseguidos, marginados y martirizados más que nunca por Pekín y ahora también por Roma.

  5. Anda!!! Pues como aquí, sólo que aquí en vez de Patria es Democracia y Constitución, que son más importantes que la Iglesia y que la Palabra de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles