PUBLICIDAD

Abogada de la familia Orlandi: «En el Vaticano hay un expediente sobre Emanuela. Pido verlo»

|

(Duc in altum)- En el archivo de la secretaría de Estado seguramente está el texto de la primera llamada telefónica que recibió el Vaticano después de la desaparición de Emanuela Orlandi, el 22 de junio de 1983. Esto es lo que nos contó ayer durante una larga entrevista el ex nuncio en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, quien hace treinta y seis años trabajaba en las oficinas de la secretaría de Estado de la Santa Sede y vivió esos momentos dramáticos. Declaraciones, las de monseñor Viganò, que han tenido gran eco y sobre las que interviene ahora Laura Sgrò, la abogada de la familia Orlandi.

Señora Sgrò, ¿qué impresión ha sacado de las declaraciones de Monseñor Viganò?

Su Excelencia monseñor Viganò ya me había informado a finales de la primavera de 2018, y como parte de las actividades defensivas que yo estaba llevando a cabo, lo que escribió el 1 de noviembre en su blog. Sin embargo, me había pedido que mantuviera el anonimato de la fuente. Considero que sus declaraciones son muy interesantes. De hecho, las consideré interesantes desde el principio; en una reunión con las autoridades del Vaticano -aunque mantuve el anonimato de la fuente, como se me había pedido- les pedí verbalmente que profundizaran en la circunstancia de la llamada telefónica que se produjo en la misma tarde del secuestro de Emanuela en la oficina misma de prensa del Vaticano y transmitida, luego, a la secretaría de Estado. Ha pasado más de un año desde esa reunión y no creo que se hayan realizado las verificaciones que solicité. Me alegra que monseñor Viganò haya decidido hablar en público y liberarme del anonimato de la fuente: la verificación de la existencia de esa llamada telefónica es fundamental, porque encamina las investigaciones. Si tan sólo unas pocas horas después de la desaparición de Emanuela los presuntos secuestradores pidieron hablar con la secretaría de Estado, entonces es evidente que el interlocutor es la Santa Sede, y no la familia Orlandi. Aún es posible realizar esta verificación, basta con mirar el Anuario Pontificio de 1983 y se verá que algunas de las personas que trabajaban en ese momento en la secretaría de Estado todavía viven y ocupan altos cargos. ¿Por qué no convocarles y pedirles que arrojen un poco de luz sobre este hecho?

Monseñor Viganò habla de documentos que están en los archivos de la secretaría de Estado y que serían muy útiles para las investigaciones, pero aún no se han hecho públicos. ¿Por qué este silencio?

He estado pidiendo durante años poder tener acceso al archivo de Emanuela, que está en poder de la secretaría de Estado. La existencia de un dossier es evidente, mientras que se desconoce el contenido. Creo que este silencio no puede seguir así durante mucho tiempo. Como decía el poeta Arquíloco: «El zorro sabe muchas cosas, pero el erizo sabe una más grande». A pesar de las miles de artimañas a las que nos enfrentamos, nosotros nos mantenemos firmes, inamovibles y estamos centrados en nuestro objetivo: encontrar la verdad sobre Emanuela.

Monseñor Viganò cita a numerosos representantes vaticanos de primerísimo nivel que trabajaban en la secretaría de Estado en el momento de la desaparición de Emanuela. ¿Qué le quiere decir a estos exponentes de la Santa Sede?

Que digan la verdad. Sólo esto. Emanuela tenía solo quince años cuando desapareció, se estaba asomando a la vida. Su familia también terminó en el pozo negro de su muerte. Ercole Orlandi falleció, buscando a su hija; su esposa, Maria Pezzano Orlandi, todavía la está buscando. A Emanuela también la buscan sus hermanos Pietro, Natalina, Federica y Cristina Orlandi. Y todos sus sobrinos, que nunca la conocieron, pero que oyen hablar de ella todos los días. Nunca dejarán de buscarla, eso está claro. Y no hay silencio que pueda arrancarla de sus corazones. Hago una apelación a los que tienen conciencia: la verdad os hará libres.

Sobre el acontecimiento de las tumbas en el cementerio teutónico, ¿nos puede decir cuál es la situación? ¿Qué se ha encontrado exactamente? ¿Hay algún análisis en marcha?

Estamos esperando a saber cómo van a proceder las autoridades del Vaticano. Cuando sepamos lo que han decidido hacer, podremos comentar adecuadamente todo el asunto.

Usted, como abogada de la familia Orlandi, ¿qué iniciativas intenta tomar, llegados a este punto?

Todas, no excluyo ninguna.

Publicado por Aldo Maria Valli en su blog Duc in altum.

PUBLICIDAD

Traducido por Verbum Caro para InfoVaticana.

5 comentarios en “Abogada de la familia Orlandi: «En el Vaticano hay un expediente sobre Emanuela. Pido verlo»
  1. Francisco ya dijo a la familia que Emanuela estaba en el cielo. De afirmarlo, es porque sabe mucho más. Y si no sabe, lo único que hizo fue meter la pata hasta el corvejón y remover a la familia con un comentario que genera más dudas que consuelo.
    Qué poca delicadeza!!
    Tampoco se puede esperar otra cosa de un nostálgico de los despiadados ritos amazónicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles