PUBLICIDAD

Cisma

|

Hay una enorme paradoja en el corazón mismo de la ‘renovación’ que abandera con entusiasmo el Papa Francisco y que parece tener prisa por culminar, muy especialmente con el inminente Sínodo de la Amazonía: es una renovación vieja.

He dicho ‘vieja’, y no antigua, porque creo que todos tenemos la experiencia de que no hay nada que parezca más apolillado y desfasado que viejo, lo que podríamos llamar ‘antigüedad reciente’, lo que deriva de un entusiasmo que se vendía en su momento como el culmen de la modernidad pero del que ya solo se acuerdan los viejos del lugar. Nadie juzga ‘viejos’ El Quijote o el Miserere de Allegri, pero sí los pantalones de campana o la música ‘pop’ de los sesenta.

Y a eso sabe la renovación anunciada, al Verano del Amor, al delirio postconciliar, a Mayo del 68. Es cierto que los temas concretos son a veces estrictamente actuales, como el Cambio Climático o la inmigración ilegal masiva, pero esa deriva del viejo espíritu de ‘acercamiento al Mundo’ que pretendía el último concilio, llevado a sus últimos extremos y quedando, como es costumbre, rezagada la Iglesia con respecto al siglo, al copiar con entusiasmo una causa ajena.

La paradoja, pues, es que el Papa parece hablar de superar una Iglesia que no existe y de la que, por tanto, es difícil tener ‘nostalgia’, como pretende. Lo advertimos en mil ocasiones, como en el Sínodo de la Juventud, cuando habla de evitar la severidad en la confesión a fieles que han experimentado mucho más a menudo lo contrario, una laxitud a veces lindando con el nihilismo moral.

Habla de ‘los pecados de cintura para abajo’ como si fueran obsesivo tema de homilías, cuando en realidad ha desaparecido virtualmente de ellas. Y repite una y otra vez -se lo hemos oído en este último viaje apostólico, en Mozambique y en el avión- una ‘moda’ presuntamente peligrosísima de ‘sacerdotes rígidos’ que es, en la experiencia corriente del cristiano occidental, dificilísimo de hallar.

Mientras la Iglesia alemana anuncia urbi et orbi que va a revisar por su cuenta -y en un sentido evidentemente ‘progresista’- materias que van desde el celibato eclesiástico hasta la licitud de los anticonceptivos y la fornicación, ¿cómo se puede ver el peligro para la Iglesia en unos supuestos ‘sacerdotes rígidos’ más míticos que reales y que, en cualquier caso, tienen cero influencia en la actualidad? ¿Cuánto cree el Santo Padre que duraría en una parroquia y en buenas relaciones con su obispo un sacerdote que diera visos de ‘rigidez’, en el sentido pontificio?

Si muchos jóvenes católicos se sienten atraídos por la liturgia tradicional, por ejemplo, es evidente que no puede ser por ‘nostalgia’; yo voy para sesenta, y hasta este año nunca había asistido a la misa tradicional en mi vida.

El Papa habla, en fin, como si este último medio siglo no hubiese cambiado nada, como si aún estuviéramos en tiempos del Astete o del Catecismo de Baltimore, cuando los fieles llevan décadas abandonando la Iglesia y las iglesias en manadas precisamente por la universalización de una ‘renovación’ que parecía convertirla en una ONG blanda y dulzona, desprovista de toda visión sobrenatural.

Es, por tanto, adecuado que esta ‘Iglesia nueva’ nos llegue de la mano de prelados que, como Su Santidad, ya no van a cumplir 70 años. O como el teólogo de la Liberación disciplinado por Benedicto XVI que presume de ser coautor de la encíclica ecologista Laudato Si, Leonardo Boff. O el teólogo Paulo Suess, teólogo germano-brasileño e inspirador del esquema del próximo sínodo amazónico.

Suess lleva desde el principio trabajando en la preparación del sínodo. En 2014 se reunió con el Papa en compañía del obispo brasileño de origen austriaco Erwin Kräutler, otro que tampoco cumplirá 70 y que se supone inspirador también de Laudato Si. Ambos son miembros reconocidos de la Teología de la Liberación, y Suess, partidario de los sacerdotes casados y las diaconisas, en su día proclamó que “en mi vida he bautizado a un solo indígena y no tengo la menor intención de hacerlo”.

El Papa ha dicho en la rueda de prensa en vuelo que no teme un cisma, ese cisma que está ya en boca de muchos comentaristas. Es extraño que no tema el cisma un Vicario de Cristo que se muestra tan alarmado por la salud de los océanos, porque a cualquiera se le ocurre que evitar lo primero es lo propio de un Papa católico y preocuparse por lo segundo, bastante menos. Si uno cree que la católica es la única Iglesia fundada por Jesucristo, la idea de que pueda desgajarse de ella un número sustancial de católicos es terrible, y esperemos que improbable.

Pero tengo para mí que sería, además, el cisma más absurdo de la historia, un cisma del que ni siquiera habría ocasión de hablar dentro de solo una década o década y media, por razones meramente biológicas. Porque esta renovación no es tanto una primavera, como un invierno de modas teológicas que creíamos ya relegadas al pasado.

PUBLICIDAD

49 comentarios en “Cisma
  1. Padre Santo, fundida en tu Divino Querer, tomo los actos de Jesús hechos aquí en la tierra ; y junto con María Santísima los llevo a todas las almas presentes, pasadas y futuras para que sus actos sean rehechos en tu Divina Voluntad, para darte toda la gloria, el amor y la adoración que te debemos y para pedirte que el Reino de tu Querer Divino, ya venga a Reinar en todos los corazones. Ven Divina Voluntad, Ven a Reinar en nosotros! FIAT!

    1. Amén, Amén, Amén. Así es Bendito Dios. Nuestra iglesia, tu iglesia pasa por grandes embates de los que ya no la quieren, mucho menos la aman como TU la fumdaste. El modernismo y las falsas doctrinas la quieren devorar.
      Ayúdanos con tu poder. Pon en orden esta iglesia tuya.
      Ave María Purísima.
      Ruega por nosotros.

  2. Varias veces en los Evangelios, Dios da ánimo ; en la misma cruz, le dió ánimo a Dimas, El, muriéndose, da ánimo a otros. Y dice que nos apoyemos en El cuándo estemos cansados de nuestros trabajos. Solo Dios puede decir éso, y solo El sabe que ya estamos cansados de los lios que cayeron sobre la Iglesia. Y El, omnipotente, pondrá el remedio.

    1. Totalmente de acuerdo. Me ha gustado mucho su comentario, Spes. No me gusta sin embargo, la fotografía de este artículo, que parece con intención mostrar al Papa con un gesto duro o amargado. Creo que debemos buscar la conciliación, en vez de sembrar discordia. ya hay suficientes dificultades. ¿A quién beneficiaría un cisma ahora? busquemos el discernimiento del Espíritu Santo en beneficio de la Iglesia que todos los católicos amamos. Imperfecta, sí, pero fundada por Jesucristo.

      1. Gracias Mauricio, la tristeza la causa el demonio, vernos tristes es lo que quiere, entonces, démosle su merecido, y a levantar el ánimo que como dice Sta Teresa, todo pasa.

  3. Vamos chicaaaaassssss….!!!!! mi linda Belzuneguiiiii… Ya hablo la Carlitos Esteban….por favor todas a preparar sus boquitas de piñón con lenguas bifidas…y vamos rápido a criticar al Santo Padre…para variar… jijijijiji…parecen discos más que rallados…

    1. Pero si que eres curioso Un católico normal ; mira no por agredir pero diario dices; «Vamos chicaaaaas, bla, bla, y que parecemos discos rayados!! Pero si eres tú, el que parece disco rayado! Y que nuestras lenguas bífidas, 😝🐍😁, y que la madre.
      ! Hombre, católico,!! sé más original, busca otra forma ya de ofender. Corres el riesgo de que te den de baja por inmóvil y por rígido. Muévete, ejercita tu mente,
      !!! Tú puedes católico normal!!!

    2. No has solicitado evaluación en psiquiatría? Creo que te hace falta, la edad avanzada se deja entrever en tus comentarios impropios de un cristiano y más adecuados de un viejillo amargado.

      1. Y tú fran~kstein, ¿que te han hecho los curas de Cáritas?
        ¿Les hiciste una propuesta indecorosa y te rechazaron?
        Busca por ahí un 🧛‍♂️ vampiro, vas a ver que ahí si la haces.

  4. ¿una nueva iglesia? Será otra escisión más de la Iglesia católica, la de última hora, última moda, último grito…y como todas las demás pasarán…
    Quedará olvidada en la trastienda del devenir de los siglos…Muerta, para siempre.
    Tan solo la Iglesia Esposa de Jesucristo, dispensadora de sus gracias redentoras, esa permanecerá para siempre, pese a quien le pese.
    Han creído estos ilusos que apoderándose de lo más alto en la Iglesia temporal, se apoderarían de toda la heredad, más olvidaron que las ovejas de Jesucristo, Le conocen, y no aceptan otros pastos, que los que les ofrece el Buen Pastor. Y que la riqueza de Dios está en lo interior, y no en las afueras…

  5. Arriba los ánimos, recordad el evangelio que se nos habla de todas estas cosas, «cuando veais todo esto, ánimo se acerca vuestra liberación!.»

    Hoy es cuando los cristianos debemos estar viviendo asiduamente la virtud de la esperanza, y una fé viva, dispuesta a dar testimonio de su razón de ser, incluso con el martirio.

    La iglesia tiene una promesa de Cristo: «las puertas del infierno no prevalecerán contra ella».

  6. Viene una Nueva Iglesia, en efecto, que no es la de Jesucristo. La Iglesia de Jesucristo tiene como Pontífice al Papa Francisco, es importante tenerlo en cuenta.

      1. El Santo Padre Francisco ha proclamado y reiterado su Fe en Jesucristo. Que algunos tengáis la mente ofuscada por una inquina patológica no cambia las cosas. Háztelo mirar Neila.

        1. Y en la Madre Tierra. ¿Tienes ya tu tótem o te lo envían por Amazon? A lo mejor hay una oferta de dos por uno y te mandan también la estatuilla de Tupâ, el dios del Sínodo de la Amazonía. Así, con un buen panteón animado de demonios, la Santísima Trinidad está más acompañada, tan sola siempre en su insondable misterio…

    1. Muy acertada la descripcion de lo que es Francisco cuando habla de cosas inexistentes en la práctica. Hoy por hoy, los que están armando todo este merengue en la Iglesia son los modernistas. Y agradezco a Dios la santa «rigidez» de Burke y Schneider.

  7. En estos momentos que vive la Iglesia, recordé las palabras que contiene el número 1019 del libro Forja escrito por San Josemaría Escrivá:
    ¡Qué desencanto para los que vieron la luz del pseudoapóstol, y quisieron salir de sus tinieblas acercándose a esa claridad!
    Han corrido para llegar. Quizá dejaron por el camino jirones de su piel………..
    Algunos, en su ansia de luz, abandonaron también jirones de su alma……………..
    Ya están junto al pseudoapóstol: frío y oscuridad. Frío y oscuridad, que acabarán de llenar los corazones rotos de quienes, por un momento, creyeron en un ideal.
    Mala obra ha hecho el pseudoapóstol: esos hombres decepcionados que vinieron a trocar la carne de sus entrañas por una brasa ardiente, por un pasmoso rubí de caridad,bajan de nuevo a la tierra de donde vinieron………, bajan con el corazón apagado, con un corazón que no es corazón……, es un pedazo de hielo envuelto en tinieblas que llegarán a nublar su cerebro.

  8. Forja 1019, continúa:

    Falso apóstol de las paradojas, ésa es tu obra: porque tienes a Cristo en tu lengua y no en tus hechos; porque atraes con una luz, de que careces; porque no tienes calor de caridad, y finges preocuparte de los extraños a la vez que abandonas a los tuyos; porque eres mentiroso y la mentira es hija del diablo…….
    Por eso, trabajas para el demonio, desconciertas a los seguidores del Amo, y, aunque triunfes aquí con frecuencia, ¡ay de ti, el próximo día, cuando venga nuestra amiga la Muerte y veas la ira del Juez a quien nunca has engañado!
    — Paradojas, no, Señor: paradojas, nunca.

  9. En la actualidad, con los grandes adelantos tecnológicos y científicos, algunas personas, especialmente con poder económico, creen ya no ocupar de Dios y su Dios dinero nunca los llena ni satisface y quieren más aun a costa de actos ilícitos que empobrecen al ya mas pobre. Por otra parte «La Teología de la Liberación», casi no es conocida por los católicos, porque no se ha iniciado su difusión. La mayoría de las personas que asisten a Misa no comprenden cada uno de los momentos de ella, así no participan ni la hacen vida; falta también más difusión del catecismo de la iglesia católica para adultos en paralelo con las Sagradas Escrituras.

  10. El cisma ni está ni se le espera. Es implorando con fuerza por menos de un millón de católicos de conciencia. Nunca va a estallar formalmente. El único cisma verdadero tampoco es el de facto entre tradis y progres. Está en la espantada de millones de ex-católicos que cada año apostatan o se borran. El cisma real que irá a más está en ese pírrico 8 % de parejas que acuden a la iglesia antes de convivir juntos como pareja. Es el cisma ganado a pulso por los obispos (algunos madones) que se han rendido, que están en modo cierre totalmente confirmes con sus tres seminaristas. El obispo de Roma hoy en día apenas influye en nadie y apenas es seguido. ¡Ese es el verdadero cisma!. El cisma entre el pastor y su rebaño.

  11. Cisma… una palabra que tendría que inspirar dolor… preocupación y colocarse delante de Dios por la responsabilidad que conlleva (en su juicio particular rendirá cuentas). Cuál debería ser la actitud de un padre de familia si se rompe su familia y quedan los hijos divididos hasta decidir cada uno tomar un rumbo a cuál más aciago y diferente? Pobre padre del hijo pródigo! todos los días lloraba esperando el retorno!!! Esa es la actitud de un padre en la parábola del Evangelio, cuál Evangelio sigue Bergoglio con esas declaraciones?

  12. Ex abundantia cordis os loquitur. De la abundancia del corazón habla la boca. Francisco no habla de Jesucristo, de conversión de salvación, habla de migracionismo salvaje y mafioso, de ambientalismo barato, de homosexualismo, etc. Esas son sus rigideces. Yo, puestos a ser rígidos, opto por las que salvan, como los dogmas católicos, totalmente razonables, a diferencia de los dogmas del pensamiento único, anti naturales.

  13. ¿ Porqué querrán algunos protestantizar la Iglesia Católica cuando ya existe los protestantes, aunque en vías de extinción ? ¿ Porqué no se van con los protestantes si les parece que eso es lo mejor ? Muy sencillo: Odian el catolicismo y lo quieren destruir desde dentro. El problema, el grave problema que tenemos los católicos, es que el enemigo lo tenemos dentro y arriba, hasta el punto que se ha hecho con la cátedra de Pedro.

  14. Magistral artículo. No lo puede expresar mejor en menos palabras. Me identifico total y plenamente. Yo he pasado por ejemplo TODA LA VIDA escuchando homilías, por ejemplo en Cuaresma, como que «hay que huir de los ayunos exagerados …» (¿qué ayunos?); es decir, criticando cosas que en la vida real nunca habíamos conocido. Y cuando parecía que los curas se estaban centrando un poco (volvían a hablar de Dios y demás), ahora viene Francisco y vuelta a las andadas, todavía con menos sentido. Gracias, Carlos Esteban, por su claridad

  15. Lo que sostiene Marx y su cupula es » leve» en comparacion con la heresaica. MODERNISTA de la reoligia de la luberacion y del.pyeblo de los teologos latinos.

  16. Ci sm a en la neo iglesia conciliar, qué pena, se rompe el consenso pan modernista de «aquí no pasa nada». Todo por culpa de la Amazonia, aquí ya no llegaron al consenso, se rompió el equilibrio. En la gravísima declaracion conjunta catolico luterana sobre la doctrina de la justificación si que llegaron al consenso, en la Amazonia que es una chorrada, aquí ya no. Esas cabezas, no están bien.

  17. El término Cisma tiene un contenido especifico definido en el CIC Canon 751 «cisma, el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos», vean IUS Canonicum «El cisma es el rechazo de la sujeción al Sumo Pontífice o de la comunión con los miembros de la Iglesia a él sometidos. El que incurre en cisma no niega ninguna verdad de fe, pero rompe el vínculo que le une al Romano Pontífice y a los demás miembros de la Iglesia. Rompe uno de los tria vincula que nos une a los católicos, el vinculum regendi, al declararse no sometido a la autoridad del Papa. No incurre en cisma quien desobedece al Santo Padre. Este hecho, aunque puede ser muy grave, en sí no constituye un cisma. Lo que es esencial al cisma es negar al Papa su autoridad sobre la Iglesia».
    Lo que ocurre en la actualidad no es cisma, se trata de alterar el Depósito de la Fe, es mucho más grave, es intentar cambiar lo que no se puede ni se tienen facultades para ello.

  18. El Cisma es algo que beneficiará a los «rigidos», simplemente por que los Seminarios no «rigidos» están vacios. Es una cuestion de tiempo que esta iglesia de paz para tiempos de guerra, esta iglesia descafeinada de toda sobrenaturalidad, esta iglesia acomplejada de sus propias creencias desaparezca de la faz de la tierra para siempre y el maligno vuelva a tener a un digno rival en el tablero de juego. Observemos el plan de Dios, seguro que nos sorprende,,los sabremos cuando TODOS LOS MEDIOS en tromba carguen contra la Iglesia, y entonces esta deberá resistir y dejar que la gente poco a poco se vuelva a acercar a las parroquias y vivir la verdad de Cristo. Asi sea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles