PUBLICIDAD

El ganador en la reforma del IOR es Battista Ricca

|

De los detalles de la reciente reforma de ese amasijo de secretos financieros que es el IOR, el ‘Banco del Papa’, podrán hablar otros con más conocimiento. Pero hay una figura que, sin duda, gana: el papel del ‘Prelado’, en este caso, y según voluntad de Su Santidad, monseñor Battista Ricca. Si esa medida es o no oportuna, ¿quién soy yo para juzgar?

Cuando, a solo tres meses de su elevación al Solio Pontificio, Su Santidad Francisco ‘rescató’ a un clérigo perseguido por la polémica e incluso aparecido en prensa por escándalos de orden homosexual poco apropiados para un sacerdote, el puesto de ‘Prelado’ en el Instituto para las Obras de Religión (IOR), cargó que le otorgó el Santo Padre, era un puesto de difusa responsabilidad, más bien honorífico.

Lo hacía más importante el hecho de que el último responsable de la economía vaticana y uno de los hombres del original Consejo de Cardenales que asesoraba al Papa, el cardenal australiano George Pell, pidiera licencia para defenderse en un juicio por pedofilia que se celebraba en Australia y que ha acabado con el prelado en prisión. Pero durante mucho tiempo su cargo quedó en suspenso, de modo que podía decirse que el IOR iba solo. Con la supervisión de Ricca, claro.

El acelerado nombramiento no pasó desapercibido por la prensa, y fue el que, a una pregunta de una periodista en la primera rueda de prensa en vuelo, dio pie al famoso «¿Quién soy yo para juzgar?» papal, verdadero ‘pistoletazo de salida’ de la Gran Dispensación que parecemos estar viviendo.

Eran los primeros tiempos del pontificado, y un movimiento así podía resultar desconcertante. Hoy apenas levantaría una ceja, tanto ha llovido en ese sentido.

Y la actual reforma potencia el papel de ‘Prelato’, es decir, de Ricca, como recompensa a su absoluta fidelidad. El nuevo Estatuto esteblace que, una vez nombrado por la Comisión Cardenalicia,el ‘Prelado’ «sigue la actividad del Instituto, participa en calidad de secretario en las reuniones de la propia Comisión y asiste a las reuniones del Consejo de Supervisión. En definitiva y a efectos prácticos, deja de ser un mero representante para tener su propio despacho y mediar entre los administradores y el resto. Podrá, incluso, nombrar libremente a un número dos.

8 comentarios en “El ganador en la reforma del IOR es Battista Ricca
  1. ¿ Porqué Francisco se rodea de tanto homosexualista, de tanto homosexual, cuando en la población en general no superan el 5% ? Es para pensar mal, muy mal, y con todo motivo. ¿ Quién soy yo para juzgar ? Un fiel católico que tiene ojos en la cara y ve lo que no desearía ver, pues el espectáculo que está dando Francisco es más que lamentable. Es degradante.

  2. Supuestamente venía a realizar reformas en la Curia y en le gobierno de la Iglesia, a facilitar la transparencia pero lo que bien parece es que los que destilaban aquel fino humo del infierno que se metía por las rendijas han vuelto. O sea nombrar un prelado para el IOR es volver atrás es poner a un Marcinkus ni más ni menos, sin nada que supervise y en el fondo de todo supone el grandísimo fracaso de lo que se empezó a llevar a cabo al principio de su pontificado. Ni la famosa comisión aquella de la Chaouqui y el pájaro espino español, ni Pell que es fruto de venganzas y vendettas internas que luchan por la opacidad, ni el nuevo director ni nada. ¿Ha tirado el Papa la toalla? creo que sí que lo ve como imposible el poner orden en el IOR, pues cargate la doctrina, habla de inmigrantes y tal y tal que dará lo mismo, pero toca la caja y se armó la gorda. Ese es el problema y el nudo gordiano de todo.

    1. Mucha ternura, besitos y ¿quién soy yo? a los homosexuales, la especialidad de la casa; a los católicos, persecución implacable ¡te vas a enterar quien soy yo!

  3. El fotógrafo dice más- si cabe- que el texto.
    ¿Se preguntan por qué el «Sr. Bergoglio» se rodea de homosexuales? ¿Se preguntan porqué es un vocero de Soros (que es un peón para Europa de la pirámide, en cuyo vértice superior están los Rockefeller) y que cacarea idénticos postulados que la judeo-masonería?
    ¿Hace falta explicarlo?

  4. Un niño polaco de 15 años está siendo aclamado como un «héroe» católico después de atreverse a bloquear una marcha de orgullo LGBT con un crucifijo y un Rosario en la mano. Jakub Baryła, quien se describe a sí mismo como «católico, tradicionalista, conservador y patriótico» en Twitter, se ha convertido en una sensación en las redes sociales después de encontrarse en el camino de una marcha de igualdad LGBT de 1,000 personas en la ciudad de Płock el sábado.

    Jesús y la cruz se levantaron contra el mal y los pecados. Nuestra santa fe nos manda a contrarrestar las malas acciones. Baryła, que es concejal del Consejo Juvenil Płock, dijo que decidió bloquear la marcha con un crucifijo después de que se inspiró en «un gesto similar del P. Ignacy Skorupko durante la batalla de Varsovia con los bolcheviques en 1920».

  5. De la Biblia de Jerusalem
    II Pedro 2

    «18.
    Hablando palabras altisonantes, pero vacías, seducen con las pasiones de la carne y el libertinaje a los que acaban de alejarse de los que viven en el error.
    19.
    Les prometen libertad, mientras que ellos son esclavos de la corrupción, pues uno queda esclavo de aquel que le vence.
    20.
    Porque si, después de haberse alejado de la impureza del mundo por el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, se enredan nuevamente en ella y son vencidos, su postrera situación resulta peor que la primera.»
    II Pedro, 2 – Bíblia Católica Online

    Pedro ya habló de ello, no uqeda ya mucho por decir.

    Solo sentir asco y repugancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles